Ya está aquí la segunda edición de El mundo de las Emociones

50924425_1136032469907663_706390913236074496_o

 

Hará un par de meses se nos agotó la primera edición de El mundo de las emociones y estábamos con muchas ganas de que saliera de imprenta la segunda. Nos la estabais pidiendo con ganas también. Este libro escrito por Mireia Simó Rel e ilustrado por Monann, ha conectado con fuerza con muchos de vosotros.

Cuando publicas un libro no sabes si irá bien o no pero yo personalmente sabía que El mundo de las emociones gustaría y mucho porque tiene ingredientes para ello.

Toca un tema muy universal y que nos afecta a todos, las emociones, está escrito de manera amena, pero rigurosa, combinación que hace que su lectura sea muy agradable y a la vez el contenido sea potente, y además, la guinda del pastel la ponen las preciosas ilustraciones.

Muchos ya lo conocéis y lo habéis comprado pero para los que no, aquí tenéis su descripción. Lo podéis comprar en la tienda online sin gastos de envío y en puntos de venta.

La segunda edición no tiene grandes cambios, solo hemos corregido algún detalle y añadido una nota a modo de segundo prólogo de la psicóloga Toña Sala, compañera de Mireia Simó desde hacer años, a quien agradecemos esta nota tan especial.

El mundo de las emociones no es un libro para decirte lo que tienes que hacer, ni para darte pautas ni consejos. Siempre he creído en los seres humanos y en su capacidad e intuición para saber qué hacer en cada momento. A veces, lo que nos hace falta es darnos cuenta de lo que necesitamos y queremos, así como reconocer
nuestras potencialidades.

La intención de este libro es ofrecerte una lectura con la que puedas ir y venir, hacia fuera y hacia dentro; en la que contactes con vivencias tuyas, y en la que encuentres también información para acompañar a otras personas en sus procesos emocionales; y es, sobre todo, una invitación a sentir.

Está escrito para personas adultas, aunque también para compartir con niños, niñas y jóvenes, para poder acompañarles con más información y conciencia en sus procesos de desarrollo emocional.

Mireia Simó Rel, es psicóloga, terapeuta gestalt, especializada en familia e infancia, con más de diez años de experiencia en Servicios Sociales y en el ámbito clínico privado. Es miembro del equipo docente y terapeuta del Instituto de Terapia Gestalt de Valencia, donde codirige, junto con Toña Sala, el curso de formación Terapia Gestalt con Familias.

Ha sido colaboradora de la revista Mente Sana, y desde hace unos años forma parte del equipo docente del Centro Gestalt de Canarias, impartiendo talleres dentro de la Formación de Terapia Infantil y Adolescente, en Las Palmas, Tenerife y La Palma.

Actualmente, también imparte talleres en la Formación de Infancia y Adolescencia, en el Centro Qualia de Granada, y forma parte del equipo docente del Máster en Terapia Familiar desde una perspectiva integradora: enfoques gestáltico y sistémico, de la Universidad de Valencia.

148 páginas
Tapa blanda

Precio 20 euros

emociones+baja+7+baja emociones+baja+baja

 

emociones+baja+6+baja emociones+baja+3+baja

Reimpresión de En Sebastià i el mar en catalán

seb 5

 

Estamos muy contentas, acabamos de recibir la primera reimpresión de EN SEBASTIÀ I EL MAR en su edición en catalán. Lo teníamos agotado ya varios meses y por fin lo tenemos ya fuera de imprenta. Es un libro muy especial para nosotras, y por lo que nos llega de sus lectores, también lo es para vosotros. Durante este tiempo nos han llegado muchos mensajes bonitos sobre cómo gusta el libro en vuestra casa y fotos. 

También lo hemos presentado en varias librerías, en festivales como el de Súria donde grabamos este vídeo ha sido la imagen de la Biblioplatja de Sant Feliu de Guíxols como os contamos en este post y también se presentó en la Fira Explica’m de Sant Feliu de Guíxols como podéis ver aquí y pronto será parte de una exposición de su ilustradora Coaner Codina.

Os recordamos el argumento de este precioso cuento ilustrado escrito por Caterina Pérez e ilustrado por Coaner Codina. Lo podéis comprar ya en nuestra tienda online siguiendo este enlace y sin gastos de envío o pedir en vuestra librería habitual que sea punto de venta de nuestros libros.

