Casitas de galletas y chuches

De acuerdo: no es lo más apropiado para la primavera, ni siquiera es muy sano… pero no podía guardar por más tiempo estas imágenes que vi en la web de Martha Stewart. Estas casitas se hacen con galletitas, gominolas, alguna otra chuchería, almendras en lámina, cucuruchos de helado, barquillos… Para unir las piezas, mantequilla o cualquier tipo de "caramelizable" que endurezca. Vale la pena experimentar, ¡son tan bonitas!

 

                     

                     

                     

 

 

Bento and Co.

Bento and Co. es una tienda virtual dedicada al bento (del que ya habíamos hablado en una entrada anterior) y a todos los accesorios necesarios. La iniciativa es de Thomas, un francés afincado en Japón que ha querido hacer llegar a Europa, especialmente a Francia, el auténtico bento japonés. No se trata solamente de meter comida en una caja de plástico, sino de usar la imaginación para hacer del bento un placer para los ojos tanto como para las papilas gustativas. En mi búsqueda de tiendas bento, esta ha sido la que más me ha gustado tanto por la selección de productos como por el diseño de la web y, además, para cada producto hay una detallada explicación de para qué sirve y cómo se usa (para quien no domine el francés, el uso de un diccionario - o incluso de un traductor automático, pese a sus enormes limitaciones - vale la pena). Felicitamos a Thomas por la iniciativa.

Aquí teneis algunas imágenes de los productos que allí se pueden encontrar:

 

Set de bento para niños.

 

          

Botellitas para salsas.                               Moldes de papel.

 

Separadores.

 

        

                         Formas para cortar.                                       Moldes para huevos.

 

 

Cajitas en forma de "onigiri" (la famosa bola de arroz japonesa).

 

        

Bento tradicional.

 

       

Bento de acero inoxidable.

Set de bento para adultos.

Mantequilla de aguacate

 

 
A menudo acompaño el pan con aguacate, untándolo como si de mantequilla se tratase. Esta deliciosa fruta contiene un alto porcentaje de vitamina E y ácidos grasos mono y poli-insaturados. También posee numerosos aminoacidos esenciales y minerales, convirtiéndose por todas estas razones en un super-alimento.
Además, se lleva muy bien con otros ingredientes. Mi combinación preferida: aguacate con tiras de salmón ahumado. Siempre compro uno maduro para usar ese mismo día y uno más verde para consumir días más tarde. ¿Lo utilizáis?, ¿cómo lo acompañáis? Es ideal para los bocadillos de los niños, ¿qué otro ingrediente untable usáis?.
 

Polenta

 
 
 
 
La polenta es sémola de maíz. Su versatilidad permite prepararla como aperitivo, acompañamiento o plato principal y tanto fría como caliente. Es ideal para niños ya que da mucho juego y al ser un cereal se come fácilmente.
 
La cocción básica es la siguiente:
 
Tres partes de agua o caldo por una de polenta que se añade cuando el agua está hirviendo, una pizca de sal y dejar entre 5-10 minutos hasta que se espese y se consuma toda el agua (hay que remover a mitad de proceso para que no se pegue al fondo). A continuación se vierte en una fuente engrasada y se deja enfriar. Después se corta a cuadraditos más o menos grandes. Se puede comer así en frío o pasar por la sartén con un chorrito de aceite de oliva para comer caliente, o rebozarlo como muestra la foto.
 
Esta sería la receta básica pero se le puede añadir lo que se desee antes de enfriar: guisantes, zanahorias, champiñones, huevo, piñones, pasas… de manera que al cortar los cuadraditos los tropezones quedan por dentro, o bien se le puede añadir puré de verduras de manera que los trozos quedan del color predominante: verde si son espinacas, rojo si es tomate…
También se puede poner queso por encima y gratinar. Experimentad con las posibilidades que ofrece la polenta y contádnoslo. No sólo se puede cortar a cuadraditos, podéis realizar multiples formas con cualquier molde, incluso en forma de patatas fritas, o como base de montaditos como podéis ver aquí abajo.
 
 
                 
 

Primera imagen vista en my recipes.

Segunda imagen vista en Martha Stewart.

Tercera imagen vista en Woman’s day.

 

Pasteles de cumpleaños

Recientemente fue el cumpleaños de mi hijo y he de confesar que aunque me encanta cocinar y comer lo que se hace en casa, esta vez compré el pastel.
Cualquiera de estos le hubiera encantado. Se que estos pasteles no son precisamente comida sana pero también se que hay otras cosas que de vez en cuando alimentan más aún que la comida como son la diversión, la fantasía, la sorpresa, la complicidad …
 
 
                             
           
 
Podéis ver el resto en la web de parenting. ¿Y a vosotras? ¿Qué tal se os da el arte de hacer pasteles?

 

 

Tiramisu

 
 
 
 
 
 
 
Este es el postre que más preparo, tanto en casa como fuera. En casa de los demás, cuando nos juntamos, muchas veces me llevo los ingredientes y lo preparo allí en un momento porque es sencillísimo y no requiere cocción.
 
Para 6 personas:
Una tarrina de mascarpone
Un paquete de bizcochos de soletilla o lenguas de gato
1 taza grande de café recien hecho y enfriado
2 cucharadas grandes de azúcar
4 huevos
Unas gotas de licor (opcional)
Cacao en polvo
 
Se blanquean las yemas con el azucar (consiste en remover las yemas junto con el azúcar con fuerza, para que se obtenga una textura cremosa).
Se añade el mascarpone y se mezcla todo.
Se montan las claras a punto de nieve y se agrega a la mezcla con cuidado, se remueve hasta conseguir una textura homogenea.
Se mojan los bizcochos en el café al que se le han añadido unas gotas de licor si se desea y se monta el plato en una fuente honda colocando capas de bizcochos intercaladas con la mezcla. Al final se agrega cacao espolvoreado por encima y se mete en la nevera (medio día) o congelador (una media hora), y a disfrutar de este popular postre italiano increíblemente delicioso. Siempre queda bien.

 

Foto Creative Commons de boo_licious.