Nineta de Xisqueta

Famlias-del-mundo-5

 

Descubrimos a Nineta de Xisqueta cuando os hablamos de este bonito proyecto hace un par de años en Kireei magazine. Sandra Benet hace a mano estos memorables muñecas Waldorf de lana cardada. Me ha encando la serie familias del mundo de la que forman parte todas estas imágenes que he seleccionado. También podéis ver al final al principito, a Gandalf y hadas y brujas.

Podéis ver más en su nueva web, o seguir sus actualizaciones en su Facebook. Sandra además realiza cursos de creación de estas muñecas, el próximo será el 10 de mayo.

 

Famlias-del-mundo-6 Famlias-del-mundo-8 Famlias-del-mundo-9 Famlias-del-mundo-10

 

Famlias-del-mundo-11

 

Famlias-del-mundo-12

 

gandalf-773x1030

 

Petit-Príncep_2

 

nineskireei3

 

Elvira

Burrito con rama de árbol

burrito

 

Esta idea no es nueva pero me ha gustado mucho este rincón con un burrito para la ropa hecho con una rama y dos soportes metálicos. Visto en Style-files.

 

Niños científicos, adolescentes entusiastas

science-laboratory-illustration_23-2147490983

vía Freepik

 

Los niños y las niñas son, por naturaleza, pequeños científicos. Su función en la vida es aprender, acumular conocimiento. Por eso tienen una curiosidad innata, la mente abierta a todo tipo de estímulos y una capacidad inagotable para realizar experimentos que validen sus hipótesis.

Esto es lo que han comprendido en la escuela pública El Roure Gros de Santa Eulàlia de Riuprimer y por eso han hecho de la ciencia el eje vertebrador de su proyecto. Los conocimientos no se compartimentan en materias ni los alumnos se separan estrictamente por edad, permitiendo que haya grupos de trabajo de niños de diferentes edades. Trabajan por centros de interés y abordan proyectos siguiendo el método científico: se plantea un tema, se formulan hipótesis, se hacen experimentos para comprobarlas o refutarlas y se plasman las conclusiones en un informe. Las clases magistrales apenas se utilizan, excepto para casos concretos, y los niños trabajan en grupo o individualmente, moviéndose libremente por los espacios interiores o exteriores según sus necesidades.

El maestro no es la fuente del saber sino un guía que plantea dudas, motiva y los impulsa a profundizar. Su función es acompañar, fomentando la autonomía y la responsabilidad del alumno. Los errores no son penalizados sino tomados como elementos fundamentales en el proceso de aprendizaje. No se trata de “lo has hecho mal” sino más bien de “este resultado no era el que esperábamos, ¿qué debemos cambiar? ¿quizá la hipótesis no era correcta?”. Después de años aplicando este método de trabajo han conseguido demostrar que los niños son científicos capaces, y que su curiosidad, en lugar de apagarse, crece cuando es correctamente atendida. El aprendizaje para estos niños es un placer.

Si el niño es un científico, el adolescente está en tránsito hacia la vida adulta, ese momento en que los principales aprendizajes ya están hechos y en que se necesita la capacidad de ejecutar con eficiencia las tareas necesarias para la supervivencia. Claro que hay que seguir aprendiendo durante toda la vida, pero también se adquiere la responsabilidad de actuar con rapidez y acierto. La toma de decisiones, aunque aparente ser un tema de gran racionalidad, es una cuestión sobre todo de emociones. En ese tránsito, el adolescente debe reorganizar su cerebro. No es que pierda el espíritu científico pero se convierte en un ser mucho más emocional. Si no queremos lidiar con adolescentes apáticos y apagados, ¿qué debe hacer la escuela?

Creo que a esta pregunta responden, de manera explícita o implícita, institutos de secundaria como la SINS Cardener de Sant Joan de Vilatorrada. Este es un instituto público de secundaria obligatoria de una población de tamaño medio. El alumnado es diverso, con situaciones de dificultad como las que podríamos encontrar en cualquier instituto del país. Las clases empiezan y acaban sin timbres y, al igual que en el Roure Gros, las divisiones entre materias se han superado. Es cierto que hay unas horas dedicadas a las “habilidades”, que sería lo más próximo a una asignatura tradicional. Estas habilidades son trabajo sistemático de materias instrumentales, de habilidades que consideran necesarias para entender el mundo y comunicarse con él: las lenguas, las matemáticas, la educación física, la educación visual y plástica y la música.

También tienen talleres, que son espacios para experimentar y movilizar los saberes: talleres de música, ciencia en contexto, escritura creativa, fotografía, iniciativas sociales, hands-on (espacio de mantenimiento y creación)… Y un bloque horario de “lenguajes”, donde se trabaja la comunicación (no solamente lingüistica): francés, alemán, televisión, cocina, malabares, teatro, jardinería, oratoria… Tanto los talleres como los lenguajes se escogen teniendo en cuenta los intereses del alumno y las indicaciones tutoriales, y no están compartimentados por edad.

