Algunas casas bellas

Marchando una ración de casas bellas…recién sacada del horno.

 

casas bellas

Apartment Therapy

 

casas bellas 2

My Scandinavian home

 

casas bellas 3

Only Deco Love

Somos lo que creemos que somos

Este post se publicó por primera vez el 23 de marzo de 2015.

Liekeland_illustratie_CASA_illustratie-1200x846

Ilustración de Liekeland

 

Fui una niña muy tímida, pero no nací así, el mundo me hizo creer que lo era, yo simplemente fui un bebé y luego una niña tranquila y sensible, de poco hablar y mucho observar y escuchar. A medida que el mundo empezó a decirme que era vergonzosa me lo fui creyendo. Y efectivamente, cumplí la profecía con creces, y lejos de ser cada vez más abierta me fui cerrando y apartando, para cumplir con las expectativas que se habían creado y para protegerme huyendo del foco de atención. 

Fui una niña fea pero no nací así, el mundo me hizo creer que lo era, me costó mucho tiempo, años, llegar a gustarme.

Fui una niña lenta pero no nací así, el mundo me hizo creer que lo era, y panoli, y poco sociable.

Bien, no sigo, ya se coge la idea. Somos lo que creemos que somos, lo que nos han dicho que somos. ¿Cómo evitarlo? Por ejemplo: no etiquetemos a los niños. Los niños son buenos y obedecen para sentirse queridos y para sentir que pertenecen y si a un niño se le etiqueta de inquieto y rebelde casi con toda seguridad hará caso. Es el efecto Pigmalión pero en negativo, dime qué puedo llegar a ser y lo seré. Dime que no valgo y no valdré. Como siempre exagero (aunque no tanto). 

El efecto Pigmalión en positivo es muy poderoso, lo que creemos que somos capaces de hacer es lo que dibuja nuestros comportamientos, pero lo mismo ocurre en negativo. La historia que nos cuentan desde niños, es la historia que nos contamos a lo largo de nuestra vida. No puedo, no soy capaz, no valgo, o bien, puedo, soy capaz, valgo. Una gran diferencia.

Carol Dweck en su libro Mindset: The New Psychology of Success (public library) habla de este tema, sobre el poder de nuestras creencias aprendidas, tanto conscientes como inconscientes, y como cambiarlas puede tener un impacto profundo en casi todos los aspectos de nuestra vida. Un libro revelador.

Hoy dedico este post cortito (que podría extenderlo pero al final iría a parar a lo mismo) a todas las mujeres, con el deseo de que hoy y todos los días del año, seamos lo que somos.

 

Tatsuro Kiuchi

tatsuro kiuchi 5

 

Si entráis en la web del ilustrador japonés Tatsuro Kiuchi os podéis pasar horas navegando por su extenso portafolio. Seguro que os gusta. A mi me gustan sus escenas costumbristas, y también las más metafóricas. Me gustan sus colores y sus texturas. Voy a seguir navegando por su web.

 

tatsuro kiuchi 2 tatsuro kiuchi 3 tatsuro kiuchi 4
tatsuro kiuchi 6 tatsuro kiuchi 7 size tatsuro kiuchi 9 tatsuro kiuchi 10 size tatsuro kiuchi

 

Algunas casas bellas

Ya estamos a viernes de nuevo, y de nuevo, tres casas bellas más…

 

casas bellas

Sköna Hem

 

casas bellas 2

My Scandinavian Home

 

casas bellas 3

Design Sponge

 

Verónica Moar y Eva Carot en El Libro de las Casas Bellas

evacarotkireei550

 

El Libro de las Casas Bellas sigue su periplo, con gran éxito, estoy muy contenta de la acogida que ha tenido. Hoy os muestro otra de las casas que incluimos Montse Mármol fotografió. Se trata de la casa de la ceramista Verónica Moar, en A Coruña. La ilustración que la encabeza es esta preciosa ilustración de Eva Carot, que corresponde a su interpretación de la foto de abajo.

