Cambiar las aulas y los horarios para una nueva escuela

orestad110

ØRESTAD COLLEGE, Copenhague – Estudio de arquitectura 3XN

La educación del futuro – que en realidad no debería llamarse así porque es la que necesitamos hoy – debe ser, según los expertos, aquella que proporcione un aprendizaje más autónomo y competencial. ¿Y qué significa esto? Pues preparar al alumno para que sea el protagonista de su propio aprendizaje y pueda seguir formándose durante toda la vida. Que no aprenda solamente ni principalmente contenidos que le vienen dados por el maestro sino estrategias y procedimientos para llegar por si mismo a los conocimientos que le hagan falta en cada momento, aprendiendo a relacionarlos de manera crítica. Que sepa, en definitiva, enfrentarse a los problemas que le surgirán en la vida real y no solamente aprenda a superar pruebas académicas.

¿Podemos hacer esto en la escuela actual? ¿Podemos hacerlo en aulas para 30 alumnos, con disposiciones espaciales pensadas para la clase magistral, con condiciones acústicas adversas, con rígidas divisiones horarias? 

Loris Malaguzzi afirmaba que los niños en la escuela tienen tres maestros: los adultos, sus iguales y el entorno físico. Francesco Tonucci, por su parte, dice que la escuela debería proporcionar un entorno rico, que solamente entrar ya supusiera un acto educativo, y que los espacios deberían ser adecuados con el mismo criterio y estima con la que decoramos nuestra casa. Según él, en vez de aulas lo que se necesitaría son talleres y laboratorios porque estos invitan a la acción mientras que un aula con pupitres de cara a una pizarra invita a la pasividad. 

Yo creo que tanto Malaguzzi como Tonucci tienen toda la razón: las actitudes, expectativas y acciones de los alumnos pueden estar condicionadas por elementos del entorno, a veces por elementos muy sutiles. El entorno determina las interacciones que el niño o el adolescente podrá establecer y las acciones que serán o no posibles. También condiciona el ánimo con el que se enfrentará a los retos que se planteen, dependiendo de las emociones que este entorno ayude a generar. La belleza, vista de esta manera, no es un lujo sino un derecho tal como defendía el arquitecto E. Nathan Rogers: la belleza no es una cuestión sólo de estética sino de dignidad. 

Así pues, debemos dejar de pensar en los espacios escolares como algo inmutable y repensarlos teniendo en cuenta aquellas actividades que queremos hacer, y cómo hacer que el espacio trabaje en la misma dirección que el proyecto de la escuela.

Que la escuela tradicionalmente se haya organizado en aulas, y que en cada aula haya pupitres, sillas y una pizarra al frente, donde se sitúa el profesor y hacia dónde miran todos los alumnos, no quiere decir que siempre tenga que ser así, ni que sea la mejor manera de trabajar en todas las situaciones. Desterremos el “siempre se ha hecho así” de nuestro argumentario e introduzcamos la pregunta “¿qué necesitamos del entorno para que se convierta en el tercer maestro de acuerdo con lo que queremos hacer?”. 

Si queremos tener más de un maestro en el aula, quizás tendremos que trabajar con grupos más numerosos de alumnos y necesitaremos espacios más grandes. Por el contrario, si disminuimos ratios, deberemos disponer de espacios más pequeños, tal vez rincones dentro de espacios abiertos para no fragmentar excesivamente la escuela. Quizás lo que hace falta es disponer de espacios abiertos y flexibles que puedan adaptarse a las necesidades del momento. Si los alumnos pueden desplazarse entre espacios, tendremos que prever aberturas de paso que favorezcan el tráfico fluido. 

Quizás ya no necesitaremos una pizarra. O a lo mejor nos harán falta muchas, en todas las paredes. Superficies donde compartir datos, informaciones y reflexiones, no solamente destinadas a ser usadas por el maestro sino por cualquier alumno que quiera compartir algo con sus compañeros. 

Si queremos que nuestros alumnos trabajen en equipo, debemos asumir que hablarán. No podemos pretender silencio y, por tanto, sería conveniente contemplar soluciones acústicas que favorezcan el aprendizaje dialógico sin convertir la escuela en un infierno sonoro. Quizás los paneles acústicos dejen de ser un lujo y se conviertan en un elemento clave. 

