Archivo del Autor: Cristina Camarena

Polo de plátano y chocolate

>

Este postre o merienda, visto en Craftzine y realizado por Katie Goodman, una mamá de dos niños que comparte sus estupendas recetas en goodlife-eats, me ha parecido simplemente genial pues lo lleva todo: es un polo, una fruta, y un capricho de chocolate. ¡Irresistible! Además es ideal para prepararlo con vuestros hijos y pasar un buen rato en la cocina.

Este es el proceso:

Se pelan los plátanos, se introduce el palo de madera y se meten en el congelador mientras se preparan el resto de los ingredientes. De esta manera, al sacarlos helados el chocolate fundido se solidificará mejor.
A continuación hay que derretir chocolate negro y blanco por separado, sacar los plátanos del congelador y bañarlos en el chocolate de manera que quede toda la superficie cubierta. Para acabar se añaden fideos de colores a vuestro gusto y se vuelven a meter en el congelador durante 45 minutos.
 

 

Ramo de flores con botones

>

Hace unos meses os mostramos un tutorial para realizar un ramo de flores con botones. Hoy os quiero enseñar, de nuevo, un bouquet visto en it’s in the details que pienso que os puede parecer bonito y fácil de realizar. ¡Y se suelen guardar tantos botones a veces!

 

Instrucciones:

Seleccionar botones transparentes y papel a vuestro gusto. En este caso, se ha utilizado papel de periódico, papel con notas musicales y papel de fichas para anotar.
Pegar los botones al papel con pegamento transparente, dejar secar y recortar. A continuación pegar encima otros botones, más pequeños. Para acabar, pinchar los agujeros de los botones para que queden libres ya que el alambre se sujetará a traves de ellos.
 

 

 

 

 

 

Me cuenta Lisa, su autora, que este proyecto fue fácil y divertido de hacer. De eso se trata, ¿no?, de pasar un buen rato, romper con la rutina y crear algo con nuestras propias manos.

Nicolas Evariste

>

Nicolas Evariste es un fotógrafo francés que vive y trabaja en Normandía. Como él mismo cuenta en su web, se dedica a fotografiar el paisaje sombrío de su región, litoral golpeado a menudo por tormentas, en contraste con la serenidad de las plantas silvestres. Las fotos que os muestro, sin embargo, forman parte de su serie de animales en blanco y negro, pues me han parecido sublimes. Quizá sea por lo impresionantes que son los animales y, vistos así, aún más.

 

 

 

 

 

 

Kate Alexandra

>

Las ilustraciones que os muestro a continuación, de la artista finlandesa Kate Alexandra, me han cautivado. Por un lado porque me encanta la técnica doodle en blanco y negro que utiliza, y por otro por su inspiración en la naturaleza. Particularmente la ilustración sweet dreams me ha atrapado con ese mundo onírico tan bello y sereno que trasluce, podría mirarla durante largo tiempo hasta dormirme plácidamente y soñar…

 


 

Sun

 


 

 

Toucan

 

 

 

sweet dreams

 

Y, para acabar, un poco de color.

 

 

Jacket potatoes

>

Jacket potatoes es una de las recetas más populares de la cocina inglesa. Representa una comida completa, tanto en caliente como, ahora en verano, en frío. Consiste en asar patatas al horno hasta que estén cocidas por dentro y crujientes por fuera. Se les realiza un corte en el centro en forma de cruz y se añade el relleno que se prefiera, siendo los más típicos queso cheddar rallado, ensalada coleslaw, baked beans, curry de pollo, atún con mayonesa, chilli con carne… como muestran estas imágenes.

 

Con alubias con tomate, o baked beans visto en Englandhockey.

 

Con carne picada y judias pintas, o chilli con carne, CC de Jon Juan.

 

Aquí os propongo otras opciones más originales vistas en food blogga.

Aceitunas, tomate desecado al sol, piñones y queso feta.


Salsa de alcachofas, parmesano y romero.

 

¿Cual sería vuestro relleno preferido?

 

Éclairs de Fauchon

>

Como habréis comprobado, nos gusta mostraros tartas y helados con un toque original y creativo. Hoy le toca el turno a estos increíbles éclairs. Son unos pasteles alargados hechos con pasta choux y rellenos de crema pastelera (u otras cremas), un dulce de toda la vida. Sin embargo, estos que os muestro - de venta en Fauchon, una pastelería francesa de altos vuelos - son pequeñas obras de arte, un dulce para ser admirado en vez de comido. No me atrae el halo de lujo que se desprende, es más, me parece incluso un claro símbolo de lo injustamente desigual que es este mundo, pero visto fuera del contexto en el que se produce, el arte y dedicación del maestro pastelero me parecen sorprendentes.