Algunas cosas bellas

 

 

 

 

Novedad en CoolBaby:

5 cajas diferentes para regalar como canastillas o en cualquier ocasión.

 

 

 

   

Nueva web de le petit paquebot.

 

 

              

 

Prendas infantiles únicas, hechas a mano y por encargo, de Piecita única.

 

 

         

 

Mobiliario infantil y elementos decorativos hechos con metal, pintura ecológica y fieltro,

de Kalma & Violeta.

 

Corta sandwiches de animales y cortasandwiches puzzle de Territorio mini.

 

Este mes, láminas personalizadas gratis por tu compra en Haciendo el indio.

 

 

 

Rincones

 

Creo que la mayoría de las veces, lo que da más personalidad a una casa no son los muebles o el color de las paredes o el tipo de pavimento (aunque todo esto influye y crea un marco de partida) sino los detalles, los rincones, las pequeñas cosas que demuestran que allí vive alguien.

Algunos elementos que podemos encontrar en la muestra fotográfica que he seleccionado para ilustrar a lo que me refiero cuando hablo de "rincones":

La elección de la decoración de las paredes: bocetos, caricaturas, fotografías de familia, grabados, postales láminas o incluso recortes y trozos de embalaje.

Los objetos decorativos sobre los muebles o en las estanterías: flores, maquetas, objetos raros y curiosos, cerámica, plantas, máquinas antiguas, velas, juguetes.

La presencia de libros, y también de música, revistas, cuadernos…

Telas, cojines, cestas de mimbre, cajas, taburetes…

 

Design*Sponge.

  

Hus&Hem.

 

Design*Sponge.

 

Cookie Magazine.

 

Design*Sponge.

 

Design*Sponge.

 

 

Hus&Hem.

 

 

¿Cómo personalizáis los rincones de vuestra casa? ¿Tenéis algún rincón preferido? Podéis dejar un comentario o enviarnos una foto.

 

Si estáis en flickr, acabamos de crear un grupo para compartir fotos de los rincones favoritos de nuestras casas. Es este: Rincones de mi casa. Todo el mundo está invitado a unirse. De vez en cuando haremos una selección de imágenes para mostrarlas aquí, en Kireei, pero allí siempre estarán disponibles todos vuestros (y nuestros) rincones. ¿Os apuntáis?

 

Dwell

 

 

Dwell es una conocida revista de arquitectura, interiorismo y decoración, hecha desde San Francisco y a la que podemos suscribirnos desde cualquier parte del mundo. Pero Dwell no es una de esas minoritarias y especializadas revistas de arquitectura en la que los entendidos disfrutan admirando fríos y enormes espacios vacios en armónicas composiciones geométricas según las últimas tendencias internacionales. Tampoco es una revista de interiorismo para millonarios dispuestos a invertir fortunas en un solo mueble. Ni una revista de decoración en la que todo parece perfecto, cuidadosamente estudiado e insoportablemente artificial.

Su "Manifiesto del frutero" (Fruit Bowl Manifesto) es muy claro al respecto. Señalando con ironía cómo en muchas revistas de arquitectura o interiorismo podemos encontrar un inmaculado bol de manzanas verdes en un baño, o uno de granadas en una habitación, resalta la falta de naturalidad de este tipo de puestas en escena. Aseguran que si en una de sus casas aparece un frutero, es porque a los dueños les gusta la fruta. Dicen en su manifiesto: "Pensamos que es posible vivir en una casa o un apartamento planificados por un audaz arquitecto moderno, tener muebles y productos especialmente bien diseñados, y aún así, ser un ser humano normal. Creemos que el buen diseño es una parte integrante de la vida real. Y la vida real ha brillado por su ausencia en la mayoría de revistas de diseño y arquitectura. (…) queremos demostrar de que la casa moderna es una casa confortable. Que los mejores arquitectos del momento son capaces de crear entornos que sean a la vez actuales y acogedores."

