MSO Joies

>

En otras ocasiones os hemos presentado artesanos que, pese a dedicar mucho tiempo a su pasión y realizar un excelente trabajo, deben compaginarlo con otras ocupaciones para poder vivir. Hoy, sin embargo, hablaremos con Marta Sánchez Oms, joyera y gemóloga, que ha conseguido vivir de su vocación. Para ello ha hecho uso de Internet, la plataforma que nos facilita nuevas formas de comunicación y que está cambiando la forma trabajar (y también de relacionarse) de mucha gente. Además de su web, un blog y su tienda en etsy, también lleva el blog 18kt de joyería contemporánea en el que podemos ver el trabajo de muchos joyeros de todo el mundo. Nos ha encantado conocer a Marta y su precioso trabajo, un ejemplo de cómo una vocación detectada a tiempo y pasada por el filtro de una sólida formación puede dar, con un poco de suerte, excelentes frutos.

 

Marta en Joya.

 

 

 

¿Cómo te iniciaste en el mundo de joyería?

Siempre he trabajado con mis manos, de pequeña dedicaba horas al dibujo y a hacer figuritas con barro. Mi padre era carpintero y me encantaba que me dibujara muñecas para que yo las coloreara. Con 16 años decidí estudiar bachillerato artístico en la Escuela de Arte de Vic. Uno de mis profesores de escultura era joyero y decidió impartir unas clases especiales durante uno de los trimestres del curso escolar. Allí descubrí que mi pasión por el arte no se quedaba solo en el dibujo y la escultura sino que el mundo de la joyería era increíble. Siempre me he preguntado qué hubiese pasado si no me hubiese apuntado a aquel taller, si actualmente sería joyera, luego pienso y no me imagino haciendo otra cosa.


¿Has conseguido vivir exclusivamente de tu vocación o lo compaginas con otros trabajos?

Cuando acabé joyería me especialicé en esmaltes, gemología, diseño de joyas por ordenador y además he hecho cursos de pasadora de collares y escaparatismo. Compaginé mi trabajo de taller de joyería durante unos cuantos años con el de dependienta en relojerías y joyerías, esto también me ha dado mucha experiencia. Actualmente vivo exclusivamente de mis joyas, las diseño, las fabrico y las vendo en joyerías de Barcelona, San Sebastián, Valencia y París. Pronto tendré un punto de venta en Madrid.


¿Cómo te inspiras para dar esos nombres tan sugerentes a tus colecciones?

La mayoría de mis colecciones están inspiradas en el mundo egipcio, como Atón, Nut, Geb, Lluna, Isis y pronto saldrá la nueva colección Cleopatra. Desde pequeña me ha gustado la historia del arte, además mi hermana es una seguidora incondicional de Egipto. He visto documentales, leído libros y visto exposiciones, y cuanto más conozco de este mundo más me fascina. También me inspiro en cuentos o historias que tienen un significado especial para mi, tengo “Gretel” que está inspirada en el cuento de “Hansel y Gretel” de los hermanos Grimm y “Ofelia”, una de mis últimas colecciones, inspirada en Hamlet de William Shakespeare.


Aunque tienes bastantes puntos de venta físicos, he visto que también vendes por Internet. ¿Qué importancia ha tenido la red para tu proyecto?

Desde el día que salí de la escuela tuve muy claro que Internet era un punto muy importante para poder mostrar mis trabajos y darme a conocer. Hace mucho tiempo que tengo una página web con mis trabajos, aunque el diseño de esta ha ido evolucionando al igual que mis joyas. Realmente, gracias a internet y sobretodo Etsy, donde tengo la tienda on-line, me han ayudado mucho para darme a conocer fuera de España. Actualmente tengo clientes y amigos en Estados Unidos, Australia, Alemania, Canadá, Inglaterra, Francia e incluso Hong Kong gracias a Internet.


¿En qué consiste la iniciativa 18kt?

Empecé el blog 18kt hace más de tres años, con la idea de tener agrupados en un mismo lugar mis contactos y los links de los joyeros que me gustaban. Poco a poco me di cuenta que había mucha gente que me visitaba y que usaba mi blog para hacer consultas. Recibo mails con información de proyectos, exposiciones y novedades relacionadas con el mundo de la joyería. Así, 18kt ha ido creciendo hasta el dia de hoy, que tengo unas 800-900 visitas diarias, y he hecho amigos en todo el mundo.


