El bote de nocilla, en Batiscafo

Esta entrada se publicó el 3 de junio de 2014

22x26_NOCILLA_72dpi_ES

Acabamos nuestra presentación de Batiscafo en el mar con El bote de nocilla, uno de los siete cuentos que están incluidos en el libro, una historia divertida y gamberra escrita por Noelia Terrer e ilustrada por Subi. Os recordamos que aún podéis disfrutar del descuento del 30% por la compra anticipada en la web de Batiscafo. En un par de semanas estará fuera de imprenta y se venderá, además de online en algunas tiendas y librerías, las mismas en las que podéis encontrar Kireei magazine.

Elena Ferro nos reseña el bote de nocilla:

 Captura de pantalla 2014-05-31 a la(s) 12.19.12

Los ingredientes de este cuento son:

Un bote de Nocilla • Un trozo de pan
Un cuchillo de punta redonda • Carlitos
La abuela de Carlitos

¿Quien no ha untado tanto el pan que al intentar comerse el bocadillo la nocilla rebosa por todas partes? Este acto de golosería de Carlitos tendrá consecuencias catastróficas: calles cubiertas de nocilla por culpa de una inofensiva merienda. ¡Pero, esperad, quizá no sea tan catastrófico como parecía!
Una historia ideada por Noelia Terrer, algo absurda y muy divertida. Las ilustraciones de Subi, con su estilo tradicional pero absolutamente reconocible, añade un punto entrañable a la vez que humorístico. Un cuento tan redondo como la punta del cuchillo que la abuela de Carlitos le deja usar para prepararse la merienda él solito.

 

Captura de pantalla 2014-05-31 a la(s) 12.18.59

 

Captura de pantalla 2014-05-31 a la(s) 12.18.33

 

Captura de pantalla 2014-05-31 a la(s) 12.18.13

Batiscafo visto por Mireia Niubó

batiscaf4

 

Mireia Niubó es fotógrafa colaboradora de Kireei casi desde nuestro inicios. Nos conocemos también personalmente y me hace mucha ilusión ver a su niña con Batiscafo en esta preciosa sesión con su Batiscaf al mar. Además nos cuenta que Mariona se lo ha llevado al cole y ha gustado muchísimo, cosa que nos hace mucha ilusión. Mireia Niubó se especializa en fotografía de niños para también hace preciosas sesiones de producto, de proyectos, lifestyle y de interiores. Podéis ver su portafolio aquí.

 

batiscaf6

 

 

batiscaf2

 

batiscaf7

 

 

 

 

batiscaf10

 

batiscaf14

 

Extraña forma de vivir, de Ricardo Lezón y Estibaliz Hernández de Miguel

IMG_0267

 

Si me fuera a una isla desierta y tuviera que elegir entre literatura, pintura y música, elegiría literatura, y si tuviera que elegir entre poesía y prosa, elegiría poesía. Leer es una de las maneras más potentes de añadir vida a tu vida, si todo lo demás desaparece, te quedan los mundos que contienen los libros y la poesía es también la forma más potente de leer, en mi opinión. Cuando no me apetece leer nada siempre me apetece leer poesía aunque sea un solo verso. 

Hace unos meses tuve la gran suerte de colaborar en la edición de Extraña forma de vivir, el precioso proyecto de mi admirada Estibaliz Hernández de Miguel, un libro de poemas escrito por Ricardon Lezón, y que ella ha ilustrado. Ahora que lo pienso, extraña forma de vivir contiene poesía, pintura y en cierta manera, música también, pues Ricardo es cantante del grupo McEnroe, y ciertamente se nota, sus poemas son canciones.

