Archivo del Autor: Cristina Camarena

365 días de gratitud

>

Flickr es, en mi opinión, la mejor plataforma social online que existe. No sólo permite subir y compartir fotos con la comunidad de usuarios, el concepto va más allá, tiene más lecturas: es una ventana abierta al día a día de la gente, una gran plaza donde mostrar arte, artesanía, recetas, viajes, un intercambio altruista de ideas, de imágenes y mensajes de reconocimiento y amistad.

El otro día, mientras me daba una vuelta por allí, me topé con el photostream de Mainemomma, más concretamente con su álbum 365 gratitude y me quedé embelesada mirando aquellas capturas tan cotidianas y, ciertamente por eso, tan extraordinarias. Ha sido difícil seleccionar unas pocas, 365 días de gratitud da para mucho y todas contienen talento y ternura a raudales. Os recomiendo que os pongáis vuestra música preferida de fondo (yo me he deleitado con el tema de amor de Cinema Paradiso cantado por Dulce Pontes), hagáis click en ver presentación y os dejéis llevar por la belleza, una vez más.
 

 

 

 

 

 

Para acabar, os muestro la cita que venía al pie de esta última foto pues resume la sensación que transmite todo el photostream.

If there ever comes a day when we can’t be together keep me in your heart, I’ll stay there forever” ~ winnie the pooh . "Si llega un día en el que no podamos estar juntos, guárdame en tu corazón, allí permaneceré siempre".

Gracias a Kristin por permitirnos enseñaros todos esos momentos que agradece a la vida.

 

Pompones decorativos

>
 
Hace unos meses os mostrábamos cómo hacer un erizo con un pompón. Aquí tenéis dos ideas más, utilizando la misma técnica.
 
El pompón de mollychicken se realiza con tiras de tela deshilachadas, los recortes de tela que os hayan sobrado de otros proyectos (no hay que tirar nada, todo vale).
Se cortan dos círculos de cartón con un agujero en el centro y se enrollan las tiras de tela a lo largo de todo el cartón. A continuación se cortan los extremos, se pasa una tira entre los dos círculos y se ata con fuerza.
Se retira el cartón y listo, una pieza decorativa para cualquier rincón especial, o un regalo lindo y original.
 
 
 
 
 
 
 
El proyecto de Cally, de quien ya hemos hablado aquí y aquí, es una corona de pompones, realizada con un aro de alfiler y pompones de lana de distintos colores.
Preciosos los dos, y con muchas posibilidades de adaptación.
 
 
 
 

Ideas para cocinar con wok

>

Cocinar con wok es relativamente sencillo. Además, la simplicidad no es su única ventaja, se ahorra energía ya que la forma del recipiente permite que se caliente rápidamente y, al cocinar las verduras al dente, en dados o juliana, se prepara en poco tiempo y se mantienen las propiedades. Cocina rápida y sana. Parece una contradicción ¿verdad? Pues así es, el wok permite cocinar “fast food” sin obtener “junk food”.
Todo son ventajas, además, no hay lugar para la monotonía. Os voy a dar unas ideas generales para que os sirvan de introducción al wok para hacer recetas básicas de salteado de verduras con carne, pescado o marisco. Más adelante ya haremos recetas más sofisticadas, pues el wok tiene muchísimas posibilidades.

 

 

-Necesitaréis dos o tres verduras susceptibles de saltear: zanahoria, puerro, brócoli, lechuga, calabacín, pimientos, cebolla. Se cortan en juliana (a tiras) o a dados. Es el único “engorro” que tendréis, el corte de la verdura. La mandolina es ideal para esto, rápida y permite cortes uniformes. Os debéis asegurar de tener todas las verduras cortadas antes de empezar a saltear.

-No uséis aceite de oliva, no es que sea imposible pero no conseguiréis el sabor característico. Para ello usad aceites como el de sésamo, de maíz, de soja, de cacahuete, etc. Calentad un par de minutos dos o tres cucharadas de aceite antes de agregar los primeros ingredientes, saltead un poco de ajo o jengibre al principio si queréis aromatizar el aceite, pero sacadlo al cabo de unos minutos para que no se queme.

-Esta es la secuencia a seguir para saltear: primero las proteínas (carne, pescado, marisco, tofu), a continuación hay que sacarlas y agregar las verduras que necesiten más cocción, al final se saltean las más ligeras y se vuelve a añadir la proteína del principio. Hay que remover durante todo el proceso, apartando cantidades hacia los lados continuamente y devolviéndolas al centro que es donde se fríen.

-La salsa de soja es el condimento más común, mientras estáis salteando se rocían los ingredientes con esta salsa un par de veces, primero a la proteína y luego a las verduras. Formad un pozo en el centro del wok, apartando los ingredientes hacia los lados, y rociad este hueco con la salsa. Hay muchas otras salsas que se pueden usar, pasad por una tienda especializada y comprad un par para ir probando sabores: salsa curry (pasta), satay, hoisin, salsa de ostras…

-Podéis marinar la proteína a priori si queréis: con limón, jengibre, soja, ajo durante una hora más o menos. Al estar marinado el sabor será más intenso.

-Acompañad con el cereal de vuestra elección: arroz, fideos chinos, tallarines de arroz.

-Recordad: fácil + sano + rápido + divertido. ¿Alguien da más?

 

         

 

Accesorios de surlatable.

 


 

Creaciones de Artesanas

>

Hoy hablamos con Elena Arjona, de Creaciones de Artesanas, una estupenda iniciativa formada por Elena y su madre, Elena Sánchez, unidas para crear bisutería, bolsos y complementos.

 


Háblanos de tu trabajo, ¿de dónde viene la iniciativa de crear artesanía?

