Archivo del Autor: Jaume

Belleza matemática

 

Matemáticas y belleza son dos términos que pocas veces aparecen relacionados, aunque a veces están muy cerca, como se puede ver en los siguientes dos ejemplos.

Los fractales.

En 1975 el matemático Benoit Mandelbrot descubrió el llamado conjunto de Mandelbrot, un objeto geométrico con unas características muy especiales. Simplificando muchísimo: en cada ampliación de una zona del conjunto se reproducía de nuevo todo el conjunto completo, y esto se producía a cualquier escala, hasta el infinito. Cuando de acercas a un punto de un fractal y lo amplias obtienes de nuevo el fractal entero, sin pérdida de detalle.

De la fórmula del conjunto de Mandelbrot surgieron y siguen surgiendo miles de variaciones, cada una de las cuales forma figuras diferentes de detalle infinito. Podeis ver muchos ejemplos en Beautiful Fractals, de donde he extraído los siguientes:

 

 


La Rosa Kawasaki.

El matemático japonés Toshikazu Kawasaki, reconocido por sus estudios teóricos sobre la relación entre el arte del oragami y las matemáticas, ideó una forma de doblar un papel en espiral. A partir de ella creó una de las figuras más bellas que se pueden conseguir simplemente doblando un papel cuadrado, sin cortes ni pegamento, solo plegado. Kawasaki enseñó a su amigo Joseph Wu a formar la rosa, este a su vez regaló una a su amigo Winson Chan que, tras un cuidadoso proceso de desdoblado, creó un esquema. Al pie del mismo puso una nota que decía que era para uso personal y de amigos, pero no para hacer copias masivas. Como podéis imaginar el esquema llegó a la red y hoy está al alcance de cualquiera en google.

Como el plegado de esta rosa es relativamente complejo han surgido múltiples variantes más simples, pero ninguna iguala la belleza de la original, que tras varios intentos frustrados he conseguido por fin plegar este fin de semana. Aquí os dejo mi rosa, aunque al ser la primera que consigo, dista mucho de ser perfecta. Podeis encontrar muchos más ejemplos e incluso tutoriales en vídeo en youtube, por si os animais a intentarlo. Si es así os aconsejo empezar por alguna de las imitaciones salvo que tengais experiencia, porque intentar plegar la Kasawaki desde el esquema original no es nada fácil. Una vez creadas unas cuantas de las imitaciones ya se intuye cual es la intención de los pliegues del esquema y se pliega con más facilidad.

 

 

Dos novedades en miKireei

Si estáis registrados en Kireei, disponéis dentro de miKireei de dos nuevas opciones. Una de ellas lleva ya un tiempo en marcha y puede que la hayáis descubierto, la otra la acabamos de activar:

-El apartado "Mis entradas favoritas", donde podéis ir guardando lo que más os guste de Kireei. Solo teneis que pulsar en el enlace "Guardar en miKireei" que hay bajo cada entrada para dejarla archivada entre vuestras favoritas. Para consultarlas posteriormente basta con entrar en miKireei.

-La posibilidad de añadir vuestra web o blog a vuestros datos personales. Si lo hacéis, la dirección de vuestra web o blog aparecerá como firma en los comentarios que dejéis en las entradas.

Esperamos que os gusten y os sean útiles.

 

 

 

 

 

Reyes Magos en Alcoi

Imaginaos  por un momento tener de nuevo cuatro o cinco o siete años.

Imaginaos que el día cuatro de enero, al anochecer, aparece por las calles de vuestra ciudad una carroza que transporta al que dice ser el embajador de SS.MM. los Reyes Magos, y que recorre las calles leyendo un bando de SS.MM. Le acompañan un grupo de burros que transportan unos enormes buzones en los que, entre un tumulto de gente y en brazos si no llegáis, tenéis que conseguir depositar la carta que por la mañana, junto a papá y mamá, habéis llenado con los deseos que esperáis que los Reyes cumplan.

Imaginaos que, tras irse el emisario hacia las montañas donde pasan su última noche de viaje SS.MM., empieza a divisarse a lo lejos, justo bajo la gran estrella que los ha guiado hasta aquí, una hilera de antorchas que descienden lentamente hacia la ciudad, portadas por los primeros pajes que bajan a modo de avanzadilla para ir preparando la gran fiesta del día siguiente. Durante toda la noche una fila de antorchas permanece encendida en la montaña. Bajo su luz Reyes y pajes leen una a una las cartas que acaban de recibir y organizan los regalos que cada niño recibirá el día siguiente.

Imaginaos que el día cinco, justo cuando empieza a anochecer, y con las calles repletas de gente, aparecen los Reyes Magos, montados en camellos, acompañados de unos ayudantes que les acercan a cualquier niño que quiera darles un beso, y lo más importante: rodeados en todo momento de un bullicio de cientos de pajes vestidos y pintados de negro, que portando escaleras de mano van balcón por balcón subiendo los regalos y entregándolos en mano a los niños que viven en las calles por donde pasa esta humilde pero a la vez espectacular cabalgata.

