Tiramisu

 
 
 
 
 
 
 
Este es el postre que más preparo, tanto en casa como fuera. En casa de los demás, cuando nos juntamos, muchas veces me llevo los ingredientes y lo preparo allí en un momento porque es sencillísimo y no requiere cocción.
 
Para 6 personas:
Una tarrina de mascarpone
Un paquete de bizcochos de soletilla o lenguas de gato
1 taza grande de café recien hecho y enfriado
2 cucharadas grandes de azúcar
4 huevos
Unas gotas de licor (opcional)
Cacao en polvo
 
Se blanquean las yemas con el azucar (consiste en remover las yemas junto con el azúcar con fuerza, para que se obtenga una textura cremosa).
Se añade el mascarpone y se mezcla todo.
Se montan las claras a punto de nieve y se agrega a la mezcla con cuidado, se remueve hasta conseguir una textura homogenea.
Se mojan los bizcochos en el café al que se le han añadido unas gotas de licor si se desea y se monta el plato en una fuente honda colocando capas de bizcochos intercaladas con la mezcla. Al final se agrega cacao espolvoreado por encima y se mete en la nevera (medio día) o congelador (una media hora), y a disfrutar de este popular postre italiano increíblemente delicioso. Siempre queda bien.

 

Foto Creative Commons de boo_licious.

Brownies

 
 
Ingredientes: 
1¼ tazas de harina
½ cucharadita de sal
¾ cucharadita de levadura
una tableta pequeña de chocolate puro, picadito
12 cucharadas de mantequilla
2¼ tazas de azúcar
4 huevos
1 cucharada de extracto de vainilla
 
 
1. Mezclar la harina la sal y la levadura en un recipiente y dejar a un lado.
2. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño maría o al microondas (45 segundos, remover y 30 segundos más). Cuando la mezcla esté cremosa sacar del fuego y añadir el azúcar primero y los huevos después (uno a uno). Añadir la vainilla y acabar incorporando la mezcla de harina poco a poco. Remover hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.
3. Verter la mezcla en recipiente pastelero y formar una capa uniforme con la espátula. Hornear hasta que al introducir un palillo salga casi seco, normalmente 30 minutos a 200 grados. Dejar enfriar durante unas dos horas, sacar del recipiente y cortar a cuadritos.