Archivo del Autor: Cristina Camarena

Mijo con gambas y setas

Recientemente os hablaba de la quinoa. Hoy os muestro un cereal muy similar, el mijo, también con un alto contenido en hierro y muy energético, ideal para los niños y una buena alternativa a los cereales de uso común.
Antes de cocerlo se lava, se usan dos raciones de agua por una de mijo. Se cuece a fuego medio durante unos 20 minutos, removiendo un par de veces.
 
Se puede preparar como acompañamiento de multitud de salsas o sofritos. En este caso lo he cocinado con uno de gambas y setas, cebolla bien picadita y ajo. Con las cabezas de las gambas he preparado un poco de caldo que luego he colado y he añadido al sofrito junto con una cucharadita de maicena diluida en agua para darle consistencia a la salsa. Como siempre, especias o hierbas aromáticas al gusto. No dejéis de incorporar el mijo en vuestra rutina culinaria.
 
 
 
 

El payaso y la oruga de fieltro

 

El fieltro es uno de los materiales para manualidades más versátiles, vale la pena tener en casa algunos trozos en varios colores. Os muestro dos bonitos y divertidos proyectos que parten todos de la base de insertar piezas de fieltro en hilos o cintas para formar algun tipo de criatura.
 
Este payaso y esta oruga, vistos en Ikat bag, se realizan con círculos de fieltro.
Los dos los hacía la abuela de la propietaria del blog para sus mercadillos benéficos. Dadle un vistazo a las fotos del proceso y los materiales en los enlaces pues son suficientemente autoexplicativas. Ambos se basan en ir insertando círculos en un hilo. Quizás el payaso, al llevar cabeza, manos, pies y gorro, sea un pelín más complicado pero también es interesante que sea un reto mayor.
 
 
 
 
 
 
 
Gracias a Ikat bag por cedernos estas estupendas ideas.

 

La cuina vermella

>

Hay blogs de cocina cuyas fotos y recetas producen un placer sensorial instantáneo. La cuina vermella es uno de ellos pues capta la atención ya desde la cabecera, y no sólo despierta los sentidos con sus apetitosas recetas y riqueza estética; también estimula la mente con lo que intercalan entre las recetas: música, referencias literarias y sus vivencias gastronómicas. ¡No sólo de cocina vivimos los entusiastas de la gastronomía!

Estas son algunas de las perlas que se pueden encontrar en su blog:


 

Muffins salados con miel y especias.

 

 

Pastel de chocolate trufado (con Kafka en la playa al fondo, libro que precisamente estoy leyendo ahora, me encantan estas coincidencias).

 

 

O este suquet de cigalas y almejas al cava.

 

Estampida de caballos

>

Este es uno de los proyectos para decorar una pared más originales que he visto recientemente. Lo realiza Ann Wood, una estupenda artesana, y lo hemos visto en design sponge.

 
Como podéis ver en las imágenes, Ann recorta la figura de los caballos en cartón, los pinta y los construye agujereándolos las patas con un clavo y colocando un botón sujeto con un alambre que servirá más tarde para colgarlo en la pared.
Incluso les pone un nombre en la parte de atrás a cada caballo, no me extraña después de tanta dedicación tomarles cariño a estos animales.
 
 
                
 
 

Katherine Marie

Navegando el otro día encontré el estupendo blog de Katherine Marie y me pasé un buen rato admirando sus fotografías, capturas de sus cuatro hijos sobre todo, junto con un sinfín de actividades y manualidades, muchas de ellas concebidas por el placer de hacerlas más que por el resultado, como juegos.

Su web profesional también me pareció preciosa, con todas esas imágenes como salidas de un mundo suave, de algodón, de pureza y fragilidad.
Aquí tenéis una muestra:
 
 
 
 
 
 
Aunque a mi las que más me han gustado son las de su blog, las que atrapan la espontaneidad de sus hijos, su actividad cotidiana, su disfrute al experimentar libremente con la pintura, la tierra, el agua, lo que de verdad importa cuando eres niño.
¡Gracias Katherine por compartir con nosotros tu arte y tus joyas!
 
 
 

 

 

Cómo hacer un compostador

Recientemente os hemos hablado de huertos urbanos aquí y aquí. Hoy os mostramos ideas para hacer compostadores y algún ejemplo de compostador comercial. El compostaje es un proceso a través del cual pequeños organismos vivos descomponen desechos orgánicos, hojas, hierba, etc. El resultado que se obtiene es el compost, ideal para el cultivo de plantas y hortalizas. Sea hecho a mano o comprado es una buena idea tener un compostador si se quiere cultivar en casa y hay soluciones para todos los espacios, así es que no hay excusa. El proceso de mantenimiento es bien sencillo: cubrir el compostador con los restos, añadir agua para mantenerlo húmedo y remover de vez en cuando.

 
El compostador más común es el hecho con madera de palets:
 

Visto en ehow.

 

También se pueden usar contenedores de plástico:

 

Visto en garden-composter.

 

Algunos compostadores comerciales:

 

De naturemill.

 

De smell free.

  

De tupperware.