Bolsitas de desayuno, de Haciendo el Indio

¿No es una verdadera odisea encontrar una bolsita de desayuno bonita de verdad? ¿O es solo una impresión que yo tengo? Cada septiembre lo mismo… y al final, me prometo a mi misma: “El año que viene la haré yo”. Pero entre una cosa y otra, las prisas, la falta de ideas y maña… acabamos comprando la típica bolsa de cuadritos.
El año que viene esto ya no me va a pasar, he encontrado unas bolsas de desayuno que me encantan en Haciendo el indio.

 


¡Pero no solo tienen bolsas! También hay muñecos, joyas, láminas… ¡Y todo tan bonito!

Memory game

 

 
¿Os acordáis de los juegos de memoria? Me ha cautivado la siguiente idea vista en el blog de Mer Mag que a su vez recoge del blog Calico. Esta artista transformó un memory game vintage comprado en eBay – el de Milton Bradley – en un bonito mural enmarcado. Como veis en la foto, el resultado es un precioso cuadro apto para cualquier espacio. El proyecto craft es relativamente sencillo, solamente hay que comprar un marco, pegar las tarjetas a un papel o cartulina de la medida del marco y colgarlo a la altura de los niños para que también disfruten ellos con los dibujos. Si utilizáis un adhesivo no permanente podréis volver a despegar las piezas y cambiar la organización si os apetece.
Decía relativamente sencillo porque no es fácil encontrar memory games vintage como el de la foto. Pero le he dado un pequeño giro al proyecto, he comprado un memory game del magnífico ilustrador Charlie Harper a través de Amazon UK con la idea de realizar un mural de la misma manera. Ya me ha llegado, mirad qué buena pinta tiene, ahora ya no se si guardarlo como juego o reconvertirlo en mural.
 
 

Guitarras blanditas (y no tanto)

 

Con estas guitarras se podrían tocar las más suaves y envolventes melodías. A mi hijo le encantarían dada su afición musical. Las vende esta preciosa tienda francesa: Little Circus.

 


 
The grateful thread  ha creado esta versión más en la onda de aquella mítica banda de rock con cuyo nombre crea ese ingenioso juego de palabras.
 

 

Marionetas de dedo

Un sencillo proyecto para entretenernos una tarde: marionetas de dedo utilizando fieltro, un poquito de costura y pegamento para pegar las caritas. Estos los he hecho con lo que tenía en ese momento, pero podéis imaginar cómo quedaría con personajes de cuento o con personas (mamá, papá…). Hay una versión barata: se pueden utilizar bayetas de colores de las que venden en el supermercado. También es una buena idea para hacer regalitos para fiestas de cumpleaños, como lo son estos.

 

 

                                

 

¡Feliz cumpleaños Biel! Espero que las marionetas gusten a todos tus amiguitos.

 

Terrarios

¿No son bonitos? Son decorativos y una actividad estupenda para hacer con niños: empezar a cuidar un terrario sin comprometer vida animal. De todos modos, si no hay algún reptil dentro, mi hijo mayor no se conforma.

 

                                   Visto en el Blog de Gennine.

 

                                   Visto en Cookie Magazine.

  

¡Fuera etiquetas!, de Tipitipi

¡Cuantas horas habré pasado recortando etiquetas de los bodies de mis hijos cuanto estos eran bebés! Si ya a un adulto le molestan, qué no respresentarán para la delicada piel de un bebé, siendo además estas etiquetas proporcionalmente mucho más grandes respecto al cuerpo que las tiene que soportar. Por eso, cuado vi los bodies de tipitipi, con su etiqueta por fuera, exclamé: ¡Por fin!
Y es que parecerá una tontería, pero alguien que se preocupa por ese detalle seguro que se preocupa en serio por lo que está haciendo. No las he usado pero están hechas 100% de algodón y su pinta es estupenda. De lo que sí puedo opinar es de diseño y lo encuentro… adorable. También hacen baberos. Mirad qué bonitos: