Archivo del Autor: Cristina

El búho lector, nuevo punto de venta de Kireei y Batiscafo en Oviedo

Foto librería 1

 

El Búho Lector es una bonita librería situada en la c/ Nueve de mayo, 14, en Oviedo. Desde ahora punto de venta de Kireei y Batiscafo. Contentos de tener un nuevo punto de venta en Asturias. Podéis seguir sus actualizaciones a través de su Facebook.

 

Foto librería 5

 

Foto librería 4

Ramo de flores de fieltro

 SomethingTurquoise-DIY-felt-wedding-bouquet_0001

 

Sorprendente ramo de flores en fieltro como bouquet para boda, visto en Something Turquoise.

 

SomethingTurquoise-DIY-felt-wedding-bouquet_0005

 

SomethingTurquoise-DIY-felt-wedding-bouquet_0013

 

SomethingTurquoise-DIY-felt-wedding-bouquet_0015

 

Katya Larkz

tumblr_njr1jx2NVI1qhwt3xo1_500

 

Hay cosas que vuelven a ráfagas, que alcanzan a reproducir durante un segundo las vivencias profundas…

Julio Cortázar

Fotografías de Katya Larkz

tumblr_njqlnexrbD1qhwt3xo1_500

 

tumblr_ng61pcIbPP1qhwt3xo1_500

 

tumblr_njqf15jAK91qhwt3xo1_500

 

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

 

tumblr_njqf5xvQ1J1qhwt3xo1_500

 

tumblr_njj08iaYqU1qhwt3xo3_1280

 

tumblr_ni889wBNMg1qhwt3xo1_500

 

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

 

tumblr_njr44emAEF1qhwt3xo1_500

 

tumblr_njr2ga4KsK1qhwt3xo2_1280

Lo que pasó cuando dejé de estar enfadada con la vida

isabelle arsenault

Ilustración de Isabelle Arsenault

 

Recuerdo haber estado enfadada con la vida durante muchos años. Demasiados. Prácticamente todos, hasta hace poco. 

Enfadada por no haber tenido una infancia tranquila y suave, por haber transitado por la adolescencia con tantas soledades e inseguridades, por haber entrado en la edad adulta con mucho esfuerzo y dedicación. Enfadada por no haber encontrado una pareja con quien compartir media vida, por no haber tenido más hijos, como ya comenté el otro día. Enfadada por no haber tenido nunca nada regalado, por no encontrar los apoyos emocionales que necesitaba para algunas cosas, por no haber tenido la vida que merecía. Ya pilláis la idea, no quiero alargar la lista de enfados, porque en realidad este post va sobre la gratitud.

Lo que pasó el día que dejé de estar enfadada con la vida fue que me topé de frente con la gratitud, y no hay día que no saboree plenamente sus efectos. Cada día me siento agradecida por la niña que aún vive en mi, y que revive junto a mi hijo, agradezco la adolescente que también sigue conmigo y que me hace empatizar con ese mundo, mantener cierta inocencia y creer aún en el sueño. Agradecida por haber amado intensamente, por la maternidad tan bonita que he podido vivir. En definitiva siento gracias por la persona que he llegado a ser, a pesar de tanto tumbo.

La vida es injusta, para la mayoría de la gente, y todos nos enganchamos a nuestros pequeños y enormes enfados, y con razón. Muchos los arrastramos media vida, soportando así no solo las catástrofes que nos pasan sino también el lastre que dejan. La gratitud es un superpoder, le da la vuelta a la historia que te cuentas, pero no funciona si no se suelta ese lastre. Decidir dejar de estar enfadado con la vida no es fácil, es un proceso larguísimo, a mi me ha costado siglos, porque de hecho, uno no es consciente del enfado. La gratitud es la gasolina para el entusiasmo, para la generosidad, te recuerda lo que tienes, y lo que vale la pena. Y te ayuda a vivirlo plenamente. Cuando dejas de estar enfadado por no tener la vida que mereces, empiezas a vivir la vida que tienes.

Y ahora sigo enfadándome, pero ya soy consciente, y suele ser por cosas pequeñas que vuelan rápido. El gran enfado ya lo acepté y abandoné, cosa que agradezco enormemente.

 

Cuadros en paredes

Este es un tema en el que me cuesta tomar decisiones. ¿Cuadros grandes, pequeños, todos del mismo tamaño, distintas medidas, marcos iguales, más altos, a ras de muebles, por encima del sofá, sin marco? Aquí tenéis una selección, a ver cual encaja mejor con vuestro estilo…

cuadros

Vía Scrapbook

 

photography-by-sofia-jansson_200797961

Vía Emmas Design blogg

 

cuadros 2

Vosges Paris

 

urbanoutfittersdecor8

Decor8

Andar la milla extra

carson ellis

Carson Ellis

Los viernes publicaré un consejo de marketing un poco más largo y lo enlazaré con una reflexión sobre la vida, ya sabéis que me interesa explorar lo que hay en la intersección entre trabajo y vida, entre marketing y vida, en este caso.

He elegido esta ilustración del último trabajo de Carson Ellis porque representa para mi el título del post: andar la milla extra. La bota es la que camina, se mueve y la casa como símbolo de solidez, cimientos, proyecto estable a largo plazo. Los proyectos de pequeños emprendedores que alcanzan solidez son los que andan la milla extra, los que caminan con solidez.

Para construir un proyecto a largo plazo en esta época de millones de propuestas disponibles y muchas más naciendo cada día necesitáis tener en cuenta muchas cosas pero una de las más poderosas, porque engloba todo lo demás es andar la milla extra, andar hasta el 120% por ponerlo de una manera muy gráfica.

Necesitáis buscar la excelencia en todos los aspectos de vuestro proyecto, hasta en el más pequeño, no descuidéis ninguno. Diseño, fotografía, materiales, textos, ejecución, creatividad, comunicación, atención al cliente, experiencia de compra, y muchos más.  Veo proyectos todos los días y los que consiguen resaltar son los que andan la milla extra.

¿Hace falta tenerlo todo orquestado desde el principio? No, no hace falta, podéis empezar con muchas cosas mejorables y conforme vayáis avanzando mejorarlas pero hay una donde os recomiendo que pongáis la máxima excelencia, y es en la humanidad, en la actitud. Poner a la persona en el centro de todas vuestras decisiones os llevará más lejos que cualquier otra cosa. En realidad todo lo demás viene enlazado.

La milla extra también se anda en la vida. Fijaos en cuantas cosas podemos calificar de extraordinarias. Muchas de las cuales son de lo más ordinarias. Porque lo extraordinario está al alcance de cualquiera. Es una actitud, sobre todo.