Sin embargo, la columna vertebral del centro son los proyectos, siete al año, con problemas definidos por los tutores pero abiertos a la sintonía, las ganas y las maneras de hacer del grupo. “La predisposición de nuestro alumnado cuando entra en el aula de proyectos es brutal”, dicen los profesores. “Lo primero que hacen es reunirse los miembros de cada grupo y, con decisión, empiezan a organizar la sesión de trabajo del día. Enseguida se pueden observar las primeras crisis y conflictos. Sí, surgen crisis, ¡vaya si surgen! Visto desde fuera podría percibirse mucha agitación, movimiento e incluso demasiada actividad, pero si participas en el proyecto descubres un desorden muy organizado. Todos juegan su papel, todos forman parte de un engranaje y, al final, a través del diálogo y la argumentación, casi siempre se llega a un consenso y se consigue un producto final digno y, a menudo, brillante”. Un producto final que debe exponerse públicamente.

Y, finalmente, están los espacios de tutoría, elemento fundamental. Los lunes a las ocho de la mañana hay una tutoría de grupo, con una función organizativa, funcional y formativa. Los viernes hay otra tutoría, en grupos reducidos de entre siete y catorce alumnos, que sirve para reflexionar, cerrar la semana y compartir emociones. En el marco de las tutorías se hacen asambleas para llegar a acuerdos y también, si hace falta, para resolver conflictos. Las normas de convivencia son pocas y pactadas con el alumnado. En caso de conflictos o situaciones complicadas que afecten al grupo o a todo el centro, la asamblea tiene prioridad e implica parar las clases y, por lo tanto, se trasciende el espacio dedicado a la tutoría. En estas asambleas se exponen los porqués, los motivos y las actitudes ante los hechos acontecidos. Los profesores afirman que lo normal es que haya silencio y mucha participación.

“Un día de trabajo en la SINS Cardener es suficiente para darte cuenta de que algunas barreras se han eliminado en este centro educativo. Sustituir barreras para trazar puentes. Puentes que van del alumnado al profesorado, a las familias, al pueblo de Sant Joan de Vilatorrada y su tejido social y, por extensión, al país y al mundo”, dice Jaume, uno de los profesores.

En la SINS Cardener han descubierto que el mundo es uno (no muchos mundos que se pueden estudiar por separado y sin contexto), que trabajar por proyectos es vivir a la vez que se crece en conocimientos y que las emociones de los alumnos no quedan fuera del centro al entrar. Aquí existe el convencimiento de que la motivación es fruto de poner siempre en juego el diálogo para resolver todos los conflictos. Esto significa que todo el mundo, desde el conserje al director, está siempre disponible para hablar e incluso, si hace falta, reir o llorar. No es solamente el método de trabajo lo que importa, es también la visión de la educación y el trato diario entre profesor y alumno, su cercanía. El resultado de todo este trabajo, dicen, es que un día cualquiera a la hora de entrada puedes ver, sobre todo, tranquilidad, risas y ganas de empezar.

Para saber más:

Adolescentes, ¿incapaces de interesarse por nada? 
Web de El Roure Gros
“La mirada científica de los niños”. Roser Jordà. Artículo aparecido en Kireei Magazine 4, sobre el sistema de trabajo de El Roure Gros.
Conèixer, descobrir i aprendre junts a través de la ciència. Video sobre la experiencia de El Roure Gros (en catalán). 
Web de SINS Cardener. 

Otros ejemplos de escuelas interesantes en Kireei:

- Los espacios de libre circulación de La Llacuna de Poblenou.
- Brightworks, una escuela extraordinaria. 
- Cambiar las aulas y los horarios para una nueva escuela. 
- Cocinando una nueva escuela.

 

Cochecitos con pinzas

clothespin-cars-8-Edited

 

Me ha gustado mucho esta idea de Frugal fun 4 boys, para hacer cochecitos con pinzas pintadas, trozos de pajitas de plástico y botones como ruedas.

 

clothespin-cars-3-Edited

 

clothespin-cars-6-Edited

Manta gruesa de tricot

Handknit_blanket

 

Ahora puede ser un buen momento para empezar un proyecto de tricot para acabarlo de cara al próximo otoño o invierno. Esta mantita gruesa con hilo doble es algo que a mi me gustaría hacer si me planteara tricotar. El paso a paso en Smitha Katty.

 

beautiful_yarn greenstripe striped_blanket

Ni piu al bosc. Companyia Terranegra

DSC_1891 copia

 

Hace un tiempo os hablé de Tati Cervià, a quien admiro desde entonces por su música. Tati está formada en canto clásico y también en jazz y canto moderno, su trabajo musical es exquisito. En casa escuchamos mucho su Bestiari poétic para niños.  Recientemente he descubierto Ni piu al bosc, de la companyia teatral Terranegra, obra de teatro en la que Tati ha creado el texto. Junto con Toni Pujol también la música y junto con Isabel Membrilla completan el grupo de actores. 

Ni piu al bosc, la última producción de la companyia Terranegra es una obra multidisciplinar en la que se interpreta la música en directo. Dirigida a un público de unos 4-5 años. Con una poética particular Terranegra presenta una propuesta sobria y colorista al mismo tiempo, que permite un escenario rico en matices. Las animaciones audiovisuales, un títere, la música y el teatro se ponen al servicio de una obra dinámica y con una dosis remarcable de humor.

Podéis consultar en su web la programación y seguir sus actualizaciones en su Facebook.

 

Ni piu al bosc 3 Ni piu al bosc 2 Ni piu al bosc 1