Paseo por las estrellas

>

Hemos visto en Media Architecture Group esta preciosa imagen de la plaza de Molard, en Ginebra (Suiza). Doscientas luces (LED) en otros tantos adoquines que empiezan a brillar tan pronto como anochece. La densidad de las luces se hace mayor recordando la proximidad del lago, simulando el brillo del agua a luz de la luna. Nos parece una solución urbanística muy poética y sutil.

 

 

Un ático en blanco y negro

>

He de decir que me gustan los toques de color en decoración, pero el ático de ivy style33 en blanco y negro combinado con tonos naturales me ha encantado. Como solemos decir, es en los detalles donde se marca la diferencia, y aquí hay varias cosas que transforman este salón en un lugar personal: esa composición de la palabra LOVE hecha con alambre y cuentas por ella misma, el rollo de papel pintado a modo de lienzo, el banquito para sentarse en la mesa, que es en realidad un estante, el espejo con mensajes manuscritos. Y si encima se tienen esos ventanales que dan paso a una linda terraza, la luz convierte el interior casi en exterior. ¡Gracias Ivy por esta visita a vuestro precioso ático!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aurora Camacho

>

"Apasionada del arte en general, la artesana Aurora Camacho es una fanática de las miniaturas en particular, ese pequeño mundo en el que empezó hace algunos años cuando decidió asistir a un curso de miniaturas . Fue  allí donde aprendió sus primeras técnicas de pintura, aplicables a diferentes materiales, como la porcelana, el vidrio y la madera. En estos cursos aprendió también a modelar, tanto con barro como con pastas en frío. 

 

 

Tras estos didácticos inicios, cada día se involucraba más en el nuevo mundo que acababa de descubrir. Todo lo relacionado con las miniaturas le llamaba la atención y eso motivó que un día se fijara especialmente en un anuncio de la televisión que publicitaba una colección de fascículos para montar una casita de muñecas.

A partir de ese momento, se metió de lleno en la fantasía de las miniaturas. Visitaba todas las tiendas especializadas que conocía , que se encontraba por el camino o le hablaban, compró libros y revistas de sector y poco a poco fue profundizando en lo que hoy se ha convertido en su pasión. Y no sólo eso, ahora , cuando viaja, visita museos y tiendas relacionadas con su nueva afición. Y mientras realizaba su propia casita de muñecas, robaba tiempo para  dedicarlo a otras pequeñas composiciones, como la pastelería. Empezó a conocer la obra de afamados artesanos pero era muy cara para ella, así que no tuvo más remedio que enfrentarse a lo que ella consideraba como los retos más difíciles."

Copio la presentación que Aurora Camacho incluye en su web. Es otro ejemplo de cómo, de una manera casi casual, a veces profundizamos en alguna técnica, se abre un mundo nuevo y al final ya no podemos separarnos de nuestra afición porque forma parte de nuestra vida.

Las miniaturas de Aurora son encantadoras, dan unas ganas de tenerlas, podelas mirar de cerca, tocarlas… Queremos que las conozcáis, aquí las tenéis:

 

 

Perrito de patchwork

>

Según cuenta la autora de este adorable perrito-cojín, hecho con la técnica patchwork y visto en ohdeedoh, este es el juguete más admirado y manoseado por las visitas a su casa, y la verdad es que no me extraña nada. A mí que me encantan los perros y también los muñecos de tela, esta monada también llamaría muchísimo mi atención. En el enlace encontraréis una plantilla para hacerlo. ¿Os animáis o tenéis miedo a perder el protagonismo en vuestras reuniones sociales?

 

 

 

Vinilo en las ventanas

>

Después de haber mostrado decoración de paredes con vinilo, os sugerimos una nueva aplicación de la misma filosofía, esta vez para cristales: ventanas que dan a la calle, puertas, señalización de vidrio, espejos… Hay muchas aplicaciones, ya sea como elemento decorativo, para mantener la privacidad o como señalización.

 

   

 

      

 

 

 

 

La selección de ejemplos está extraída de Brume.

 

 

Lotta Kuhlhorn

>

Lotta Kuhlhorn es una diseñadora sueca que me ha llamado la atención por su estilo vintage. Destacan sobre todo sus patrones repetitivos, que tanto sirven para un papel de empapelar, para una baldosa o para una cinta de regalo… Sus diseños están en muchos productos para el hogar y también ha hecho portadas de libros (de un estilo sorprendente y completamente alejado de los diseños de portadas habituales en nuestras librerías), entre otros muchos trabajos.