Archivo del Autor: Cristina Camarena

Bañadores con protección solar, de nosunburn

>

Cuando llega el verano se me presenta un dilema: quedarme en casa con mi hijo hasta que baje el sol o salir a disfrutar del aire libre. Como en las horas centrales del día no es aconsejable recibir tanta radiación, se acumulan argumentos a favor de la primera opción. Pero, ¿quien quiere estar encerrado en casa pudiendo disfrutar del buen tiempo y el sol? Al menos un rato de tarde playera, no queremos perderlo.

Decidido: queremos salir, y yo quiero hacerlo protegiendo la piel de mi hijo que, como es natural, no va a querer quedarse quieto bajo la sombrilla durante dos o tres horas (práctica que tampoco está extenta de peligro debido al reflejo solar).

 

La solución: El año pasado una amiga que vive fuera me trajo un bañador con protección solar y fue perfecto; casi todo el cuerpo cubierto pero con la comodidad y funcionalidad de cualquier bañador. Solo usaba crema protectora en brazos y piernas, su secado fuera del agua es rápido y su diseño recuerda el estilo surfer. Estos bañadores son populares en zonas donde los rayos UVA causan más estragos pero la playa sigue siendo insustituible, como por ejemplo Australia.
 

Yo pensaba que no se comercializaban en nuestro territorio pero he aquí una tienda que vende online estos bañadores y otros complementos de protección, como gafas y gorros. Se llama nosunburn. Quizás el precio pueda parecer elevado en un primer momento pero teniendo en cuenta las ventajas pienso que es dinero bien gastado. Sus prendas han sido probadas como excelente protección solar UPF50+ de acuerdo a las normas australianas y neozelandesas y eso significa que bloquean más del 98% de la peligrosa radiación ultravioleta.
 

 

Casa-barco en Amsterdam

>

 

Quien haya estado en Amsterdam ya habrá disfrutado de su belleza, encanto y sostenibilidad (aunque ellos están luchando para eliminar aun más el tráfico del centro, donde ya no quedan apenas calles donde se permita el paso a vehículos, salvo a residentes). En Amsterdam todo el mundo se mueve en bicicleta o en tranvía.

A los que la pensáis visitar próximamente os doy una idea que, en mi caso, cuando vuelva, quiero probar: alojarse en una casa-barco.
Mirad qué maravillas, ¿no os apetece vivir una semanita en una de estas casas flotantes? Mucha gente vive así allí, una práctica que se popularizó en épocas de crisis de viviendas.  Tienen todas las comodidades que cualquier casa, incluso terrazas con plantas y flores, como no.
Si vais, por ejemplo, de cuatro a seis personas sale por unos 200 euros la noche, aquí podéis ver la web que gestiona estos alquileres (¡ojo!, no nos hacemos responsables de estas empresas, sólo os damos una idea).

 

 

 

                         Foto tomada por jeroenbouman para Forbes Magazine.

 

 

 

 

 

Mantequilla de fresa

>

Hace unos meses os explicábamos cómo hacer mantequilla casera, y alguien sugirió hacerla con hierbas aromáticas. Hoy os voy a mostrar esta otra mantequilla vista en the kitchn y que me ha parecido como mínimo curiosa. Se trata de mantequilla de fresa y su realización es tan simple como triturar fresas y mezclarlas con mantequilla que hayáis dejado a temperatura ambiente con anterioridad. Hay que unificarlo bien para que se mezclen los sabores y volver a meter en la nevera para que se vuelva a solidificar. Esto tengo que probarlo para desayunar sobre tostadas, croissants o cualquier otro bollo, me encanta experimentar cosas nuevas y esta, desde luego, es de lo más original.

 

         Imágenes vistas en martha stewart y just a taste.

 

Limonada para el verano

>

Vaya por delante que, para mi, el agua es la mejor bebida del mundo. ¡Qué buena está cuando una tiene sed! Pero ahora, en verano, parece que apetece algo más, y bien fresquito. He aquí una selección de ideas para limonadas, cuyo ingrediente principal es, como no, el agua.

