Carmen Hache

Hoy os quiero mostrar el trabajo de Carmen Hache, una fotógrafa con sede en Madrid con una mirada llena de sencillez y sensibilidad. Hemos tenido el placer de haber contado con ella para un reportaje en el segundo número de Kireei magazine. Su colaboración ha sido fantástica y el resultado precioso. La misma sensibilidad que Carmen muestra a la hora de hacer fotografías la transmite en su manera de contarnos porqué se dedica a la fotografía, cómo empezó todo y cual es su manera de ver este maravilloso arte:

Los recuerdos que tengo de mi infancia, son con una libreta y un bolígrafo encima, donde inventaba y escribía historias. Cualquier detalle me inspiraba. De ahí pasé a adornar esos relatos con garabatos y dibujos, y ahora me doy cuenta de que esos pequeños pasos me encaminaban a la fotografía. La primera cámara de fotos que tuve, regalo de mi abuelo, la usé durante todo un verano para hacer fotografías de mis primas, de mi hermano y de nuestros juegos (¡jugábamos a ser los Ángeles de Charlie!). De aquellos años, conservo una buena colección de fotos de caras y gestos. Porque eso es  lo que me ha atrapado siempre de la fotografía, que no solo puedo imaginar y crear historias, sino algo aún más interesante: me permite colarme en las que la gente quiere contar y plasmarlo desde mi mirada. Ser su cómplice tras el objetivo, observar, aprender y atrapar su esencia. Y esta es una de mis motivaciones básicas para pasar una parte de mi vida tras un objetivo: la complicidad que surge en cada foto, en cada sesión, lo que me llevo de cada espacio, de cada persona y que se queda en mí para siempre.

Hace unos años, por esas vueltas que da la vida y que yo adoro, tuve la oportunidad de participar en la organización de un ciclo de conciertos de Jazz. Sin saberlo, ese iba a ser mi salto a la fotografía a nivel más profesional. Me supuso un reto enorme enfrentarme a un entorno con poca luz donde además, debía trabajar casi camuflada, sin invadir, pero sin dejar de fijarme en cada detalle. Empecé por hacer cursos para reciclarme, me pasé horas mirando fotografías de grupos y solistas, leí y releí todo lo que encontraba sobre fotografía de conciertos, y me hice amiga inseparable de las aperturas grandes y los objetivos fijos. Actualmente, gran parte de mi trabajo está relacionado con la música y su mundo.

 

Cada sesión de fotos la cuido como algo único. Porque lo es. Siento que para ser un cómplice capaz de captar en una imagen la esencia, hay que dedicar tiempo a tratar de entender qué hay en esa esencia de la persona o el espacio sobre el que se va a trabajar. Interesarme por sus gustos, sus inquietudes, qué busca de mi trabajo o qué quiere mostrar. Como ejemplo, puedo pasarme dos meses escuchando los temas de un cantante para conocerle mejor antes de ponerle ante mi cámara o estar un fin de semana entero revisando revistas y portadas de flamenco antes de acudir a un tablao a hacer fotos. Soy pasional y uso esa pasión en cada trabajo.

Con los niños, me acerco a ellos, soy yo la que se hace pequeña y se cuela en su mundo. Una vez que me aceptan y me ven como una igual, puedo empezar a hacer “clic”. Trabajar durante años como pedagoga con niños y con personas mayores también fue un aprendizaje muy enriquecedor. De ellos aprendí a no poner límites a la imaginación, tampoco en el trabajo.

 

Disfruto del bosque, de vivir en la sierra, de los paseos a solas con mi cámara de fotos, de improvisar y recrear escenas que antes se formaron en mi cabeza, de la gente que me acompaña en este viaje creativo, de mi hijo y sus sonrisas y ¡hasta de la luz que se cuela en mi salón por las mañanas!

Después de mucho trabajo en el anonimato, aprendiendo, empiezo a recoger algunos frutos muy satisfactorios, como esta oportunidad de trabajar con Kireei, y que no dejan de ser ocasiones para seguir avanzando en una vida de aprendizaje constante con un objetivo claro: nunca dejar de sorprenderme, nunca dejar de sorprender. 

 

 

6 respuestas a Carmen Hache

  1. 1
    Verònica dice:

    A parte de ser una excelente fotògrafa es una maravillosa persona llena de luz.Gracias por mostrar a esta genia !!!!Besos!!

  2. Carmen es Pasion, y en cada una de sus fotos y palabras nos hace disfrutar y apasionarnos con ella! Su sensibilidad y belleza estan siempre presentes en su mirada como fotografa y sobre todo como persona. Será un lujo poder disfrutar de su arte en el numero 2 de kireei magazine!!

  3. 3
    enaR dice:

    qué grande Hache! me ha gustado releer sobre ti:)

  4. 4
    Siempre Mela dice:

    Ella es mi musa inspiradora … QUE SUERTE TENÉIS! Me alegra muchísimo vuestra colaboración, felicidades a vuestra revista y a Hacher por recrear la vida a golpe de clicks! Muacc

  5. 5
    Irene Miravete dice:

    Gracias por esta entrevista! Siempre es un placer conocer un poquito más a Carmen, y a la grandísima persona que hay detrás de esas maravillosas fotos. Ya espero Kireei2!

  6. 6
    Diana dice:

    Es una gran suerte poder tener en la revista a Carmen, es una gran Artista. Sus trabajos son fascinantes.La belleza , la pasión, el sentimiento conmovedor de las obras, la profundidad, todo nos muestra que Garmen es Grande. Gracias por compartir sus ptrabajos.!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>