 

Estas son algunas de las imágenes que podemos encontrar allí:

 

 

 

 

 

 

 

 

Letras forradas con tela

 

 

El mes pasado me encontré con que tenía cuatro cumpleaños de cuatro niñas en una sola semana. Tenía ganas de probar este craft decorativo, unas letras para colgar en la pared. Así que me animé y me puse a hacer las cuatro a la vez. ¡Qué contenta estaba con Tai, tan cortito! Pero claro, también tenía a Anisah, Carla y Júlia. Sí, Júlia con acento. ¡¿Acento en unas letras para colgar en la pared?!

Lo primero que hice fue elegir una tipografía que me gustase (en este caso fue la Clarendon) y me imprimí las letras elegidas al tamaño deseado. Después recorté esas letras de papel y las usé como plantilla sobre un cartón normal, de caja. Las líneas rectas las hice usando la regla, tanto para trazarlas como para cortarlas después usando el cutter.

Lo mejor viene ahora porque es sumamente fácil y lucidor: elegir unas telas. Yo hice cada letra de los nombres en un estampado diferente, pero puede escogerse el mismo, o combinar dos, a gusto de cada cuál. Escogí tanto tela de algodón como tejido de camiseta. Éste último es estupendo porque nunca deja hilitos – aunque tampoco representan un problema los pocos hilillos que pueda soltar.

Con pegamento de barra pegamos la letra en un retal de tela. Cuando está adherido hay que dejar un margen y darle unos cortecitos para salvar las curvas y las esquinas. A continuación, más pegamento de barra en la solapas y en el cartón, y a doblar envolviendo. Solamente nos queda pegar aquella primera plantilla de papel en la parte de atrás para dejarlo bien aseadito. ¡Y ya está!

El sistema para colgar es el más fácil. Como no pesan nada, con pegotitos de BluTack está hecho. Y es la estupenda solución para el acento de Júlia.

 

 

 

Carl y Karin Larsson

 

 

Carl Larsson nació a mitad del siglo XIX en Estocolmo, en el seno de un familia muy pobre, pero ya en la escuela, a los 13 años, le recomendaron que ingresara en una escuela de arte pues su talento ya despuntaba. Acabó siendo ilustrador y pintor. Un momento clave de su vida fue el giro que esta dió al casarse con Karin Bergöö, también artista.

 

    

                                                                                      Vista de su casa en Atticmag.

 

Ya establecidos en Sundborn, en la villa llamada Lilla Hyttnäs, la pareja creó un personal estilo de decoración. Fueron considerados diseñadores de interiores adelantados a su tiempo: colores cálidos, interiores llenos de luz, muebles artesanos y prácticos. Karin diseñaba textiles para la casa, así como la ropa de sus hijos; creaba muebles, bordaba… Me ha gustado leer cómo estando influido ambos gráficamente por el movimiento Arts and Crafts, los diseños de ella (que quedan reflejados en muchos de los dibujos) tendían a ser más geométricos, abstractos o "pre-modernos". Realmente, dos talentos altamente creativos.

Animado por su mujer, Carl se dedico a dibujar y a pintar escenas de su propia casa, sus hijos, interiores hogareños; en definitiva, lo cotidiano. Quizás Carl quiso destacar el lado amable de la vida después de su infancia llena de penurias. Reunió estas escenas familiares en álbumes que publicó con gran éxito de ventas en Europa. Tanto sus hijos como su famosa casa, que se puede visitar, son todavía modelo y motivo de inspiración.

Y ahora, al pensar en ello, además de imaginar que debía ser una familia totalmente excepcional, me doy cuenta de que sus escenas cotidianas son el equivalente de esas fotografías casuales tan emotivas que llenan los blogs que leemos. Incluso llegaron a publicar libros con estas estampas, algo que tambien ocurre hoy en día (Por ejemplo, Soulemama, A year of Mornings….). Karin diseñaba y cosía, Carl retrataba. Eran un apareja modernísima, realmente adelantada a su tiempo, en aquellos momentos en que los interiores victorianos eran lo más común. 

