Torrijas de Pascua

 

Esta entrada va dedicada a mi abuela, que hacía las mejores torrijas del mundo (como todas las abuelas del mundo suelen hacer). Las torrijas se hacen normalmente con pan pero en Pascua las hacía con los restos de la mona, panou o panquemao que habían sobrado y estaban ya demasiado duros.

Estos son los tres ingredientes principales: el panou, huevos y leche. 

 

 

               Y este el resultado: 

 

Ingredientes:

 

6 rebanadas de panou (o pan)

Tres huevos

1 vaso de leche

1 cucharada de azúcar

Media cucharada pequeña de sal

Una pizca de esencia de vainilla

 

Proceso:

Se baten los huevos en un bol, se agregan los demás ingredientes y se mezcla bien. A continuación se cortan las rebanadas de pan y se mojan en la mezcla, lo suficiente para que queden bien empapadas pero sin pasarse para que no acaben desmoronándose.

Se fríen en abundante aceite muy caliente. Se pueden servir con azúcar por encima o lo que se desee, hay muchas posibilidades.

 

 

Este es un postre humilde. Se hace con los ingredientes más básicos: el pan, la leche, los huevos. Sin embargo, es un postre de fiesta, una delicia, manjar de los dioses. Se hace en muchas regiones de este país y en otras partes del mundo, en inglés se llama French toast. ¿Cómo lo llamáis vosotros?

 

 

Este tipo de comida lleva ingredientes intangibles: el cariño con que se hace, los sabores de la infancia, la sensación de bienestar y pertenencia… esos detalles que tanto alimentan el alma.

 

Una tarta para Clementina

 

Clementina es nuestra hada favorita, tan pequeña como un dedal y poseedora de una caja de tesoros repleta de cosas bellas. El pasado fin de semana jugamos con los recortables que diseñó Meisi y que os podéis descargar aquí e hicimos un pastel con fresas y nata para agasajarla. Ella se lo merece todo.

 

         

 

 

Clemetina en el bosque/La Clementina al bosc es un cuento escrito por Elena Ferro e ilustrado por Elena Ferrer (Meisi). Yo no puedo ser imparcial pero mi hijo sí, y a el le encanta, al principio la llamaba "gelatina". Ahora a la gelatina a veces la llama Clementina :). Desde que tenía dos años y medio que ha querido que se lo lea una y otra vez. A veces lo leemos, otras, simplemente hablamos sobre lo que vemos, de esa maravillosa aventura de la pequeña Clementina y su particular mundo.

Esta es su caja de tesoros:

 

 

Esta tarta es supersencilla, la podéis hacer justo cuando os llega la visita en el ratito que tarda en acomodarse en el salón, mientras se cuentan las novedades. Es otra manera de comer las clásicas y deliciosas fresas con nata, y siendo fieles a nuestra sección Cocinando con niños hemos jugado un poco en la cocina y le hemos dado forma de Clementina, con sus alas y sus graciosos moñitos.

 

 

 

Ingredientes:

Una masa de hojaldre

100 grs de fresas

125 grs de nata

tres cucharadas de azúcar

Azúcar glass

 

Proceso:

Desenrollamos la masa de hojaldre sobre una placa para horno, colocamos fresas fileteadas por toda la superficie, dejando un par de dedos en las esquinas que irán dobladas, espolvoreamos con azúcar. Metemos en el horno hasta que la masa esté hecha siguiendo las instrucciones del fabricante. Sacamos del horno y la decoramos con nata al gusto, y espolvoreamos con azúcar glass.

 

  

Pastel de carne

He vivido dos veces en Inglaterra, durante los estudios, unos meses cada vez (suena pijo pero muy lejos de la realidad, la primera vez trabajé allí para costearme la estancia y la segunda vez fui con una beca y dinero ahorrado cual hormiguita). Uno de mis platos preferidos era el shepherd’s pie, cottage pie or Cumberland’s pie, tres maneras de preparar un pastel de carne. Curiosamente aquí no lo cocino apenas, pero el otro día me acordé y me puse manos a la obra. Tenía un rollo de masa quebrada y lo usé también, así es que este pastel de carne está inspirado en aquellos pero no sigue ninguna de las recetas clásicas. Espero que lo probéis también a vuestra manera, ya que admite muchas variaciones. A los niños les encanta este tipo de platos.

