Archivo del Autor: Cristina Camarena

Los colores en la cocina: Naranja

>

 

Naranjas, mandarinas, melocotones, papaya, zanahorias, boniatos (patata dulce), calabaza…

Estrenamos esta nueva sección de los colores en la cocina con el naranja, un bonito color otoñal. No se trata de pasarse a la cocina monocolor, ya que lo ideal es comer alimentos de toda la gama cromática a lo largo del día, pero es una idea para que veáis cuantas posibilidades tiene el color en la cocina, tanto estéticas como saludables pues cada pigmento indica propiedades con determinados beneficios para la salud. En el caso del naranja el factor estrella es el beta-caroteno, el precursor de la vitamina A, aliado del corazón, la vista y un excelente antioxidante. 

Empezamos con un puré de calabaza y zanahoria, para evitar y transformar el sempiterno puré de patatas en algo más colorido y sano. Probad esta guarnición para acompañar cualquier plato, ideal para niños con ese pico nevado de mozzarella fresca en el centro. Nada más simple que hervir los ingredientes, machacar y añadir aceite o mantequilla.

 

 

Y ya que le hemos vuelto la espalda al puré de patatas hagamos lo mismo con las universales patatas fritas. La próxima vez acompañad vuestro plato con boniato asado especiado a vuestro gusto. Cortad el boniato en ocho lados a lo largo, preparad vuestro majado preferido (aceite, pimienta, orégano, perejil, almendras picadas, por ejemplo) y metedlo al horno durante 20 minutos a 180 grados, dándole la vuelta una sola vez a mitad de cocción. Un original tentempié, sólo, o acompañado de una tostada con salmón ahumado, naranja por supuesto.

 

 

 

Y, para acabar, un postre. ¿No os pasa a veces que os apetece un dulce o pastel y no tenéis nada a mano en casa? ¡O eso creéis! Pelad y trocead unos melocotones, caramelizadlos con mantequilla y una cucharada de azúcar en una sartén a fuego lento, derretid un par de onzas de chocolate y montadlo todo sobre unas simples galletas. Delicioso servido aún tibio. Un postre para impresionar a las visitas desapareciendo unos minutos en la cocina y volviendo con una bandeja llena de estos caprichos. 

 

 

Camisetas Swan

>

 

 

Cuando observo las camisetas Swan me inspiran ternura, inocencia y cariño. El abrazo de un niño, el tacto de unas manitas, la cara de un bebé durmiendo, las risas cristalinas de niños jugando… todo metido en la chistera mágica y transformado en camiseta.

Tengo el placer de presentaros el trabajo de Swan, una madre emprendedora que hace un tiempo empezó a hacer y vender estas preciosas camisetas con el objetivo de vestir a los niños con prendas más tiernas y significativas.

 

 

 

¿Cómo surgió la idea de realizar camisetas de manera artesanal?

Cuando nació mi segundo hijo, el "mayor" tenía 19 meses, así que me pasaba largas horas paseándolos para dormirlos, uno en el carro y otro en la mochilita ,de modo que, una vez dormidos, quería ocupar mi tiempo en algo y necesitaba que fuera creativo porque era lo que me nacía, y así surgió la primera camiseta Swan. En ella estaban mis dos hijos de la mano y un arbolito. La bordé con todo el cariño esperando que de esa manera mi hijo aceptara mejor la llegada de su hermano, de modo que bordé sus nombres también, es una camiseta que significa mucho para mí. Por supuesto, aún la conservo.
Luego los niños fueron creciendo y no me gustaba nada la ropa que encontraba en las tiendas (que para niños se reduce a camiseta/camisa y pantalón) de modo que bordé algunas más para mis niños, camisetas que no hablaran de distinción de sexos, que no tuvieran letrasprefabricadas con mensajes de adolescentes o de deportes. Yo quería que mis hijos las llevaran y dijeran algo de ellos. Hay camisetas en el mercado con mensajes del tipo" la niña de mamá" o "me encanta ir de rebajas" Pero, como digo, no creía que si a un niño se ledejara escribir algo en su camiseta pusiera ese tipo de cosas. De este modo surgieron camisetas con prados, arbolitos y niños jugando entre las flores. Allá donde iba las madres me preguntaban donde las había comprado y empecé a contar que las hacía yo. Me costó mucho vender la primera…¡era como algo tan mío! pero luego me hacía muy feliz saber que un niño/niña o bebé iba a llevarla y que esa camiseta iba a hablar de el, a decir cosas suyas, y de nadie más. Y esa idea me encantó.

No es la primera vez que hago algo hecho a mano. Toda la vida he estado probando cosas, con siete años ganaba concursos de acuarela, con 10 de cuentos.. y en su momento probé el punto de cruz, pero me pareció la cosa más aburrida y anticreativa del mundo: ¡Un dibujo te limitaba el punto que tenías que hacer, y que tono exacto usar! Fui probando las técnicas mixtas en lienzo, los collages, etc y luego di el salto a la tela, siempre he sido una enamorada del patchwork y de sus orígenes y creo que eso se puede observar en mis creaciones.

