Regalos para toda la familia

 

Algunos no tenemos el privilegio de poder escribir la carta a los Reyes porque somos demasiado mayores. Otros no pueden dictarla, ni siquiera dar pequeñas pistas sobre gustos y preferencias, por ser demasiado pequeños. Hay regalos que no se ponen en las cartas, pero que siempre vienen bien como un extra. De esto os queremos hablar ahora y dar algunas sugerencias por si alguien anda falto de ideas.

 

¿Qué os parece un vinilo para decorar la casa? Es un regalo original que seguro que el destinatario no espera. Por ejemplo, este vinilo de árbol, corazón y pajarito que nos parece super tierno y que sirve igual para una habitación infantil que para un salón.  O este otro, ideal para decorar un rincón dedicado a los miembros más animales de la familia:

 

    

        Visto en etic-etac.                                                   Visto en Hommu.

 

Siguiendo con los elementos decorativos, os queremos mostrar una guirnalda. Confesamos nuestra debilidad por este tipo de detalles. Esta tiene 1 metro de largo y lleva 4 medallas, 8 cascabeles y 3 cuerdas de algodón. Es de metal hipoalergénico y su acabado es vintage. Además, se entrega en un paquete regalo de fieltro.

 

 

Vista en Haciendo el Indio.

 

Un regalo que estamos seguras de que va a triunfar este año son las bolsas de tela para ir a la compra. Con la progresiva eliminación de las bolsas de plástico, cada vez van a ser más necesarias las alternativas. Y llevar una bolsa que sea lavable, plegable y, además, bonita, será algo que cada vez más gente deseará. Un ejemplo, esta "bolsa verde":

 

 

Vista en Lia&Cia.

 

Siguiendo con la idea de no renunciar a que las cosas cotidianas sean bellas además de útiles, os queremos sugerir el juego de té de Alicia que ha diseñado Shinzi Katoh, un verdadero capricho.  

 

Tetera y taza con plato, en Kireei.

 

También hemos pensado en los más pequeños de la casa, y aquí os enseñamos algunos regalitos que nos han gustado para bebés. Si no los traen los Reyes, os pueden ser útiles como ideas para próximos nacimientos en la familia o entre los amigos.

 

Una bolsa de regalo, como esta que lleva una pinza para chupete, un osito-sonajero y un babero.

Un pelele con un bonito diseño y 100% de algodón orgánico, como este de La Queue du Chat.

 

          

                        Visto en Nenetes.                                          Visto en Dikido.

 

Una toallita llena de etiquetas, genial idea de alguien que ha observado la fascinación que sienten muchos bebés por las etiquetas de sus peluches.  

Una mantita reversible, como esta de tonos suaves con un sencillo pececito.

 

 

 

                           Visto en bbstilo.                                          Vista en kaboosia.

 

O una prenda de ropa diferente y divertida, como esta camiseta de Lipfish. Para acabar, este portachupete de algodón, que además puede hacer juego con los bodies y baberos de la misma marca.

 

     

                      Vista en Nordic Jungle.                                         Visto en tipitipi.

 

 

Esperamos haberos dado alguna idea con esta selección, en la que hemos intentado escoger ejemplos fuera de los regalos habituales, o con diseños diferentes a los de siempre.
 

 

Solsticio de invierno

 

Winter Solstice at Stonehenge. CC  Cristopher_Hawkins

 

El día de Navidad está a la vuelta de la esquina, pero el auténtico motivo de que estemos en fiestas y que no sea un fenómeno exclusivamente religioso lo tenemos en el día de hoy. Hoy es el solsticio de invierno, empieza el sol nuevo. La lenta muerte de la naturaleza, de la que ya os hablamos en otoño, ha sido completada. Este momento es un renacimiento que llegará a su culminación en primavera. A partir de ahora, cada vez los días serán más largos.
Es el momento de la alegría en familia, del culto a la abundancia. La paga extra, los regalos y todo lo demás no han sido inventos que han surgido de la nada al servicio único del consumismo desenfrenado de nuestros días. Los signos de este antiguo culto – la iluminación, el fuego, las comidas familiares, el árbol en sus múltiples formas, sea de procedencia escandinava o local, como el humilde tió – vienen de antiguo. Rastros de las tradiciones romanas, preindoeuropeas e incluso del antiguo Egipto, entre otras muchas, se pueden encontrar en cada rito, en cada festejo y hasta en el pesebre.
 

El sol como fuente de vida, la abundancia no como exceso sino como el deseo de vivir bien , la alegría del encuentro familiar y la humildad frente a la climatología adversa, la esperanza de una nueva primavera… visto así, llevamos celebrando la Navidad mucho más de 2.000 años. Celebramos un vínculo con el ciclo de la Naturaleza, un ritual que se pierde en lo más remoto de los tiempos.

