Puedes escoger gratitud

ryo

Ilustración de Ryo Takemasa

 

El post de hoy es doble, quiero hablar de gratitud y de escoger, dos cosas que han cambiado mi vida en los últimos años.

Sobre gratitud escribí hace un tiempo, en el post que llamé “lo que pasó cuando dejé de estar enfadada con la vida”. En el hablaba de cómo empecé a sentir gratitud de manera profunda, y no solo en la esfera teórica y superficial. Todos sabemos que hay que sentir gratitud por lo que tenemos, para sentirnos más felices con lo que tenemos y no infelices por lo que ansiamos o lo que no hemos podido tener o experimentar. Pero, ¿sentimos en realidad gratitud? ¿o nos pasamos la vida pensando que merecemos más, que la vida no ha sido justa con nosotros, que deberíamos estar mejor, etc?

Sentir gratitud en tu día a día no es tan fácil como parece, es un cambio de actitud bastante radical, que requiere un proceso.

Un proceso que empieza el día que escoges gratitud y desechas enfado, lamento, victimización, y un sinfín de malestares que arrastras.

Porque escoger, o tomar decisiones (que viene a ser lo mismo) es uno de los actos más potentes que hay para tomar el camino hacia una vida mejor.

Es como fijarte una misión en la vida y no abandonar hasta conseguirla, hacer algo por una causa elevada. Y no hay causa más elevada que hacer cosas para sentirse bien con uno mismo, porque es el inicio para que todas las demás causas sean viables. Cuando tu estás bien, todo puede ir a mejor.

El día que escoges vivir desde la gratitud tu vida cambia. Hay parones, por supuesto, y retrocesos, pero si sigues entrenándote, y persistiendo, poco a poco se va integrando de manera imperceptible, hasta que al final ya notas que vives con la gratitud en piloto automático.

Te llega una mala noticia, la que sea. Durante unos instantes por supuesto te afecta, pero pasados esos momentos de malestar tu piloto automático te lleva hacia adelante, te hace ver el vaso medio lleno, o mirar a los lados en busca de alternativas, o simplemente a aceptar lo inevitable. Pero no te quedas anclada en el lamento y en reconcomerse, en las pataletas estériles. Sentir infinita gratitud te hace ser muy práctica, muy rápida. Y no es que ya no te afecte nada, simplemente no dejas que te afecte de más, eliges que no te afecte de más.

Y lo notas, un sinfín de situaciones ya no son un problema para ti, la mayoría de las cosas de la vida pasan a ser insignificantes. De repente hablando con la gente te das cuenta de tu yo antiguo, de cómo hablabas antes, de tus similares lamentos del pasado, y notas que has crecido.

Y eres consciente de que para sentir gratitud en tu día a día, has tenido que salir de tu ombligo, de tu diminuto mundo, y has tenido que alejarte y situarte en un mundo más amplio, más neutro y objetivo, menos tuyo, donde la gratitud la puedes sentir más a flor de piel, donde ya queda poco rastro de tus malestares personales del pasado.

Lucila Biscione

lucila biscioni

 

Lucila Biscione es un artista del papercut o papel cortado. Fijaos qué maravilla de trabajo, una visita a su web y sales con los ojos como platos. No solo por lo intrincado del papel cortado, también por la belleza de sus ilustraciones y de la paleta de colores. Lucila es argentina y vive en Berlín. Hoy sábado 16 de abril tenéis la oportunidad de hacer un taller con ella en Duduà, Barcelona, podéis informaros aquí.

 

lucila biscione 2

 

lucila biscione 3

 

lucila biscione 4

 

lucila biscione 5

 

lucila biscione 6

 

lucila biscione 7

 

lucila biscione 8

 

lucila biscione 9

 

Algunas casas bellas

La primera y la tercera casa de este post son las que más me gustan, porque me gustan las casas estilo casa de campo, pero un apartamento en estilo nórdico como el segundo también me gusta mucho.

 

julien-fernandez-1

My Scandinavian Home

 

casas bellas 2

The Style-Files

 

casas bellas

Apartment Therapy

 

Entrevista con María Alejandra Ercole, de Contigo alla fine del mondo

1901363_812772638820137_1585638530383708655_n

 

No es la primera vez que os hablo de Contigo alla fine del mondo, una de mis tiendas favoritas en Madrid. Y no es favorita por todas las cosas bellas que tiene, y por los talleres tan fantásticos que hace, aunque también, es favorita por el aprecio que le tengo a su fundadora, María Alejandra Ercole. Siempre lo digo en mis asesorías a emprendedores, hace falta tener un producto excelente y María tiene una tienda preciosa llena de cosas preciosas, pero eso no sería suficiente, hacen falta muchas más cosas para tener un proyecto memorable, y María lo ha conseguido en dos años, a base de sembrar buenas semillas y andar la milla extra, con su generosidad, su actitud acogedora y cálida, y su capacidad para crear comunidad de entusiastas de Contigo. A su lado, Sergio, siempre con esa maravillosa actitud que tienen ambos y que les hace brillar.