Sebastián es hijo de pescador, nieto de pescador, bisnieto de pescador. Vive en Cantil, un pequeño pueblo al lado de un mar al que mira con respeto desde la ventana porque su llamada está en el bosque, entre los árboles y las hojas. ¿Cómo decirle a su padre que quiere cambiar su destino?
Una preciosa historia escrita por Caterina Pérez que ayuda a reflexionar sobre las relaciones con nuestros hijos y nuestras hijas. Una historia de desencuentros, pero también de búsqueda de espacios comunes, de amor y confianza. Un regalo, enmarcado además en una atmósfera naturista recreada maravillosamente por Coaner Codina que nos traslada en cada página a un pueblo costero en los que casi podemos oler la bruma y sentir el sonido de las hojas con el viento. Caterina y Coaner hacen desde luego un tándem perfecto.

 

seb 2 seb 4 seb 6 seb

 

Sebastia_1_CAT-600x337 Sebastia_2_CAT-600x337 Sebastia_3_CAT-600x337

 

 

 

 

 

¡Rebajas! Pequeña Empresa Creativa rebajado al 50%. Solo 12 euros

Post instagram_rebaja

No solemos rebajar nuestros libros porque los libros tienen poco margen de maniobra pero hemos decidido rebajar PEQUEÑA EMPRESA CREATIVA al 50% y dejarlo en tan solo 12 euros.

Principalmente por dos razones, porque es un libro maravilloso que queremos que llegue a vuestras manos, y porque aunque se ha vendido bien fuimos muy ambiciosas en la cantidad de ejemplares que hicimos y aún tenemos bastantes, y no queremos que acaben quedándose en el almacén sin vender, es un libro que vale mucho la pena, y preferimos rebajarlo prácticamente a precio de coste, que se nos quede por vender.

Lo podéis comprar en la tienda online  sin gastos de envío siguiendo este enlace:

Esta es su descripción:

Pequeña Empresa Creativa es un monográfico en tapa dura que contiene una mirada a los proyectos de 59 emprendedores de nuestro territorio, y alguno incluso de fuera. Muchos proyectos muy conocidos ya en el entorno Kireei, muchos amigos, colaboradores y algunos que aún no conocíamos y que ha sido un placer descubrir.

Los aciertos, los errores, las claves a la hora de emprender. En solitario, en pareja, en equipo. Pequeñas empresas que recién empiezan, otras veteranas, otras que han dado el salto y se han convertido en referentes, en empresas con un nutrido equipo. La creatividad como hilo conductor, y el esfuerzo, tesón, coherencia, pasión y talento como gasolina para hacer posible proyectos en un entorno difícil como es el de los proyectos artísticos, artesanales, de diseño, de formación, de cocina saludable, etc. Todos sabemos que no son entornos mayoritarios, más bien tienen un público minoritario, sin embargo, este libro demuestra que se puede, a pesar de las dificultades.

Yo misma con Kireei y La Mirada aparezco en el libro, como una más. Vivir este proyecto desde los dos lados ha sido interesantísimo, y visitar a los 59 emprendedores una alegría. Visitas que nos han dejado siempre a Montse y a mi con una enorme sonrisa. Por encontrarnos con gente que prácticamente vibra igual que nosotras, en cuanto a sus emprendimientos. Han sido encuentros llenos de momentos aha, y de camaradería, de reconocernos embarcados en el mismo viaje.

Un libro que os va a gustar seáis emprendedores o seguidores de estos proyectos. Entrevista, retratos, y fotos de productos, fotografías preciosas de Montse Mármol y un diseño de Carlos Rubio de Ladies & Gentlemen: que os va a encantar.

1a-3 1a-5 1a-6 1a-7 1a-8

Libro PEC doble aran Libro PEC doble charuca Libro PEC doble kireei
Libro PEC doble misako
Libro PEC doble naguisa
Libro PEC doble numon

Ya está en venta Quiero una ballena, de NiñoCactus y Cecilia Moreno

47396775_2228929504024192_454967779745857536_o

TODO ES POSIBLE (SOLO HAY QUE PENSAR CÓMO)

«Mi madre y yo no tenemos la misma idea de lo que es una ballena». Con esta contundencia empieza Quiero una ballena, una historia de Niño Cáctus ilustrada por Cecilia Moreno. El relato continua con este conflicto de opiniones razonándolo del siguiente modo: «cuando le hablo de lo bonitas que son, ella me cuenta todo lo que comen. Si le explico sus increíbles ventajas, insiste en su pequeño gran inconveniente». Así, con un gran sentido del humor y, una detrás de otra, presenta una serie de réplicas y contrarréplicas que confluyen en una única y grandísima traba que gira alrededor de las tremendas medidas de estos mamíferos marinos por los cuales la protagonista de este cuento siente una admiración profunda.