Desde pequeña siempre me han gustado las manualidades, mi madre, modista de profesión acostumbraba a tenerme por sus faldas con mis propios retales de tela cosiéndole botones, y creando mis bolsitos…. Sobre los 10 u 11 años empecé a hacer pulseras con pequeñas bolitas y rocallas q encontraba y algo más mayor empecé con las de macramé. Hará unos 5 años empecé a centrarme de nuevo en los abalorios… teniendo a Internet como mi mejor aliada empecé a buscar foros y tutoriales para realizar las piezas, siempre con cristal Swarovski. Pronto el hobby empezó a ser caro para regalar a las amigas, así que les iba cobrando precios simbólicos… Pronto se unió mi madre a esta aventura, ella trabaja más los collares con fieltro, los broches, bolsos y yo estoy más centrada en el cristal Swarovski y la cerámica. Apenas 6 meses después de retomar los abalorios estaba poniendo mi primer puesto en una feria de artesanía y fue un éxito. Desde entonces ya son muchos a las espaldas de todos los tipos, el más importante la Feria de Artesanía de Alicante organizada por la cámara de comercio, donde estuvimos el año pasado todo el verano y donde repetiremos este verano (del 17 de Julio al 31 de Agosto en la Explanada de Alicante).


¿Qué dificultades encuentran los artesanos para realizar y difundir su trabajo?

Actualmente, el mundo del artesano está algo infravalorado, aunque seguimos teniendo nuestro hueco en el mercado. Todas las tiendas que han surgido hace unos años de todo a cien y similar, hacen que muchas veces la gente no sepa valorar que el trabajo hecho a mano tiene un valor no sólo económico. No nos cansamos de explicarle a la gente que estos trabajos no se hacen iguales, cada uno siempre es distinto, nos gusta mucho trabajar con materiales y formas diferentes, y raras son las veces que repetimos modelos. Son trabajos que se hacen a medida, e incluso en los colores que la persona elija. El mayor trabajo muchas veces también es asumir el riesgo en las ferias a no vender. Muchos son organizadores privados que cobran mucho dinero por los puestos y realmente nunca sabes si venderás o no, desde los ayuntamientos deberían potenciar y ayudar a los artesanos, puesto que muchos son oficios antiguos que acabarán perdiéndose por no ser rentables hoy en día…

 

¿Qué proyectos de futuro tienes?

Hace 3 años me planteé obtener un título oficial que uniera las diferentes manualidades que se hacer tales como papel maché, porcelana fría, deocupage, abalorios, etc, y me informé de la rama de Técnico Superior de Artes Plásticas aplicadas a la Cerámica Artística. Me encantó y me apunté a las pruebas de acceso y hace menos de un mes que obtuve mi título.


Como proyecto de futuro, me planteo varias cosas: por un lado tener mi propio taller de cerámica (el de abalorios ya lo tengo), poder montar mi torno en condiciones y practicar mucho con él, y tener mi propio horno cerámico. Por otro lado, con mi título oficial ofrecerme para dar cursos y talleres en colegios, asociaciones, o personas individuales, seguir con los mercados de Artesanía y las ventas vía web.
Y más adelante, si la economía lo permite, alquilar un local donde asentarme tanto para la venta de mis productos, como para dar esos cursos que he comentado.

 

              

 

 

          

 

 

Gracias por la charla Elena, te deseamos mucha suerte, tenemos muchas ganas de ver tus nuevas y seguro que bellas creaciones cerámicas.
 

Bajo el asfalto está el jardín

>

Nuestro amigo Jorge nos envía una iniciativa interesante para convertir las ciudades en lugares más habitables, vista en el estupendo blog Flores en el ático.


Se trata de Crack Garden, proyecto de CMG landscape architecture. La idea es realizar unas grietas en el cemento para plantar en el hueco resultante semillas de plantas, flores, verduras, etc. Es una iniciativa que incluso ha sido merecedora de una mención de honor en los ASLA professional awards.

                     

                        Mirad el proceso y resultado:


 

 

 

 

 

 

La naturaleza es tan humilde y generosa que incluso renace bajo el material que previamente la ha eliminado.


 

Aperitivos para niños

>

Tengo un amigo que siempre me cuenta la misma anécdota, cuando le regalaron su primera bolsa de golosinas en un cumpleaños, la abrió y exclamó sorprendido: "¡No hay comida!".

Por alguna razón, cuando se trata de preparar aperitivos o de ofrecer pequeños tentempiés o "manjares sorpresa", acabamos dejándonos llevar por la inercia y claudicando a los snacks envasados, muy tentadores, pero altos en grasas hidrogenadas y aditivos varios.
Como en todo, basta hacerse el propósito para darle un giro a esta tendencia. Aquí tenéis una primera idea, que espero, sirva además de diversión al meterse en la cocina a prepararlo con los niños.

Vamos a hacer tres o cuatro salsas o “dips” y acompañarlas con distintos elementos para mojar. Ya os hemos hablado del guacamole, el hummus y el tzatziki; la cuarta salsa podría ser un paté de lentejas con zanahoria como el que veis en la imagen.
Y como acompañamiento palitos de verduras (crudités): zanahoria, apio, pimiento, panes variados (pita, tostado, rosquilleta), y tortitas de maiz o arroz.
Meted a los niños en la cocina para preparar este festín, luego lo disfrutarán doblemente.

 

 

Para hacer el paté de lentejas la manera más rápida es hervir tres o cuatro zanahorias y añadir un puñadito de lentejas rojas en los últimos cinco minutos de cocción. Estas lentejas, al no tener piel, se cuecen rápido. Lo trituráis todo y añadís algún toque de especia al gusto, por ejemplo, ¿qué tal una pizca de canela?