El día del libro en Kireei, sin gastos de envío

Para celebrar el día del libro queremos ofreceros esta promoción: para cualquier compra en Kireei superior a 30 euros en libros, gastos de envío gratis entre hoy, 21 de abril, y el domingo, 25 de abril de 2010, solamente para España. Si os interesa alguno de nuestros títulos, aprovechad el momento. Entrad en Libros en Kireei tienda y escoged los vuestros.

El código para los gastos de envío gratis es 23ADL.

Instrucciones:

-Al acabar el pedido pulsar en CESTA.
-Si en lugar de CESTA pulsas en CONFIRMAR vas al paso siguiente y hay que pulsar ATRÁS.
-En el apartado "Vales de descuento" teclear "23ADL" y pulsar "AÑADIR".
-Si el vale es aplicable aparece en la cesta y se borran los gastos de envío.
-Si no es aplicable sale un mensaje de error indicándolo.

 

   

 

 

        

 

      

 

 

 

Berta Buenafé está triste…

 

 

Berta Buenafé está triste… es una historia sencilla pero atípica en los libros infantiles. La protagonista no es una niña o un niño, ni un animal; es una señora. Berta, en la portada, con cara triste y su perrito Cancán en brazos, parece una mujer de cierta edad y un tanto solitaria. Pero basta con darle la vuelta al libro y mirar la contraportada para intuir que no todo será tan sencillo: a lomos de un caballo sonriente, Berta Buenafé atraviesa el desierto en brazos de El Zorro, o alguien que lo imita muy bien.

Y es que Berta tiene una buena vida, en su casa, con sus mascotas y sus sueños. ¡Ah!, ¿pero qué pasa el día que con los sueños no basta? ¿Cómo sobreponerse a la tristeza de una vida que no es tal como uno la esperaba? ¿Puede un libro para niños girar alrededor del tema tabú de la depresión?

Este es el punto de partida para Magali Le Huche, una joven autora e ilustradora francesa, que convierte este escenario un tanto triste en una historia de amor llena de optimismo vital. Sus dibujos, expresivos, delicados y divertidos, juegan con el color, entre los tonos tierra de la realidad de Berta,  sus sueños rosados y sus tristes pensamientos en negro enmarañado, para acabar en un horizonte infinito de verdes y azules. En cada página encontramos infinidad de detalles que contribuyen a expresar los sentimientos y la complejidad de las relaciones humanas (tan pronto como entra en escena el señor Edmundo), reforzando así el hilo de una historia cotidiana, que transcurre en un rincón de cualquier ciudad.

 

 

 

 

 

Berta Buenafé está triste… es una de las novedades de la editorial Flamboyant para esta primavera. Esta pequeña editorial, que ya conocíamos por su colección de Pequeños grandes tesoros,  acaba de publicar también otra obra de Magali le Huche, Las sirenas de Belpescão (Prix Sorcières 2006 al mejor álbum ilustrado en Francia), y un álbum de Tatjana Hauptmann, Adelaida va a la ópera. Como todos los álbumes de Flamboyant, escogidos con mimo y editados de manera impecable.

 

  

 

Vabau

 

 

Vabau es un original proyecto que combina la imaginación con el reciclaje, la creatividad con la protección de nuestro planeta. Como los impulsores del proyecto dicen, sus cuentos "te alegran la vida y quieren al planeta".

Vabau da una seguna oportunidad a camisetas viejas, pantalones gastados o blusas que se han encogido, y las transforman en personajes de trapo con vida propia. Tanta vida propia tienen que incluso escriben su historia para que los niños y las niñas puedan conocerlos. Fruto de esta idea han nacido los dos primeros cuentos de Vabau: 

 

 

 

"El Conejo Despistado, una historia que trae cola".

 

 

 

 

"Animales Fenomenales o por qué los peces tienen patas".

 

Los materiales son todos reutilizados, por eso todos los personajes son únicos y diferentes. El interior está relleno de espuma de cojines, la tela y los botones provienen de ropa usada, y el papel es reciclado. ¡Esto es predicar con el ejemplo!

