O-Bento

 

 

El O-Bento es todo un arte. Es comida para llevar pero, de acuerdo con la tradicional concepción japonesa de la cocina, no es solamente algo para quitar el hambre sino que es tanto o más importante la disposición y la estética de la comida presentada.
Se guarda dentro de las llamadas Bento boxes, cajitas a las que el nombre de fiambrera se les queda pequeño. Llevan compartimentos para no mezclar los sabores y también espacio para los palillos. Incluso pueden ir con su propia bolsita a juego para su transporte.


Todos de Jbox.
 

Pero si vistoso es el recipiente, esperad a ver las auténticas obras de arte que se esconden dentro. Estas son algunas de las creaciones de una madre japonesa, luckysundae.
 

Taboulé

 

            Imagen Creative Commons de jlastras

 

Uno de los platos más populares y conocidos de la cocina árabe es el taboulé (Tabbûle). Se trata de un plato apto para vegetarianos, que tanto sirve como entrante de una comida más copiosa como para solucionar una cena ligera.
 
Tradicionalmente se prepara con bulgur, pero nos servirá igualmente el cuscús que encontramos en cualquier supermercado. Las cantidades de los ingredientes son orientativas, se pueden variar al gusto:
 
- Un vasito de cuscús.
- Una taza de perejil picado.
- Media lechuga (opcional)
- Pepino (opcional)
- Media cebolla.
- Zumo de medio limón.
- Un tomate de ensalada.
- Aceite de oliva.
- Sal.
 
Preparación:
 
Preparamos el cuscús según las instrucciones del envase y lo dejamos enfriar. Debe quedar suelto y seco. Picamos el resto de ingredientes, todo muy fino excepto el tomate y el pepino (si lo hay), que los cortaremos en dados. Añadimos el zumo de limón y sal al gusto y lo mezclamos. Finalmente añadimos el cuscús.

Hamburguesas vegetales

 

Recetas de hamburguesa vegetales hay muchas, pero pienso que lo mejor es olvidarse de todas ellas y crear tus propias hamburguesas con lo que se tenga en cada momento. 

La base es un cereal: avena mojada en leche, arroz integral que haya sobrado de otra comida, quínoa o mijo si se quiere probar algo diferente, etc. Los complementos: verduras salteadas, las que se tengan también, cebolla, zanahoria rallada, calabacín rallado, incluso alguna legumbre machacadita. El caso es crear una mezcla consistente y para ayudar a conseguir este efecto se puede añadir un poco de pan rallado y rebozar con harina y huevo antes de freír. Múltiples combinaciones para no aburrirse nunca y para variar la dieta de los niños, que no sea siempre la consabida hamburguesa de carne.

 

 

Estrenamos la primavera

 

                    

               

                    

                

 

 

No más desayunos aburridos

El desayuno es mi comida preferida del día. Hace unos años tomaba cualquier cosa de manera rápida pero desde que decidí dedicarle un poco más de tiempo, aunque fuera robando horas de sueño, empiezo mejor el día. Por eso me ha gustado tanto este blog, simply breakfast, que me ha pasado mi compañera Elena, una galería diaria de desayunos variados fotografiados con mucho estilo y a cual más apetitoso. Quitando los que llevan huevo, que no es algo que me apetezca para empezar el día, los demás me van a dar un montón de ideas para incorporar a lo que normalmente tomo, que suelen ser tazones de muesli, frutos secos, yogur, fruta, pasas, acompañado de zumo de naranja recien exprimido y alguna infusión calentita.
¿Cuál os gusta más?
 
 
 
 
 

Brownies

 
 
Ingredientes: 
1¼ tazas de harina
½ cucharadita de sal
¾ cucharadita de levadura
una tableta pequeña de chocolate puro, picadito
12 cucharadas de mantequilla
2¼ tazas de azúcar
4 huevos
1 cucharada de extracto de vainilla
 
 
1. Mezclar la harina la sal y la levadura en un recipiente y dejar a un lado.
2. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño maría o al microondas (45 segundos, remover y 30 segundos más). Cuando la mezcla esté cremosa sacar del fuego y añadir el azúcar primero y los huevos después (uno a uno). Añadir la vainilla y acabar incorporando la mezcla de harina poco a poco. Remover hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.
3. Verter la mezcla en recipiente pastelero y formar una capa uniforme con la espátula. Hornear hasta que al introducir un palillo salga casi seco, normalmente 30 minutos a 200 grados. Dejar enfriar durante unas dos horas, sacar del recipiente y cortar a cuadritos.