 

Envolver los regalos

 

 

1. Con retales de telas, cordeles y ramitas de maya made.

2. Con papel kraft cosido y pintado de Wild Olive, ¡sensacional!

3. Tarjetas perforadas de Kalena’s Studio con su tutorial.

4. Haciendo collage con restos de papeles iHanna.

5. Con palitos de helado en A Little Hut.

6. Recortado la forma de etiqueta en cualquier papel estampado de Crafting a Green World.

7. Con cartón y lana en A Little Hut, con tutorial.

 

El invierno de Greengate

 

 

 

 

La pasada primavera os hablamos del catálogo de la casa danesa Greengate, que nos gustó mucho. Hoy nos apetece darle un vistazo a su catálogo de otoño/invierno 2009.  ¡Qué decoraciones navideñas! ¡Maravillosa colección de teteras, tazas y línea textil! ¿Y qué decir de los colores? Desde luego, viendo estas páginas dan ganas de sentarse en un sofá bajo una manta bien calentita, tomando un té o un café mientras se hornean unas galletas… Es una imagen tópica pero no por eso menos atractiva.  

 

 

 

 

Fácil y sencillo

Fácil y sencillo es el blog de TinkerBell, pseudónimo que ya de entrada es un buen augurio. Por si alguien no lo sabe, Tinker Bell es Campanilla, la de Peter Pan.  

Cuando me sumergí en sus páginas virtuales, vi libros desplegables (pop-up), entre los cuales el de El Mago de Oz, varias menciones a Alicia en el país de las maravillas, los libros de David Carter. También algunos videos, muchas manualidades encantadoras y referencias a montones de blogs y webs interesantes. Es decir, todo un filón. Y encima, presentado con buen gusto y lleno de bonitas fotos. ¡Había que mostrarlo en Kireei!

 

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Apartment TherapyLincoln StationersSabuda, MollyJey, SoapyLove, Blanca GómezEmmaLab.

 

TinkerBell se mudó a California a finales de 2006 para finalizar sus estudios. En principio solo iba a ser una estancia de un año, pero al final resultaron ser tres. Creó el blog como una forma de estar en contacto con la familia y amigos, pero fue evolucionando: de ser un relato de su vida diaria destinado a sus seres queridos pasó a convertirse en un lugar de recopilación de manualidades, cosas bonitas, su colección de libros pop-up y mucho más. Su estancia en los Estados Unidos ha calado en ella, allí ha descubierto un estilo de vida diferente: el esmero en la decoración, la importancia del reciclaje y de las manualidades (eso que hemos leído tanto en los blogs americanos: handmade, DIY…). Ahora ha vuelto a su casa para empezar una vida nueva y diferente, pero se propone mantener ese mismo espíritu, y continuar enseñando bonitas ideas y cosas preciosas que vaya encontrando. Cosas como estas, por ejemplo:

 

Imágenes de Fácil y sencillo, excepto el bote con papelitos, de Inchmark.

 

Enhorabuena, TinkerBell, por este blog tan bonito, y gracias por compartir todos estos hallazgos e ideas.

 

Organizador

Violeta se planteaba la manera de conseguir un espacio personal para su hija mayor, de 5 años, que duerme en una litera y, por lo tanto, no dispone de una mesilla. Es una edad en la que muchos niños quieren guardar su tesoros y cositas personales en un lugar íntimo. Nos hacía esa pregunta y ella sola le dió una salida creativa, este organizador de fieltro que tan amablemente nos explica a través de un tutorial.

 

Necesitamos: 
-Un panel de fieltro grueso de aproximadamente 80 cm de largo por 35 de alto (según el espacio en el que lo vayamos a poner).
-Telas de fieltro de colores combinables entre sí.
-Pegamento para telas.
-Pegamento de contacto.
-Tijeras
-Metro
-Hilos de colores
-Moldes de pastelería y/o troqueles ya hechos (mariposas, en este caso)
-Botones de fieltro (redondos).
-Tablas de cartón duro (o cartón pluma). 
 

 

 

1. Medimos y cortamos los fieltros de colores de acuerdo al número
de bolsillos que queramos que tenga nuestro panel.


 

 

2. Disponemos los recortes sobre el panel , de acuerdo al diseño
básico que queramos hacer. 


 

 

3. Recortamos los adornos básicos que irán sobre los bolsillos y
sobre los demás elementos del panel. Aquí podemos utilizar plantillas,
moldes (sirven de pastelería) o nuestra imaginación.


 

 

 

4. Pegamos los adornos con pegamento para telas.


 

 

5. Cosemos los botones decorativos a los bolsillos y luego los
bolsillos al panel.
 

 

 

6. Podemos hacer tantas versiones como niñas haya en casa. 


 

 

7. Antes de fijarlo en la pared, aseguraremos los bordes del reverso
con cartón pluma o un material similar (para evitar que se comben
con el peso). Se puede también pegar todo el panel a una plancha de
cartón o cartón pluma. Se pega con pegamento de contacto.


 

 

8. ¡¡El resultado!!