A los que se atreven

unnamed (5)

 

Texto que leí al final de la presentación de Pequeña Empresa Creativa en Madrid, en La Fábrica ayer.

Comienzo este texto con una cita de mi admirado Seth Godin: “Nunca antes la gente había tenido tanto poder para hacer que cambie algo”.

Esto es lo que más me motiva de esta historia de emprender, de montar una editorial. El haberlo hecho posible, el provocar cambio. Lo que más me motiva es que pequeños como nosotros podamos construir empresas desde la nada.

Internet nos ha dado instrumentos, visibilidad, nombre, altavoces para conectar con cientos de miles de personas. Vivimos una época apasionante en ese sentido. 

Podemos cambiar las cosas si nos proponemos picar piedra cada día (porque no es fácil y vosotros lo sabéis). Tenemos el poder de conectar con los demás, podemos ayudar e impactar positivamente, podemos crear nuevas culturas entendidas como nuevas maneras de hacer las cosas, podemos crear nuevas conversaciones, más elevadas, que ponen hincapié en un mundo mejor, con empresas que no ponen solo el foco en el crecimiento económico, sino también en hacer feliz a la gente y cambiar las reglas de juego para construir en vez de destruir. Podemos liderar, y podemos inspirar a gente para que también lidere, sobre todo para que lideren sus vidas, podemos reforzar el tejido laboral local, hacer las cosas mejor que los que no cuidan ciertos detalles importantes. Podemos demostrar que la gente pequeña también puede.

Pero, y aquí es donde entra algún pero y ya sabéis que hay muchos. Y hablo de peros porque ya sabéis que soy muy dual y nunca muestro solo la cara feliz y naif de emprender, sino también la cara dura y realista.

Pero ese poder que tenemos los pequeños nos cuesta muchísimo. Todos sabemos lo que cuesta emprender en pequeño en este país, la poca ayuda que tenemos los autónomos, por no decir ninguna, y los escollos que nos encontramos a diario. El poco aprecio que se tiene en muchos casos hacia un trabajo artesanal y por supuesto con un precio acorde. Todos y todas conocéis la consabida frase que tanto nos duele del “Qué bonito, pero qué caro”.

Emprender en este país es para los que se atreven. Este texto en su totalidad es una carta dedicada a los que se atreven.

A los que picando piedra cada día se atreven a marcar la diferencia, a construir desde cero, a danzar con el miedo, a no desconectar del todo nunca, a pasar altibajos, a volver a probar si se ha fracasado en el primer intento, a mejorar si se necesita mejorar, a dudar continuamente, a desnudarse cada día, a poner el corazón sobre la mesa cada día, a los que se atreven aunque les cuesta encontrar su hilo conductor, a los que hacen lo que más les importa.  A los que se atreven a gustar a mucha gente (porque eso también da miedo) a los que se atreven a no gustar a todo el mundo (porque eso también da miedo). Y a los que aún no siendo emprendedores de su propia empresa, lo son en espíritu y actitud por cuenta ajena. Porque emprender es eso, una actitud.

Esta carta y esta presentación es para los que se atreven a estar siempre presentes diciéndole a la gente. “Here, I made this”, como decía Seth Godin.

“Aquí tienes, esto lo he hecho yo, para ti”. Gracias por venir, y por atreveros.

Inma Lorente

inma lorente 2

 

 

No sé cómo no conocía todavía el trabajo de Inma Lorente, y además es Valencia. Descubrirla me ha alegrado mucho, me encanta. Reconozco por ejemplo la portada de Anorak, que recuerdo que al verla ya pensé que era una chulada. Su estilo me divierte, es muy naif y colorido. Estoy segura de que nuestros caminos se cruzarán en algún momento. Podéis ver todo su portafolio en su web.

 

inma lorente 3 inma lorente 4 inma lorente 5 inma lorente 6 inma lorente 7 inma lorente 8 inma lorente 9 inma lorente

Algunas casas bellas

Leía el otro día a alguien en redes decir que el tiempo cada vez la pasaba más volando. Pienso que es el signo de los tiempos, meter en el día tantas cosas que al final la sensación que queda es la de pasod el tiempo a velocidad supersónica. Parémonos un poco más en las cosas, como por ejemplo a admirar con calma estas casas que podéis ver al completo siguiendo los enlaces.

 

casas bellas

Emily Johnston

 

SarahN-bedroom3

The Design Files 

 

casas bellas 2

The Style-files

 

 

Cuando el crecimiento personal te lleva a la soledad

consumo colaborativo 1 baja

Ilustración de María José de Tellería

 

En los últimos años en Kireei he hablado mucho de crecimiento personal en mis posts de domingo. Los últimos diez años para mi han sido como un máster en crecimiento. Ahora que tengo 48 años me he quitado muchas capas de cebolla y camino mucho más ligera, estoy más feliz y en paz conmigo misma.

Pero con el crecimiento personal muchas veces llega la soledad, seguro que os pasa. De repente sientes cosas y dejas de sentir otras cosas que te alejan de tu entorno más inmediato, de tu familia y amistades más próximos.

Y al mismo tiempo que estás trabajando todas esas cosas que te hacen crecer, también te tienes que trabajar la nueva situación, y no es nada fácil.

Y piensas: “si ahora para mi esto es lo importante, qué voy a hacer para seguir con un vínculo significativo con mi gente, cómo voy a seguir disfrutando de ellos, y ellos de mi”.

En muchos momentos te sientes bastante sola y sientes que no hay retorno, que te vas a un lugar donde ya no te interesa lo que compartes con tu gente.

Afortunadamente, no es así. Y ¿Porqué no es así? Porque si sigues trabajando tu crecimiento personal llega el punto de retorno a tu gente, porque sigues madurando y por tanto llegas a un espacio en que es compatible tu manera de estar en la vida con la de los demás, porque ya sabes dejar a un lado ciertas cosas y disfrutar de otras, con la que sigues disfrutando. Porque mueves cosas y cambias cosas y las dinámicas se reajustan.

Y ellos también crecen contigo cuando tu cambias cosas. Y resulta en otra historia, en otras dinámicas y preferencias, resulta en más libertad para ti y para los demás y eso también aunque sea paradójico, también une.

 

Ruby Taylor

Molly+Makes+Shop+Local

 

Ruby Taylor es ilustradora con sede en Reino Unido y trabaja principalmente para ilustración editorial de revistas, aunque también realiza patterns e ilustra libros. Utiliza paletas de colores suaves pero vibrantes, y compone escenas con personajes variopintos, mapas de ciudades, recetas, y estampados con objetos de uso cotidiano. Podéis ver su portafolio en su web.

 

Bike+2 Canadian-Tire---Playing_1181 Dinner-Table_1181 Distraction_1181 Ford+-+Arrival How+To+Soup
Telegraph+qa

Algunas casas bellas

No me puedo creer que ya haya volado casi medio mes de enero. Esta sección me avisa cada viernes de que otra semana se ha esfumado. En fin, vamos a relajarnos un poco admirando otras tres casas bellas.

 

casas bellas 2

Delikatissen

casas bellas

The Socialité family

 

casa bellas 3

My Scandinavian Home