Archivo del Autor: Cristina Camarena

Esgarraet

Si os gustan los pimientos os encantará el esgarraet y si no os entusiasman, como a mi, este es un plato que sí comeréis a gusto. El secreto es el toque que le dan las migas de bacalao . Es tan sencillo como asar unos cuantos pimientos rojos grandes, quitarles la piel cuando se hayan templado y cortarlos a tiras. A continuación añadir bacalao seco a tiras (hay gente que lo prefiere desalado), la cantidad a vuestro gusto pero yo diría que unos 150 gramos de bacalao para 3 pimientos. Picar dos o tres dientes de ajo y añadirlo por encima, un chorrito de buen aceite de oliva y a la nevera unas horas. Este es un aperitivo tradicional valenciano y solemos tomarlo sobre unas buenas rebanadas de pan y acompañado de una cerveza bien fría.
 

El bordado

Nos gusta el bordado por su gran versatilidad y bellos resultados. Posee un montón de posibilidades ya que se puede realizar sobre una gran variedad de soportes. Convertir una prenda lisa en una divertida y original vestimenta, adornar aburridos bolsos, cojines, muñecos, caminos de mesa, libros, obras de arte sobre lienzos, etc. Como muestra, todos estos ejemplos, vistos en el grupo embroidery de flickr con mas de 3.000 usuarios y 22.000 imágenes. 
 
                  Realizada por creative breathing.
 

                           Realizado por bloom and blossom.

 

                  Realizado por lilley1.

 

                  Realizada por kyabe.

 

                  Realizada por rosaechocolat.

 

                  Realizada por apple and eve.

 

Bloques de cera caseros

Mi hijo empieza a usar lápices de cera pero han acabado todos a pedacitos y desperdigados por la casa. Nos ha llamado la atención este proyecto visto en craftydaisies
para realizar bloques derritiendo trozos de distintos colores que se convierten en bloques multicolores mucho más fáciles de sujetar por los más pequeños. Se derriten en el horno, durante 6-8 min y mas tarde una vez templados se meten en el congelador una media hora. El resultado: bonitos bloques de cera multicolor.
 


Libro sujetafotos

¿Para qué no servirá un libro? Si tenéis a mano uno de tapas duras de los que pensábais deshaceros, pensadlo dos veces. Os puede servir para sujetar, fotos, tarjetas, recuerdos … simplemente doblad sus hojas por la mitad y empezad a llenarlo. Original, ¿verdad? Esta idea procede de Curbly.
 
 
 

Huerto en casa

Los recuerdos más gratos de mi infancia pertenecen a los días pasados en la casa de campo de mi abuela donde vivió casi toda la vida.

No puedo imaginar un pasatiempo más divertido para un niño que saltar riachuelos, subir a una higuera, buscar camadas de gatitos escondidos en el pajar, o recolectar peras o tomates. Por eso y por muchas otras cosas quiero montar un huerto pequeño y casero desde hace tiempo, pero mi peregrinaje de casa en casa aun no me lo ha permitido. Cuando me sitúe en un sitio fijo es lo primero que haré.
En el blog collecting the moments one by one he encontrado estas preciosas fotos que os muestro, con permiso de su propietaria, para inspiraros a montar vuestro propio huerto. De momento os dejo este aperitivo; más adelante iremos publicando entradas más específicas sobre como montar un huerto en el jardín o en el balcón o terraza. Sea poco o mucho el espacio que tengáis el disfrute de plantar, ver crecer y recolectar un tomate es incomparable, y cuando se es niño aún más.
 

 

De la A a la Z, de Pájaros y servilletas

No falla: en toda revista de decoración — de las que a mi me gustan — como salga una librería, en alguna parte casi seguro hay una letra gigante decorándola. Yo quería comprar una para mi pequeña biblioteca, pero no había visto ninguna. (La verdad, no me he esforzado mucho, pero si la hubiera encontrado me la habría quedado). Y hoy, visitando Pájaros y Servilletas, he visto estas letras:

En teoría son sujetalibros, pero quedan bien por si solas, como un elemento decorativo más, como la R que tiene Maaret.

Además he encontrado servicio de mesa, accesorios de cocina, textiles… Todo en la misma tienda, ¡que práctico!