La casa de Dos Family

Si me hubieran preguntado hace un tiempo cuales eran mis preferencias en decoración habría dicho que un estilo moderno (sin llegar al minimalismo), con textiles neutros y alguna concesión al color pero armónica y suave, en tonos cálidos. En definitiva, un estilo sin estridencias ni atrevimientos. Pinté una pared de color rojo en mi antiguo piso (aunque yo esperaba un color más apagado) y me arrepentí de no haber escogido un color menos llamativo.

La casa que os quiero enseñar hoy y que pertenece a Dos Family o, lo que es lo mismo, Jens, Jenny y la pequeña Viola, es lo opuesto a lo que comentaba arriba. Mirad qué ecléctica y vibrante mezcla de detalles, es totalmente inclasificable, y por eso mismo llena de encanto y carácter.

  

 

 

 

 

 

Si me preguntaran ahora diría que mis preferencias se encuentran en estos momentos a medio camino entre lo que me gustaba antes y esta fantástica casa. Ahora bien, cuanto más te alejas de la uniformidad más difícil es acertar. El eclecticismo no es un "todo vale" y la línea entre buen gusto y horterada es muy muy delgada.

Por cierto, ¿quién dijo que los nórdicos eran sosos y austeros? Visitad el blog de Dos Family y se os desmontará ese estereotipo completamente.

¡Gracias, Jenny!

 

Lo que teníamos en el buzón…

Muchas veces hemos comentado que nos encanta recibir vuestras propuestas, sugerencias, comentarios… y también vuestras fotos.

A veces recibimos imágenes de los premios de los sorteos, en  uso. Ya os habíamos mostrado algunas de estas fotos aquí, pero nos van llegando otras, como esta babilleta de Haciendo el Indio:

 

 

Enviada por Núria.

 

Nos hace muchísima ilusión que nos contéis acerca de estos regalos que nos ofrecen tan amablemente tiendas y artistas para sortear entre nuestros lectores.

También hay quien comparte el resultado de iniciativas inspiradas en proyectos comentados en Kireei. Os habíamos enseñado ya algunas contribuciones aquí, pero hay más. Por ejemplo, esta frase decorativa que surgió en una conversación en los comentarios de una entrada sobre poemas en las paredes. ¡Bonita forma de recibir a los amigos!

 

 

 Enviada por Carlota.

 

Otros proyectos que nos han llegado: Móviles de papel (pajaritos de origami y corazones) y un ingenioso sistema para tener ordenados los collares que, además, resulta muy decorativo:

 

   

Enviadas por Estefanía.

 

 

Enviada por Pilar.

 

Esto lo recibimos la semana que hablamos de las fiestas de piratas:

 

 Enviada por Estefanía.

 

También nos llegan labores sencillas que nos gusta ver porque nos demuestra que cada vez más gente se anima a personalizar prendas de ropa y objetos diversos. La vuelta al cole o el ratoncito Pérez son buenos alicientes:

 

 

Enviadas por Roser. 

 

Cuando dedicamos una entrada a Camilla Engman, descubrimos que una lectora ya la tenía en su casa:

Enviada por Carla, de Pequeheroes.

 

Y, finalmente, las últimas imágenes que hemos recibido. Se trata de una aplicación práctica de nuestras pegatinas de Miko&Yelo. Nos ha hecho mucha ilusión ver que se han utilizado para etiquetar los regalitos de cumpleaños de Guillem, un niño que va a la clase de los Pingüinos.

 

  

Enviadas por Rosa.

 

Si se populariza la idea… tendremos que hacer más pegatinas de caracoles, mariposas, delfines, canguros… ¿Qué animalitos dan nombre a las clases de vuestros hijos?.

 

Gracias por compartir con Kireei todas estas imágenes y las historias que hay detrás.

 

Esculturas de fieltro

Hay que ver el partido que se le puede sacar al fieltro. Pipapiep lo usa como materia prima para realizar estas bonitas y originales esculturas. Unos diminutos mundos donde habitan desde las criaturas más adorables hasta los más feroces mostruos. Podéis ver su galería completa aquí.

 

 

 

 

 

 

Pósters

Si recordáis estos carteles vintage, sabréis lo mucho que me gustan los pósters. Hoy os quiero enseñar los que he encontrado en un par de maravillosas tiendas. Una es Poster Cabaret, una tienda online de Texas especializada en carteles de conciertos y carteles artísticos. La otra es L’Affiche Moderne, una galería francesa que recoge los trabajos de jóvenes fotógrafos, diseñadores gráficos e ilustradores en ediciones limitadas.

He disfrutado un montón visitando sus catálogos y, entre las obras a la venta, me he encontrado con algunos conocidos. Aquí tenéis una muestra de lo que más me ha gustado:

 

Alice Dufay*

 

Limoon*

 

Marion Billet*

 

Mathilde Aubier*

 

Alberto Cerriteño

 

Blanca Gómez

 

Don Clark

 

Mike King

 

Nate Duval

 

Robert Lee

 

Ted Carpenter

 

Los carteles marcados con * están en L’Affiche Moderne, el resto en Poster Cabaret.

 

 

 

 

Cortar una foto en cuatro

Si soléis colgar fotos por las paredes de la casa, esta idea os gustará. La hemos visto en homeworkshop y consiste en imprimir la imagen escogida en tamaño grande, cortarla en cuatro y enmarcar. De esta manera un plano general se convierte en cuatro puntos de vista distintos y una composición de lo más decorativa.

 

 

 

 

 

Podéis hacer pruebas imprimiendo en papel primero.

 

 

Una casa de 150 años, reformada

Esta antigua casa sueca del siglo XIX, ubicada en un entorno rural y completamente "a reformar" fue adquirida por una joven pareja que huía de la ciudad en busca de un entorno más favorable en el que vivir con los niños (naturaleza alrededor, gran jardín, mucho espacio dentro de casa…). La han reformado ellos mismos, manteniendo la mayor parte de los elementos originales (suelos, carpintería…) e incluso algunos muebles que encontraron allí.

Esta es la entrada, precedida por un porche cerrado (obligatorio por las necesidades climatológicas, una excelente idea para desprenderse de las prendas de abrigo, botas y demás). A destacar la luminosidad de la entrada y la amplitud del espacio, comunicado por puertas dobles con la cocina que, a su vez, está comunicada con la sala de estar (al fondo).

 

 

Esta es la cocina de los años 40 que han actualizado. Conviven elementos modernos como la mesa y la lámpara, con otros antiguos, como las sillas. La gran mesa sirve de centro de reunión para múltiples actividades, realmente la cocina es el corazón de la casa.

 

 

Aunque no lo parezca, este es un rincón de la cocina, que ya habíamos vislumbrado en la imagen de la entrada.

 

De la cocina se pasa a la sala, presidida por esta cocina económica que hace las funciones de estufa/hogar.

 

 

Esta es otra zona de la sala de estar, amplia y luminosa. Me encanta ese armario antiguo reciclado en librería.

 

 

La zona de estar, vista desde el dormitorio. Nos encontramos, pues, con una continuidad entre los espacios en los que se desarrolla la vida en la casa.  

 

 

Nos quedamos sin ver las habitaciones de los niños ni el baño, quizá todavía estén en plena reforma…

Me han gustado los espacios abiertos y luminosos, la combinación de lo nuevo y lo viejo, y el hecho de haber mantenido la carpintería antigua, con sus pasos gastados por el uso, y los suelos de madera con todas sus imperfecciones. Un bonito lugar en el que vivir todos juntos compartiendo espacios, sin sentirse apretujados.