 

 

Debo confesar que antes de ver los cuentos, aunque la idea me parecía muy interesante, tenía mis reparos. Me asustaba que todo el contenido de los cuentos fuera un canto a la sostenibilidad, que está muy bien, pero no es mi idea de un buen cuento para niños si no está acompañado de "algo más". Lo primero que me gustó fue la bonita presentación del muñeco y el cuento, dentro de una redecilla. Luego, al abrirlos, vi que los cuentos eran divertidos y explicaban de una manera atractiva la historia de los peculiares muñecos. La prueba de fuego se superó con éxito: a mis hijos les encantaron, y el pequeño no paraba de reirse mientras el mayor le leía la historia del pez con patas y del conejo despistado que todo lo perdía…

 

 

 

Por eso hemos decidido traer algunos de estos cuentos a nuestra tienda (en catalán y en castellano). Con esta presentación tan bonita es como los hemos recibido y están esperando para salir hacia vuestras casas.

Esperamos que os gusten mucho y que podamos poner desde Kireei nuestro granito de arena para dar a conocer esta iniciativa tan original. Nos encantan los proyectos que, como este, se van haciendo con cariño, sin grandes presupuestos, con mucha ilusión y mucho esfuerzo personal. Podéis seguir su blog, en el que encontraréis mucha más información.

 

Jutta Bauer,

premio Hans Christian Andersen de ilustración 2010

 

Jutta Bauer es una ilustradora y escritora alemana, muy conocida en su país, donde además de muchos otros libros, ha ilustrado varios de Christine Nöstlinger. Yo la conocí con un libro precioso de Los cuatro azules, Selma. En casa tenemos Por qué vivimos en las afueras de la ciudad (de la editorial Tàndem, con textos de Peter Stamm). Lóguez ha publicado su Madrechillona. También de esta editorial son El ángel de abuelo, Sencillamente tú (texto de Heinz Janisch), Bona nox (basada en una canción de Mozart) y La reina de los colores. En Anaya tiene en su catálogo Así empezó todo (34 historias sobre el origen del mundo, con texto de Schubiger y Hohler). Existen también otras obras ilustradas por Jutta Bauer y traducidas al castellano, entre ellas, al menos alguna obra de Nöstlinger.

    

  

 

Este año 2010, Jutta Bauer ha sido galardonada con el premio Hans Christian Andersen, convocado por el IBBY (Organización Internacional para el Libro Juvenil). El jurado ha reconocido a Jutta como "una poderosa narradora que mezcla la vida real y la leyenda en sus ilustraciones" y ha admirado su "aproximación filosófica, original, creatividad y su capacidad para establecer comunicación con los jóvenes lectores".

 

 

 

 

 

 

 

A mi me gusta por lo expresivo de sus dibujos, y me parece que comparte con otros autores alemanes ese trazo sin pretensiones aparentes con una gran profundidad en la narración. En el número 0 de la revista Bloc tenéis, entre otros muchos contenidos, una interesantísima entrevista a Jutta Bauer, os recomiendo su lectura.

 

Quisiera tener…

 

 

Cuando estoy sola en una librería, con la única compañía del librero enfrascado en su tarea y los miles de libros que me rodean, siento que estoy en el centro de un universo lleno de voces que me llaman. En cada libro hay un retazo de un alma desconocida que se expresa a través de palabras e imágenes, utilizando diferentes lenguajes.

Quisiera tener… es uno de esos libros en los que las voces no buscan imponernos una visión concreta sino que, a través de la poesía, intentan sugerir más que desvelar. Es una colección de animales bellamente ilustrados, pero es también una sucesión de deseos: quisiera tener "las alas de la oca el día que toca marcharse" o "la selva de pensamientos del ciervo que escucha el bosque". Cada doble página lleva un recorte de cuaderno, con algo que el narrador quisiera tener, y la ilustración interpreta ese deseo. Quizá los niños pequeños no aprecien todo el significado de cada frase y solamente vean un dibujo de un animal lleno de detallitos en los que fijarse, pero no creo que sean inmunes a su poesía.

En el universo de la librería, este libro llama con su voz a los niños que quisieran volar como los pájaros, nadar como los peces; pero también a los adultos que no han olvidado las emociones y los anhelos de su infancia, que son, al fin y al cabo, un preludio de los de los adultos, tantas veces reprimidos y muchas veces identificados como inalcanzables. Cuanto más lo leo, más cosas me sugiere, y no todas puedo explicarlas con palabras.

 

 

 

 

Quisiera tener… Giovanna Zoboloni, Simona Mulazzani (il.), Los Cuatro Azules, 2009.