 
 
 
Limonada clásica: Se realiza mezclando cuatro partes de agua por una de zumo de limón, hielo, y menta o hierbabuena (opcional), azúcar u otro edulcorante.
Limonada con jengibre: Hervid agua, azúcar y unas rodajas de raíz de jengibre durante 5 minutos removiendo ocasionalmente. Dejad enfriar durante 15 minutos y sacad la raíz. Incorporar el resultado al agua y zumo de limón.
Limonada de fresa: Cuatro partes de agua, una parte de zumo de limón y una parte de sirope de fresa, hielo.
Limonada de hibiscus o carcadé: El hibisco (rosa de Jamaica) es una infusión de intenso color rojo y agradable sabor. Mezclad esta infusión con la limonada clásica y veréis qué toque más interesante.
Limonada de pomelo: Igual que la clásica pero con pomelo en vez de limón, endulzad con miel.
Limonada de sandía: La sandía ya contiene toda el agua necesaria, no le añadáis más. Mezcladla con una parte de zumo de limón, y endulzad.
 
 
Nota: el sirope de fruta se hace hirviendo agua con azúcar y la fruta en cuestión durante unos minutos, luego se tritura y se cuela. A todas estas limonadas se les puede añadir cava o algún licor, como el ron blanco, si se quiere preparar un cocktail. La proporciones de agua y limón las podéis variar a vuestro gusto.
 

 

Móviles de mariposas

Me encantan los móviles decorativos pero curiosamente no tengo ninguno. Como he dicho en otras ocasiones, estoy en transición a otra vivienda y este no es el momento de realizar decoraciones que se puedan estropear en la mudanza pero, en cuanto esté instalada, un móvil será lo primero que emprenderé. Por eso se me ha ocurrido bucear un poco para recoger ideas. Aquí tenéis una selección de móviles de mariposas, a cual más bonito.

 
 
 De origami, visto en roadhouse designs.
 
 
De tela, visto en craftstylish.
 
De papel, visto en swiss miss.
 
 
 
De fieltro, visto en craftzine.
 
 
De tela, visto en the long thread.
 
 

Ada Shop

En Kireei nos gusta conocer iniciativas emprendedoras de gente creativa, saber cómo y por qué se inician estas pequeñas empresas y cual es el día a día de sus propietarios.

 

 

Nos hemos puesto en contacto con Elena, propietaria de Ada, una preciosa tienda de ropa donde vende tanto sus propias creaciones como las de otros diseñadores.
Así ha transcurrido la charla:
 
Háblanos de tu trabajo y de tu tienda.

 Empecé hace más de siete años diseñando mi propia colección de ropa y después de venderla en diferentes tiendas decidí (en 2005) abrir la mía propia contando con la ayuda de mi socia (mi madre).

ADA es un pequeño espacio en el barrio de Gracia en Barcelona, donde apostamos por el talento de nuevos diseñadores y pequeñas marcas que empiezan, por ejemplo Sietedelonce, Yohi & Olivia, Les jumelles o Emedemarta, así como otras de más renombre que desprenden ese aire naïf y handmade que buscamos como Kling o Pepaloves. Además, gracias a nuestro blog, creadores de todas partes eligen Ada como punto de venta en Barcelona. Es el caso de Miota, Santa Mistura u Orange de Portugal.
 
Ada es sinónimo de detalle, romanticismo, capricho… ¡y para todos los bolsillos!
 
Vemos que tienes también tienda online ¿Cómo está funcionando? Porque al ser ropa puede llegar a ser complicado no poder probársela de antemano.

 Al principio tenía muchas dudas, pero fueron las propias clientas las que me animaron a vender online, y lo cierto es que me ha sorprendido la cantidad de ventas que hemos tenido en sólo dos meses. En Ada Shop trabajamos mucha talla única y antes de comprar la clienta y yo mantenemos varias conversaciones acerca de la talla y las medidas para acertar con la prenda exacta. Hay que resolver todas las dudas antes de realizar la compra, para que todo vaya perfecto.

 
¿Qué dificultades has encontrado a lo largo de estos años como emprendedora?

 Lo más difícil es compaginar la vida laboral con la vida familiar, ya que una tienda tiene unos horarios muy sacrificados. Yo tengo la suerte de compartir un negocio con mi madre, y así nos repartimos el trabajo y las preocupaciones. Sin ella, Ada y yo, ¡estaríamos perdidas!

 
¿Qué haces fuera del trabajo?, ¿Qué planes de futuro tienes?

 

Si visitas el blog sabrás que hace un poco más de un año fui mamá de una preciosa niña, así que últimamente no he tenido demasiado tiempo para dedicarme a coser, ya que todo mi tiempo libre se lo dedico a ella y a mi mayor afición: la repostería.
Pero como en septiembre Emma empieza la guardería, ya estoy preparando la nueva colección para el próximo invierno.
 

                        

 

 

 

!Gracias Elena! Seguiremos visitando tu tienda y blog.