 

 

¿Cómo y dónde las vendes? ¿Cuál es el proceso que sigues desde que recibes un pedido personalizado?

Mis camisetas y otras creaciones se venden principalmente a través de mi blog y a través del boca a boca. Si una clienta me compra una camiseta para un regalo me llama periodicamente porque,hoy en dia, hay muchos eventos sociales a los que acudir (cumpleaños, bautizos,etc) y hay quien quiere ser original regalando algo que sea diferente y personalizado.

Desde que recibo un pedido, siempre me intereso por las características personales del niño o niña que la llevará, así como el color de su pelo, etc (o adulto, ya que enseguida los padrescomenzaron a reclamar sus camisetas) Entonces comienza un proceso artesanal de trabajo en el que me sumerjo en el pedido (siempre hago uno solo de por vez) Los materiales que uso son telas de patchwork, fieltros, apliques y algodones.
Mis creaciones se venden de momento en tres puntos de venta:
Tiendamay, una tienda que ofrece el trabajo de muchas artesanas diseñadoras que, como yo, y la dueña de la tienda May,pretendemos que las mujeres que elijen comprar ahí sientan que se llevan a casa algo único y especial, al mismo tiempo que apoyan el trabajo artesanal. Rincondegaia un lugar en donde la crianza con apego y la lactancia natural tienen protagonismo absoluto y Oloramar, una galería de arte con mucho amor.

 

¿Qué te inspira a la hora de diseñarlas?

Mi inspiración es, aunque suene cursi, la belleza de las cosas, en las camisetas de adultos juego más con los sentimientos, así como en los camafeos y en las de los niños con la transparencia y la alegría, con sus sueños.

Tengo además una línea de camisetas sobre autismo, creada para desmitificar la concepción errónea y estereotipada que tiene la sociedad de los trastornos del espectro autista, y en la que hablo de inclusión, respeto, y sobre todo mucho amor.
También bordo muchas camisetas sobre crianza y lactancia natural, que son temas que creo que hay que enseñar al mundo más de lo que se muestra ya.

 

 

 

 

¿Qué proyectos de futuro tienes para camisetas Swan?

Mi proyecto de futuro es la distribución de mis camisetas en puntos de venta de toda la geografía española, dado que de momento, aparte del blog, se venden en Tenerife. Tengo en mente proyectos muy dispares, una linea sobre el cancer de mama, otra sobre la ablación… tantas, tantas ideas …¡y tan poco tiempo!

 

Swan es madre de dos niños y vive en su casa-refugio con su pareja. Escribe novelas y cuentos para niños y niñas que le gustaría publicar algún día. Estudió interpretación y tiene pendiente actuar. En general ama las cosas hermosas y simples, todo lo que le haga sentir feliz. 

 

             

 

Desde Kireei te deseamos mucho éxito en esta actividad creativa y que tus camisetas arropen los sueños de muchos niños.

 

Pequerecetas

 

 

Os quiero recomendar PequeRecetas, un blog dedicado a la alimentación infantil en todos sus aspectos: recetas para niños, trucos de cocina, un especial interés hacia la lactancia, recomendaciones de libros de recetas, cursos de cocina, alimentación durante el embarazo, sorteos, etc. Una completa web, muy afín a nuestro apartado Cocinando con niños, que ha pasado desde ahora a formar parte de nuestras favoritas. Le deseamos mucho éxito con su iniciativa emprendedora a Elena, su editora, con este sitio y con su web hermana, PequeOcio. Y, a continuación, alguna de las estupendas ideas que la web presenta.

 

                        

                     

                      

Camilla Engman

Hace un tiempo me llamó la atención esta ilustración y no pude evitar comprarla. Se trata de Friends of Violet, de Studio Violet, una colaboración entre dos artistas suecas: Elisabeth Dunker y Camilla Engman. Después he descubierto que este poster se ha convertido en casi un icono en estos entornos y me lo encuentro en muchas de las casas que me gustan.
Me cautivó de inmediato esa sucesión de originales criaturas, a medio camino entre una ilustración “adulta” y una “infantil”.

 

 

Os quiero enseñar una pequeña muestra del trabajo de Camilla Engman. Además, gustosamente nos ha abierto las puertas de su casa, como veréis a continuación.

Las pinturas, ilustraciones y trabajo en papel de Camilla se caracterizan por el misterio y la provocación por un lado y la familia y los vínculos afectivos por el otro. Mirad que estilo más personal.

 

 

 

 

Lo que más me gusta de la casa de Camilla es la ausencia de artificio, su sencillez.  Solemos imaginar que los artistas tienen casas espectaculares. Sin embargo, este apartamento sólo tiene detalles, sutilezas, toques de buen gusto y detalles personales.

 

Una cocina con una exposición de fotos e ilustraciones y este estupendo toque de color.

