Verónica Moar y Eva Carot en El Libro de las Casas Bellas

evacarotkireei550

 

El Libro de las Casas Bellas sigue su periplo, con gran éxito, estoy muy contenta de la acogida que ha tenido. Hoy os muestro otra de las casas que incluimos Montse Mármol fotografió. Se trata de la casa de la ceramista Verónica Moar, en A Coruña. La ilustración que la encabeza es esta preciosa ilustración de Eva Carot, que corresponde a su interpretación de la foto de abajo.

La casa de Verónica es fiel reflejo a su esencia. Es suave, con encanto, con un halo como de campiña aunque sea un piso en el centro de A Coruña, cuando entras te da la sensación de estar en una casa de campo. Suelos hidráulicos, sus piezas cerámicas salpicadas por toda la casa, y colchas coloridas, como único color más elevado. 

Tenía muchas ganas de conocer a Verónica cara a cara, además fuimos a su estudio de cerámica, ver sus piezas en “persona” les da otra dimensión. Verónica y su chico fueron unos anfitriones fantásticos, hacernos sentir enseguida como en casa.

Si queréis conocer mejor el trabajo de Verónica lo podéis hacer en su tienda online y si queréis comprar el libro lo podéis hacer aquí sin gastos de envío.

 

 

 

1-47

1-7

 

1-8

 

1-12

 

1-19

 

1-29

 

1-30

 

1-28

 

1-43

 

 

¿Cómo lo hago?

cris camarena

 

Esta es una de las preguntas que más me hace la gente. ¿Cómo lo hago? ¿Cómo hago para hacer tantas cosas?

Necesitaría cuatro posts para explicar los pormenores, pero sin entrar en detalles micro, en el macro el secreto es muy sencillo. Os cuento:

Trabajo 8 horas al día, como todo el mundo. Pero son 8 horas que me cunden muchísimo, soy muy productiva, disciplinada, con mucha fuerza de voluntad y muy muy práctica. Esto hace que a esas 8 horas diarias le saque muchísimo jugo.

Todas estas cosas buenas tienen su cruz, porque todas nuestras fortalezas son también nuestras debilidades, pero de eso hablaré en otro post.

Como veis, no hay nada fuera de lo común. El otro día hablaba de hacer músculo, de ser muy constante. Esa es una de las grandes claves, que engloba la disciplina, la fuerza de voluntad, etc.

Por otra parte, bromeando siempre digo también que hago mucho porque tengo una vida muy tranquila. En casa estamos Biel y yo solos, vivimos en un pueblo pequeño, entonces las posibilidades de distracción son mínimas. Mis proyectos son mi ventana al mundo, mi diversión, en mi tiempo libro elijo leer algo relacionado con el marketing, o hacer algún curso como alumna, cosas así, ahora eso es lo que me divierte. Lo que más me apetece en mi tiempo libre es trabajar en mi proyecto. De ahí que saque también mucho jugo de los fines de semana, las vacaciones y las noches.

Otra de las claves, y es la que comento mucho en mi curso “Un trabajo a tu medida” que empieza la semana que viene es la gran pasión, o sed o amor que siento hacia lo que emprendo, las ganas infinitas que tengo de hacerlo posible, de hacer las cosas de otra manera, de demostrarme a mi y al mundo que se puede vivir contracorriente y no solo sobrevivir sino también hacer cosas fantásticas y coherentes y que tengan un impacto positivo.

Y una de las claves también está en las renuncias. Hago tanto porque dejo de hacer muchas cosas. Mi día tiene 8 horas y para hacer tanto en esas 8 horas tengo que dejar de hacer muchas cosas también. Mi elección de vida, ese deseo tan fuerte de hacer posible este proyecto me permite renunciar a muchas cosas. No podría renunciar a tanto si el proyecto no me diera tantísimo.

Resumiendo son cuatro cosas: trabajo muy efectivo, desarrollo de los proyectos en mi tiempo libre, enorme deseo de hacerlo posible y muchas renuncias.