 

Peter Pan y Wendy

 

 

Este es el segundo libro de nuestra Biblioteca de Imprescindibles. No me ha costado nada escoger la segunda obra a reseñar: Peter Pan y Wendy. Sin duda alguna Peter Pan es, junto a Alicia, un personaje que ha entrado en el imaginario popular como si fuera producto de una larga tradición (sería el caso de Caperucita, Blancanieves o la Cenicienta) y no el fruto de la imaginación de una persona, J. M. Barrie. Esto sucede cuando el genio del autor conecta con las corrientes más profundas de nuestros sentimientos, deseos, añoranzas…

 

 

 

 

 Sir James Matthew Barrie (1860 – 1937) fue un novelista y dramaturgo escocés, segundo hijo de una adinerada familia victoriana y marcado dramáticamente por la muerte de su hermano mayor David, el favorito de su madre. Sufrió abandono emocional, dejó de crecer (llegó a la edad adulta midiendo menos de 1,50 cm, con aspecto infantil y voz aguda) y siguió cultivando la amistad de los niños por delante de la de muchos adultos. Aún así, en la universidad fue amigo de Arthur Conan Doyle y de Robert Louis Stevenson.

Un hecho casual marcó definitivamente el destino de Barrie: un día, paseando a su perro Porthos (que inspiró el personaje de Nana) por los jardines de Kensington de Londres, conoció a los niños de la familia Llewelyn-Davis. Se hizo amigo de la familia y fue como un segundo padre de los niños, hasta el punto de convertirse en su tutor cuando quedaron huérfanos de padre y madre. Fue para ellos que Barrie inventó las historias de Peter Pan, un niño que vivía solo en el parque y se relacionaba con las hadas. Luego, las historias derivaron en una obra teatral de éxito (algunas imágenes de 1905 aquí) y, finalmente, en el libro que hoy os presentamos.

Peter era el nombre de uno de los hermanos Llewelyn-Davies, aunque se especula que la personalidad de los otros hermanos (por ejemplo, Michael) podría haber influido, e incluso la imagen de su hermano David, eternamente anclado en los 13 años. El personaje de Wendy fue inspirado por la hija de un amigo de Barrie, que no sabía pronunciar las erres y que se refería a él como "my fwendy". El nombre de Wendy se popularizó tras el éxito de Peter Pan. En cuanto a los derechos de las obras, Barrie los donó al Great Ormond Street Hospital, un hospital infantil británico.

 

Peter, el niño que no quiso crecer, es un heroe valiente y a la vez sumamente egoista, que olvida todo cuanto no ocurre en su presente, de manera que conserva siempre su inocencia. Vive en Nunca Jamás, una isla prodigiosa en la que todo lo que puede imaginar un niño sucede en realidad. Los niños perdidos, los indios, los piratas, los animales salvajes, el capitán Garfio… todos han sido objeto de concienzudos análisis, pero lo cierto es que configuran un universo mágico que resulta familiar y a la vez extraordinario para cualquier niño.

 

 

"Yo no se si habréis visto nunca el mapa de la mente de una persona. Los médicos dibujan a veces mapas de otras partes de vuestro ser, lo que puede resultar algo interesante, pero les desafiaría a que tratasen de dibujar la imaginación de un niño, que no sólo es confusa, sino que no deja un momento de dar vueltas.
Hay sobre ella líneas en zigzag como las de la tarjeta en que se anota vuestra temperatura cuando estáis enfermos, y estos zigszags son probablemente los caminos de la isla maravillosa, pues el País de Nunca-Jamás es siempre una isla con asombrosas pinceladas de colores aquí y allí, arrecifes de coral y cierto aspecto de buque en alta mar, y cuevas salvajes y solitarias, y enanillos que son sastres en su mayoría, y cavernas a través de las cuales corre un río, y príncipes con seis hermanos mayores y una cabaña a punto de desmoronarse y una dama viejecita con la nariz ganchuda."
(fragmento de Peter Pan y Wendy).

 

La edición que os presentamos cuenta con las magníficas ilustraciones de Mabel Lucie Attwell (1879 – 1964), cuyos dibujos fueron tremendamente populares a principios del siglo XX. Las ilustraciones para Peter Pan y Wendy, datadas en 1921, constituyen a mi entender uno de sus mejores trabajos. Reflejan con precisión la ternura e ingenuidad de la obra, suavizando en cierto modo los aspectos más terroríficos de Nunca Jamás, tal como lo hace la mente de un niño, inconsciente de los peligros mortales que allí acechan.   

 

                       

            

 

Además, la edición está enriquecida con orlas y siluetas recortadas a mano por la artista Elisabeth von Rathlef (1912-1999) y la cuidada traducción es obra de la escritora María Luz Morales (1889-1980).