Òsmit joyas

Òsmit son joyas contemporáneas realizadas a mano en aluminio y combinadas con otros materiales como cobre, arcillas de colores, esmaltes y telas, un proyecto artesanal que vale la pena apoyar a la hora de decidirse por los regalos de Navidad. La diferencia entre comprar productos fabricados en masa a comprarlos a alguien que los crea uno a uno, con dedicación y pasión es grande. Si estàis pensando en regalar joyas esta es una buena propuesta, tened en cuenta que los pedidos tardan una semana en llegar (y eso dice mucho), no lo dejéis para última hora.

 

Enlace a la tienda online

 

Adviento día 3

Jimena Roquero

 

Hacía tiempo que quería publicar imágenes de la fotógrafa Jimena Roquero centrándome en su galería de fotos de bodas, pues me parecen exquisitas y delicadas, realizadas con mucha sensibilidad, capturando todos aquellos detalles especiales que el ojo no retiene durante ese día tan bullicioso. Fotos muy alejadas de las sesiones al uso que elevan cada momento, rincón o escena a la categoría de mágicos.

Jimena vive entre Madrid y Nueva York, realiza sesiones fotográficas por todo el mundo y no solo de bodas. He hablado con ella  y le he preguntado cómo empezó su pasión y cual ha sido su trayectoria. Vale la pena conocerla.

“Madrileña de origen y neoyorquina de adopción, soy la hija mayor de un gran aficionado a la fotografía. Mi padre siempre andaba con una cámara en la mano. Es fácil que fuera el bebé más fotografiado de los setenta. Con una infancia documentada hasta el límite no es de extrañar que con 13 años me llevara mi propia cámara al colegio para hacer fotos a mis amigos y que con 16 recuperase la vieja Nikkormat de mi padre y poco a poco fuera descubriendo que la fotografía era mucho más que apretar el disparador.

Tras un paso errante por varias universidades buscando mi camino, decidí seguir la vocación que siempre había sentido y me matriculé en una escuela de fotografía. Allí entendí que la fotografía era un mundo infinito y tuve la suerte inmensa de poder aprender de grandes nombres como Alberto García Alix, Cristina García Rodero, Chema Madoz o Miguel Oriola, entre otros. También entonces empecé a asistir a clases magistrales de otros fotógrafos internacionales que me inspiraban de manera muy especial: Nan Goldin, en concreto, me marcó profundamente y me enseñó que era legítimo sentir la fotografía como una necesidad por preservar el recuerdo de una realidad más íntima y personal.

A pesar de que me interesaba más este aspecto intimista y artístico de la fotografía, cuando terminé la escuela, trabajé varios años como fotoperiodista en un periódico local y otros tantos dedicada casi por completo a la foto corporativa y de eventos de empresa. Aunque contenta con mis logros, hubo un momento en que no pude evitar sentirme algo decepcionada con lo que se había convertido lo que un día fue la pasión que me movía, así que decidí pasar unos meses en Nueva York, una ciudad que me había resultado profundamente inspiradora cada una de las veces que la había visitado. Empezó así, una nueva etapa en mi vida. En Nueva York y en el barrio de Brooklyn en concreto, encontré la energía que había estado buscando. Fue y sigue siendo una fuente de inspiración constante, no sólo por la belleza de la ciudad, el aire cinematográfico de sus calles y los colores y luces de la noche neoyorquina, sino sobretodo por la vitalidad de sus habitantes; su inconformismo; su modo diferente de entender la vida, sin normas ni horarios; y especialmente, por la vehemencia y perseverancia con que persiguen sus sueños en una ciudad a menudo difícil y no siempre agradecida.

Aquí también encontré una nueva mirada en la fotografía de bodas. Comprobaba entusiasmada lo que algunos fotógrafos estaban logrando en Estados Unidos: que la fotografía de bodas dejara de ser considerada como un género menor, para situarla al mismo nivel que la fotografía de moda o editorial. Asistí a talleres con algunos de mis fotógrafos favoritos, como Max Wanger y Our Labor of Love y traté de incorporar lo aprendido a mis fotos en España. Y funcionó.

Actualmente me dedico casi en exclusiva a fotografiar bodas y sesiones de pareja o familia por todo el mundo. Hago muchas sesiones de fotos a parejas de vacaciones o luna de miel en Nueva York y sólo en el último año, he tenido la suerte de viajar a lugares maravillosos como la Toscana, el sur de Francia, Formentera o Jerusalén para fotografiar bodas.

Colaboró ocasionalmente con revistas o empresas y, aunque me resulta difícil, trato de reservar algo de tiempo cada invierno, para seguir desarrollando mis proyectos personales e incluso tomarme algún descanso.”

 

 

 

Adviento día 2

Adornos de fieltro, de Purl bee

Catálogo de Craft

Hay catálogos comerciales cuyas fotografías constituyen por si mismas pequeñas obras de arte. Es el caso del de Craft, una web australiana. Fijaos qué caramelo visual más apetecible. Da gusto verlo.

Adviento día 1

Como hacemos cada año abrimos hoy día 1 de diciembre nuestra primera ventana de nuestro particular calendario de adviento. Si queréis conocer de donde viene la tradición del adviento podéis leer este post que escribimos hace tres años.

Jackie Rueda