Hommu

Hace poco os hablamos de Hommu, una tienda online con una amplia colección de vinilos decorativos, no sólo bonitos y divertidos sino también sostenibles ya que están producidos con materiales 100 % reciclables. Aquí tenéis una pequeña selección para la casa, el dormitorio y la cocina.

 

 

 

 

   

 

El ganador de este sorteo podrá elegir el vinilo que más le guste de la serie Hommu mini, como los que veis a continuación.

 

 

 

 

 

  

Para participar, solamente tenéis que dejar un comentario aquí explicándonos qué os lo que os gusta más de su tienda. El sorteo se cerrará el domingo 6 de diciembre a las 8 de la tarde y el ganador será anunciado el lunes 7. Un único comentario por usuario.

 

Nota: Además de anunciarlo públicamente aquí, nos pondremos en contacto con los ganadores a través del correo electrónico con el que se haya dado de alta en Kireei. Si un ganador no responde en un plazo de 20 días, consideraremos que renuncia al regalo.

 

La casa de Sweet Sweet Life

Siempre he pensado que, en casa, cuantos menos trastos mejor. Por un lado, para facilitar las engorrosas tareas de limpieza y, por otro, para tener más sensación de amplitud y serenidad. Pero luego me topo con una casa como la de Amy, de Sweet Sweet Life, y todos los esquemas se me rompen, sale a flote mi otra cara, la que disfruta acumulando, atesorando pequeños y grandes detalles que añaden a la casa color, vitalidad y diversión. ¿Cómo contentar a mis dos mitades? Amy lo ha conseguido, mirad qué poca sensación de agobio desprende su salón.

 

 

Nada cargante, ¿verdad? Sin embargo, su casa está llena de detallitos, colecciones, letras, números, libros por aquí y por allá, figuritas, juegos. ¡Mirad, mirad! Y, si os gusta este estilo, no os perdáis su extensa galería.

 

 

            Este corazón está hecho con rodillos de hilo de coser.

 

 

                          Otra amante de las letras.

 

 

Esto es un panel metálico con imanes pequeños redondos, una divertida pizarra para componer infinidad de dibujos. 

 

                          Me encanta esta cortinita hecha con cintas. 

 

Especial mención merecen sus frases-guirnalda, muy afines a nuestro club de las palabras bellas. ¿No os apetece haceros una? ¿Qué mensaje tendría la vuestra?

 

 

 

Las niñas también crean sus propias guirnaldas, como esta en el borde de la cama. ¿Y qué me decís del panel de recuerdos?

 

 

Gracias, Amy, por este paseo por tu encantadora casa. 


 

Calendario de Adviento en Kireei

Llevamos ya un par de semanas hablando de cómo preparar el calendario de adviento, principalmente para los niños de la casa pero, ¿por qué no?, también para los mayores. Por si acaso os habéis quedado sin, en Kireei tendréis cada día una ventana nueva para abrir, una sorpresa para descubrir, desde hoy hasta el día 24 de diciembre. Esperamos que os guste y que lo disfrutéis.

 

 

 

Advent Boxes, de Ali Edwards

 

Wee Folk Art

>

Cuando navegas durante un rato por Wee Folk Art sientes un repentino deseo de retirarte a una cabaña de madera en un bosque boreal a tallar diminutos árboles y coser gnomos, elfos, y otras mágicas criaturas con cálidos fieltros y suaves telas.

Al volver a la realidad te la guardas en favoritos para hacer uso de su enorme caudal de plantillas y tutoriales descargables gratis. Lo único que piden sus generosos propietarios es que siempre se mencione la fuente, Wee Folk Art, para que así el espíritu con el que comparten su trabajo y su sensibilidad creativa sean respetados.

Mirad qué maravillosos trabajos de artesanía tradicional (folk art) diminuta (wee, del gaélico), seguro que os sirven de inspiración para emprender algún proyecto craft wee:

 

 

 

 

 

Gracias, Toya, por descubrimos este pequeño y entrañable mundo.

 

Calendarios de adviento sencillos

>

Salvo sorpresas de última hora, esta será la última entrega de calendarios de adviento. Como ya quedan pocos días, los que hoy os presentamos son fáciles de hacer y no requieren conocimientos de costura.

En primer lugar, os mostramos este calendario, visto en craftastica, que está hecho con bolsas de papel (también podría hacerse con papel craft, en su defecto). La gracia se la dan las decoraciones de los bolsillos.

 

 

Este otro es la versión más sencilla que podemos elaborar: unos simples sobres colgados de una cuerda con pinzas de tender. El que hemos visto en Design*Sponge destaca por la tipografía escogida (la podéis descargar a través del blog), pero podéis diseñar vuestros propios números, imprimirlos y pegarlos en los sobres.

 

 

Una versión similar pero mucho menos sobria y más infantil es la que nos envía Roser. Decorar los sobres con los niños puede convertirse en una actividad muy divertida, casi tanto como ir descubriendo posteriormente las sorpresas.

 

 

Para acabar, os queremos mostrar un calendario que de sencillo no tiene nada. Sin embargo, nos ha parecido un buen colofón. Nos lo envia Pauli, lo ha visto en inchmark, y le ha gustado porque, en vez del regalito sorpresa, lo que sale de cada bolsillo es un nuevo motivo para decorar el árbol. ¿Os habéis fijado en los botones repartidos por todo el árbol para poder colgar los adornos? Quizá ahora ya no de tiempo de hacer un calendario así, pero nos guardamos la idea para el año que viene. 

 

 

Eco-fashion

Sin lugar a duda la industria "verde" ha crecido considerablemente en los últimos años, aunque, todo sea dicho, es aún insuficiente y no apta para bolsillos medios-bajos. La moda es una de las últimas actividades en apuntarse al carro de lo ecológico. Me parece genial, siempre y cuando, como dije una vez, no nos vendan gato por liebre.

He buceado un poco para buscar ejemplos de productos eco-fashion y he encontrado estas interesantes y originales propuestas. 

Vestido de refinity, una marca holandesa. Sus fragmented textiles se construyen cual legos de manera que de un set se pueden ir variando los modelos conforme el propietario decida "montar" su ropa.

 

 

 

A continuación, dos marcas de ropa de abrigo. La primera, también holandesa, Hemp Hoodlamb, trabaja con cáñamo, una planta a la que le estan sacando muchos usos en la industria textil porque se renueva rápidamente y es muy resistente.

 

 

La segunda, Vaute Couture, fabrica estos abrigos 100% vegetales y 100% reciclables, y muy muy calentitos. 

 

 

Y, por último, otra propuesta curiosa, prendas para pintar uno mismo. Se trata de Project Runway y, con un espíritu handmade, pretenden poner el acento en crear prendas únicas y valiosas, que no se retiren a la primera de cambio.