 

pastel de carne

 

 

Ingredientes:

un rollo de masa quebrada

dos patatas

tres zanahorias

200 grs de ternera picada

1 cebolla

un botecito de nata (vegetal, en este caso)

 

Proceso:

Por una parte se sofríe la cebolla y cuando está dorada se añade la carne, se sigue sofriendo la carne también y al final se agrega la nata y se reduce durante unos minutos. Añadid especias al gusto. Por otra parte se hierven las patatas y zanahorias hasta que esten blandas.

Preparad un recipiente de horno para la masa quebrada y disponed tres capas: la primera con la patata machacada, la segunda con las zanahorias a rodajitas y la tercera con el sofrito de carne. Se cierra la masa a modo de empanada y se mete al horno 25-30 minutos.

 

 

Pan de plátano

 

 

 

Hacía tiempo que quería hacer un pan de plátano (traducción literal de banana bread, aunque más que un pan es un bizcocho), había visto la receta en inglés en muchas webs y lo tenía anotado en la cabeza para probar a hacerlo un día y compartirlo aquí en Kireei. Me decidí cuando vi la receta que publicaron en Babyccino kids porque llevaba pepitas de chocolate también. Mmmm, chocolate y plátano, irresistible. Estoy contentísima con el resultado, está muy bueno, nada pesado, una buena merienda o desayuno para toda la familia, o incluso un buen postre para agasajar a alguna visita y tomar con el café.

 

 

 

  

 

 

Ingredientes:

6 cucharadas de mantequilla sin sal

250 grs de harina

75 grs de azúcar

3/4 cucharada pequeña de litines (baking soda)

1/2 cucharada pequeña de sal

100 grs de pepitas de chocolate

2 huevos grandes

3 plátanos maduros

50 grs de yogur natural

1 cucharada pequeña de extracto de vainilla

 

Proceso:

Empezamos engrasando un recipiente para horno alargado, derretimos la mantequilla unos segundos al microondas, mezclamos en un bol la harina, litines, el azúcar, la sal y el chocolate. En otro bol batimos los huevos, añadimos el plátano machacado, el yogur, la mantequilla y la vainilla, es decir, todos los ingredientes húmedos, y los mezclamos bien. A continuación se vierte la mezcla seca en la húmeda para conseguir una masa. Al final ponemos esta masa en el recipiente y horneamos durante unos 50 minutos a 180 grados o hasta que al introducir un palillo o cuchillo salga seco.

 

Arroz tres delicias con pescado

Suelo darle vueltas a cómo cocinar el pescado para que sea más apetecible para mi hijo y, por supuesto, para mi. Lo que no nos gusta a los mayores no tiene por qué gustar a los niños. Como el arroz es algo que comemos muy a menudo se me ocurrió incorporar ahí el pescado. Y luego me vino a la cabeza el arroz tres delicias, una receta muy agradable, que da mucho juego y se prepara en un pispás. Y así monté este plato. 

 

 

           arroz tres delicias    

 

Lo que véis encima es salmón pero podéis utilizar cualquier pescado y una vez cocinado (al vapor, frito con una gotita de aceite, rebozado, al horno, en papillote) cortarlo a trocitos más pequeños y mezclarlo todo, a modo de ensaladilla. También puse guisantes, jamón serrano y huevo. Para mi gusto, demasiada proteina, a la próxima le pondré alguna verdura más y quitaré el jamón o el huevo. Lo aderecé simplemente con aceite de oliva. Es una receta que se puede hacer con pasta también, por qué no.

 

 

El plato lo he acompañado con la furgoneta de Postman Pat y su gato Jess, dos de los personajes favoritos de mi hijo, y se la dedico a Caterina, otra superfan del cartero y su pueblecito idílico en la campiña inglesa.

 

¿Qué recetas con pescado siempre triunfan en vuestras casas? ¿Os apetece compartirlas?

 

Batido de plátano con nueces

 

 

 

Desde hace unos años que como frutos secos al menos un par de veces al día, una en el desayuno, con cereales y yogur y la otra un poco antes de cenar, cuando el estómago empieza a rugir. Antes picoteaba indiscriminadamente, ahora me como un puñado de almendras, pistachos, anacardos, etc. y, de esta manera, no llego a la cena desmayada y evito darme una panzada.

El fin de semana pasado preparé con mi hijo un batido de plátano (mezclar la leche con la fruta en la batidora y listo) y le añadí un puñadito de nueces, aunque también lo podía haber batido todo junto. Fue un desayuno estupendo y con esto os animo a preparar desayunos con los peques los fines de semana como si de un juego o fiesta se tratara. ¿Cual es vuestro desayuno especial?

 

desayuno