¿Cuales son tus proyectos de futuro?

Seguir trabajando con mis joyas, soy feliz diseñando y haciendo mis piezas. Siempre he querido vivir en una casita con vistas al mar, y estoy segura que algún día voy a encontrarla y voy a vivir allí con mi familia, mis gatos y mis joyas.

 

 

 

  

 

 

 



Acabamos esta entrevista con este video de cómo Marta crea una de las piezas de su colección Ofelia: 


 

Camisetas Swan

>

 

 

Cuando observo las camisetas Swan me inspiran ternura, inocencia y cariño. El abrazo de un niño, el tacto de unas manitas, la cara de un bebé durmiendo, las risas cristalinas de niños jugando… todo metido en la chistera mágica y transformado en camiseta.

Tengo el placer de presentaros el trabajo de Swan, una madre emprendedora que hace un tiempo empezó a hacer y vender estas preciosas camisetas con el objetivo de vestir a los niños con prendas más tiernas y significativas.

 

 

 

¿Cómo surgió la idea de realizar camisetas de manera artesanal?

Cuando nació mi segundo hijo, el "mayor" tenía 19 meses, así que me pasaba largas horas paseándolos para dormirlos, uno en el carro y otro en la mochilita ,de modo que, una vez dormidos, quería ocupar mi tiempo en algo y necesitaba que fuera creativo porque era lo que me nacía, y así surgió la primera camiseta Swan. En ella estaban mis dos hijos de la mano y un arbolito. La bordé con todo el cariño esperando que de esa manera mi hijo aceptara mejor la llegada de su hermano, de modo que bordé sus nombres también, es una camiseta que significa mucho para mí. Por supuesto, aún la conservo.
Luego los niños fueron creciendo y no me gustaba nada la ropa que encontraba en las tiendas (que para niños se reduce a camiseta/camisa y pantalón) de modo que bordé algunas más para mis niños, camisetas que no hablaran de distinción de sexos, que no tuvieran letrasprefabricadas con mensajes de adolescentes o de deportes. Yo quería que mis hijos las llevaran y dijeran algo de ellos. Hay camisetas en el mercado con mensajes del tipo" la niña de mamá" o "me encanta ir de rebajas" Pero, como digo, no creía que si a un niño se ledejara escribir algo en su camiseta pusiera ese tipo de cosas. De este modo surgieron camisetas con prados, arbolitos y niños jugando entre las flores. Allá donde iba las madres me preguntaban donde las había comprado y empecé a contar que las hacía yo. Me costó mucho vender la primera…¡era como algo tan mío! pero luego me hacía muy feliz saber que un niño/niña o bebé iba a llevarla y que esa camiseta iba a hablar de el, a decir cosas suyas, y de nadie más. Y esa idea me encantó.

No es la primera vez que hago algo hecho a mano. Toda la vida he estado probando cosas, con siete años ganaba concursos de acuarela, con 10 de cuentos.. y en su momento probé el punto de cruz, pero me pareció la cosa más aburrida y anticreativa del mundo: ¡Un dibujo te limitaba el punto que tenías que hacer, y que tono exacto usar! Fui probando las técnicas mixtas en lienzo, los collages, etc y luego di el salto a la tela, siempre he sido una enamorada del patchwork y de sus orígenes y creo que eso se puede observar en mis creaciones.

 

 

¿Cómo y dónde las vendes? ¿Cuál es el proceso que sigues desde que recibes un pedido personalizado?

Mis camisetas y otras creaciones se venden principalmente a través de mi blog y a través del boca a boca. Si una clienta me compra una camiseta para un regalo me llama periodicamente porque,hoy en dia, hay muchos eventos sociales a los que acudir (cumpleaños, bautizos,etc) y hay quien quiere ser original regalando algo que sea diferente y personalizado.

Desde que recibo un pedido, siempre me intereso por las características personales del niño o niña que la llevará, así como el color de su pelo, etc (o adulto, ya que enseguida los padrescomenzaron a reclamar sus camisetas) Entonces comienza un proceso artesanal de trabajo en el que me sumerjo en el pedido (siempre hago uno solo de por vez) Los materiales que uso son telas de patchwork, fieltros, apliques y algodones.
Mis creaciones se venden de momento en tres puntos de venta:
Tiendamay, una tienda que ofrece el trabajo de muchas artesanas diseñadoras que, como yo, y la dueña de la tienda May,pretendemos que las mujeres que elijen comprar ahí sientan que se llevan a casa algo único y especial, al mismo tiempo que apoyan el trabajo artesanal. Rincondegaia un lugar en donde la crianza con apego y la lactancia natural tienen protagonismo absoluto y Oloramar, una galería de arte con mucho amor.