Desde su primer texto literario, Alberto Martín Tapia se ha escondido detrás el pseudónimo de Niño Cáctus, una microficción donde aparecía un personaje conocido con esta denominación al cual no invitaban nunca a los cumpleaños y a quien le crecía una flor en la cabeza. Solo adoptar este nombre, Martín Tapia, bien, mejor dicho, NiñoCáctus, asumió, de repente, el papel de escritor infantil. Desde entonces, este autor de Salamanca se dejó llevar por los caminos de la ficción y empezó a mirarse el mundo con los ojos de un niño que es capaz de convertir cualquier pequeño detalle cotidiano en un motivo susceptible de transformarse en una historia fantástica. Quiero una ballena, su último trabajo, es, por lo tanto, una consecuencia de este ejercicio de adopción del comportamiento infantil que presenta una narración tierna e inocente alrededor del convencimiento absoluto que muestran los más pequeños a la hora de conseguir cualquier cosa, como por ejemplo tener una ballena.

La posibilidad remota de tener como mascota un animal como este, quizás no es tan complicada como algunos de los adultos nos empecinamos en creer. De hecho, es finalmente la madre quien, desde la experiencia y la lucidez que, a veces, proporciona la madurez, llega a la solución más idónea para que la protagonista cumpla, finalmente, su deseo. A pesar de la aparente imposibilidad de ciertos anhelos, parece que todo es posible con empujón, decisión y una buena dosis de creatividad, y así lo quiere hacer patente el autor mediante el uso de un lenguaje sencillo y sin artificios que busca la complicidad de un lector infantil que tiene que estar atento tanto al texto como a las ilustraciones. Estas últimas son las encargadas de crear un relato visual paralelo que complementa y aumenta considerablemente la interpretación y el significado del relato.

Efectivamente, las ilustraciones de Cecilia Moreno conjugan deliciosamente con este candoroso afán infantil, mostrando una plástica caracterizada por la presencia habitual de trazos sencillos y luminosas tintas planas que configuran escenas donde los personajes se mueven libremente, sin limitarse a las palabras. Se comprueba, pues, que Moreno es una ilustradora que disfruta de la sencillez compositiva y de los colores transmisores de alegría y serenidad, por eso casi nunca usa el negro. Se trata de unas propiedades estéticamente atractivas y próximas al universo gráfico de los niños más pequeños que, además, acentúan el tono especialmente dulce y cariñoso de una historia entretenida que, finalmente, te lleva a confirmar que sí, quizás solo hay que pensar cómo y, al menos, intentarlo.

Podéis comprarlo en nuestra tienda online sin gastos de envío, también en edición en catalán.

47573839_2228929564024186_9121157931243405312_o 47436209_2228929520690857_5166863030230712320_o 47396699_2228929590690850_1646216726393651200_o

 

CASA, con prólogo de Jenn Díaz

46452254_498704753959549_3128405452002426880_n

 

La sección de casas de hoy la dedicamos a nuestro nuevo libro CASA que ya tenemos fuera de imprenta. Escrito por Caterina Pérez con fotografías de Mónica Bedmar, CASA es como su subtítulo expresa, Sobre la intimidad habitada. Ocho casas, cuatro temas, ocho ilustraciones de Dani Vergés de Slow works componen estas 256 páginas de un libro que es pura inspiración.

Este es el prólogo de la escritora Jenn Díaz, otra maravilla. El libro lo podéis comprar en nuestra tienda online sin gastos de envío y en puntos de venta habituales.

LAS CASAS DE LOS DEMÁS

Jenn Díaz

Mi abuela planchaba los domingos por la tarde, antes de llevarme a mi casa. Lo colocaba todo en el salón, con la tele de fondo, y un hombre en cada sillón, se dedicaba a preparar la ropa de toda la semana mientras, me llamaba para que me despertara de la siesta. Pero la casa de mis abuelos tenía algo todavía mejor que el olor de ropa recién planchada a media tarde: una bañera. Mientras en mi casa teníamos un plato de ducha, los fines de semana me daba un baño sin prisas. Eso es para mí un hogar: saber qué va a ocurrir el domingo por la tarde antes de irme a casa, con la mano de mi abuela dada y el repicar de sus tacones por las aceras del mismo trayecto de siempre. Sin darme cuenta he ido adoptando ciertas costumbres de la casa de mis abuelos o de mis padres y las he dado por buenas. Los domingos siguen siendo el día para preparar el resto de la semana, y las sillas se suben a la mesa, se zarandean las alfombras y se hace la colada. Plancho infinitamente menos que las generaciones que me preceden, pero en invierno la casa huele a ropa recién tendida. Tengo un jardín, cosa que no había tenido antes, y en verano, la ropa se tiende fuera y se recoge a la hora, para que no se quede demasiado tiesa.

Este segundo monográfico va de los ruidos, las luces y los silencios de las casas, de lo que hemos dado por bueno y por propio aunque sea una herencia heredada. La comida humeando en la mesa, el sonido de la máquina de coser en el estudio, las luces atenuadas a media tarde, los rayos de sol filtrándose entre las cortinas y todos esos objetos que un día decidimos que sobrevivirían a todas las mudanzas habidas y por haber, que, en mi caso, no han sido precisamente pocas. Hay una delicadeza en las casas de los demás que uno no puede reconocer en la suya. Pero sobre todo hay, en las casas de los demás, una intimidad sin detectar en el día a día. Este libro de Caterina Pérez y Mónica Bedmar pretende, precisamente, poner en el foco central todo aquello que ya ha pasado desapercibido tras la prisa de la rutina o la costumbre de la cotidianidad: el juego de sombras sobre unos cojines, una camisa que se adapta al respaldo de una silla o el reflejo del interior de una casa en los cristales. La belleza imperceptible de las casas propias, vistas por dos mujeres que buscan el detalle convencidas de que lo van a encontrar, porque lo hay, y lo encuentran.

Durante mucho tiempo, las casas de mi familia han sido funcionales y como tal las he habitado. El mejor lugar para cualquier objeto era el lugar más práctico. Las casas de mi familia han sido construidas y decoradas en base a su utilidad. Hasta que no empezamos a desarmar la casa de mi bisabuela no me di cuenta de esa otra cara. No fue hasta que empecé a considerar que la mecedora podría ser mía, que comprendí ciertos secretos, hasta que heredé la cajita en la que dejaba las horquillas del pelo, que aprecié su naturaleza, hasta que empecé a descolgar cuadros de las paredes antes de que cayeran del todo y para siempre. Todas las casas hablan por sí solas, si les prestas un poco de atención, y por eso supongo que han sido motivo de la mayoría de las historias que he contado en las novelas. Pienso en la casa de Chile, en la que tenías que pasar por la habitación de la anfitriona —con la intimidad que encerraba su cuarto— para salir al pequeño jardín, o la casa de unos familiares lejanos del pueblo, con un hueco de luz en medio de la construcción para alumbrar un patio diminuto y lleno de plantas; pienso en el jardín de la casa familiar de mi marido, o en la puerta que daba al lavadero —y que temía— de la primera habitación que compartí con mi hermana. Todas y cada una de las casas forman parte del imaginario literario que ha ido componiendo toda mi obra, y no hay día que no intente abstraerme de mi propia casa para mirarla como miran Caterina y Mónica: con perplejidad, con ojos ajenos, con curiosidad.

Porque incluso las casas funcionales encierran cierto misterio, cierta historia, cierta tradición. La vida doméstica ha sido siempre una cuestión de mujeres, nos ha querido hacer creer la historia, pese a que los hombres también las habitan. Hoy son dos mujeres quienes nos muestran las casas como no las miraban nuestras madres y nuestras abuelas: , con poesía. Los dos monográficos de casas vienen a contarnos que lo doméstico va más allá, que un hogar amplía los márgenes de lo tradicional y ahonda en lo espiritual, me atrevería a decir, aunque suene del todo abstracto y yo, desde luego, huya siempre de la abstracción. El primer libro sobre casas me sedujo, fue toda una provocación: quería, simplemente, cambiar mi casa y reconvertirla, darle una nueva vida, intercambiar muebles, darle color a las paredes, reciclar objetos. Este segundo libro me pide, justamente, lo contrario: que lo deje todo tal y como está y que, simplemente, permanezca atenta a los aromas, los silencios, los juegos de sombras, cualquier… descuido.

 

 

Ya está en venta El libro de los fantasmas, de Lady Desidia y Nelvy Bustamante

10-12-2018 20.12.9 1

Ya tenemos EL LIBRO DE LOS FANTASMAS  fuera de imprenta, lo podéis comprar en nuestra tienda online sin gastos de envío y en unos días en puntos de venta. También editado en catalán con el nombre EL LLIBRE DELS FANTASMES, con traducción de Tina Vallès.

Nuestra compañera Clara Berenguer ha escrito la siguiente reseña para que lo conozcáis en más profundidad.

 

CUANDO TODAVÍA NO ESTÁ TODO DICHO, por Clara Berenguer

¿Sabíais que los fantasmas también lloran y se enamoran? Hay fantasmas gordos, delgados y verdes, algunos tienen dolor de estómago y se mojan los pies cuando llueve y otros detestan las alarmas y van al teatro pero los fantasmas también cantan, se asustan, bostezan e incluso se esconden en frascos de perfume, entre otras cosas más. De los fantasmas, siempre se ha hablado mucho y, quizás, todo esto ya lo conocíais, o, quizás no, porque, en realidad, de los fantasmas todavía quedan cosas por decir y Nelvy Bustamante bien que lo sabe, por eso presenta de nuevo El libro de los fantasmas, una historia que apela directamente a nuestro repertorio fantástico alrededor de estas misteriosas criaturas que, además, en esta ocasión cuenta con las inconfundibles ilustraciones de Lady Desidia.

El libro de los fantasmas es el primer álbum ilustrado con el cual Kireei se transforma en Savanna Books, un nuevo proyecto ambicioso que, sin olvidar los preceptos editoriales anteriores, pretende superar las fronteras del libro e implicarse también en otros objetivos sociales y educativos. Así, la presentación oficial de esta briosa iniciativa llega auspiciada por la reedición de una obra que obtuvo la Mención Especial del Premio Nacional de Literatura Infantil otorgado por la Secretaría de Cultura en 2012 en Argentina, un galardón que destacaba un texto que combina elegancia, melancolía y comicidad a la hora de abordar la cuestión fantasmagórica.

Nelvy Bustamante es una de las voces más reconocidas del panorama de la literatura infantil argentina. De hecho, sus trabajos han sido incluidos en diferentes antologías, diarios, revistas y libros de texto y su producción literaria la ha llevado a recorrer muchas escuelas del país, donde participa en encuentros y diálogos abiertos con sus lectores. Probablemente, es este contacto directo con su público receptor el aliento principal a la hora de escribir textos como por ejemplo El libro de los fantasmas, una compilación original de poemas y cuentos breves en la cual incorpora el verso libre y la prosa poética para presentar historias que hablan de fantasmas, sí, pero con una sinceridad y una sencillez literaria con un gran poder evocador, unas propiedades que, sin duda, se aproximan al lenguaje y a los gustos de los más pequeños.

Finalmente, son las ilustraciones de Lady Desidia las encargadas de acompañar y redondear visualmente esta propuesta. Tras esta firma se esconde Vanessa Borrell, una ilustradora con base en Madrid conocida, sobre todo, por sus personajes femeninos y por un particular universo creativo, donde la vegetación se entremezcla con elementos cotidianos, con tazas de té, gatos y otros animales. Sin renunciar completamente a este imaginario propio tan fácilmente reconocible, Lady Desidia se renueva en esta obra y presenta unas composiciones muy trabajadas, con una gusto especial por los detalles y por la construcción de escenarios narrativos por donde se deslizan entretenidos unos simpáticos y tiernos fantasmas. Se trata, en definitiva, de una solución estética colorista y amable que se adapta al tono cariñoso y poético de una obra literaria que huye del carácter terrorífico que habitualmente se le atribuye a estos personajes y que gusta tanto a los niños como a los adultos.

 

fantasmas 2 fantasmas 3 fantasmas 4 fantasmas 5 fantasmas 6 fantasmas foto 1