Miguel Calatayud

Cuando yo estudiaba Bellas Artes, en los 80, era el momento de “la línea clara” en el mundo de la ilustración y el cómic. Con influencia del dibujo belga llegaban a nosotros los tebeos de Daniel Torres, Sento Llobell, Mique Beltrán, Miguel Calatayud… Le llamaban “la escuela valenciana”. Hace muy poco Miguel Calatayud recibió el Premio Nacional de Ilustración 2009. Bien merecido, me gusta muchísimo, encuentro fuera de serie toda su obra. Por si no lo conocéis me gustaría mostraros los dibujos que habré mirado y remirado tantas veces, porque están en libros que tengo en casa.

Por ejemplo, “El cavallet de cartó“. ¡Cómo me gusta!, ¿no lo encontráis precioso? Con las casas que dibuja, esos tejados, fachadas, balcones, contraventanas tan propias de las poblaciones que me rodean, es algo familiar y fantástico al mismo tiempo.

 

 

 

 

 

 

O  “Saïda, la reina mora” (¿reconocéis Altea?):

 

 

 

 

Datrebil, 7 cuentos y 1 espejo“:

 

    

 

La pista atlántica

 

Como he dicho, todos estos dibujos son de la década de los 80. Naturalmente hay, además de esta, muchísima producción de Miguel que es increíble. Pero este es un pequeño homenaje a través de cuentos y tebeos que tengo en casa, el Miguel Calatayud que me fascinó.

 

Jimmy Liao

Jimmy Liao es uno de los ilustradores asiáticos más famosos en la actualidad y ha vendido muchísimos libros en todo el mundo, más de 3 millones solo en Taiwan (su país) y China. Además, sus libros se han traducido al español, al francés, al griego, al inglés, al coreano, al tai, al japonés y al alemán, entre otros. En este caso, cantidad no está reñida con calidad, no en vano es el autor de libros tan preciosos como Desencuentros o El sonido de los colores.

Este que os presentamos hoy es un cortometraje ganador del premio de Berlín en el 2007, basado en un cuento de Jimmy Liao. Seguro que os provoca unas ganas irresistibles de conseguir algunos de sus libros.

 

 

 

Minuscule

Mi amiga Mónica me pasó hace un tiempo un enlace a los episodios de Minuscule, esta serie francesa de breves capítulos en que las imágenes reales se combinan con insectos en 3D, y desde entonces mis hijos me piden verlos muy a menudo. Ha recibido varios premios, lo que no es de extrañar. Mirad a modo de introducción este video (hay más en youtube y también en la web).

 


 

Jill Barklem

Jill Barklem nació en 1951, su interés por las costumbres rurales y la historia natural llevó a Jill a situar en este entorno a sus adorables personajes. Pasó cinco años documentándose sobre ratones para hacer su serie de El Seto de las Zarzas.

Hace unos años encontré un par de libros ilustrados por ella, y tiene unas ilustraciones  encantadoras y detallistas. Mis favoritas son las madrigueras con sus pasadizos, escaleritas, o esas habitaciones con alacenas abarrotadas de teteras, telas, ramitas de lavanda…

“La escalera secreta”, “Los bebés de amapola”, “Las montañas altas” son algunos de sus títulos, que se encuentran descatalogados o agotados. Una pena, aunque me siento afortunada de tener al menos dos de ellos. Veréis como os enamora:

 

 

 

 

Shaun Tan

 

Cuando se habla de álbumes ilustrados, la mayoría de la gente automáticamente piensa en libros para niños. Para muchas personas eso implica que estamos hablando de un subgénero literario menor, que no merece la misma consideración que las obras “serias” para adultos. No comparto en absoluto esa opinión, puesto que a las obras para niños se les debe exigir los mismos niveles de calidad que al resto de obras artísticas y literarias. Un buen libro para niños se reconoce porque, con el paso de los años, sigue resultando atractivo para el adulto aunque no colme ya todas sus expectativas. Un buen libro para niños es aquel que apela a la sensibilidad, a la inteligencia y al sentido del humor infantil, que no son de menor importancia que los del adulto.

En algunas ocasiones, sin embargo, algunos libros infantiles y, en concreto, algunos álbumes ilustrados, no solo conservan su “chispa” cuando el niño se hace mayor, sino que incluso son obras plenamente válidas para un lector adulto. Estas obras admiten múltiples lecturas y pueden colmar las expectativas de una persona de 3 años tanto como las de una de 40. Es el caso de las obras del ilustrador australiano Shaun Tan. Tengo varios de sus libros en casa y los guardo como un tesoro, sin que eso sea impedimento para compartirlos con los niños y asombrarme con la lectura que hacen de sus historias – tan diferente de la mía y, al mismo tiempo, tan convergentes ambas.

Shaun Tan es licenciado en Literatura Inglesa y Bellas Artes. Ha publicado libros para niños y adultos y ha cosechado numerosos premios. Sus obras han sido traducidas al francés, al alemán y al chino. En castellano (y también en catalán) podemos encontrar algunos de sus libros editados por Bárbara Fiore.

 

 

La cosa perdida. Aquí podéis comprarlo en castellano y también en catalán.

 

 

El árbol rojo. Aquí podéis comprarlo en castellano, la edición en catalán consta como agotada.

 

Emigrantes. Aquí podéis comprarlo en castellano (aunque lo único en castellano es el título, dentro no hay texto).

 

 

Cuentos de la periferia. Aquí podéis comprarlo en castellano y también en catalán.

 

Los conejos.  Aquí podéis comprarlo en castellano. (Shaun Tan no es el autor, solamente el ilustrador).

 

Os invito a visitar la web de Shaun Tan para conocer más detalles de su trabajo.

 

Todas las imágenes pertenecen a Shaun Tan.

Catalina Estrada

La primera vez que vi una ilustración de Catalina Estrada fue en una revista, pero enseguida me fui a mirar si tenia página web, porque yo quería ver más. Y entonces sí que me quedé impresionada. Los dibujos de Catalina son diferentes, al menos su interpretación gráfica es personalísima. Puedes contemplar sus dibujos encontrando pequeños detalles aquí y allá. Quizás por deformación profesional, me la puedo imaginar pensando cómo quedaría mejor situado cada detalle y depurando esas líneas tan precisas. Catalina es colombiana pero vive en Barcelona desde 1999.

La obra de Catalina está presente en muchos productos de consumo, a mi me alegra y me gusta mucho que ilustraciones de tanta calidad estén muy cerca de todo el mundo:

 

 

 

 

 

            Particularmente, me hubiera encantado llevar este material al cole:

 

              

 

 

            Al mismo tiempo realiza obra como ésta:

 

            Y a veces las expone:

 

Esta es su última exposición, que terminó ayer precisamente, en la galería Iguapop en Barcelona.

 

 

Os recomiendo una visita tranquila por su obra en su web.