Seedbox. Pequeños huertos urbanos. Gastos de envío gratis

SB collection (5) (1)

 

He aquí una propuesta de regalo muy interesante. SeedBox son pequeños huertos urbanos, pequeñas cajas que se convierten en la estructura de un huerto urbano, y que contienen todo lo necesario para plantar en interior o exterior de casa.

Su diseño permite tenerlo en todos los lugares de la casa e incluso es un fabuloso elemento de decoración, para la cocina los seedbox cultívame, con una amplia variedad de aromáticas o para los niños más inquietos SeedBox kids o Brotes. La idea de hacer estas pequeñas mesas de cultivo de introducción al autocultivo nace tras años de diseño y venta de huertos urbanos para terrazas y de grandes dimensiones.

Surge la necesidad de acercarse a la naturaleza, sin embargo por problemas de tiempo, espacio o dinero no disponemos de la posibilidad de comer nuestros propios alimentos, y así nace SeedBox una forma divertida, fácil y bonita de empezar a plantar o de transmitir esta inquietud.

SeedBox es el regalo perfecto para estas navidades, es un elemento DIY con una gran amplitud de valores como el cuidado por el medio ambiente, el aprendizaje y responsabilidad para los más pequeños, y la responsabilidad social, pues su producción está al cargo de la Fundación TEB.

Además estas navidades los gastos de envío son gratis. Podéis comprar Seedbox en su tienda online y seguir sus actualizaciones en su Facebook.

Podéis ver varios vídeos informativos sobre Seedbox aquí y aquí.

 

  

valores-web

 

contenido

 

SB Collection (2)

 

paraniños

Yo compro en el pequeño comercio local porque…

cartell_800_new

 Póster de Misako Mimoko

Yo compro en las tiendas de mi barrio porque… “Cada vez que gastas dinero, estás emitiendo un voto para el tipo de mundo que quieres”. Anna Lappé, Smallplanet.

A mi me gusta vivir en lugares a la medida de las personas, donde el tiempo deje huella, donde la gente se salude al pasar. No me gustan las ciudades levantadas únicamente con la fuerza del dinero, al gusto de las grandes corporaciones, clónicas a otras ciudades en la otra punta del planeta, siempre nuevas y relucientes con sus letreros de plástico y metal, con tiendas atendidas por dependientes mal pagados que llegan y se van sin echar raíces.

No, no me gustan esas ciudades habitadas por eternos desconocidos y en las que lo que nos resulta más familiar de las calles es aquello que antes hemos visto en algún anuncio en la televisión. “¿Estás hablando de tiendas? ¡Solo son tiendas!”, podría argumentar alguien. “¿Qué más da una tienda que otra? “ Pues no. No da lo mismo. El pequeño comercio de toda la vida está regentado por los propios vecinos, gente a la que le importa el lugar donde vive, que conoce a sus clientes, que se preocupa por lo que sucede a su alrededor.

El pequeño comercio contribuye a humanizar las ciudades, ofrece un trato más cercano y dinamiza la economía local, permitiendo a muchos vecinos ganarse la vida dignamente a la vez que proporcionan un necesario servicio a la comunidad.

Cuando gastamos dinero en un comercio local, el beneficio no se volatiliza en tan gran medida hacia manos lejanas (y ya demasiado llenas) sino que permanece en nuestro entorno, volviendo de nuevo al circuito y generando más riqueza y bienestar. 

En un pueblo o barrio con un tejido comercial sano, las calles son más seguras, la vida más agradable, el ambiente más feliz. Si escogemos bien, podemos encontrar productos de gran calidad a precios razonables y el consejo experto de aquel tendero que acumula años de valiosa experiencia en su sector.

Es posible, también, que nos sea más fácil averiguar el origen de los productos que compramos o de las materias primas con las que se ha fabricado. A menudo, el pequeño comerciante utiliza redes de proximidad: el carnicero que se abastece en una granja de la provincia que es de su confianza, el frutero que compra a la cooperativa, el pescadero que va a la subasta de la lonja…

Dentro del comercio local nos será también más fácil encontrar establecimientos que apoyen a artesanos y creadores; incluso puede que estemos ayudando a que se conserven muchos oficios tradicionales. Así, no solo estamos influyendo en la fisonomía de nuestro entorno más cercano sino también en el tipo de sociedad que se va configurando en nuestra comarca, en nuestro país.

Como sé el tipo de mundo que quiero, siempre que puedo compro en las tiendas de mi barrio. Ese es mi voto diario. ¿Y el vuestro?

 

¿Es necesario tener una Newsletter?

tortuga

Foto de Heva

 

Si eres emprendedor y tienes tu proyecto de venta de producto o servicios seguro que te has hecho esta pregunta alguna vez. ¿Es necesario tener una Newsletter como instrumento de venta? Mi respuesta está en el post que he publicado hoy en La Mirada, que es precisamente una Newsletter que envié a los suscriptores la semana pasada. Sigue el enlace para leerlo y si aún no te has suscrito hazlo aquí. Tu proyecto necesita más instrumentos de marketing para saber venderlo mejor y en La Mirada puedes encontrar píldoras de experiencia emprendedora todas las semanas y también en El Cuaderno del Emprendedor y mi asesoría personalizada “Tu hoja de ruta”. Nos vemos allí!