La casa de Verónica es fiel reflejo a su esencia. Es suave, con encanto, con un halo como de campiña aunque sea un piso en el centro de A Coruña, cuando entras te da la sensación de estar en una casa de campo. Suelos hidráulicos, sus piezas cerámicas salpicadas por toda la casa, y colchas coloridas, como único color más elevado. 

Tenía muchas ganas de conocer a Verónica cara a cara, además fuimos a su estudio de cerámica, ver sus piezas en “persona” les da otra dimensión. Verónica y su chico fueron unos anfitriones fantásticos, hacernos sentir enseguida como en casa.

Si queréis conocer mejor el trabajo de Verónica lo podéis hacer en su tienda online y si queréis comprar el libro lo podéis hacer aquí sin gastos de envío.

 

 

 

1-47

1-7

 

1-8

 

1-12

 

1-19

 

1-29

 

1-30

 

1-28

 

1-43

 

 

¿Cómo lo hago?

cris camarena

 

Esta es una de las preguntas que más me hace la gente. ¿Cómo lo hago? ¿Cómo hago para hacer tantas cosas?

Necesitaría cuatro posts para explicar los pormenores, pero sin entrar en detalles micro, en el macro el secreto es muy sencillo. Os cuento:

Trabajo 8 horas al día, como todo el mundo. Pero son 8 horas que me cunden muchísimo, soy muy productiva, disciplinada, con mucha fuerza de voluntad y muy muy práctica. Esto hace que a esas 8 horas diarias le saque muchísimo jugo.

Todas estas cosas buenas tienen su cruz, porque todas nuestras fortalezas son también nuestras debilidades, pero de eso hablaré en otro post.

Como veis, no hay nada fuera de lo común. El otro día hablaba de hacer músculo, de ser muy constante. Esa es una de las grandes claves, que engloba la disciplina, la fuerza de voluntad, etc.

Por otra parte, bromeando siempre digo también que hago mucho porque tengo una vida muy tranquila. En casa estamos Biel y yo solos, vivimos en un pueblo pequeño, entonces las posibilidades de distracción son mínimas. Mis proyectos son mi ventana al mundo, mi diversión, en mi tiempo libro elijo leer algo relacionado con el marketing, o hacer algún curso como alumna, cosas así, ahora eso es lo que me divierte. Lo que más me apetece en mi tiempo libre es trabajar en mi proyecto. De ahí que saque también mucho jugo de los fines de semana, las vacaciones y las noches.

Otra de las claves, y es la que comento mucho en mi curso “Un trabajo a tu medida” que empieza la semana que viene es la gran pasión, o sed o amor que siento hacia lo que emprendo, las ganas infinitas que tengo de hacerlo posible, de hacer las cosas de otra manera, de demostrarme a mi y al mundo que se puede vivir contracorriente y no solo sobrevivir sino también hacer cosas fantásticas y coherentes y que tengan un impacto positivo.

Y una de las claves también está en las renuncias. Hago tanto porque dejo de hacer muchas cosas. Mi día tiene 8 horas y para hacer tanto en esas 8 horas tengo que dejar de hacer muchas cosas también. Mi elección de vida, ese deseo tan fuerte de hacer posible este proyecto me permite renunciar a muchas cosas. No podría renunciar a tanto si el proyecto no me diera tantísimo.

Resumiendo son cuatro cosas: trabajo muy efectivo, desarrollo de los proyectos en mi tiempo libre, enorme deseo de hacerlo posible y muchas renuncias.

Esta semana lanzo mi curso “Un trabajo a tu medida” en el que cuento cómo desarrollo mis proyectos y muchísimas cosas más. Es un curso inspirador y práctico, macro y micro. En el podréis entender qué hace falta para hacer posible un proyecto sólido y también veréis concretamente cómo hacerlo.