Archivo del Autor: Cristina Camarena

De latas a cocinas infantiles

>

Me ha parecido muy original la idea que ha tenido rafinesse & tristesse al convertir las clásicas latas de alimentación (aceite, aceitunas, etc) en cocinas infantiles. Esta empresa suiza ha creado, por un lado, la frizzle sizzle cooker, una cocinita con sus complementos, y por otro la splish splash sink, un fregadero también con todos sus detalles. Una estupenda manera de reciclar un producto de consumo para crear otro lúdico y bello.

 

   

 

Camino de mesa patchwork

>

Si os gusta el patchwork y tenéis retales por casa, este es vuestro proyecto, un precioso camino de mesa visto en craftleftovers. Si necesitáis medidas no dejéis de visitar el tutorial en este estupendo blog.

 

 

Jenn 11

>

Me ha llamado la atención esta exhibición llamada Jen11 en referencia a las once artistas que la componen cuyo nombre es Jennifer.
Como explican en la web, a más de un millón de niñas se les llamó Jennifer en espacio de quince años, un nombre que alcanzó en aquellos años una popularidad sin precedentes.
La exhibición nace de una seria curiosidad y una simple novedad: ¿habrán desarrollado los miembros de esta generación Jennifer una sensibilidad artística común? Veamos una pequeña muestra…
 

Jennifer Altman

 

Jennifer Hsieh

 

Jennifer Maestre

 

Jennifer Judd-McGee

 

Jennifer Khoshbin

 

Brandada de bacalao

>

La brandada es uno de mis bocados exquisitos preferidos. Es una receta clásica de la cocina catalana cuyo ingrediente principal, como en otras muchas recetas de esta rica tradición gastronómica, es el bacalao. Aunque la versión oficial lleva patata yo, y muchos otros, la hacemos sin ella. Ambas versiones están igualmente deliciosas pero yo prefiero la más simple ¡Hacedme un favor: no dejéis de probar esta receta, repetiréis!

 

 

Ingredientes para una pequeña degustación:

400 grs de bacalao desalado
125 grs de nata
Aceite de oliva (suficiente para que cubra el pescado)
3 dientes de ajo

 

Necesitáis confitar el bacalao en el aceite, es decir, cocer el pescado sumergiéndolo en aceite a baja temperatura, que no llegue a hervir, poco a poco para que quede jugoso. En el aceite añadiréis también los diente de ajo, pelados. Se puede hervir en agua también, si lo preferís.
Cuando tengáis el bacalao listo (entre 5-10 minutos), lo metéis en el vaso de la batidora y trituráis junto con los ajos y la nata, y un poco del aceite del que habéis usado para confitar. Realizad este proceso paulatinamente, para obtener la consistencia deseada, ni muy líquido ni muy sólido, como una paté grumoso, ideal para tomar sobre unas buenas rebanadas de pan de pueblo o cualquier pan digno de llevar ese nombre.


Se puede acompañar de unos filetes de pimiento asado, escalivada, o rellenar unos vol-au-vents, o pimientos de piquillo. Yo lo suelo comer sólo, con pan, como aperitivo, con una copa de vino blanco o una cerveza bien fría.

Nota: en cualquier supermercado venden bacalao congelado en unas bandejas que llevan dos o tres trozos que resulta ideal para esta receta.
 

Envolver regalos

>

Solemos envolver los regalos siempre de la misma manera, ¿verdad? Papel de regalo, celo en las cuatro esquinas y listo. A continuación os muestro algunas ideas para ir un poco más allá y confeccionar un envoltorio con mimo y gusto, como merecen algunas ocasiones. Requiere algo más de tiempo, pero pensemos en lo relativa que puede llegar a ser la cuestión del tiempo cuando a veces no nos importa invertirlo en otras muchas cosas.

 

Visto en stylemepretty.

 

 

Visto en livinglocurto.

 

Visto en Martha Stewart.

 

Visto en Martha Stewart.

 

Visto en naturalbeautyworkshop.

 

Luvlee

>

Lee es una fotógrafa australiana a la que le encanta hacer fotos y adora a los niños. Como resultado de esta combinación aquí tenéis una pequeña muestra de encantadoras imagenes que, como ella misma dice en su web, constituyen un valioso tesoro para apreciar toda la vida.