Dice el poeta Joan Margarit que escribir un poema es mirar dentro de la vida propia y extraer aquello que es universal, aquello en lo que el lector se puede ver reflejado. Esa es la magia de la poesía, entre otras, la conexión que se crea entre escritor y lector por aquello que ambos sienten como propio. Extraña forma de vivir es el relato, en 25 poemas, de una historia de amor, desamor y vida, llena de melancolía, un monólogo interior con un halo de tristeza y con mucha intensidad. El tiempo, los recuerdos, los caminos vitales que trazamos….bellas poesías, que como digo, suenan a canciones.

Las ilustraciones de Estibaliz (25 también) con un estilo pictórico que seguramente os resulte nuevo en ella, si estáis familiarizados con otros trabajos suyos, acompañan cada uno de los poemas, o más bien, forman parte de la historia que allí se cuenta. Me ha encantado la forma en que Estibaliz ha interpretado los poemas de Ricardo, de todas las maneras en las que puedes visualizar cada poema la suya seguro que es distinta, muy personal, sugerente y evocadora. Ambos trabajos creativos conviven de manera sutil, y se refuerzan. Gesto y palabra unidos en esta extraña manera de vivir. 

Hace poco Estibaliz y Ricardo presentaron el libro en AH! Bilbao. Me contaron que fue muy bonito estrenarlo entre amigos en un ambiente muy cálido, y con la música de Ricardo. Me hubiera encantado estar.

El libro se ha autoeditado en tirada corta, lo podéis comprar aquí. El diseño y maquetación es de Laura Eguiluz. Desde Kireei les deseo una bonita travesía, y les mando un abrazo por este proyecto tan bonito y lleno de sensibilidad y amor al arte y la palabra. 

 

 

IMG_0329

 

IMG_0230

 

 

IMG_0330

 

IMG_9936

 

IMG_0331
IMG_9944

 

IMG_0240

 

IMG_0229

 

Miranda y el viento, en Batiscafo

Esta entrada se publicó el 27 de mayo de 2014

Captura de pantalla 2014-05-26 a la(s) 12.48.35

 

Durante todo el mes de mayo os hemos ido presentando los cuentos que contiene el libro Batiscafo en el mar. Hoy os mostramos algunas imágenes de Miranda y el viento, un fantástico cuento (y nunca mejor dicho) escrito e ilustrado por nuestra admirada Estíbaliz Hernández de Miguel (Pintameldia)

Elena Ferro nos ofrece la siguiente bonita reseña, el resto de reseñas las podéis leer en el blog de Batiscafo. 

Miranda tiene una mano roja. ¿Por qué? El cuento, escrito e ilustrado por Estíbaliz Hernández, no lo explica. Es así y punto, no todo ha de tener una explicación, ¿verdad? A Miranda no le gusta el viento, nada de nada. La vida está llena de cosas imperfectas o raras, sea una mano roja o un viento pesado que te despeina. Pero esas mismas cosas que puedes querer que desaparezcan pueden también tener su lado bueno… En una visita a la pescadería, Miranda atravesará una puerta (¿real o imaginaria?) y conocerá las dos caras de la moneda de su odiado viento.
Es un cuento escrito en tercera persona y que, sin embargo, se siente como si fuera en primera. Lo cotidiano y lo fantástico se entremezcla en un relato acompañado de unas ilustraciones muy personales, delicadas y con un toque onírico fascinante.

 

Captura de pantalla 2014-05-26 a la(s) 12.45.37

 

Captura de pantalla 2014-05-26 a la(s) 12.46.04

 

Captura de pantalla 2014-05-26 a la(s) 12.46.25

Atrapasomnis, cuentos personalizados

Captura de pantalla 2014-12-16 a la(s) 12.19.11

 

Algunas veces recibo mails de alguno de vosotros preguntándome si conozco alguien que haga cuentos personalizados, un regalo muy preciado y muy precioso. He aquí una de esas iniciativas, Atrapasomnis, el proyecto de Ester Angelats. Ella misma nos cuenta de qué se trata, podéis obtener más información sobre como hacer un pedido en su web, y también ver sus otros trabajos gráficos en su otra web. También podéis seguir sus actualizaciones en su Facebook

Atrapasomnis nace de la pasión por los cuentos y por los niños. Me encanta ver su cara de emoción cuando descubren que han entrado dentro de un cuento para convertirse en sus protagonistas. Me gusta contar historias bonitas, con un final feliz, donde los niños pueden aprender que todo lo que allí les ocurre ¡tiene un sentido fuera de las páginas del cuento! 

