Caracubo, punto de venta de Kireei magazine y Batiscafo, en Palencia

IMG_5971

 

Caracubo es un bonito y amplio local recién inaugurado en Paseo del Salón, 7, en Palencia. A partir de ahora también punto de venta de Kireei y Batiscafo. Caracubo es un espacio armónico y seguro donde crecer, expresarse y relacionase. Un lugar acogedor que motiva y estimula a los niños y niñas en las primeras etapas del desarrollo, para que alcance todo su potencial. Y siempre desde el respeto, el reconocimiento a su individualidad y a sus necesidades. Música, danza, talleres de creatividad, yoga, teatro, ciencia. Muchas son las disciplinas que se despliegan en este espacio creado con mucho mimo y dedicación. Podéis seguir sus actualizaciones a través de su Facebook.

 

IMG_5967

 

IMG_5935

 

IMG_5050

 

IMG_5940

 

IMG_5973

 

IMG_5982

 

IMG_5990

Llenarse la cabeza con tonterías y otras cosas superficiales

space invaders bordado

 Foto

“– ¡Venga, deja de leer, que te vas a quedar sin vista!
– Más vale que salgas a jugar, hace un tiempo estupendo.
– ¡Apaga la luz! ¡Es tarde!
Sí, siempre hacía demasiado buen tiempo para leer, y de noche estaba demasiado oscuro. (…) Al descubrimiento de la novela se añadía la excitación de la desobediencia familiar. ¡Doble esplendor!”

Estas palabras están recogidas del libro “Como una novela” de Daniel Pennac, que se identifica personalmente con una generación a la que se le impedía leer. Leer era una pérdida de tiempo más allá de las tareas escolares, un medio de evadirse de la realidad, que llenaba la cabeza de fantasías, apartaba al niño de la vida sana al aire libre y lo convertía en un individuo apartado y asocial.

Y qué no daría ahora cualquier padre por pillar a su hijo absorto en la lectura de Ana Karenina, como pillaban a Daniel mientras Ana galopaba veloz hacia su Vronski. “Se amaban contra papá y mamá, se amaban en contra del deber de mates por terminar, en contra de la redacción que entregar, en contra de la habitación por ordenar, se amaban en lugar de sentarse a la mesa, se amaban antes del postre, se preferían al partido de fútbol y a la búsqueda de setas…, se habían elegido y se preferían a todo… ¡Dios mío, que gran amor! Y qué corta era la novela.”

Fantástico.

Ahora voy a parafrasear a Daniel Pennac, poniéndome en el lugar de la generación de nuestros hijos, en una nueva situación que no existía hace 40 años.

“– Venga, deja ya la maquinita, que te vas a quedar sin vista!
– Más vale que salgas a jugar, hace un tiempo estupendo.
– ¡Apaga el ordenador! ¡Es tarde!
Sí, siempre hacía demasiado buen tiempo para jugar, y de noche había que dormir. (…) A la diversión del juego se añadía la excitación de la desobediencia familiar. ¡Doble esplendor!”

“Mi torre con pasadizos secretos y vacas-seta en Minecraft se había construído contra papá y mamá, se había construído en contra del deber de mates por terminar, en contra de la redacción que entregar, en contra de la habitación por ordenar, se levantaba tozuda en lugar de sentarse a la mesa, me llamaba antes del postre, la prefería al partido de fútbol y a la búsqueda de setas…, era mi gran creación y era mejor que todo… ¡Dios mío, menudo laberinto había montado! Y una vez construído, qué rápido era recorrerlo entero.”

No, líbreme dios de comparar Ana Karenina con un juego de ordenador. Pero en mis recuerdos de adolescencia, La isla del tesoro de Stevenson no está muy lejos de las aventuras del pirata LeChuck en Monkey Island. Las películas de Indiana Jones me traen casi tantos recuerdos entrañables como el humilde laberinto del sultán, con su machacona musiquilla. A veces sonrío cuando recuerdo el ruido que hacía el cassette del Amstrad al cargar los juegos, igual que sonrío cuando recuerdo las muñecas que me fabricaba con una mazorca de maíz.

Sí, soy de la primera generación que jugó a juegos de ordenador. Y quizá por eso no contemplo con horror esa tecnología, no la veo incomprensible, ni lejana, ni especialmente peligrosa. Naturalmente el uso que se le da puede ser bueno o malo. Hay juegos fantásticos y juegos horribles, igual que hay libros dañinos por las retrógradas ideas que inculcan a los adolescentes y no por eso se demoniza la lectura. “Que lean lo que sea, mientras lean”, he oído a menudo.

Podría ahora dar una lista de todos los beneficios congnitivos y emocionales que pueden proporcionar los juegos de ordenador, de todas las destrezas – incluídas algunas sociales – que ayudan a desarrollar, para compensar la lista (a veces alarmista, a veces razonable) de peligros y perjuicios. Pero no lo voy a hacer. No es necesario. Aunque, si alguien quiere, puede leerse este artículo, donde ya hay quien ha pensado en los juegos digitales como artefacto cultural aprovechable dentro del aula. Yo, simplemente, voy a seguir disfrutando con mis hijos sin olvidar el sentido común.