Y no podemos olvidarnos de los tiempos. ¿Podemos partir el aprendizaje en fracciones de una hora a golpe de timbre? ¿Deben los alumnos descansar cuando están cansados o solamente cuando “toca” descansar? ¿Si vemos una película, debemos partirla en dos clases porque en una no da tiempo y la hora de clase es sagrada? ¿Si hay actividades que en 20 minutos están hechas, por qué pensar con qué llenar una hora si tenemos otras cosas quizás más interesantes para hacer?

Todo esto, evidentemente, plantea retos organizativos muy importantes pero que debemos abordarlos si queremos cambiar algo realmente. 

A modo de ejemplo extremo en el rediseño de la escuela, os quiero mostrar un caso danés. En Dinamarca tuvo lugar una reforma del modelo pedagógico en secundaria focalizada en la innovación y en el aprendizaje autónomo. Siguiendo estas directrices se diseñó el Ørestad College, una escuela prácticamente sin paredes interiores y sin división en aulas. La escuela está organizada en torno a una escalera circular que en su subida va creando diferentes zonas a medida que va rotando. La visibilidad entre las zonas de la escuela es total y también hay transparencia con el exterior. De esta manera se crea una diversidad de espacios interconectados y de una enorme flexibilidad que facilitan el aprendizaje colaborativo. Los arquitectos – el estudio 3XN – tuvieron en cuenta la forma en que los adolescentes piensan, aprenden y se relacionan para crear unos espacios adaptados a ellos. ¿Queremos hombres y mujeres autónomos? ¡Démosles el espacio para practicar esta autonomía y tengamos en cuenta sus ritmos biológicos, necesidades y estilos de aprendizaje!

 

 

En este punto es cuando mucha gente puede decir: “¡Ah! Muy bonito pero eso es Dinamarca. Aquí todo esto todavía está muy lejos.” Hay quien incluso lo ve imposible. En ese caso, quizá os resulte chocante saber que los jesuitas de Cataluña han empezado a implantar un nuevo modelo educativo en el que…

 “(…) han derribado las paredes de las aulas y las han transformado en grandes espacios para trabajar en equipo, unas ágoras en las que hay sofás, gradas, mucha luz, colores, mesas dispuestas para trabajar en grupo y acceso a las nuevas tecnologías. En los tres colegios que están experimentando esta novedad han juntado las dos clases de 30 alumnos en una sola de 60, pero, en vez de un profesor por cada 30, tienen tres profesores para 60.
Los tres profesores acompañan todo el día a los alumnos y tutorizan los proyectos en los que trabajan, a través de los cuales adquieren las competencias básicas marcadas en el currículo.
“No hay asignaturas, ni horarios, al patio se sale cuando los alumnos deciden que están cansados”.” (Notícia completa en El Confidencial)

Quizás no debería sorprendernos tanto ya que otra escuela religiosa, el Colegio Montserrat, perteneciente a la “Congregación de Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret”, lleva años aplicando las inteligencias múltiples y un aprendizaje basado en proyectos. Tanto en el caso de esta escuela como en las de los jesuïtas que han empezado la transformación, el rediseño de las aulas ha sido bastante espectacular.

Quizá es a esto a lo que se refería Boris en la charla que compartí el otro día (Cocinando una nueva escuela) al decir que la innovación pública necesita un poco de ayuda, para no dejarlo solamente en manos de las escuelas privadas y concertadas. Por mi parte, espero que el ejemplo de estas dos escuelas sirva para demostrar a más gente que es posible hacerlo si hay voluntad para ello.

Si os interesa el tema, os invito a visitar mi blog personal, bajo la etiqueta de “espacios escolares” (Quadern d’idees: espais escolars). Está en su mayor parte en catalán, pero a la derecha tenéis la opción de traducción automática al castellano (sale bastante potable). Veréis muchos ejemplos de espacios escolares innovadores. También tengo un panel en pinterest donde recojo cualquier imagen sugerente sobre el tema: Espais escolars.  Espero que os guste y os dé ideas para la reflexión. 

Elena Ferro

 

orestad120

ØRESTAD COLLEGE, Copenhague – Estudio de arquitectura 3XN

Jen Hill Studio

Procession_front_final

 

Jen Hill Studio está en Brooklyn. Jen se dedica a la ilustración y la animación, sobre todo a los álbums ilustrados, pero también a la televisión, con trabajos para Discovery kids channel o Sesame street. Me han gustado mucho sus escenas, sus colores y sus personajes, podéis ver más en su portafolio.