 

               

 

Con semejante puesta en escena ¿podéis imaginar como viven esos dos días los niños de Alcoi? Hasta los adultos volvemos a ser por dos días un poco más niños, en especial todos esos adultos que de manera voluntaria participan en este acontecimiento que este año cumple su 125 aniversario y que ha resistido modas y corrientes para mantenerse con el espíritu mágico y humilde que siempre ha tenido.

Por supuesto, los niños que no viven en el trayecto de la cabalgata no se quedan sin regalos: otros miles de pajes menos ataviados aprovechan que todos los niños de la ciudad están en la calle para dejarles sus regalos en casa, casi siempre tropezando con alguna silla o mueble (por las prisas, claro) que los niños encuentran por el suelo junto a sus regalos cuando vuelven a casa, emocionados por el espectáculo y nerviosos por lo que van a encontrar.

 

           

 

Dos cosas faltan a este bando y cabalgata para ser perfectos, y ambas las pido yo como deseo a los Reyes Magos:

1-Que desaparezca la costumbre de amenazar a los niños que con tres o cuatro años usan chupete diciéndoles que si no lo tiran al buzón de la burrita y dejan de usarlo no tendrán regalos. En general, que desaparezca cualquier tipo de amenaza hacia los niños en esta que es su fiesta por excelencia y que se dejen de usar los regalos como elementos para lograr un "buen comportamiento" en los niños. Los regalos solo son regalos si se hacen sin más, si se hacen a cambio de algo ya no son regalos.

2-Que ningún papá o mamá suba a sus niños a besar a los Reyes contra su voluntad. Ya se que hace ilusión la foto, pero ninguna foto es bonita con un niño llorando.

 

 

¿Has sido bueno?

El año pasado por estas fechas, cuando Kireei todavía era todavía un proyecto sin nombre que rondaba por nuestras cabezas, Meisi y Jaume andaban liados en crear una web y una campaña para lanzar en navidad. Es esta:

 

 

El motivo era simplemente intentar que quien lo leyera reflexionara un poco sobre la actitud de los adultos en esta festividad.

Los adultos recibimos ese día nuestros regalos sin más. Nadie nos pregunta si nos hemos portado bien, si hemos cumplido en nuestro trabajo o si nos hemos peleado mucho con nuestra pareja en el último año. Los niños tienen el mismo derecho a recibir sus regalos sin que nadie los evalúe por ello y sin recibir amenazas previas de quedarse sin regalos si no se "comportan bien", porque si no ya no están recibiendo regalos, sino recompensas. Este es un día tan especial para los niños que ninguno debería estar preocupado por lo que haya o no hecho durante el año ni debería en ningún caso asociar la calidad o cantidad de sus regalos a su supuesto buen o mal comportamiento durante el año.

Haced click sobre la imagen del banner para leer el texto completo de la campaña y dejar vuestra firma si lo creéis oportuno.

 

Los almendrados de mi abuela

 

 

Los almendrados son unos de los dulces típicos de estas fechas. La receta es sencilla: huevo, azúcar y almendras. En la elaboración clásica se hace una masa mezclando los tres ingredientes (con la almendra molida) y se hacen montoncitos poniendo una almendra entera encima de cada uno.

Esta receta que os presento es una variación que nunca he visto hacer fuera de mi familia materna. Seguro que en algún lugar se hacen así, pero yo solo los he visto en mi casa. Los hacía mi abuela hace muchos años, los sigue haciendo mi madre y este año me he animado a probar yo. El simple cambio en la textura de uno de los ingredientes hace que la misma receta se convierta en un producto totalmente diferente con un sabor único.

 

Ingredientes:
-750 gramos de almendras crudas repeladas.
-4 huevos.
-500 gramos de azúcar.
-Obleas grandes de pan de ángel.

La elaboración es sencilla. El único cambio respecto a la receta tradicional consiste en picar las almendras de manera que queden troceadas, no molidas. Hay que batir los huevos como para tortilla, incorporar el azúcar, mezclar bien y, por último, añadir las almendras troceadas. Luego se pone en una placa de horno la oblea y se forman montoncitos encima con la masa, sin juntarlos demasiado porque durante el horneado el huevo y el azúcar se extenderán un poco. Para evitar que se desmoronen los montones se pueden hacer unos cilindros bajitos con papel de hornear y poner la mezcla dentro.

Se hornea a 180º hasta que las almendras se vean bien doradas y la masa esté perfectamente cuajada. Cuando se sacan del horno se dejan enfriar y luego se va rompiendo la oblea para separarlos.

 

Traslado finalizado

 

Si estás viendo esta entrada es que ya accedes al nuevo servidor de Kireei. Los cambios ya están realizados y desde hoy estamos alojados en cdmon.es. Cuando buscábamos alojamiento, les presentamos Kireei y estuvieron encantados de colaborar con nosotros como socios tecnológicos. Nosotros estamos también muy contentos de trabajar con ellos y de la confianza que han puesto en este proyecto.

Si experimentáis algún problema en Kireei no dudéis en comunicarlo a jaume@kireei.com y lo solucionaremos. Aunque todo se ha hecho con sumo cuidado ya sabéis que las mudanzas son a veces problemáticas y puede quedar algún pequeño cabo suelto.