Tejer para relajarse

En una fiesta que organizamos con un grupo de amigos para regalarnos un pequeño detalle de amigo invisible en Navidad, lo que más me gustó fue una bufanda hecha a mano por una de las chicas.

Tejer vuelve a estar de moda, es el nuevo yoga, como afirma el artículo Tricotar aparecido en El País. Sobre todo en Nueva York, donde tiendas como Purl Soho se convierten en templos de peregrinaje para encontrar lo último en lanas. Existen, además, montones de blogs dedicados únicamente al arte de tejer. En Kireei os iremos dando algunas ideas para aquellos a quienes os apetezca tomar o retomar este hábito tan relajante y con resultados tan bellos y prácticos.
 

 

Imágenes Creative Commons de striatic.  

Almacenaje decorativo en el baño

Nos han gustado estas dos ideas para guardar toallas y otros objetos de uso cotidiano en el baño. Las cestas, bolsas de tela y otros recipientes similares, resultan muy decorativos. Aportan calidez a un entorno que normalmente, por los materiales usados en la mayoría de baños, suele ser algo frío. Además, nos encanta esta manera de guardar y, a la vez, exhibir las toallas.

 

Flores para el día de la madre

He aquí una idea de regalo para el día de la madre hecho por uno mismo visto en hostess with the mostess. Podéis seguir este modelo o crear cualquier otro ya que la idea central es montar un centro de flores y añadirle los detalles, en este caso pájaros de papel y una cinta rodeándolo todo. Los pájaros se sujetan con palitos de piruleta y se realizan cortando la silueta elegida en cartón y en papel decorativo y pegando uno al otro. La cinta también se realiza con papel decorativo y se acaba el proyecto con una flor de papel en el centro o cualquier otro detalle bonito que se os ocurra o tengáis a mano. Fácil y más especial que cualquier regalo comprado a última hora en unos grandes almacenes, ¿no?

La oficina oculta

No todas las casas disponen de un espacio para ubicar un despacho o – lo que muchas veces es su sinónimo – una mesa para el ordenador y sitio para almacenar material de oficina. Tener una habitación libre para este uso es un verdadero lujo y no todo el mundo está dispuesto a tener este tipo de artilugios tecnológicos, a menudo rodeados de un caos de papeles, a la vista de todo el mundo en el salón, estorbando en un lugar de paso o perturbando el equilibrio del dormitorio. Para solucionar este problema, una opción puede ser aprovechar un armario y esconder en él nuestra completa oficina. ¡A estas que os mostramos hoy no les falta detalle!

 

 

Imagen de Jen44

 

Los rincones de Maaret

 

Maaret es una compañera del curso blogging your way, que estoy realizando desde hace unos días. Su blog visual notes recoge, como dice ella, ilustraciones, diseño, interiores y todo lo bello. Después de visitar sus álbumes flickr me apeteció mostraros los rincones de su casa en Berlín y, con su permiso, aquí tenéis algunos. Lo que más me cautiva de este álbum es lo que sugiere, lo que se adivina: el cariño hacia sus objetos cotidianos y su afán por capturar instantes bellos y etéreos.
 

 

Decorar con paneles forrados de tela

 

 

Si no encontramos un cuadro a nuestro gusto, ¿por qué no decorar las paredes con un panel forrado de tela?

Para forrar un panel se pueden utilizar varios soportes: una tabla de madera, un trozo de porexpan o un marco para lienzos. El recorte de tela debería ser unos cuantos centímetros más larga que el panel para poder sujetarla por detrás. Se puede sujetar de diferentes maneras: con máquina grapadora o con cola para pegar tela. Lo más complicado pueden ser las esquinas; hay que tener un poco más de maña para no apelotonar la tela y, antes de fijarla, hay que recortar el trozo sobrante. Ahora ya puedes utilizar esas telas tan bonitas que guardabas y no sabías en qué emplear.