Resultados de la búsqueda para: no tengo tiempo

¿No tengo tiempo?

sin tiempo

Ilustración de Rocío Mejías, Ciofont

 

El otro día escribí en mi muro este lamento: “Necesito comer mejor pero no tengo tiempo para cocinar porque tengo que trabajar para comer, pero si no como mejor no tendré energía para trabajar… para comer…mejor…modo bucle on” y mucha gente se unió con el mismo lamento: yo también, y yo, idem, etc, etc. Pero al rato pensé: “No es verdad que no tenga tiempo para cocinar, porque sí que cocino, y además, tengo el mismo tiempo que tenía antes, cuando cocinaba mejor”. Mi jornada laboral siempre es la misma, de unas 8 horas. Me di cuenta de que no era tiempo lo que no tenía, era espacio…mental.

Para cocinar mejor necesito más espacio mental, centrarme en la cocina y apagar todo el ruido mental del trabajo. De hecho, si me centrara más en una actividad alejada de la marabunta laboral, como es la cocina, el ruido mental se apagaría más fácilmente, ya que cocinar es en cierto modo como meditar, te centra en el aquí y el ahora: cortar, sofreír, remover, verter, probar, salpimentar… Es uno de esos casos que parecen paradójicos, como cuando te dicen que contra el cansancio lo mejor es dar un paseo. Para tener más tiempo, se necesita usar tiempo.

Esto lo veo mucho en la gente de nuestro entorno, en los autónomos, la gente con la que hablo también en el acompañamiento, los emprendedores de pequeños proyectos creativos. Es un lamento común: no tengo tiempo…si tuviera más tiempo… o bien, trabajo todo el día y aún me faltan horas.

Y así es, los emprendedores podríamos trabajar las 24 horas del día y aun dejaríamos trabajo por hacer, por una simple razón, porque un autónomo siempre puede hacer más, si quiere, es un trabajo que no tiene fin, puedes hacer una factura más, abrirte cuenta en una red social más, hacer un curso online más, leer un artículo más, atender con más dedicación al cliente, contestar a todos los emails hasta dejar la bandeja de entrada limpia, buscar más fuentes de ingresos, hacer más promoción, envolver y enviar más rápido…incluso crear más, que al final, lo que le da sentido a todo que es crear queda muchas veces en un segundo o tercer plano. Y así, hasta agotar todo el espacio mental que tenemos.

Hay momentos en que necesitamos trabajar más de la cuenta, de eso no hay duda, y puede ser una situación continuada durante unos años, para poder poner en pie un proyecto, pero un autónomo también puede decidir cerrar la oficina, y continuar al día siguiente. Al igual que alguien que trabaja por cuenta ajena pero se lleva el ruido laboral mental a casa después de cerrar, también puede dejarlo atrás. Esto, en realidad, es universal. El otro día también comenté en redes que me tomaba la tarde libre para irme con mi hijo a coger un tren por placer, a dar una vuelta sin más. Me quejaba también diciendo que al día siguiente tendría el doble de trabajo, y así fue…pero la verdad es que me pareció que tenía la mitad, mi mente estaba más descansada y despejada.

Alejarnos mentalmente del trabajo es algo que necesitamos hacer más a menudo. Ocho horas de trabajo bien planificadas y aprovechadas son más que suficientes, pero eso ya da para otro post. De momento empezaremos por cocinar mejor.

No pain No gain

Print

 

Esta frase en inglés se podría traducir aproximadamente con nuestro refrán “Quién algo quiere algo le cuesta”. Uso mucho este concepto en mis cursos y mentorías de marketing, y también es válido para la vida en general, como siempre digo, vida y trabajo van de la mano. Mi experiencia como emprendedora me ha demostrado que lo que vale para la vida también vale para la empresa, y viceversa.

En emprendimiento se da una contradicción curiosa. Nunca antes en la historia había sido tan fácil emprender y nunca antes en la historia había sido tan difícil que te vean entre la enorme saturación que supone internet.

Internet es la cara y la cruz para todos los que decidimos lanzarnos con un proyecto. Internet nos da un acceso nunca antes imaginado, y al mismo tiempo, es una enorme océano en el que cada uno de nosotros somos una gotita.

Por eso la actitud dual para emprender y para hacer marketing ha de ser esta:
ES FÁCIL EMPRENDER pero ME LO TENGO QUE CURRAR MUCHÍSIMO.
No pain, no gain.

Porque sin currártelo muchísimo, y no digo que sea currártelo en horas, sino orquestar tu proyecto de manera remarcable, es la única forma en la que se puede conseguir ese sueño que es tener tu propia empresa y convertirte en una marca sólida, como tantas que veis y admiráis.

Mi curso STORYTELLING PARA MARKETING te mostrará como tienes que orquestarlo de manera remarcable, las horas, y la valentía, y el sueño lo tienes que poner tú.

Como decía mi admirada Charuca, yo te pongo el gimnasio, tu tienes que hacer el ejercicio.
Mi gimnasio para intrépidos, locos, soñadores y currantes del emprendimiento está en www.lamirada.info. Allí podéis pinchar en la pastilla que tiene mi foto y el título del curso y veréis todos los contenidos del curso y el funcionamiento del curso.
Muchos valientes se han apuntado ya y el cupo es limitado porque la atención es personalizada y hay foro de dudas que podéis usar de manera ilimitada con todos los palos en las ruedas que no os permiten avanzar.

Porque saber qué tenemos que hacer para construir un proyecto remarcable es indispensable para currártelo a tope y conseguirlo.
Nos vemos dentro, por solo 125 euros puedes dar un paso que marcará un antes y un después en tu proyecto. Podéis escribirme a crislamirada@gmail con vuestras dudas si las tenéis y os las resolveré para que las dudas no sean la razón de no apuntarte al curso.

Este es el testimonio de una de las alumnas de la primera edición.
Hola Cris:
Sólo te escribo para contarte que no llevamos ni dos semanas desarrollando el curso de Storytelling y ya noto resultados. Me dirijo a la pequeña comunidad que me sigue de otra manera, profundizando, poniendo las cosas en contexto, contando una historia. Y noto que la respuesta empieza a ser diferente.
Estoy muy contenta de haberme apuntado al curso. Estoy disfrutando muchísimo.

Pequeños grandes mundos. Láminas solidarias en Papel Picado

pequeños grandes mundos

 

Estas preciosas láminas se venden en la web de Papel Picado, pero ahí no queda la cosa. Son las láminas que han hecho Ivanke y Mey, fundadores del proyecto Pequeños Grandes Mundos, y sirven para financiar su maravillosa labor.

No sé si recordarás el proyecto sin ánimo de lucro Pequeños Grandes Mundos es un proyecto sin ánimo de lucro, desarrollado por Ivanke y Mey, que ya tuvimos la suerte de poder disfrutar en España, hace un tiempo. Ellos intentan poner en valor la vida y la cultura de los niños y niñas de todo el mundo, despertar su creatividad y reflexionar con ellos las posibilidades de cambio en su realidad más inmediata pero a la vez, de forma conectada con otros niños y niñas del planeta, todo ello a través de talleres de expresión artística. Os invito a verlo en su web.

Papel Picado vende sus láminas y así contribuye también al proyecto, unas láminas que han preparado fruto de su experiencia viajando por el mundo, recopilando frases dichas por niños y niñas de todos los rincones del planeta que han visitado, desde la selva en el Amazonas hasta aldeas donde viven tribus en Etiopía y Tanzania, pasando por el desierto en India, escuelas de chicos monjes budistas en Nepal y muchos lugares más.

Ellos lo cuentan así:

“Durante 2 años conocimos a muchos niñas y niños, cerca de 10 mil niños de 32 países y en contextos de lo más variado, con los que no solo dibujamos sino también jugamos y charlamos. Nos interesa mucho, nos encanta y nos parece muy importante saber que piensan de sí mismos y del mundo que los rodea. Conocer cuáles son sus sueños, sus miedos, sus juegos favoritos, las cosas que aman y también las que no le gustan. Fuimos recopilando frases, cosas que decían los niños y nos molaban. Un día, esas palabras, nos inspiraron a dibujar. Creamos ilustraciones que ahora son láminas y pueden estar en vuestra casa o ser un bonito regalo. Lo recaudado con la venta de las láminas será destinado para nuestro proyecto actual: dar talleres de arte en escuelas rurales de toda Argentina.”