He querido preguntarle algunas cuestiones a María, este es el resultado. Un abrazo enorme, María, me alegro muchísimo de tu estupendo proyecto y deseo que tengas una larga y feliz trayectoria.

Podéis conocer mejor Contigo alla fine del mondo en Madrid, en la calle Divino Pastor, 16 y en su web y tienda online.

¿Cómo empezó y cómo se desarrolló Contigo alla fine del mondo?

Empezó hace 2 años y medio, pero en mi mente llevaba años! Me gusta llamarle: “un viaje” porque así lo siento, es mi proyecto de vida, hoy por hoy no entiendo mi vida sin el, me faltaría algo.

Contigo ha cambiado mucho desde los primeros meses hasta ahora, hemos ido incorporando marcas que cuando empezamos no creíamos que íbamos a tener, pero como cuando veo algo que llama mi atención y me deslumbra, suelo enviar correos e invitar a esa marca a que esté en contigo. Ahora muchas marcas bonitas nos escriben para estar en la tienda, y eso me alegra mucho, porque quiere decir que la tienda gusta.

Una parte importante de la tienda también son los talleres, y funcionan muy bien porque tenemos profesores de lujo.

¿Qué papel juega el marketing en tu proyecto?

Mucho, no sé que sería de mi proyecto sin el marketing, y tampoco me imagino un proyecto sin hacer marketing. Me gusta, lo disfruto mucho e invierto mucho tiempo y también dinero (menos de lo que me gustaría, porque somos pequeños) pero para mi es fundamental.

Un proyecto puede funcionar o no, muchas veces por el marketing que hay detrás, si nos saltamos ese paso, nos saltamos una parte fundamental a la hora de conectar con nuestros clientes. Para mi es muy importante poder conectar con las personas que vienen a contigo, o compran online o vienen a los talleres, es la parte más importante del proyecto.

¿Qué estrategias ves que son las más adecuadas para una tienda física?

Esta es una pregunta que sé muy bien la teoría pero la práctica tal vez no la haya aplicado como dicen los libros, y lo digo porque en todos los cursos de marketing que he hecho, o de como montar una empresa, siempre me han dicho que una tienda tiene que estar en una calle bien transitada, sin embargo la mía no lo es. Pero para mi es muy importante que el local sea bonito, que lo tengas bien cuidado y no olvides ningún detalle. Y con el tiempo hemos conseguido que las personas a pesar de no estar en una calle muy transitada viniesen y se convirtieran en clientes. Y la estrategia ha sido por una parte estar muy presentes en las redes sociales, y cuando digo presentes no solo es subir una foto al día de algún producto y nada más, sino también conectar con las personas, y por otra parte apostar por productos de calidad, y digo esto porque contigo no es una tienda de paso, donde la gente entra compra y muchas veces no vuelve, la gente vuelve y eso me hace inmensamente feliz!

¿Qué tiene que hacer una tienda física para permanecer y crecer?

Ofrecer en todo momento nuevos productos, apostar por la calidad y ser constantes, eso hará que te diferencies de otras tiendas y que la gente quiera volver a la tuya, estar muy atentos a lo que quiere la gente en el momento que lo quiere, que marcas está buscando y por supuesto invertir en marketing que es fundamental.

¿Qué consejos le darías a alguien que tiene en mente abrir una tienda?

Que si vas a abrir una tienda lo hagas “con alma”, que de verdad sea tu proyecto de vida, que lo sientas como un todo y que te apasione de verdad, porque si únicamente lo haces para ganar dinero, o como un ingreso de dinero, o como un trabajo más, no te compensará, porque son muchas las horas que hay detrás, y no solo las que estás fiscalmente en la tienda, y esto es porque es un TODO, que necesita ser cuidado y atendido los 7 días de la semana.

 

contigo alla fine del mondo

banner_2contigo-600x400

 

contigo alla fine del mondo 2

 

 

12986538_921032041327529_1757962023_o

Lo que es tuyo y lo que es mío, por Mireia Simó

monica ramos

Ilustración de Mónica Ramos

 

Leyendo a Cris en su post del domingo pasado, se me hizo presente una vez más, la idea de que somos seres relacionales, y que en cada momento vivido sacamos con el otro lo que necesitamos, experimentamos dolor en nuestras propias heridas y leemos lo ocurrido desde nuestra propia mirada.

Porque somos personas únicas, con nuestra propia idiosincrasia, y con nuestras particulares historias de vida. Por eso, resonamos de manera distinta ante cada acontecimiento vivido.

Cuando dos personas se juntan, con lo que sea que se comparta, un encuentro, una conversación, una relación más duradera, o un simple gesto, se crea un color nuevo. Si yo voy con mi azul y tú vienes con tu amarillo, crearemos un verde, que será único. Y ese verde me dolerá, me gustará, me producirá sensaciones agradables o no. Pero en cualquier caso será un verde exclusivo, que se habrá formado con mi azul de ese momento y con tu amarillo de ese mismo momento también.

El otro día me contaba una persona lo que le ocurrió estando en clase, en un curso de formación. El profesor hizo un comentario y ella lo vivió fatal, le entró una rabia y al mismo tiempo unas ganas de llorar, que no se pudo aguantar. En un primer momento contestó con enfado y luego no podía contener sus lágrimas, que caían a chorro sin control. Se sintió avergonzada y deseando desaparecer de allí cuanto antes. Se abrió la polémica en la clase y se montó un revuelo entorno a quién había tenido la culpa, formándose enseguida dos equipos: lo que estaban a favor del profesor defendiendo su comentario, y los que se sentían identificados con ella y querían salvarla de aquel drama.

Lo que pasó es que el profesor, con esa frase, le dio de lleno en una herida que tenía ella, en algo todavía por resolver. Hubiera sido muy fácil arremeter contra el profesor, pero ella, que empezaba a conocer su cuerpo, y estaba en un proceso terapéutico, y cada día más conectada con ella misma, y más consciente de su piel hacia dentro, sabía que lo que acababa de ocurrir tenía que ver con ella y con su historia.

Claro, que el profesor había hecho un comentario, pero resulta que solo ella había reaccionado de esa forma. Solo a ella le había hecho sentir todo aquello. Y aunque en un primer momento le salió rabia, si se hubiera quedado solo ahí, seguramente hubiera seguido lanzando comentarios de enfado contra él. Y entonces el profesor, hubiera tenido dos opciones: o quedarse con lo que le estuviera lanzando o saber reconocer que lo que estaba pasando allí no solo tenía que ver con su comentario.

En toda experiencia relacional, hay dos partes, siempre hay una responsabilidad compartida en aquello que ocurre. Si hay partes que yo no conozco de mí, o que las rechazo, las voy a proyectar fuera, las voy a criticar en los otros. Y además, seguramente las voy a hacer más grandes. Si yo puedo recoger lo que tiene que ver conmigo, y si soy capaz de no recoger lo que es de los demás, seguro que sufriremos menos.

¿Y qué es lo que nos puede ayudar entonces? Pues una vez más: la conciencia. Tener claro lo que es mío y lo que es de los demás, para no confundirnos, para no echar culpa donde no la hay, para asumir responsabilidad en nuestra parte, y para no comprar lo que no nos pertenece. Y así entonces, podernos encontrar con los demás de la manera más limpia y sana posible.

Porque el sufrimiento forma parte de la vida, pero sufrir gratuitamente y de más no tiene ningún sentido, sobre todo si es por algo que no tiene que ver con nosotros.

Mireia Simó Rel .Psicóloga. Terapeuta Gestalt. Especializada en Intervención Familiar e Infantil. Co-directora formación Técnicas Gestálticas Aplicadas a las Familias en el ITG (Instituto de Terapia Gestalt de Valencia).

 

 

Laura Wächter

40p2015

 

Descubrí hace poco la web de Laura Wächter y su trabajo me gustó al instante. Me gusta la dualidad que existe entre su paleta y formas suaves y la metáfora de sus imágenes, a menudo cruda, me gusta como refleja la complejidad de la vida. Laura es alemana y española, se graduó en bellas artes por la universidad de Granada, y en 2009 ganó el premio nacional INJUVE de ilustración. Ha expuesto en galerías de Granada, Alemania y Madrid entre otras.

 

camino04-800x800 cuarenta_patas_2015 domingo incursores_01 momentozeroI mosca rolvspersona sirena1000-1