 

¿Qué te inspira a la hora de diseñarlas?

Mi inspiración es, aunque suene cursi, la belleza de las cosas, en las camisetas de adultos juego más con los sentimientos, así como en los camafeos y en las de los niños con la transparencia y la alegría, con sus sueños.

Tengo además una línea de camisetas sobre autismo, creada para desmitificar la concepción errónea y estereotipada que tiene la sociedad de los trastornos del espectro autista, y en la que hablo de inclusión, respeto, y sobre todo mucho amor.
También bordo muchas camisetas sobre crianza y lactancia natural, que son temas que creo que hay que enseñar al mundo más de lo que se muestra ya.

 

 

 

 

¿Qué proyectos de futuro tienes para camisetas Swan?

Mi proyecto de futuro es la distribución de mis camisetas en puntos de venta de toda la geografía española, dado que de momento, aparte del blog, se venden en Tenerife. Tengo en mente proyectos muy dispares, una linea sobre el cancer de mama, otra sobre la ablación… tantas, tantas ideas …¡y tan poco tiempo!

 

Swan es madre de dos niños y vive en su casa-refugio con su pareja. Escribe novelas y cuentos para niños y niñas que le gustaría publicar algún día. Estudió interpretación y tiene pendiente actuar. En general ama las cosas hermosas y simples, todo lo que le haga sentir feliz. 

 

             

 

Desde Kireei te deseamos mucho éxito en esta actividad creativa y que tus camisetas arropen los sueños de muchos niños.

 

Misako Mimoko

>

Eva Monleón es una crafter y blogger (la elección de estos anglicismos no es casual, ya lo veréis en la entrevista) que se presenta en la red como Misako Mimoko. Si tuviera que escoger una definición breve para presentarla, sin duda diría: buen gusto. Lo podréis comprobar si visitáis su blog, en el que no solamente muestra sus creaciones sinó que, además, comparte hallazgos en la red, libros, imágenes, patrones…

 

¿Son los crafts tu ocupación principal?
No, principalmente trabajo como freelance en el campo del diseño gráfico y multimedia. Los crafts son una actividad extra, con la que intento desarrollar mi creatividad y divertirme un poco.
Llevo muchos años trabajando como diseñadora y se ha convertido en una actividad muy poco satisfactoria a nivel personal, así que cuando hace un año más o menos empezó a bajar el nivel de trabajo, y conseguí tener más tiempo libre, hice un curso de amigurumi en una mágica tiendecita en el barrio del Borne de Barcelona, que se llama
Duduá, donde organizan talleres, conciertos, exposiciones, concursos de pasteles… me quedé prendada de todas las cositas hechas a mano. Allí conocí a emedemarta, la araña tecla y Delolast, y aunque al principio no me hacía mucha gracia lo de tener un blog, finalmente me picó el gusanillo y me enganché a todo ese mundo.
 

¿Cómo surgió la idea de las dolis y los dolos?
Dolis y Dolis no surgió de una idea premeditada de proyecto, fue algo totalmente casual.
Yo no planeaba vender las cosas que hacía… Un buen día me vi haciendo un bolsito de esos que los pliegas de mil maneras, luego lo coses todo junto de una sola pasada casi, y cuando lo desdoblas tienes un bolsito con solapa y bolsillos interiores, como por arte de magia! eso me fascinó.
Al poco tiempo vi un vídeo de
Emily Martin enseñando cómo hacer una de sus muñecas con un método muy parecido. Empecé a hacer una muñeca siguiendo el mismo proceso, pero como siempre, fui improvisando un poco por aquí, por allá… total que al final salió una muñeca totalmente diferente.
Esa muñeca me sorprendió, me hizo mucha gracia y decidí hacer otra diferente, para ver qué tal salía. Me propuse hacer otras tres, se me ocurrió la idea de que si conseguía hacer que todas esas muñecas tuviesen algo especial, fuesen graciosas y muy diferentes entre sí sería un buen proyecto a desarrollar. Sólo necesitaba saber si la gente reaccionaba igual que yo al ver las muñecas, si sentían lo mismo… y sí! por suerte tuvieron tan buena acogida que me animé realmente seguir haciendo muchas más.