 

Winter Project Life, tarjetas para Navidad solidarias, de Maow Studio


80d17bc5-bca5-4dcb-8457-2e279a6668f7

 

Llegan como cada año las postales solidarias de Maow Design Studio, el llamado Winter Project life, un pack de postales ilustradas para recaudar fondos. Este año, después de hacer la edición especial Ayuda a Nepal en Mayo, sale la tercera edición de #Postales solidarias en colaboración con Amayadeeme, Anna Grimal, Carmen Saldaña, Eva Carot, Lore Illustration, Lola Sr, Missmalagata, Moniquilla, Naranjalidad, Nuria Díaz, Polarité, Vireta y Selfpackaging. Podéis ver todas las postales y conocer a los ilustradores aquí y comprarlas aquí. También de manera física las podéis encontrar en los siguientes puntos de venta. La recaudación va destinada a las becas comedor de Educo. 

Lydia, de Maow Studio es el alma de este proyecto, su creadora, impulsora, y organizadora. Vale la pena comprar este pack de tarjetas por su belleza y por todo lo que significa.

Maow Studio, c/Cabo Santiago Gómez, 6, A Coruña

Ideas en Polvo  c/ Espiritu Santo 1, Valladolid

Ah! Bilbao c/Carnicería Vieja 18, Bilbao  

Pérez 78 c/ Martín Gamero 16, Toledo 

La Casa Azul c/ Colón 3, Vilajoiosa-Alicante 

a56a45f9-d4bc-496c-b0a2-a267c1e4437b

 

8610bd4c-caf8-4fe5-93f1-ed05ee5a401e

 

714ac93a-cfa3-4151-9ccb-9e963efa3d95

 

124d267c-ab37-4414-b9be-57c93c7dc3aa

69c76ba2-f3db-48a4-9f75-a285016217cb

 

08f7d951-29b1-49f6-b7d6-1ac9b1285237

 

7a5dee2b-5c11-4d66-9248-1f4a1d410d6a

 

3a954730-3086-4d85-82c5-f33e7378f780

Abierto el cupo de diciembre para mi curso de marketing personalizado “Tu hoja de ruta”

post-kireei-3-600x600

 

Una post cortito para comentaros que abro el cupo de diciembre para apuntaros a mi asesoría personalizada Tu hoja de ruta.

Los que hace tiempo que me seguís ya sabéis que se trata de un curso personalizado en el que os doy feedback sobre vuestro proyecto emprendedor tanto por escrito como cara a cara en una sesión en directo vía teléfono o skype. Es una buena oportunidad para despejar un montón de dudas y darle dirección a vuestro proyecto, o desatascarlo, si lleváis un tiempo sin ver resultados.

El programa lo he diseñado para que lo podáis hacer a vuestro ritmo, no caduca. Hay gente que lo hace en un mes, gente que lo hace en tres meses y gente que en seis. Cojo un cupo de poca gente cada mes para poder atenderlo como se merece. Si os interesa solo tenéis que escribirme a hola@lamirada.info. 

El programa cuesta 90 euros + El Cuaderno del emprendedor (23 euros).

Me encantará acompañaros. Emprender acompañado es más fácil

La fiesta de Kireei 7 en Contigo alla fine del Mondo, Madrid

1-2

 

Hace unas semanas nos fuimos a Madrid, mi compañera Montse Mármol y yo para realizar un par de sesiones fotográficas para el libro de casas que saldrá en la primavera, y aprovechando la coyuntura organizamos una pequeña fiestecilla en Contigo alla fine del mondo, la preciosa tienda de María y Sergio.

Fue muy emocionante ver y darle un abrazo a todo la gente que vino. Adolfo Serra, creador de la portada de Kireei 7, famosos ya sus insectos ilustrados. Susana Sánchez, de Perfect Days, quien se encargó de las galletas Kireei que veis en la primera foto y que nos encantaron, sobre todo a mi hijo, Biel. Con su catering Srta Scott nos sorprendió con estas apetitosas galletas hechas con la sonrisa del logo de Kireei. Vanessa Borrell (Lady Desidia), mi compi Heva, de Tarjeta de embarque, María Vallier de Esto no es Ascot, Raquel Ezquerro de Lanusa, Andrea de Nómada Market y La Intrusa, Nader Sharaf, Vireta, y muchos más.

En la foto me veis en acción, diciendo cuatro palabras. Es curioso, llevo más de 20 años en docencia, y hablar en público no me supone un gran nerviosismo, sin embargo, hablar de mi y de mi proyecto, así en petit comité me puso muy nerviosilla. Pero bueno, fueron nervios también de emoción, por las cosas que quería decir en poco tiempo y de manera muy sintetizada, como que he cumplido un sueño con Kireei, un sueño que aunque al principio era el proyecto en sí, el hacer algo bonito como la revista, con el tiempo me he dado cuenta que lo que en realidad se ha convertido en un sueño hecho realidad es todo el componente humano que se ha generado alrededor de Kireei, la tribu o comunidad, el cariño que se palpa cuando nos vemos, el apoyo mutuo, la red. Eso es lo que más me ha aportado este proyecto, que espero, siga por muchos años.

Gracias, María, por abrirnos las puertas de Contigo, por organizarlo todo, por esas flores, por el piscolabir, por ser como eres, tanto tu como Sergio, por tu proyecto hecho con tanto corazón. Gracias Montse por haberlo podido captar con tus fotos a pesar de toda la distracción. Gracias a todos los que vinisteis, por tantas risas, y tan buena compañía, Kireei no sería lo que es sin esta maravillosa red que hemos tejido entre todos.

 

1-7

 

1-14

 

1-4
1-13

 

1