Las podéis comprar aquí.

 

El mismo idioma

 

entonces las dibujo

 

Inventaría una máquina del tiempo

 

Inventaría unas palabras mágicas Las princesas son muy aburridas

 

Los monstruos tienen miedo

 

Quiero ser libre y sentarme como quiero

 

Tengo un sueño

¿Qué harías si no tuvieras que hacer todo lo que haces?

miyuki

 Ilustración de Seng Soun Ratanavanh

 

Hoy un post en el que os hago una pregunta: ¿Qué harías si no tuvieras que hacer todo lo que haces?

Si tuvieras mas tiempo. Porque eso es lo que suele pasar, ¿no? No hago esto o aquello porque no tengo tiempo.

Este sería mi listado.

1. Cuidar más mi alimentación y cocinar todos los días.

2. Leer más (libros, libros, libros).

3. Navegar por redes sociales menos.

4. Hacer ejercicio todos los días, al menos una hora al día.

5. Retomar algún hobby o empezar uno nuevo.

6. Llamar o escribir más a mis amigos y familia. Pasar más tiempo con ellos.

7. Navegar por internet como lo hacía antes, por disfrute y no por no querer perderme nada.

8. Escuchar más música, sin hacer nada más que eso.

9. Salir a pasear todos los días, al menos media hora, a poder ser por la naturaleza.

10. Pasar más tiempo con mi hijo, con la atención plena en él.

11. Asistir a más eventos culturales: teatro, exposiciones, etc.

12. Escribir más.

13. Estudiar con profundidad una única cosa, en vez de con superficialidad muchas cosas.

14. Involucrarme más en mejorar el mundo.

El final de este post es otra pregunta. ¿Qué cosas dejarás de hacer para empezar a hacer lo que realmente para ti es IMPORTANTE?

 

Sentir pena de uno mismo

 life

Lettering de Matt Vergotis

 

“La vida ja és la vida” Josep Palau i Fabre.

Motivos para sentir pena de uno mismo todos tenemos. Algunos más que otros, por supuesto. Parece que la vida a algunos les brilla desde que nacen y otros, sin embargo, se arrastran por un camino lleno de escollos y penurias, de ausencias y carencias.

Durante muchos años yo sentí pena de mi misma, porque claramente no había tenido ni tenía la vida que merecía. La que todos merecemos. Y aún no tengo la vida que merezco, la que siempre he soñado, pero ya no siento pena por mi misma. En algo he madurado. Y he madurado en la manera en la que he sido capaz de integrar que hablar de merecer es un sinsentido, porque está claro que la vida no es justa. Ni para mi ni para nadie.

La vida es maravillosa, pero también es atroz, es las dos cosas. Y aunque no soy creyente ni religiosa sí que soy espiritual y sí que he sido capaz a lo largo de los años de salir de mi propio ombligo y sentirme parte de algo más grande, que se me escapa de las manos. Algo que no se rige por la razón, ni la justicia.

Las cosas que no tuve no puedo tenerlas ya, paso su tiempo. Ojalá no hubiera sufrido de más, con esa narrativa que me he contado toda la vida, del merecimiento, de la injusticia, de ¿Porqué yo?. Ojalá todos seamos capaces de no tener dobles sufrimientos, el de las carencias por un lado y el de la pena que te producen. Con uno ya es suficiente. Porque con dos, el primero se vive mucho peor.

La vida es así de inexplicable, no es justa, sencillamente. Y solo hay que vivirla.

 

Novedades Nandibú y Editorial Milenio. Literatura juvenil

 Este verano va a ser un verano muy lector. Con Biel vamos a un libro por día. De momento álbums ilustrados que se leen rápido, pero he hecho acopio de literatura juvenil con varios títulos de Nandibú y de Milenio. Buscaba novela corta juvenil y las propuestas que aquí os muestro me han gustado mucho. Las ilustradas encajan muy bien en la edad que tiene ahora Biel, que son 10 años, las de Sweet Sixteen, Train Kids y El mar y la serpiente serán para más adelante. De momento las estoy leyendo yo. El mar y la serpiente ya la leí este invierno, había leído muy buenas reseñas sobre esta novela y me encantó. Tengo mucha curiosidad con Sweet Sixteen y Train kids, también he leído muy buenas reseñas.

