Archivo del Autor: Cristina Camarena

Criaturas marinas de ganchillo

>

Ya he comentado alguna vez mi fascinación por el mundo marino. De hecho, siempre imagino mis hallazgos para Kireei como bucear por los fondos oceánicos en busca de las perlas más preciadas. Cuando vi el photostream de gooseflesh esta metáfora se convirtió en un hecho real. Aquí tenía, frente a mi, todo un universo acuático bello y original: medusas, corales, caracolas, estrellas de mar. Aquí lo tenéis, en todo su esplendor.

 

 

 

            

 

 

Sorprendente, ¿verdad? Pues aún os va a maravillar más conocer que el hilo con el que se hacen estas criaturas proviene de bolsas de plástico, de las corrientes de supermercado. Mirad cómo lo hace en su blog. Aún estoy con la boca abierta.

 

De ventana a panel decorativo

>

 Siempre me llama la atención cualquier elemento decorativo de pared que no sea un cuadro. No es que no me guste decorar con lienzos, ilustraciones, láminas, fotografías… todo lo contrario, pero en las casas hay muchas paredes y dedicar alguna a algo más fuera de lo común me parece un acierto.
Por eso me ha gustado este proyecto visto en craftynest, que recupera una ventana dañada y la convierte en un panel decorativo soporte de bonitos y variados papeles pintados.
En el enlace podéis ver el proceso completo, pero básicamente se trata de restaurar el marco, cortar cuadrados de cartón de la medida de cada hueco, colocarlos en la parte de atrás y pegar encima los papeles elegidos. 
 

 

 

         

 

La próxima vez que os déis una vuelta por un rastro acordaos de esta idea, no sólo para ventanas deterioradas, se me ocurren otros muebles a los que se les puede aplicar la misma técnica de empapelado: una mesa de centro, unos taburetes, una estanteria…

 

Ensaladas con fruta

>

Muchas veces se nos acaban las ideas para ensaladas, ¿verdad? Os voy a dar cinco ingredientes que os servirán como base para preparar un tipo de ensalada que siempre triunfa: lechuga o espinaca, fruta, frutos secos, queso fresco y pasas.


Aprovechad que tenemos en el mercado, ahora en verano, multitud de frutas variadas. Esta ensalada admite cualquier fruta, incluso más de una. Las nueces y los pistachos son los frutos secos que mejor se adaptan, y el queso podéis también ir variándolo: requesón, queso de cabra, ricotta, feta, parmesano a láminas, un manchego curado a láminas también.
Os muestro un ejemplo, que me ha llamado la atención por sus estupendas fotos, con permiso de su propietario, this is reverb. Dadle un vistazo en el enlace a todas las fotos del proceso, vale la pena, de por sí ya representan un festín visual. 
 

 

 

 

No olvidéis preparar una buena vinagreta. Para esta ensalada, la de miel o la de mostaza le van como anillo al dedo.

Tarjetas hechas a mano

>

Revistas, folletos, pegamento, tijeras, cartón, cajas de cereales o similares… Esto es todo lo que vuestros hijos necesitarán para pasar una tarde entretenida creando tarjetas de felicitación para usar más adelante, cuando llegue la ocasión.
Un proyecto visto en craftzine que no necesita guiarlo ningún adulto. Aunque quizás sea tan divertido que os lancéis también vosotros a cortar, diseñar, planificar, pegar… como uno más.

 

 

 

Un ático en blanco y negro

>

He de decir que me gustan los toques de color en decoración, pero el ático de ivy style33 en blanco y negro combinado con tonos naturales me ha encantado. Como solemos decir, es en los detalles donde se marca la diferencia, y aquí hay varias cosas que transforman este salón en un lugar personal: esa composición de la palabra LOVE hecha con alambre y cuentas por ella misma, el rollo de papel pintado a modo de lienzo, el banquito para sentarse en la mesa, que es en realidad un estante, el espejo con mensajes manuscritos. Y si encima se tienen esos ventanales que dan paso a una linda terraza, la luz convierte el interior casi en exterior. ¡Gracias Ivy por esta visita a vuestro precioso ático!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Decorar con palabras recicladas

>

Estas letras vistas en snappyturtletrading están hechas con una base de madera sobre la que se ha adherido hojalata proveniente de latas de consumo recicladas. Me han parecido una buena idea para decorar habitaciones infantiles. No tiene porqué ser exactamente este producto, pienso que lo ideal en este caso sería confeccionar uno mismo sus propias letras. ¿Cómo lo haríais de manera casera? A mi se me ocurre usar cartón en la base y recortar las letras con viejas revistas? ¿Qué palabras decorarían vuestra casa? La primera que me viene a la cabeza a mi es SOÑAR… ¡Siguiente!