Utensilios de cocina esenciales

>

¿Qué hace falta para cocinar? Aunque en realidad bien poco, he de confesar que me pierden los cacharros de cocina. Si tuviera cerca de casa una buena tienda de utensilios, menaje, cazuelas, cuchillos, etc., estaría completamente arruinada. Por suerte, no la hay (de las buenas), y además vence el sentido común y el bolsillo, porque en Internet y en las ciudades grandes sí que existen. Pero, en el fondo, hasta ahora estaba convencida de que no hacía falta tanta parafernalia.


¿Cuáles son vuestros 10 utensilios esenciales en la cocina?

He preguntado a cinco propietarios de fantásticos blogs de cocina reseñados ya en kireei: La cuina vermella, El delantal verde, ¿Te quedas a cenar? , My little things, Ondakin y estas han sido sus respuestas:

Todos coinciden en estos cinco básicos

Cucharas de palo
Tabla de cortar
Buenos cuchillos

Ollas y sartenes.¿Te quedas a cenar? me comentaba que si son de varios tamaños mejor. Como bien dice, inexplicablemente hay casas que sólo tienen una cazuela.

Y a partir de aquí, curiosamente, ya hay pocas coincidencias, hecho que viene a demostrar que estaba equivocada, que para cocinar sí que hacen falta bastantes cosas. En fin, tendré que martirizarme y adquirir más cachivaches.

*Además de los comentados, ¿Te quedas a cenar? me daba estos esenciales:

- Trapos (muchos trapos, me gustan más los de tela que los de papel).
- Delantal, MUY amplio, donde quepa yo, vaya.
- Mortero y maza; sólidos, buenos.
- Un calentador de agua (kettle).
- Muchos tupper de variados tamaños.
- Personalmente se me hace muy duro vivir sin horno (por el pan). Curiosamente, es lo único que necesito de verdad para hacer pan.

Comentaba, además, que la cuchara de madera sólo puede ser de boj porque las otras le dan dentera. Aunque últimamente le ha cogido gustillo a una espátula de Ittala de esas de silicona que aguanta sopotocientos grados.

Esta fue su conclusión: “Es curioso, nunca había pensado qué 10 cosas diría si me hicieran esa pregunta. Posiblemente, si me lo preguntas mañana, ¡te diría otros 10 diferentes!”, volviendo a redundar en la cantidad de esenciales que puede llegar a haber.

Aquí, una foto de su "kettle", algo viejita por los miles de litros de agua que ha calentado, pero aún en uso.

 

 

*My little things, recien venía de hacer el daring baker y tenía el tema fresquito. Aparte de los básicos, añadía lo siguiente:

- Lengua de gato, va fantástico no desperdicias nada de nada.
- El minipimer, por suerte o desgracia no tengo la kitchen aid, pero te aseguro que va fantastico, son de los que llevan varios utensilios, como barillas, picadora…
- Báscula.
- Un pincho para controlar que no este crudo.
- Papel sulforizado, o sea el vegetal para hornear.
- Bols para batir.
- Vasito medidor de líquidos.

 

            Foto de la tarta Dobos del daring baker.

 


*Delantal verde prefería:
- colador
- una boca sana y dientes fuertes (al respecto te mando un chiste gráfico estupendo para la ocasión)
Y, poco a poco, voy descubriendo las ventajas de algunos útiles eléctricos:
- batidora
- picadora
- licuadora

 

 

Me recomendó un blog llamado "cocina desenchufada", donde el autor defiende una cocina más artesanal, libre de robots y máquinas eléctricas y me envió este chiste que reza: “mi utensilio de cocina favorito siempre será el anticuado tenedor moviéndose automáticamente hacia mi boca”.

 

 


*La cuina vermella opina que:

- Una radio: sí, ya sabemos que no es un utensilio ¡pero nosotros mientras cocinamos necesitamos música!
- Báscula para pesar bien los ingredientes.
- Batidora eléctrica (en esto coinciden con Delantal verde). 
- Moldes de pastelería.
- Unas buenas manoplas para sacar los alimentos calientes del horno.

 

Y aquí la incomparable Radio Vermella, conocida por sus dulces melodías y exquisitas canciones, sazonado todo con el buen gusto de sus locutores.