 


Veo que en tu blog tienen cabida muchas otras cosas, a parte de tus propias creaciones. ¿Cual es la filosfía del blog? ¿Qué te mueve a mantener este canal de comunicación, a parte de dar a conocer tus creaciones?

Para mí es muy importante el hecho de compartir inspiraciones, tutoriales, recetas, cosas y anécdotas que te alegran el día… pequeños detalles y minucias, que para mí son la salsa de la vida.
Me interesa el proceso de creación, las técnicas e influencias de otras crafters, el modo de vida, sus lugares de trabajo, sus rutinas… se aprende continuamente de gente diferente, se comparten culturas y tradiciones. Al final te das cuenta de que tienes más cosas en común con gente que está a kilómetros de distancia  que con el vecino que vive en tu mismo edificio, y la única manera de desarrollar todo aquello que te gusta y de crecer es estando en constante intercambio.

 
¿Vendes en otras tiendas a parte de en etsy?
No, de momento sólo se pueden encontrar en mi tienda, aunque preparo chapas y postales con las fotos de mis muñecas que probablemente estén presentes es más sitios.
Ahora acabo de sacar una nuevos collares y broches bajo el nombre, The Friendly Ghost; unos pequeños fantasmitas en una gama de colores pastel,  piezas únicas hechas a mano. Llevo todo el verano trabajando en ellos, a veces aventurarse a crear algo nuevo y diferente a lo que vendes normalmente es un gran riesgo… no sabes nunca cómo saldrá!
Si gustan y se van vendiendo seguramente estarán en más tiendas, de momento es un proyecto en pruebas.

 
En tu blog el inglés tiene mucha presencia. ¿Encuentras más acogida en el mercado anglosajón o internacional que en el español?

Sí, sobretodo en Estados Unidos, hay una cultura craft mucho más establecida. Existe una conciencia social muy fuerte de apoyo a las comunidades craft, al pequeño artesano… se celebran un montón de festivales, ferias… allí la cultura indie está desde siempre muy unida al craft, es un movimiento muy vivo, no es tan marginal como en nuestro país, aquí todavía se ve como algo relacionado con el estilo y la moda hippie o como una afición exclusivamente propia de la tercera edad, parece que poco a poco esto va cambiando pero todavía  queda mucho para que llegue a normalizarse.

 

        Algunas creaciones de Eva:

          

 

 

         

 

Y algunas de las otras cosas que encontramos en su blog:

 

Belula

>

Después del verano tenemos el placer de volver a nuestra sección de entrevistas con Belula, una artista que realiza preciosos muñecos, broches, collares y fundas para Ipod con el fieltro como material protagonista. Detrás de Belula está Vanessa Egido, soriana de nacimiento que vive en Zaragoza desde hace casi seis años. Licenciada en Bellas Artes en la universidad de Salamanca, y diseñadora gráfica de profesión.

 

 

¿Cómo empezaste a dedicarte a las creaciones en fieltro?

Siempre que podía, hacía bisutería en mis ratos libres, ya que siempre me han encantado las manualidades. Descubrí las posibilidades del fieltro cuando todavía estaba en la universidad… ¡y me enamoré de su textura, de su colorido, de su versatilidad!.
Hace 3 ó 4 años nació "belula", la marca que daría nombre comercial a mis creaciones. Principalmente hacía broches, collares, pendientes…, pero hace ahora más de año y medio, empecé a hacer mis pinitos con la Singer de mi abuela. Y poco a poco, a pedales, surgieron los pequeños "beluñecos", unos seres tiernos y entrañables, hechos con tela y fieltro, poniendo muchísimo cariño y mimando cada detalle en los acabados.

 

 

¿Cómo comercializas y promocionas tu trabajo?

Pues empecé a través del boca a boca, entre amigos y familiares, intentando sacar un dinerillo para un viaje que quería hacer, y poco a poco fuí descubriendo el mundo de los blogs e internet. Ahí voy colgando mis cositas y la gente me escribe al mail haciéndome encargos. Últimamente ando investigando ETSY, pero con el inglés se me está resistiendo un poco.


¿Qué dificultades encontráis tú y otros artesanos a la hora de desarrollar vuestra actividad?

La primera dificultad que encuentro es compaginarlo con el día a día, ya que es una actividad que empezó como un hobby (siempre me han gustado estas cosas), y poco a poco ha ido creciendo. Los últimos años se me ha ido un poco de las manos, ya que no es mi trabajo principal, y los horarios laborales no me dejan dedicarle todo el tiempo que yo quisiera…
Y la segunda dificultad es el espacio. Me gustaría tener un espacio en el que poder tener todos los materiales y poder desarrollar mis creaciones sin tener que invadir comedores, habitaciones…, a modo de taller!. Y puestos a pedir… un local para poder comercializarlos!, ya que la venta a través de terceros se complica y no es demasiado fructífera. Todo depende del material que quieras vender.

¿Qué planes futuros tienes?

Planes tengo muchos, eso es bueno, pero creo que no es el mejor momento para desarrollarlos, pero ten por seguro que "Belula" está en ese futuro.

 

Deseamos que Vanessa siga desarrollando sus estupendas creaciones. Personalmente me encanta todo su trabajo pero me he enamorado de la ballena y su bebé que aparece en su blog. ¿Os animáis a buscarla?

Ojalá el talento creativo no se tuviera que ver limitado por razones materiales. Quizá el cambio debe darse principalmente en el aprecio al trabajo artístico y hecho a mano como primer paso para alejarse de las compras de productos de baja calidad, producidos en masa de manera totalmente inadecuada, y empezar a adquirir creaciones de artistas, para uso propio y para regalo, productos inmensamente más bellos y significativos. Gracias Vanessa, ha sido un placer charlar contigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Le Petit Paquebot

>

Navegando por la red hemos encontrado a Lidia, la artífice de Le petit paquebot, un blog en el que muestra su trabajo con ganchillo. Como tantos otros artesanos y artistas, necesita compaginar su pasión con otro trabajo (que puede ser igualmente vocacional en algunos casos, una cosa no impide la otra, y en otros no) pero que siguen adelante con ilusión en su proyecto, en este caso el ganchillo. Hemos querido hablar con Lidia para conocer un poco sus motivaciones, su inspiración, sus planes de futuro. Seguro que muchas de las personas que estáis intentando abriros paso en oficios y profesiones artesanas o artísticas os sentiréis identificadas con algunos aspectos de su trayectoria. Desde Kireei le deseamos mucha suerte a Le petit paquebot, y que su singladura sea exitosa.

 

 

 

¿Cómo llegaste a dedicarte al ganchillo?

Desde pequeña me han interesado los trabajos manuales, he hecho prácticamente todo lo que se puede hacer, papiroflexia, miga de pan, arcilla, etc. Pero además me he educado en un colegio de monjas y, claro, teníamos pretecnología, costura… y me encantaba, la verdad, me resulta muy relajante. Siempre he hecho bolsos de ganchillo y cosas por el estilo. Hace unos años descubrí la técnica japonesa del amigurumi y me volví loca, me pareció increíble y me puse con ello y hasta ahora no he podido parar.

 

¿Lo compaginas con alguna otra actividad u ocupación?

Yo soy licenciada en derecho y tengo un trabajo convencional de 9 a 6, pero lo compagino con el ganchillo. Cada vez ha ido ganando terreno y casi tengo dos trabajos, soy coordinadora de ganchillo internacional, lo que aúna mis dos profesiones perfectamente.

¿Dónde encuentras inspiración para tus diseños?

En realidad tengo una necesidad de hacer todo a ganchillo, le llamo visión-ganchillo. Estoy haciendo algo y ya se me ocurre otra cosa que hacer. Más que nada objetos de la vida diaria y sobre todo lo que menos puedas imaginarte en ganchillo. Me gustan mucho las plantas y creo que es de lo que más me gusta hacer. Pero todo lo difícil, personas o formas complicadas me encanta.

 

¿En que trabajas actualmente? ¿Cuales son tus proyectos de futuro?

Actualmente estoy preparando una exposición para el 13 de septiembre que se llama "Crochet y cantar" en el centro comercial Gran Vía de Hortaleza y estará un mes. La hago junto con una colaboradora. La exposición se basa en tiendas, son 14 vitrinas y cada una es un comercio ya que la expo es un centro comercial, yo hago las piezas de ganchillo y mi colaboradora hace el atrezzo y decoración de la tienda en las vitrinas.
En cuanto a los proyectos de futuro, tengo mucho interés en dedicarme a hace
r obra, exposiciones o trabajos de arte, y compaginarlo con la venta al público.