Un pirata que busca un tesoro y se da cuenta de que el mejor tesoro del mundo es la familia; o un san Jordi y una princesa que enseñan al dragón a cultivar su propia comida. Historias atrapadas en el mundo de los niños, que muchas veces debemos hacernos nuestro. Captura de pantalla 2014-12-16 a la(s) 12.14.57

Captura de pantalla 2014-12-16 a la(s) 12.43.03
Captura de pantalla 2014-12-16 a la(s) 12.38.22 Captura de pantalla 2014-12-16 a la(s) 12.34.17 Captura de pantalla 2014-12-16 a la(s) 13.09.10

 

El número 7 de la calle Sebastopol, de Batiscafo

 

Esta entrada se publicó por primera vez el 29 de abril de 2014.

Captura de pantalla 2014-04-28 a la(s) 23.26.50

 

Ya conocéis nuestro nuevo proyecto, Batiscafo, libro de cuentos ilustrados y muchos de vosotros estáis realizando la compra anticipada en la tienda online con el descuento. También os hemos hablado de uno de los cuentos del libro, El ratón del desván. A lo largo de las siguientes semanas os iremos presentando los otros 6 cuentos que contiene el libro.

El número 7 de la calle Sebastopol (en catalán “El número 7 del carrer Sebastopol) ha sido ilustrado por Natascha Rosenberg y escrito por mi misma. Como no puedo ser objetiva a la hora de hablaros de el, le he pedido a mi compañera Elena Ferro, que lo haga ella. Gracias, Elena, por tu bella reseña y por acompañarme en el proceso de creación, y gracias Natascha, por dibujar a nuestros sorprendentes de esa manera tan memorable, tan tuya. Ha sido un placer compartir esta historia contigo. Os dejo con las palabras de Elena y con esta pequeña muestra de imágenes de Natascha:

 

Captura de pantalla 2014-04-28 a la(s) 23.17.20

 

Conocí a las familias del número 7 de la calle Sebastopol cuando se estaban instalando. Tuve el privilegio de ver cómo sus vidas sorprendentes iban tomando forma y a la vez que se desplegaban sus peculiaridades. Pude asistir a la creación de la historia de la mano de Cristina y ver cómo la belleza de lo absurdo se unía a lo metafórico con cierta dosis de ternura en un París imaginario. 

Desde el primer momento me pareció un bonito cuento que contrastaba la riqueza de aquello diferente frente a la monotonía de “lo normal”. Pero va mucho más allá, acabando con una auténtica epidemia que empieza a propagarse rápidamente mientras nosotros, lectores, nos retiramos de la historia con una sonrisa. 

Ahora , tras ver el cuento ilustrado por Natascha Rosenberg, por fin he podido poner cara a los Dupont y a los Perrier, a los Rousseau y a los Leblanc… a todos los inquilinos del número 7 de la calle Sebastopol y a sus normales vecinos. Parece que Natascha tomó el tren especial a ese París alternativo para visitarlos porque los ha retratado fielmente con unas ilustraciones entre detallistas y naïf. Ya no puedo imaginar la historia con otros personajes y otros colores. ¡Fantástico trabajo! 

Creo que no me equivoco si digo que “El número 7 de la calle Sebastopol” es un cuento estupendo para inaugurar las aventuras de la batiscafo Katiusca.

 

Captura de pantalla 2014-04-28 a la(s) 23.17.44

 

Captura de pantalla 2014-04-28 a la(s) 23.18.30