 

thevillage_rgb

 

eblast_tony

 

p_10-11

 

tower

 

p18-19

Cestas con tiras de telas

the-red-thread-fabric-crochet-baskets-stacked

  

Habréis visto muchas cestas de ganchillo con trapillo de este estilo. Me han gustado estas de We are Scout por su mezcla de colores y por ser tiras de telas deshilachadas. Le dan un aspecto rústico muy bonito.

 

the-red-thread-fabric-yarn-making

 

the-red-thread-fabric-crochet-tutorial-sides

 

the-red-thread-fabric-crochet-baskets-texture

Así fue el taller de Batiscafo en Bateau Lune, Barcelona

1-17

 

Este fin de semana pasado lo hemos pasado en grande. Volver a Barcelona me encanta y volver a Bateau Lune aún más y además con mi hijo Biel, y en tren!. Ya celebramos una fiesta Kireei con Ana y Fabian hace unos años en la plaza Virreina, algunos os acordaréis. 

En esta ocasión fuimos a celebrar Batiscafo, con un taller creativo para los peques. Coaner, creadora del diseño del libro e ilustradora de uno de los cuentos, Katiusca la batiscafo contó el cuento y realizó el punto de partida de un gran mural en la pared donde los niños pintaron el fondo del mar acompañados por ella. Montse Marmol, fotografa colaboradora de Kireei hizo las preciosas fotos que veis.

Recibimos visita de mucha gente conocida a la que tenía ganas de poner cara, y gente nueva que se acercó a disfrutar del libro que algunos ya tienen y otros conocían por primera vez.

Gracias Ana, Fabian, Coaner y Montse por acompañarme en esta actividad de manera tan cálida y alegre, y gracias a todos los que vinisteis: Bárbara Martínez, Núria Altarriba, Milagros Paseta, Marta, Vanessa Francès…y tantos otros, fue una tarde fantástica.

 

1-12

 

1

 

1-5

 

1-8

 

1-10

 

1-9

 

1-11

 

1-13

 

1-15

 

1-18

 

ezebee.com Compra, vende o intercambia productos o servicios

cabecera artículo

 

Hoy os hablamos de ezebee, una comunidad online para comprar, vender o intercambiar productos, una comunidad creativa, una nueva iniciativa muy interesante para todo el sector de los artesanos y creadores handmade y además una plataforma de venta de muchas otras cosas como muebles, moda, comida.. y también gente que ofrece sus servicios. Esta es su presentación, podéis visitarla y conocerla mejor siguiendo este enlace y seguir sus actualizaciones en su Facebook y Twitter. Si estáis pensando en abrir una tienda online esta puede ser una buena propuesta.

ezebee.com es una comunidad internacional abierta y creativa donde todo aquel que quiera dar
a conocer su trabajo, puede abrir su tienda online gratis. No hay costes de apertura ni comisiones por ventas. También te permite integrar tu tienda online en facebook o en tu blog. Si tienes otras tiendas online en otras plataformas, como etsy o Dawanda, puedes poner los enlaces a ezebee y hacer que se vean dentro de tu showroom de ezebee.com. ¡Todo en uno!
Dentro de tu showroom (tienda online) puedes tener tu propio blog, álbumes de fotos y crear eventos e invitar a todos los miembros… ¡Y conocer a miles de usuarios con sus mismos intereses!
Principalmente hay tiendas de handmade, manualidades y DIY.
Además, en el marketplace puedes comprar cosas bonitas de gente de todo el mundo ¡o encontrar a vendedores de tu misma ciudad!

Métodos de pago:

Los métodos de pago los decide el vendedor y lo acuerda directamente con su comprador. ezebee.com no interviene en los pagos ni envíos. Lo gestionas todo tu mismo. Pero además existen
los EZEBEES, una moneda interna alternativa con la que puedes pagar los productos. (Si el vendedor los acepta como forma de pago!)
Con ello te ahorras transferencias, comisiones bancarias por pagos internacionales… Y fomentas el intercambio, ya que con los ezebees que recibas, puedes comprar otros productos dentro de la plataforma.

 

colxa 600

 

foto2

  

 

 

Lámina con frase de fieltro

1-DIY-Felt-Word-Art-by-Brave-New-Home

 

He aquí una buena idea para crear una lámina con una frase con letras de fieltro. El tutorial es de DIY Candy.

2-materials-for-felt-word-art

 

6-gluing-felt-letters-to-posterboard

 

9-home-is-wherever-im-with-you-felt-word-art-side-view-cactus2