Podéis ver más información sobre cada título siguiendo el enlace.

31-7-2017 19.7.2 2

 Sweet Sixteen, de Annelise Heurtier.

«—¿Pero cuándo habías pensado contárnoslo? ¿Acaso has pensado en las consecuencias de tu decisión? ¿Por casualidad se te ocurrió pensar que nos ibas a poner a todos en peligro? Molly se quedó inicialmente sin palabras, boquiabierta, aturdida. —¡Han linchado a un montón de negros por mucho menos que esto, niñata! —aulló su madre. Inicio del curso 1957 Por primera vez, el instituto más prestigioso de Arkansas abre sus puertas a estudiantes negros. Nueve se embarcarán en esta aventura. Frente a dos mil quinientos estudiantes blancos, dispuestos a todo para impedírselo». Una historia inspirada en hechos reales.

 

31-7-2017 19.7.58 4

El arca de Noelia, de Txabi Arnal y Julio Antonio Blasco

 

 El tigre se ha merendado a doña Adela Ruiz, de profesión dentista. Las cebras quieren borrar las rayas de su piel. La pequeña gacela padece insomnio. El león siente celos de Tarzán. El oso está furioso y el gorila está que trina. Al avestruz azul le han robado un huevo. Doña Jirafa sufre mareos… Y yo… yo no me atrevo a salir de casa. ¡A saber qué me podría pasar! Y es que todas estas animaladas están sucediendo en las calles de mi ciudad.

 

31-7-2017 19.7.15 3

Karim y las cebras, de Gracia Iglesias y Sonja Wimmer

 En medio de una ciudad devastada por la guerra, Karim y Hakim mantienen vivos sus sueños y su ilusión. El de Karim es montar en una cebra. Cuando su prima Amal al fin les lleva al zoo, este se encuentra en un estado lamentable: casi no quedan animales y la jaula de las cebras está vacía. Amal buscará la manera de hacer que el sueño de Karim se cumpla.

 

31-7-2017 19.7.12 5

Las cuatro estaciones de pardo, de Pep Molist y Zuzanna Celej.

Las cuatro estaciones de Pardo presenta cuatro cuentos con cuatro aventuras cotidianas de un osezno y su familia. Uno para cada estación del año. Aunque los cuentos y los protagonistas son inventados, están inspirados en la vida y las costumbres de los osos pardos que se mueven por los Pirineos y por otras montañas similares de todo el mundo. Los cuentos describen los primeros años de vida de Pardo, desde que nace hasta que se hace mayor.

 

31-7-2017 19.7.14 6

Cómo dormir a un león y otras crónicas verídicas, de Mar Benegas y Lucía Serrano.

Ana es una niña muy inquieta y muy inteligente, quiere ser periodista. Tiene una hermana pequeña, Sol, una abuela, periodista también, que le regala una grabadora, un abuelo misterioso, y un padre y una madre. Hasta aquí todo parece normal. De pronto, comienzan a suceder cosas extrañísimas en su casa, Ana lo graba todo y hace unas crónicas fabulosas. Así descubriremos cómo se duerme a un león, cuánto vuelo puede tener una falda o hasta dónde llega una casa voladora… Eso y muchas otras cosas, claro.

 

31-7-2017 19.7.56 1

Train Kids, de Dirk Reinhardt

Fernando les advirtió: «De cien personas que cruzan el río, tan solo diez superan Chiapas, tres llegan al norte, a la frontera, y solo una consigue pasar». Cinco jóvenes emprenden el viaje: Miguel, Fernando, Emilio, Jaz y Ángel. Son inmigrantes ilegales y les esperan más de dos mil quilómetros a través de México en trenes de mercancías. ¿Llegarán al norte, a su destino?

 

31-7-2017 21.7.22 7

El mar y la serpiente, de Paula Bombara

Una niña que crece. Un padre. Una madre. Una época histórica: la última dictadura militar argentina. Con una escritura tan contenida como el dolor de los personajes, esta novela narra la vida de una sola familia al tiempo que nos invita a reflexionar sobre la historia de todo un país.