A continuación, una pequeña muestra de su obra, extraída de Scandinavian Treasures, donde se pueden encargar copias de las imágenes. Es un verdadero tesoro, el lugar de Internet en el que se encuentra más obra de Carl Larsson:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Visitad también estas páginas: Carl Larsson y Carl Larsson Garden.

 

 

Depeapa

 

Hace ya tiempo que me quedo embelesada mirando los collares de madera de Depeapa allá donde me los encuentro. En la inmensidad que representa lo que vemos todos los días en el sector del handmade, esos pequeños círculos de madera ilustrados de manera tan delicada brillan con especial intensidad. Y no solamente sus collares, también sus broches, muñecos e ilustraciones son poseedores de un estilo que los hace fácilmente distinguibles, finas líneas, colores cálidos, personajes melancólicos y encantadores.

He conversado un ratito con Verónica sobre su proyecto, sus inicios, y sus planes de futuro. Esta es su historia:

 

¿Cómo empieza Depeapa?  

Depeapa nace con la ilusión de dar a mis ilustraciones una nueva vida en forma de accesorios hechos a mano, muñecas… y todo lo que se me va ocurriendo.
Empezé con Depeapa de una forma nada premeditada a finales del verano de 2007.
Llevaba tiempo sin dibujar nada y tenía muchas ganas, había terminado Bellas Artes hacía 3 años y en ese momento trabajaba de diseñadora gráfica en un periódico.
Incluso el nombre Depeapa no se muy bien de dónde vino. Tengo costumbre de llevar siempre libretas donde apunto y dibujo de todo. En un principio parece que no valen para nada pero siempre saco algo… La libreta que tenía por aquél entonces la estrené con la palabra depeapa, no se por qué, la vería en algún sitio y me gustaba cómo sonaba.
Y la usé. Me gusta también su significado: "De principio a fin" "De la A a la Z".

 

 

Una vez te decides a explorar este camino ¿qué papel juega Internet en el desarrollo de tu marca?
 
Bajo ese nombre me abrí una cuenta en flickr y allí iba colgando fotos de las ilustraciones, las muñecas… y tuvieron muy buena acogida. Así que me animé a seguir haciendo cosas. Mi intención nunca fue vender nada, pero me comenzaron a llegar pedidos de las ilustraciones y muñecos y me dí cuenta del gran escaparate que es Internet. En enero del 2008 abrí mi blog y desde entonces no he dejado de pensar en crear cosas nuevas, siempre con mis dibujos como base. Me encanta la idea de pensar que mis personajes viajan a hogares de todo el mundo y se quedan allí a vivir. (sobre todo en las solapas). 

 

          

          

        

 

¿En qué punto te encuentras ahora mismo?, ¿dónde se venden tus creaciones?
 
Ahora Depeapa ocupa todo mi tiempo, disfruto mucho haciendo lo que hago.
Dibujar, pensar en nuevas creaciones, nuevos soportes donde aplicar mis ilustraciones y preparar pedidos para las tiendas y ferias, este año he participado en las dos últimas Ediciones del Nómada SuperMarket en Madrid y en la I Edición de Loverbooking en Málaga y me ha encantado la experiencia, es una forma de poner cara a gente que admiras su trabajo y que tienen tus mismas inquietudes.
En la actualidad vendo mis creaciones en tiendas de España, Francia, Portugal, Reino Unido y Grecia, además de la venta directa a través de la tienda online.

 

¿Cómo imaginas el futuro de Depeapa?

En mis planes de futuro está seguir creando nuevas cosas con Depeapa, ojalá con la misma acogida, y trabajar más de ilustradora.

 

 

  

Verónica de Arriba vive en Granada desde hace 5 años pero es de Bilbao, y esta es la vista que admiraba antes desde su terraza. No me extraña que dentro se cocieran estas joyas. ¡Suerte, Vero!