Archivo del Autor: Cristina Camarena

Calendario perpetuo

 

Este es un proyecto ideal para los amantes de la fotografía. Consiste en tomar fotos de los 31 números que componen un calendario. Llevaos la cámara allá donde vayáis, poco a poco iréis encontrando los números en distintos lugares con distintas tipografías. Haced fotos también de las letras que representen los 7 días de la semana y 6 fotos extra para rellenar los huecos y a partir de ahí realizad el calendario imprimiendo las fotos, cortándolas en forma cuadrada, plastificándolas si se desea preservarlas del polvo y uniéndolas con los clips que muestra la foto. Al mes siguiente se debe recomponer el conjunto para que cuadren los días. Un calendario original y único, no habrá dos iguales. Podéis encontrar más información en el tutorial de photojojo, así como los clips en venta en su tienda online.

 

 

Pintura de dedos casera

Foto Creative Imagen Creative Commons de mollypop.

 

3 partes de agua
1 parte de harina de maíz
Colorante alimenticio
 
Disolver la harina en un vasito con agua fría, hervir el resto del agua y retirar. Verter la mezcla y remover hasta que tome una consistencia espesa, luego añadir el colorante deseado. Dejar enfriar.
 
Con esta sencilla receta podéis tener pintura de dedos casera lista en unos minutos. Enseñadnos el resultado.
 

 

Un niño al piano

 

 

Acabamos de recibir esta maravilla de la tienda online jugarijugar, una replica de piano en miniatura. La foto no le hace justicia, aun es mas bonito al natural. Cuando lo vi no pude resistirme, es el juguete musical perfecto, alejado de los pianos que producen la mayoría de marcas comerciales, instrumentos de plástico con fanfarrias programadas infumables. No hace falta decir que a Biel le entusiasmó desde el mismo instante en que abrió la caja. Lo mejor fue que lo primero que hizo al sacarlo fue sentarse encima: ¡fallo técnico!

Crema de verduras y lentejas rojas

Este puré es muy versátil, sencillo de preparar y una buena forma de incorporar lentejas en la dieta de aquellos niños a los que no les apetece comerlas a la manera tradicional.

Lo ideal es utilizar una base de verduras anaranjadas: zanahoria, calabaza, boniato, junto con patata para darle consistencia. El resto de verduras puede ser variable, lo que tengáis en casa, judías verdes, puerro, calabacín, brócoli, etc. No hay cantidades fijas, de ahí la versatilidad, las verduras base deberían ser más numerosas que las verdes porque, al fin y al cabo, el resultado es un puré naranja. Hervid primero las verduras, no mucho tiempo para no perder propiedades, y al final añadid dos tazas de lentejas rojas. Las podéis encontrar en tiendas dietéticas, se cuecen en 5 minutos, prácticamente se deshacen. Antes de triturar verted el liquido en otro recipiente, triturad, incorporad líquido para conseguir la textura adecuada y listo. Queda riquísimo, con un toque suave a lenteja y el dulzor de las verduras anaranjadas.

La diferencia está en el detalle

Nos gustan las habitaciones infantiles que poseen pequeños detalles que las personalizan y las llenan de encanto y originalidad. A continuación os mostramos algunas ideas vistas en las house tours del blog de cookie magazine para que os sirvan para inspiraros y animaros a ir añadiendo toques de cosecha propia que conviertan las habitaciones de vuestros niños en lugares únicos.
 
 
Muebles para libros en el suelo, peluches pocos, de tela, y hechos a mano, rincón de lectura.
 
 
Pósters memorables y juguetes antiguos.
 
 
Bloques de letras con sus nombres, estantería bajas para acceder a los libros fácilmente,
alfombras coloridas.
 
 
Rincón con mesa y sillas, sus dibujos expuestos de manera original.
 
 
Móviles originales, guirnaldas coloridas.
 
 
Más guirnaldas, a poder ser hechas a mano; paredes con murales.
 
 
Camas diferentes y divertidas.
 
 
Algún mueble y juguetes antiguos.
                                                                                           

Eco-propósitos

 
Pensamos que la primavera es la mejor época para emprender propósitos, se acaba el invierno, el cuerpo se despereza, vuelven las ganas de actividad. A continuación algunas ideas que iremos publicando en la sección eco de Kireei para caminar hacia un hogar y estilo de vida mas sostenible.
 
  1. Reducir la basura. No tirar nada que aun tenga uso. Elaborar recetas imaginativas con lo que ha sobrado para comer al día siguiente, congelar y hacer conservas, transformar unas prendas en otras, utilizar botes y cajas como recipientes y objetos de decoración, realizar un compostador con los deshechos.
  2. Reducir los envases. Comprar sin envase, localmente y de temporada tanto como se pueda. A la compra andando y en carrito o bolsa de tela.
  3. Hacia una casa libre de tóxicos. Cambiar plástico por cristal, teflón por sartenes con antiadherentes “verdes”, productos de limpieza convencionales por soluciones naturales y productos eco.
  4. Menos compras. Hacer regalos hechos por uno mismo, decorar la casa con manualidades propias, donar, intercambiar.
  5. Cultivar tus propias verduras. Montar un maceto-huerto  en el balcón, terraza, patio o jardín.
 
Para finalizar, dadle un vistazo a este bonito video del ilustrador Guillaume Cornet titulado “to the end of the pencil and the edge of the page”