¿Cómo das a conocer tu trabajo? ¿Aceptas encargos, vendes en tiendas…?

Mi trabajo lo doy a conocer a través del blog y de la participación en ferias, en concreto en Madrid, en Minimadelia y Nómada Market. Vendo en algunas tiendas de Madrid y tiendas on line y acepto encargos aunque dependen del tiempo con el que cuente.

 

 

 

 

 

Creaciones de Artesanas

>

Hoy hablamos con Elena Arjona, de Creaciones de Artesanas, una estupenda iniciativa formada por Elena y su madre, Elena Sánchez, unidas para crear bisutería, bolsos y complementos.

 


Háblanos de tu trabajo, ¿de dónde viene la iniciativa de crear artesanía?

Desde pequeña siempre me han gustado las manualidades, mi madre, modista de profesión acostumbraba a tenerme por sus faldas con mis propios retales de tela cosiéndole botones, y creando mis bolsitos…. Sobre los 10 u 11 años empecé a hacer pulseras con pequeñas bolitas y rocallas q encontraba y algo más mayor empecé con las de macramé. Hará unos 5 años empecé a centrarme de nuevo en los abalorios… teniendo a Internet como mi mejor aliada empecé a buscar foros y tutoriales para realizar las piezas, siempre con cristal Swarovski. Pronto el hobby empezó a ser caro para regalar a las amigas, así que les iba cobrando precios simbólicos… Pronto se unió mi madre a esta aventura, ella trabaja más los collares con fieltro, los broches, bolsos y yo estoy más centrada en el cristal Swarovski y la cerámica. Apenas 6 meses después de retomar los abalorios estaba poniendo mi primer puesto en una feria de artesanía y fue un éxito. Desde entonces ya son muchos a las espaldas de todos los tipos, el más importante la Feria de Artesanía de Alicante organizada por la cámara de comercio, donde estuvimos el año pasado todo el verano y donde repetiremos este verano (del 17 de Julio al 31 de Agosto en la Explanada de Alicante).


¿Qué dificultades encuentran los artesanos para realizar y difundir su trabajo?

Actualmente, el mundo del artesano está algo infravalorado, aunque seguimos teniendo nuestro hueco en el mercado. Todas las tiendas que han surgido hace unos años de todo a cien y similar, hacen que muchas veces la gente no sepa valorar que el trabajo hecho a mano tiene un valor no sólo económico. No nos cansamos de explicarle a la gente que estos trabajos no se hacen iguales, cada uno siempre es distinto, nos gusta mucho trabajar con materiales y formas diferentes, y raras son las veces que repetimos modelos. Son trabajos que se hacen a medida, e incluso en los colores que la persona elija. El mayor trabajo muchas veces también es asumir el riesgo en las ferias a no vender. Muchos son organizadores privados que cobran mucho dinero por los puestos y realmente nunca sabes si venderás o no, desde los ayuntamientos deberían potenciar y ayudar a los artesanos, puesto que muchos son oficios antiguos que acabarán perdiéndose por no ser rentables hoy en día…

 

¿Qué proyectos de futuro tienes?

Hace 3 años me planteé obtener un título oficial que uniera las diferentes manualidades que se hacer tales como papel maché, porcelana fría, deocupage, abalorios, etc, y me informé de la rama de Técnico Superior de Artes Plásticas aplicadas a la Cerámica Artística. Me encantó y me apunté a las pruebas de acceso y hace menos de un mes que obtuve mi título.


Como proyecto de futuro, me planteo varias cosas: por un lado tener mi propio taller de cerámica (el de abalorios ya lo tengo), poder montar mi torno en condiciones y practicar mucho con él, y tener mi propio horno cerámico. Por otro lado, con mi título oficial ofrecerme para dar cursos y talleres en colegios, asociaciones, o personas individuales, seguir con los mercados de Artesanía y las ventas vía web.
Y más adelante, si la economía lo permite, alquilar un local donde asentarme tanto para la venta de mis productos, como para dar esos cursos que he comentado.

 

              

 

 

          

 

 

Gracias por la charla Elena, te deseamos mucha suerte, tenemos muchas ganas de ver tus nuevas y seguro que bellas creaciones cerámicas.