Cosas que nunca volveré a vivir

 

30-1-2015 21.1.16 1

Fragmento de una ilustración de Coaner, para Kireei 5

 

El otro día pedí en mi perfil de facebook sugerencias de temas para posts de reflexión de fin de semana, y este es el que elegí para hoy: Los cambios de ciclo, cómo asumirlos, cómo mirar hacia delante ¿sin nostalgia? por ejemplo, asumir que no volverás a tener un bebé aunque una parte de ti quiera sentir todo aquello…

Me decanté por reflexionar sobre este tema porque me llevó inmediatamente a la época en la que tuve que asumir que no volvería a ser madre, a mi que me hubiera gustado tener tres o cuatro hijos. Fueron unos tiempos duros, de pasar por un proceso de aceptación, el mismo que pasé cuando asumí que no sería madre con pareja, como siempre había soñado. Se trata de una perdida y como tal, requiere un proceso profundo de aceptación e integración. Por fases: perdida, enfado, negación, aceptación. No se si el orden es este pero va por ahí. Porque ¿Cómo no nos va a doler una perdida? ¿Cómo no sentir rabia y enfado? ¿Cómo no negarla? No, eso no me puede pasar a a mi, yo necesito volver a ser madre, yo nací para ser madre de más de un niño.

Este proceso, bien llevado acaba en la aceptación. Y mal llevado acaba en rechazo, en la sensación de que la vida no es justa, y tu no te lo mereces y te quedas anclada en un estado de “enfado general hacia la vida”, enfado que se canaliza de las más diversas maneras, con actitudes difíciles. Y la vida, ciertamente, no es justa. Tu propones, pero la vida dispone, que dirían nuestras abuelas (ellas ya saben cual es el resultado de una vida, nosotras aún no).

Una de las cosas que me ayudó a aceptarlo fue descubrir que sí que podía volver a ser madre, aunque no a la manera clásica, más bien de manera metafórica. Porque yo en realidad, de lo que tengo vocación es de maternar. Recuerdo una especie de epifanía que tuve viajando en tren, desde Barcelona a Valencia. Había pasado el día con mi amiga Caterina, y pensando en las cosas que habíamos hecho me llegó ese momento eureka: “that’s it”, no volveré a tener un bebé, tendré cientos (llamadme cándida, lo soy). Y todos los días me doy cuenta de donde coloco mi impulso maternal, ahora sé reconocerlo en muchísimas de las cosas que hago, y es bonito. No es lo mismo que experimenté cuando fui madre, ni mucho menos, y tampoco lo vivo como sucedáneo, no es una venda en los ojos, no, es otra cosa. Me gusta ser madre y puedo serlo de otras maneras, simplemente. Así lo vivo ahora, después de la tormenta.

Solemos vivir de manera lineal, o cartesiana por decirlo de otra manera, y nos dejamos otras maneras de experimentar la vida también valiosas. Cuántas veces recordamos con nostalgia las cosas que hacíamos de niños, o de adolescentes, y pensamos con tristeza que nunca volverán, que ya no podemos hacerlas. Pero, si lo pensáis, seguro que seguís jugando, o haciendo pequeñas estupideces, o soñando con un mundo mejor, o llamando a una amiga y contándole el último cotilleo. No dejamos de ser niños, ni tampoco jóvenes, lo somos y seremos siempre. Está bien reconocerlo, y no ocultarlo, o perdérselo por no ser consciente.

¿Qué hacer con la tristeza, con la nostalgia, con el dolor que nos producen las pérdidas que suponen los cambios de ciclo? Esta era la pregunta inicial y quien dice volver a ser madre dice cualquier otra cosa que suponga un cambio de ciclo. ¿Qué hacer? Pues nada y todo, diría yo. Reconocerlo. Es al reconocer que algo te apena cuando puedes empezar a aceptarlo, a pasar página. Cuando eso pasa, ya no situamos en nuestra memoria las cosas en un espacio de tristeza que queda fosilizado sino en uno de alegría con toques de nostalgia, por haberlas vivido y poder seguir viviéndolas, aunque sea de otra manera.

 

 

Workspaces

Algunas casas bellas

Dos casas familiares y una de alquiler en Brooklyn son las seleccionadas hoy para la sección semanal de paseos por casas bellas.

 

algunas casas bellas

The Hive

 

72

Caro-inspiration

 

8e19b8ec966fd43fddeb163775b93a2c

Sfgirlbybay

 

Jongmee kim

jongmee kim

 

Jongmee es ilustradora y diseñadora, especializada diseño de estampados, además de sus trabajos de ilustración. Vive en Nueva York.

 

28-1-2015 21.1.42 1

 

28-1-2015 21.1.10 4

 

28-1-2015 21.1.16 2

 

28-1-2015 21.1.38 5

 

28-1-2015 21.1.40 3

 

28-1-2015 21.1.12 7

 

28-1-2015 21.1.54 6

 

28-1-2015 21.1.22 8

Suzanne Sullivan

suzanne

 

 Últimamente no paro de cruzarme con artesanas de cerámica. Suzanne Sullivan es de Brooklyn y estas son algunas de sus bellezas.

 

tumblr_midn4tLY2G1r9uamco1_500

 

tumblr_mbfsguvk341r9uamco1_500

 

tumblr_m93weoRCAf1r9uamco1_r1_500

 

tumblr_mc1brzbL5j1r9uamco1_500

 

tumblr_mf1d5ugnFS1r9uamco1_500

Habitaciones infantiles