Archivo del Autor: Cristina Camarena

Un mundo secreto bajo la mesa

>

A todos nos gusta escaparnos a un lugar especial de vez en cuando, un sitio acogedor, secreto, nuestro. Para los niños esos lugares pueden estar tan cerca como debajo de la mesa. Esta es la idea que tuvo Jennifer de gardenymph, madre de tres niños, durante un fin de semana largo que pasaron en casa, uno de esos momentos en que hay tiempo para preparar algo especial, para disfrutar largo y tendido.
Aquí veis el resultado, aunque si os pasáis por el blog podréis ver más fotos. Me encanta el ambiente que se ha creado con algo tan simple como unas sábanas, mantas, cojines, farolillos, muñecos, libros. Un lugar mágico donde disfrutar de la ficción, del juego, de la imaginación. Tan cerca… tan lejos.

 

 

 

 

Buñuelos de zanahoria y parmesano

>

Tengo muchos libros de recetas y navego por bastantes blogs de cocina pero lo que más me gusta es adaptar lo que veo a lo que tengo en cada momento en casa, añadir un punto de creatividad en cada receta.
Estos buñuelos de zanahoria son una adaptación de unos de calabacín y puerro que he visto en un recetario de cocina vegetariana. Os animo a que cojáis la idea y hagáis vuestras propias adaptaciones.

 


 

Los buñuelos están presentes en casi todas las tradiciones culinarias del mundo, únicamente se trata de juntar una masa de harina y huevo, o harina y agua, o incluso leche con cualquier otro ingrediente, realizando una forma redondeada y friéndolo en aceite o, como he hecho yo, horneándolo para que no quede tan aceitoso. En el fondo aquí tenemos la base de casi todo lo que solemos comer: un cereal y una verdura o proteína (o ambas). ¿No es eso una pizza, una crepe, un bocadillo, un plato de pasta o arroz…? Y representa una manera apetecible y fácil de comer verdura.

Ingredientes para 10 buñuelos

2 zanahorias grandes
1/2 taza de parmesano
1 taza de harina
2 huevos
Sal
Nuez moscada


El proceso es sencillísimo. Se rallan las zanahorias y el queso y se mezclan. Aparte se mezcla la harina con el huevo, una pizca de sal y otra de nuez moscada (o cualquier otra especia al gusto). Se junta todo y se realizan unos buñuelos no muy grandes, que irán colocados en una bandeja de horno sobre papel vegetal para que no se peguen, 20 minutos a 180 grados. Dadle un ultimo toque de grill más potente para que se doren.

 

Casa sostenible

>

Todos soñamos con tener una casa, y si encima es sostenible, mejor que mejor. Este era el sueño del arquitecto Jeremylevine. Cuando él y su mujer compraron una vieja casa para reformar, sus objetivos principales (aparte de que fuera ecológica) eran, por una parte, no cortar ningún árbol de su entorno, y por otra, hacer que pareciera más grande.


Como el terreno estaba rodeado de árboles y no querían cortarlos para la ampliación, la solución que le dieron fue construir los anexos alrededor de ellos de manera que quedaran integrados en patios exteriores. Ahora, cada habitación tiene un espacio exterior dominado por cada árbol. El objetivo del tamaño también fue pensado con todo detalle: los muros de la casa fueron tallados para convertirlos en estantes, de manera que se usaron menos muebles y la sensación de amplitud que se consiguió es mayor. La misma idea la aplicaron a espacios de almacenamiento, situándolos bajo el suelo.
Además, la casa posee una cantidad increíble de materiales y técnicas sostenibles.

Podéis ver el resto de las fotos en trendir.

 

               Imagen de antes:

 

              Imágenes de después:

 

 

 

 

Nuevos usos para una rama

>

Me han llamado la atención estos tres proyectos para reciclar una rama y convertirla en un decorativo y práctico joyero, un perchero auxiliar y una original barra de cortina. No es cuestión de salir al monte a cortar ramas pero algunas veces las podemos encontrar ya caídas, en un paseo por el campo, y por qué no aprovecharlas. Con estas tres ideas se consigue, por una parte, reciclar lo que ya no tiene uso y, por otra, incorporar en casa elementos originales, que no hayan sido adquiridos de forma tradicional. Ahora que digo tradicional, se me ocurre que esta palabra sea, en realidad, más adecuada para referirse a estos proyectos. La innovación y originalidad con frecuencia beben de la fuente de la tradición, sólo hay que pensar en ser prácticos y aprovechar lo que ya tenemos, como se hacía en otros tiempos.

 

Visto en centsationalgirl.

 

 

Las dos imágenes vistas en re-nest.

 

Funky lunch, sandwiches creativos

>

Nos ha llegado este estupendo enlace a través del twitter de Ondakin y no hemos podido resistirnos a enseñároslo. Se trata de Funky lunch, una iniciativa que convierte un simple sandwich en un sinfín de personajes, objetos y animales dignos de admiración. A mi me ha sorprendido y divertido a partes iguales, y lo encuentro muy afín al espíritu de esta sección. Por cierto, el título de la entrada podía haber sido este: Con la comida sí se juega.

 

 

 

 

 

 

No os perdáis el resto aquí.

Vestidos hechos con camisetas

>

Hace un tiempo os mostramos un proyecto para reutilizar viejas camisetas a las que les tenemos cariño y nos da pena tirar, y he aquí otra idea del mismo estilo. La hemos visto en adventuresinbabywearing. Steph, madre de dos niños y una niña, nos enseña cómo ha transformado sus camisetas preferidas en lindos vestidos para Ivy. Como ella misma cuenta, le cuesta deshacerse de ropa que tiene algún significado para ella: un camiseta comprada en un viaje, un regalo especial, una que tenga un bonito diseño… Pensó en una amiga que confecciona vestidos a partir de fundas de almohadas (otro proyecto interesante) y le envió sus camisetas para que se las transformara en vestiditos. Aquí tenéis el resultado, no parece nada complicado: