Stencil Barcelona

 

Stencil Barcelona es un equipo creativo que realiza murales y vinilos decorativos para todo tipo de espacios. Así se definen:

Stencil Barcelona es un pequeño estudio creativo un tanto caótico donde se mezclan pinturas, ideas, colores, pinceles, brochazos, telas, ilusiones…

Sus creadoras María y Memé ambas diseñadoras gráficas y de estampados, llevan ya más de 10 años realizando pintura mural y acabados especiales. Poco a poco las circunstancias nos han ido especializando en el mundo infantil.

Actualmente ofrecemos 3 tipos de productos: murales pintados a mano, cuadros a la carta y vinilos personalizados. Con la característica común de hacerlo todo exclusivo para cada cliente, por ello nuestro trabajo es bastante artesanal. Y en cada proyecto invertimos una alta dosis de mimo y cariño tanto sea una pared de 30m como un cuadro de 30 cm.

Nos sentimos afortunadas de poder trabajar en algo que consideramos nuestro hobbye, y si encima vemos la cara de sorpresa de un niño y la felicidad de sus padres, nuestra satisfacción es doble.

 

La habitación de Joel

Nos encanta recibir emails de lectores. El que os mostramos hoy nos ha hecho muchísima ilusión, por descubrir como Kireei ha sido un elemento inspirador para la decoración de esta preciosa habitación de bebé. Sira nos habla de como nació la habitación de Joel, resumimos sus palabras:

Soy una chica de Lleida que está a punto de dar a luz y quería enseñaros cómo ha quedado la habitación de mi esperado bebé, Joel, y que he decorado gracias, sobre todo, con la inspiración de los post que he encontrado en vuestro blog…

Me ha costado mucho encontrar objetos, muñecos, telas y muebles que se salieran de lo típico que encuentras en la mayoría de las tiendas para bebés. No quería nada con ositos, o con conejitos, ni de colores pastel o en tonos beige…quería hacer una habitación de bebé divertida y moderna y sobre todo, que no tuviera que cambiar mucho a medida que fuera creciendo mi peque (al menos durante los primeros años).

Tampoco quería una habitación súper conjuntada, por lo que he ido mezclando cosas de aquí y de allá y muebles de diseño con otros más asequibles (de Ikea, vamos), etc. Eso sí, estoy muy contenta de las cosas en las que he invertido más dinero, como la cuna convertible Classic de Ouef, que compré en Nobodinoz y de la estantería Salamandre (que descubrí a su vez en dicha tienda). 

Vuestra web me ha servido sobre todo, también, para llenar de detalles la habitación. Así veréis que hay elementos que a menudo enseñáis en vuestros post, como guirnaldas de papel, pizarras de vinilo y elementos decorativos hechos a mano. El cojín de nube, la guirnalda de papel de seda, las letras con el nombre de mi niño de encima de la cuna, los pomos de colores de detrás de la puerta que hacen de colgadores e, incluso, el vinilo medidor, los he hecho yo misma…Y he de decir que he disfrutado como una loca haciéndolo… 

También he customizado cosas a mi gusto, como por ejemplo la chichonera de la cuna, que hice forrar con una tela de lunares de colores que encontré en una tienda de patchwork. Con la tela que me sobró también encargué un álbum de fotos personalizado para mi bebé, que me hizo una chica que los realiza de forma artesanal (Trapitos al Sol).

También he comprado artículos de artesanía que he visto en Kireei como los pufs de crochet de ‘La Casa de Cotó’ y de los que estoy taaan contenta…

A mi al menos este proyecto de decoración tan especial me ha hecho sentirme más cerca de mi bebé, al elegir para él con mimo y amor cada uno de los objetos que le acompañarán durante sus primeros años de vida.

 

 Y nosotras deseamos a Sira y a toda su familia que la llegada de Joel esté llena de alegría, y que los disfrutéis con mucha calma, viviendo plenamente ese momento tan mágico como es la llegada de un bebé.

 

Road trip in Finland

Finlandia tiene, entre muchas otras cosas, blogs fantásticos de diseño, decoración, craft, etc. Road trip in Finland es un buen ejemplo. Su selección de posts es muy buena, y además su sección Homes es para caerse de la silla por la maravilla de casas que muestra. Seguid este último enlace para ver todas las imágenes al completo(si hacéis click en una, luego podéis ir visualizando toda la serie dándole al next), preparaos un café (o una tila) y deleitaos tranquilamente, que yo ya me he vuelto loca seleccionando unas cuantas fotos solamente para este post. Fijaos en tantísimos detalles, que dicen mucho de la cultura finlandesa y la manera de concebir el hogar y el espacio infantil, con esa mezcla de diseño y confort/calidez tan especial. A mi me han llamado la atención varias cosas, entre otras que casi todas las casas tienen un gran piano, y pilas de revistas por aquí y por allá. Fotos de Riikka Kantinkoski, concepto de Mirja Karjula.

 

 

Menos es más

 Cuando digo menos es más me refiero a la decoración de esta bonita casa en Inglaterra, no al espacio que posee, pues como veréis no va corta en metros cuadrados. Esta claro que esta casa debe de ser mucho más bulliciosa y llena de trastos por aquí y por allá, como nos suele pasar a todos en nuestras casas. Para las sesiones de fotos las casas las ordenan pero me gusta lo poco recargada que está, de ahí el menos es más. Da mucha sensación de paz una casa así, donde parece que solo se tiene lo imprescindible. La mía nunca será así, pero me gusta contemplar este tipo de casas. Visto en Bliss. Enlace original aquí.

 

Muebles de diseño

Consola, de Studio Amy Hunting

El diseño es caro y la calidad también. Alguna vez nos han comentado que siendo Kireei una web dedicada a mostrar ideas para hacerse uno mismo resulta chocante que también muestre productos de diseño caros. 

Nuestra opinión al respecto es que una cosa no quita la otra y que ambas pueden convivir felizmente en el entorno de la creatividad y cosas bellas que selecciona Kireei. A mi personalmente me gustan los muebles hechos con palets o cajas de frutas pero también me gusta una bonita pieza de mobiliario hecha con materiales nobles y diseñada por una persona creativa o equipo que tenga una propuesta significativa detrás.

Pensamos que, a menudo, los productos baratos esconden producción en masa poco limpia y poco justa, condiciones laborales inaceptables y obsolescencia programada. Estas prácticas comerciales facilitan el consumo rápido, fácil, masivo, y muchas veces, sin sentido. Antes del abaratamiento de los bienes de consumo pasábamos con menos artículos para la casa, menos prendas en el armario, pero eran de mucha más calidad y provenían de pequeñas y medianas empresas con proyectos concretos de vida. Afortunadamente estamos volviendo a ese estilo de vida, como siempre comentamos en Kireei, a valorar el producto, cuidarlo, comprar de quien tenga una propuesta determinada que represente una compra coherente.

En definitiva, pensamos que ambos mundos pueden convivir felizmente, hacerse uno cosas pero también darse un capricho si se quiere y se puede, apoyar proyectos concretos, donde prime el diseño y la calidad. Posiblemente pensaréis que algunos precios son excesivos y abusivos, que cada cual haga sus análisis de la calidad-precio pero que los casos puntuales de abusos no arrojen sombras sobre tantos y tantos ejemplos de buen diseño y buena calidad y sobre el trabajo de tantas personas creativas que se dedican con toda la pasión y empeño en hacer algo distinto. Aquí tenéis algunos ejemplos que he ido recopilando y me han gustado, como veis la tendencia es juntar madera con colores. 

Mueble con cajones, de Sixay 

Módulos, de Nonah

 

Bancos, de Adam Xander

 

Estantes, de Bashko Trybek

 

 

Set con cajones, de Vontundra

 

Estante de Petite friture

 

Empapelar una puerta con tela

 

 

¿Se os ha ocurrido alguna vez que una puerta se puede entelar? Yo creo que es una buena idea: es más fácil conseguir una tela que nos guste que un papel pintado. Esta que nos muestra el tutorial de  How about orange es una preciosidad, dan ganas hasta de coger una tela blanca y pintar con rotulador para tela una versión de ella.