Esta semana lanzo mi curso “Un trabajo a tu medida” en el que cuento cómo desarrollo mis proyectos y muchísimas cosas más. Es un curso inspirador y práctico, macro y micro. En el podréis entender qué hace falta para hacer posible un proyecto sólido y también veréis concretamente cómo hacerlo.

 

 

 

Anna Grimal

anna grimal

 

Conocía a la ilustradora Anna Grimal pero no me había adentrado en su portafolio y detenido un buen rato para disfrutarlo. Me ha gustado mucho mucho lo que he visto. Estas ilustraciones que veis y muchas más. 

Desde ahora la sigo en su Instagram para disfrutar de sus novedades, que es lo que hago con todas las y los ilustradores que me gustan y a los que quiero seguir de cerca para posibles colaboraciones.

 

anna grimal 10

anna grimal 3 anna grimal 4 anna grimal 5 anna grimal 6 anna grimal 7

 

anna grimal 2anna grimal 8

 

Algunas casas bellas

Seguimos descubriendo casas bellas, por todo el mundo.

 

casas bellas

My Scandinavian Home

 

casas bellas 2

Coco Lapine Design

 

casas bellas 3

SFgirlbybay

 

 

Petit Moulin

11-1-2017-17-1-0-3

 

 

El mundo de Petit Moulin parece sacado de otra época. Esta muñecas son hechas a mano, con todo lujo de detalles. Aunque la marca suene a francesa en realidad es japonesa.

 

11-1-2017-17-1-12-7 11-1-2017-17-1-15-5 11-1-2017-17-1-22-1 11-1-2017-17-1-35-8 11-1-2017-17-1-40-2 11-1-2017-17-1-55-6 11-1-2017-17-1-59-4

Un buen estado de ánimo mejora tu vida y mejorar tu vida mejora tu estado de ánimo

ame-po-po-po

Ilustración de Tatsuro Kiuchi

¿Qué es primero? ¿el huevo o la gallina?

Ahora que estamos todos con el tema de los propósitos le he estado dando vueltas a esta idea circular (nunca mejor dicho).

Cuando alguien se siente bajo de ánimos se suele recomendar lo siguiente: hacer algo de deporte, intentar salir a la calle a tomar el sol, a socializar, comer mejor, arreglarse el aspecto físico, etc. Y sin duda funciona.

Pero a mí me suele costar mucho hacer todas esas cosas cuando estoy baja de ánimo, lo único que quiero es meterme en mi propio capullo, no ver a nadie, llevar una vida en piloto automático que implica no moverme demasiado, no comer demasiado bien, pasarme el día en pijama, no pisar la peluquería en meses, etc.

Este año lo empiezo con la nevera llena, saliendo a la calle a tomar el sol, socializando más, haciendo algo de ejercicio, arreglándome más. Y empieza así porque estoy mejor de ánimo, porque me siento bien, con la ilusión alta, con muchos proyectos, tranquila con mi relación con la familia y los amigos. Sentirme bien me hace tener la fuerza necesaria para adquirir esos buenos hábitos.

Pero ciertamente algo he hecho para tener un buen ánimo, no me ha llegado caído del cielo, ha sido un trabajo personal, una coctelera de cosas que me han llevado a sentirme bien.

Lo cual me lleva a lo que siempre cacareo, que la vida es dual, que es tanto el huevo como la gallina, que hay que abrazar la totalidad. Hacer cosas para sentirse bien, hacer ese esfuerzo aunque nos sintamos mal es necesario, pero también es necesario entender que haremos más y más fácilmente cuando nos sintamos mejor, porque lo normal cuando estamos bajos de ánimo es no querer hacer nada.

No fustigarse, en una palabra, porque si nos fustigamos por no hacer el esfuerzo de mejorar, aun nos sentiremos peor.

Me ha salido un post un poco trabalenguas, que es lo que pasa con las cosas circulares.