 

La semana en el blog de Batiscafo

10502112_272112686306385_9211015923360553591_n

 Hemos retomado nuestra actividad en el blog de Batiscafo y lo hemos hecho estrenando una serie de posts que escribiremos sobre los contenidos del libro, en este caso hablamos de uno de los nombres de uno de los protagonistas, Humboldt, el calamar. También hemos hablado de una experiencia en una escuelita en Inglaterra, Carlingtton, donde Batiscafo se ha convertido en el libro que muchos niños piden ojear.

 

Batiscafo-3

Dibujo infantil en aro de bordado

Family-Portrait-Embroidery-Hoop-Mama.Papa_.Bubba_.

 

Encontramos en el blog mamapapabubba esta bonita idea, enmarcar en un aro de bordado un dibujo infantil. Un proyecto sencillo ideal para atesorar con el paso de los años.

 

IMG_3040

 

IMG_3044

 

IMG_3048

Chispum

bears-760x760

 

Nos encantan las novedades de Chispum, una de la que os hemos hablado varias veces. Wallpapers reposicionales y coloreables, cuaderno-pizarra y manteles eat@play fun stories. Divertido y colorido, como suele ser todo lo de Chispum. Os podéis dar una vuelta por su web para verlo todo. Esta es la descripción de los nuevos productos.

Wallpapers Reposicionables: El innovador Wallpaper Reposicionable de Chispum funciona tal cual un papel pintado normal, pero en lugar de usar pegamento para colocarlo en la pared, ¡puedes aplicarlo directamente sobre ella! La instalación es un proceso limpio y fácil, por tener adhesivo en la parte trasera. Su proceso de colocación separar-y-pegar te permite crear tu propio diseño como un mural, un detalle, un rincón… Es muy fácil de colocar y lo más importante… Lo puedes quitar, y volver a ponerlo tantas veces quieras, sin dañar tus paredes.

 

cuaderno_lineas2-760x760

 

cuaderno2-web

 

Cuaderno Pizarra: Esto no es un cuaderno común, ni una pizarra cualquiera. ¡Esto es un cuaderno pizarra versátil y multi-uso que puedes llevar contigo a todos los lugares! Puedes escribir, dibujar, borrar y escribir otra vez con la tiza incluida y… cuando te apetezca, ¡arranca las páginas y pégalas a la pared para crear tu mural de pizarra! 

 

dandelion-760x760

 

cuaderno1-web

 

en-detalle-web

 

Manteles Eat&Play Fun Stories: El primer cuaderno de actividades dónde las líneas van desapareciendo. Pack de manteles con actividades. 25 hojas con diferentes ideas para escribir, dibujar, colorear, crear y disfrutar! Perfecto como manteles, para colocar en la pared, como regalo, cuaderno de viajes, para tu fiesta y más.

es-portada-web

 

hundreds of animals-760x760

 

frica-colores2-760x760

Crea, aprende, disfruta. Escuela online La Imaginadora

logo_definitivo_trazado_2-01

 

Desde un espacio online creativo y de aprendizaje se desarrolla La Imaginadora, un proyecto liderado por tres mujeres que se han propuesto hacer lo que más les gusta, crear experiencias de aprendizaje, con los mejores creativos y artistas.

Hace unos pocos meses que empezaron su andadura con este original proyecto y ya nos acercan a autores como: Quim Díaz (Scrapero de pro), Victòria Peñafiel (fotógrafa especializada en bebés), Josechu Corella (chef con una estrella Michelín…y su más reciente aventura con Marta Barberá de 2nd Funniest Things… y esto solo es el comienzo nos dicen!

 

2ndfunniestthing_perfil_265x233 josechu_corella victoria_penafiel_265x231 quim_perfil_265x231

 

Su propósito es crear experiencias de aprendizaje siguiendo la más innovadora metodología e-learning y aplicando como filosofía el slow-learning: aprende despacio-aprende disfrutando.
Por eso en sus cursos on line se aprende haciendo, utilizan el vídeo como herramienta didáctica, crean comunidad compartiendo conocimientos y experiencia con los alumnos y el autor y además utilizan la gammification como fuente de inspiración entre los alumnos, invitándoles a ser los protagonistas de sugerentes retos creativos.

En estas imágenes podéis ver algunos momentos de las grabaciones de sus cursos:

curso_cocina_01

 

curso_cocina_02

 

curso_foto_01

 

curso_foto_02

 

curso_modadiy_01

 

curso_scrap_01

 

curso_scrap_02 curso_modadiy_02

 

Los alumnos que han hecho ya sus cursos, nos cuentan, que han aprendido creando, han practicado con nuevas técnicas guiados por los autores, han intercambiado ideas con el autor y con sus compañeros, se han inspirado a través de los contenidos que han compartido y sobretodo han disfrutado haciendo lo que más le gusta de la mano de grandes creativos.

Así que, ya sabéis, si queréis conocer más pasaros por www.laimaginadora.com y descubrirlo por vosotros mismos ¡ah! y compartir que como se suele decir compartir es vivir!