 

 

Esta es la elección de Ondakin, directamente dió por sentado los cinco básicos:

- Batidora: sin ella estás muerto.
- Pasapurés: para triturar sin cambiar de color la comida, que es lo que hace la batidora.
- Chino: imprescindible para hacer salsas, sopas y cremas finas.
- Rodillo: para dar su merecido a cualquier masa.
- Varillas para batir: si tienes algún aparato eléctrico con ellas, mejor. Pero con las manuales ejercitas la muñeca, que es muy sano.
- Mortero: su presencia delata a un cocinero de verdad.
- Rallador: sigo buscando uno que no me llene de queso la cocina. Me encantaría probar éste, que es
eléctrico.
- Pelador: ahora mismo no tengo porque se me rompió, con lo que el 10% de las patatas, zanahorias y demás que pelo se va a la basura.
- Peso: aquí reivindico la tecnología punta. Los pesos digitales son infinitamente más precisos y cómodos, sobre todo los que tienen tara.
- Reloj de cocina: los dobles (que miden dos tiempos a la vez) son los mejores.

Además, hay un instrumento que no es esencial, pero que viene fenomenal para cortar verduras finitas: la mandolina. 

 

              Patatas envueltas de jamón y pimientos, de Ondakin.

 

Y para finalizar yo añadiría lo siguiente, teniendo en cuenta que coincido con los básicos: 


- El rallador microplane. Parece milagroso como ralla con esas diminutas cuchillas hiperafiladas. No sirve para todo, hay que tener otro pero es un invento estupendo.
- Una buena plancha para asar, de las amplias, para hacer enormes cantidades de verduras y pescado a la plancha. ¡Qué rico!
- Unas buenas tijeras de cocina: para lo que se resista al cuchillo. Ya se que todo se puede cortar con el cuchillo pero hay cosas que se cortan tan fácil con las tijeras. O será que mis cuchillos no son del todo buenos.- Bonitos platos y vasos. Si la ejecución es buena y la materia prima de calidad es una pena colocarlo todo sobre un atrezzo que desmerezca.
- Y, para acabar, una buena copa de vino. No siempre, pero en algunas ocasiones es la parte más divertido del proceso. Una copita de vino y alguna delicia para picar, no se puede pedir más.

 

 

 

Estas preciosidades las compré el otro día en un rastro. ¡Porcelana inglesa! Os sorprendería saber lo que me costó. A veces no hace falta gastar tanto para comprar algo bello.

 

Gracias chicos, ha sido divertido y gratificante contar con vosotros. Espero que sigáis comentándome vuestros hallazgos en materia de utensilios, ¡hasta conseguir mi ruina!

Y vosotros, ¿qué utensilio nunca falta en vuestra cocina?

 

Papel pintado

>

StudioNommo es un estudio de diseño de papel para empapelar situado en Estambul, en el que participan jóvenes diseñadores, fotógrafos e ilustradores (locales y de otros países). La originalidad y calidad de sus creaciones les ha valido aparecer en el prensa especializada de todo el mundo, no solamente de Turquía.

 

        Como muestra, estas imágenes:

           

 

            

 

 

Murales de Beatrix Potter

>

 

En Murals Your Way hemos encontrado estos maravillosos murales con ilustraciones de Beatrix Potter, que nos encanta. Ya habíamos hablado de ella aquí.

Los murales están disponibles en vinilo o en tela. ¿Os imagináis una habitación infantil, un rincón de lectura o una sala de juegos decorada con estas imágenes?

 

 

 

 

 

 

 

Le patissier

>

 

En Le Patissier hemos encontrado estas fotos de deliciosos postres y pastelitos:

 

 

 

Después de que se nos hiciera la boca agua, nos hemos fijado mejor y nos hemos dado cuenta de que se trata de toallas decoradas con imanes y cuidadosamente envueltas para regalo.

Barbapapás

>

Gálago (¡gracias!) nos descubrió hace unos días una tienda, decobb, en la que se encuentran productos de Barbapapá muy divertidos. Ya sabéis cómo nos gustan los Barbapapás, así que no hemos podido resistirnos a enseñaros algunas imágenes.

 

 

 

 

 

 

 

Vinilo en las ventanas

>

Después de haber mostrado decoración de paredes con vinilo, os sugerimos una nueva aplicación de la misma filosofía, esta vez para cristales: ventanas que dan a la calle, puertas, señalización de vidrio, espejos… Hay muchas aplicaciones, ya sea como elemento decorativo, para mantener la privacidad o como señalización.

 

   

 

      

 

 

 

 

La selección de ejemplos está extraída de Brume.