 

 

 

              Aquí, la exposición al completo, como véis, una mezcla curiosa.

 

              Busco un sofá de este estilo, ideal para que no me lo arañen los gatos.

 

             Este, sin embargo, me lo destrozarían. 

 

 

No me extraña nada que Morran sea una constante en todo su photostream.

 

 

 

Croquetas de merluza

>

La mayoría de los padres nos quejamos de que nuestros hijos no comen suficiente pescado, por no decir nada. Mi opinión es que, como a los adultos, muchas veces, lo que no les gusta a los niños no es el pescado en sí, sinó la forma de presentarlo, la receta. La verdad es que a mi una cola de merluza hervida, sin sal y a palo seco tampoco me inspira lo más mínimo. Así es que me da la impresión de que los tiros vienen por ahí, por lo apetitoso que esté lo que queremos que coman nuestros hijos. Pienso ahora en el anuncio ese del frigorífico tan estupendo que mantiene intacto un plato de espinacas para disgusto del niño al que le presentan el mismo plato día tras día. Habría que preguntarle a esos padres, o a los anunciantes, si a ellos les parecen sabrosas cuatro hojas de espinacas hervidas sin más. A mi desde luego no.

En fin, no me enrollo más. Os muestro una manera de comer pescado rica y sencilla, que podéis incluso preparar en la compañía de vuestros hijos, pues se trata simplemente de hervir patata, hervir o freir con un pelín de aceite unos lomos o centros de merluza (los congelados son ideales para esto, pues no tienen espinas y lo podéis tener a mano siempre), triturar ambas cosas juntas, o simplemente machacar con el tenedor (eso lo pueden hacer ellos), y hacer unas croquetas que pasaréis por harina (también resulta divertida esta fase para ellos) y huevo y freiréis levemente. Mi hijo y yo cenamos esto a menudo, junto a una buena ensaladita.

 

 

Jabón artesanal

>

Nunca he hecho jabón en casa, y es algo que me gustaría intentar algún día pero como no sabría por donde empezar me he puesto en contacto con Mercedes, de Campo di fiore, para que nos muestre, con un detallado tutorial, como hacer un jabón artesano de manera sencilla. Espero que os resulte inspirador. A mi ya me han entrado ganas de ponerme manos a la obra.  

Hola, soy Mercedes de Campo di fiore, hacemos jabones 100% naturales basados en la receta original del jabón de Castilla. Pero hoy no he venido a hablar de eso, sino a enseñaros a preparar un jabón en casa cómodamente, y en muy poquito tiempo.  Para ello utilizaremos una base jabonosa ya preparada que se derrite al microondas o al baño maría. Estas bases ya son jabón por lo que una vez desmoldado ya se puede utilizar.


¿Qué necesitamos?
• 400 gramos de base de jabón blanco
• 10 gotas de esencia de lima
• 10 gotas de esencia de rosas
• Unos pétalos de rosa en trocitos
• 3 gotas de colorante rojo para jabones
• 2 pipetas medidoras
• Moldes para jabón
• Recipiente para derretir el jabón (vaso de medida o similar)
• Pulverizador con alcohol
• Espátula

 


  

 ¿Cómo proceder?
1. Se corta la base jabonosa en daditos de aproximadamente 1 o 2 cm.
2. Se coloca una mitad (200 gramos) en un recipiente que aguante el calor y se derrite con cuidado de que no llegue a hervir pues el jabón perdería sus propiedades. Si utilizáis microondas, ponerlo en intervalos de 15 segundos hasta que se haya derretido.

 


3. Una vez derretido añadimos unos pétalos de rosa pulverizados, mezclamos bien y con ayuda de las pipetas medidoras añadimos 5 gotas de esencia de rosas y 5 gotas de esencia de lima.

 



4. Mezclamos bien y vertemos en los moldes.
 


5. Pulverizamos la superficie con alcohol para evitar que queden burbujas de aire.
6. De igual forma derretimos la otra mitad de la base jabonosa (200 gramos).
7. Una vez derretido añadimos 3 gotas de colorante rojo, 5 gotas de esencia de lima y 5 gotas de esencia de rosa.
 


8. Mezclamos bien hasta que el color quede uniforme y vertemos con mucho cuidado sobre los moldes para que no se mezclen ambas capas.

 



9. Pulverizamos la superficie con alcohol para evitar burbujas de aire.
10. Dejamos enfriar completamente y desmoldamos con cuidado. Si tenéis dificultades para desmoldar, poner los moldes un ratito en el congelador (10 – 15 minutos), el contraste de temperatura hará que se desmolde con facilidad.
11. Una vez desmoldados se envuelven cuidadosamente en papel celofán para protegerlos de la humedad. Ya podéis disfrutar de vuestro propio jabón.
Todos los productos necesarios para elaborar este proyecto los tenéis disponibles en nuestra web www.campodifiore.es

 


 

Gracias a Mercedes por esta colaboración, te deseamos mucho éxito en tu preciosa iniciativa.