Lubdup felt

_ACS1365

 

Lubdup Felt es arte textil en fieltro. El proyecto de Micaela Losada es la creación de elementos en fieltro, además de los talleres para aprender a usar estas fibras. Además de elementos decorativos también utiliza el fieltro para crear detalles en ropa. Es increíble ver la cantidad de posibilidades que tiene este material. Podéis ver más en su web y explorar su mundo.

 

_ACS3366 _ACS8828 3414

 

_ACS3648 _ACS3690
image00025+(2) image00029 image00077
IMG_8191

Lirios Bou

lirios bou

 

He conocido a la ilustradora Lirios Bou a través de la portada que creo para la revista infantil Namaka. Me llamó enseguida la atención su paleta de colores y su frescura en el estilo.

Me he metido más de lleno a explorar su portafolio y me ha gustado mucho su estilo, que va en la linea de Namaka: fresco, colorido, juguetón. Tengo muchas ganas de seguir viendo cosas suyas y quién sabe, quizás trabajar juntas en un futuro.

 

lirios bou 2

 

lirios bou 3

 

namaka-1-150ppp-1

 

namaka-4-150ppp-1

 

lirios bou 5

 

Algunas casas bellas

Otra semana, otra ronda de casas bellas.

 

casas bellas

The Socialité family

 

casas bellas 2

Coco Lapine Design

 

Carin-Rodebjer-sommarhus-Foto-Mats-Hemlin-5

Elle Decoration

 

 

Rachel Ignotofsky

il_570xN.454641464_8rnv

Otro hallazgo interesantísimo. Rachel Ignotofsky, ilustradora de Missouri, Estados Unidos. Podéis ver su portafolio en su web y en su tienda Etsy

il_570xN.582365249_ritt il_570xN.632721180_e5fz il_570xN.683276077_6ma3 il_570xN.798561226_covw il_570xN.1072851167_9xwp il_570xN.1157370072_2qim il_570xN.1236754601_kwne LUBFUB+HEART-1+copy

Algunas casas bellas

Esta semana nos vamos a Barcelona, a acabar con las sesiones para el monográfico Pequeña Empresa Creativa. Pero no fallamos a nuestra cita con tres tours de casas bellas.

 

casas bellas

SFgirl

 

Claire-Lloyd_Lesvos-house_14

Turbulences-deco

 

Christien-StudioSlow-interieur_Z7F9887

My Scandinavian home

Sentir pena de uno mismo

 life

Lettering de Matt Vergotis

 

“La vida ja és la vida” Josep Palau i Fabre.

Motivos para sentir pena de uno mismo todos tenemos. Algunos más que otros, por supuesto. Parece que la vida a algunos les brilla desde que nacen y otros, sin embargo, se arrastran por un camino lleno de escollos y penurias, de ausencias y carencias.

Durante muchos años yo sentí pena de mi misma, porque claramente no había tenido ni tenía la vida que merecía. La que todos merecemos. Y aún no tengo la vida que merezco, la que siempre he soñado, pero ya no siento pena por mi misma. En algo he madurado. Y he madurado en la manera en la que he sido capaz de integrar que hablar de merecer es un sinsentido, porque está claro que la vida no es justa. Ni para mi ni para nadie.

La vida es maravillosa, pero también es atroz, es las dos cosas. Y aunque no soy creyente ni religiosa sí que soy espiritual y sí que he sido capaz a lo largo de los años de salir de mi propio ombligo y sentirme parte de algo más grande, que se me escapa de las manos. Algo que no se rige por la razón, ni la justicia.

Las cosas que no tuve no puedo tenerlas ya, paso su tiempo. Ojalá no hubiera sufrido de más, con esa narrativa que me he contado toda la vida, del merecimiento, de la injusticia, de ¿Porqué yo?. Ojalá todos seamos capaces de no tener dobles sufrimientos, el de las carencias por un lado y el de la pena que te producen. Con uno ya es suficiente. Porque con dos, el primero se vive mucho peor.

La vida es así de inexplicable, no es justa, sencillamente. Y solo hay que vivirla.