Concrete and Honey

He encontrado en Etsy estas postales de Concrete and Honey. ¡Son tan delicadas y elegantes! Sobran las palabras, mejor mirad: 

 

 

 

 

 

Algunas cosas bellas… para niños

 

 

Habitación infantil de Marie Claire Maison.

 

Au jardin, de Alain Grée, libro de segunda mano. Visto en Monsieur Minouchet.

 

Monstruos de Cotton Monsters

 

Diario de Shinzi Katoh.

 

La colorida ropa hecha a mano de Teeny Tini.

 

 

Los juguetes de madera de Take-g Toy’s.

 

Esculturas de fieltro

Hay que ver el partido que se le puede sacar al fieltro. Pipapiep lo usa como materia prima para realizar estas bonitas y originales esculturas. Unos diminutos mundos donde habitan desde las criaturas más adorables hasta los más feroces mostruos. Podéis ver su galería completa aquí.

 

 

 

 

 

 

Pósters

Si recordáis estos carteles vintage, sabréis lo mucho que me gustan los pósters. Hoy os quiero enseñar los que he encontrado en un par de maravillosas tiendas. Una es Poster Cabaret, una tienda online de Texas especializada en carteles de conciertos y carteles artísticos. La otra es L’Affiche Moderne, una galería francesa que recoge los trabajos de jóvenes fotógrafos, diseñadores gráficos e ilustradores en ediciones limitadas.

He disfrutado un montón visitando sus catálogos y, entre las obras a la venta, me he encontrado con algunos conocidos. Aquí tenéis una muestra de lo que más me ha gustado:

 

Alice Dufay*

 

Limoon*

 

Marion Billet*

 

Mathilde Aubier*

 

Alberto Cerriteño

 

Blanca Gómez

 

Don Clark

 

Mike King

 

Nate Duval

 

Robert Lee

 

Ted Carpenter

 

Los carteles marcados con * están en L’Affiche Moderne, el resto en Poster Cabaret.

 

 

 

 

Una casa de 150 años, reformada

Esta antigua casa sueca del siglo XIX, ubicada en un entorno rural y completamente "a reformar" fue adquirida por una joven pareja que huía de la ciudad en busca de un entorno más favorable en el que vivir con los niños (naturaleza alrededor, gran jardín, mucho espacio dentro de casa…). La han reformado ellos mismos, manteniendo la mayor parte de los elementos originales (suelos, carpintería…) e incluso algunos muebles que encontraron allí.

Esta es la entrada, precedida por un porche cerrado (obligatorio por las necesidades climatológicas, una excelente idea para desprenderse de las prendas de abrigo, botas y demás). A destacar la luminosidad de la entrada y la amplitud del espacio, comunicado por puertas dobles con la cocina que, a su vez, está comunicada con la sala de estar (al fondo).

 

 

Esta es la cocina de los años 40 que han actualizado. Conviven elementos modernos como la mesa y la lámpara, con otros antiguos, como las sillas. La gran mesa sirve de centro de reunión para múltiples actividades, realmente la cocina es el corazón de la casa.

 

 

Aunque no lo parezca, este es un rincón de la cocina, que ya habíamos vislumbrado en la imagen de la entrada.

 

De la cocina se pasa a la sala, presidida por esta cocina económica que hace las funciones de estufa/hogar.

 

 

Esta es otra zona de la sala de estar, amplia y luminosa. Me encanta ese armario antiguo reciclado en librería.

 

 

La zona de estar, vista desde el dormitorio. Nos encontramos, pues, con una continuidad entre los espacios en los que se desarrolla la vida en la casa.  

 

 

Nos quedamos sin ver las habitaciones de los niños ni el baño, quizá todavía estén en plena reforma…

Me han gustado los espacios abiertos y luminosos, la combinación de lo nuevo y lo viejo, y el hecho de haber mantenido la carpintería antigua, con sus pasos gastados por el uso, y los suelos de madera con todas sus imperfecciones. Un bonito lugar en el que vivir todos juntos compartiendo espacios, sin sentirse apretujados.

 

Elsa Beskow

Elsa Beskow fue una ilustradora y autora sueca muy popular, hoy día sus libros no se dejan de reimprimir. Es conocida por sus dibujos ambientados en bosques, duendecillos y hadas con todo el sabor del estilo gráfico de la primera mitad del siglo XX y con el encanto de lo escandinavo.

Siempre centrada en la naturaleza y en las estaciones, sus libros son clásicos entrañables y me puedo imaginar cómo lo serán para los niños que han crecido con ellos.

 

 

Imágenes de Bibliodyssey.

 

Postales de hyakuchomori.

 

Esto son los libros publicados en España. Es una pena, porque hay muy poquitos…

 

     

     

 

 

Pero como hay muchísmos más, yo me quedo con estas versiones originales:

 

 De  la web de Elsa Beskow