El abecedario de Kireei

Nos gustan mucho los abecedarios, lo pudisteis comprobar hace unos días aquí. Pero luego, cuando buscábamos un abecedario en castellano, no fuimos capaces de encontrar ninguno que nos gustara tanto como algunos de los que habíamos visto en inglés o francés… No sabíamos si existía ese abecedario ideal o no, solo sabíamos que no lo habíamos encontrado. Perdida ya toda esperanza, tuvimos una idea: ¿por qué no hacerlo? A fin de cuentas, ¿no tenemos una diseñadora que además es ilustradora?

Meisi se puso manos a la obra y este ha sido el resultado:

  

 

 

 

Esperamos que os guste, a nosotros nos encanta. Pronto abriremos una tienda Kireei en la que podréis comprar el abecedario y también os preparamos alguna que otra sorpresa. Mientras tanto, si alguien quiere tenerlo ya, podéis pedirnos información para comprarlo a través del formulario de contacto.

 

 

Hemos dado la primicia en Facebook y lo estamos sorteando allí, para celebrar que hemos pasado de 150 fans de Kireei. La convocatoria ha sido un éxito porque desde que anunciamos el sorteo hace 6 días, ¡ya tenemos más de 230 fans! Si tenéis un perfil en Facebook os animamos a haceros fans de Kireei y, a continuación, participar también en el sorteo, siguiendo estas instrucciones:

Para participar en el sorteo del abecedario Kireei, debéis escribir en el muro de Kireei, en el recuadro de texto superior “Escribe algo”, contándonos cómo habéis dado a conocer Kireei entre vuestros amigos. Tenéis de tiempo hasta el lunes 15 de junio por la noche. El 16 anunciaremos el ganador (o ganadores, ya que si superamos los 50 participantes, añadiremos otro abecedario).

 

Papeles pintados a mano

Malin Björklund es una diseñadora que utiliza patrones vegetales en diversos materiales: telas, papel de arroz, papel pintado (para empapelar paredes), todo hecho a mano. La repetición de los modelos y las transiciones permiten que estas obras artesanales puedan ser producidas a gran escala, también. La clave está en la repetición.

Aquí tenéis algunas imágenes, en las que podréis apreciar la delicadeza de sus diseños y, al final, una aplicación práctica en una vivienda real.

 

Biombo de papel de arroz

 

Diferentes diseños.

 

Estudio.

 

Papel de arroz.

Papel de arroz.

Pared empapelada en una casa privada.

 

Cómo hacer un compostador

Recientemente os hemos hablado de huertos urbanos aquí y aquí. Hoy os mostramos ideas para hacer compostadores y algún ejemplo de compostador comercial. El compostaje es un proceso a través del cual pequeños organismos vivos descomponen desechos orgánicos, hojas, hierba, etc. El resultado que se obtiene es el compost, ideal para el cultivo de plantas y hortalizas. Sea hecho a mano o comprado es una buena idea tener un compostador si se quiere cultivar en casa y hay soluciones para todos los espacios, así es que no hay excusa. El proceso de mantenimiento es bien sencillo: cubrir el compostador con los restos, añadir agua para mantenerlo húmedo y remover de vez en cuando.

 
El compostador más común es el hecho con madera de palets:
 

Visto en ehow.

 

También se pueden usar contenedores de plástico:

 

Visto en garden-composter.

 

Algunos compostadores comerciales:

 

De naturemill.

 

De smell free.

  

De tupperware.

 

Kapla

 

 

 

>

Las tablillas Kapla fueron creadas por Tom van der Bruggen, nacido en Holanda y que, tras estudiar Historia del Arte, abrió un anticuario. A los 25 años, vendió su tienda y realizó su sueño de construir un castillo en Francia. Fruto de esta experiencia nació Kapla, abreviación de "Kabouter Plankjes", que significa "tablillas de duende". Se trata de un juego de construcción que sirve tanto para niños como para adultos. A diferencia de otros bloques de construcción, Kapla solo tiene una medida. Con un único modelo de pieza se puede construir casi cualquier cosa, sin necesidad de pegar las piezas.

Las tablillas Kapla son una herramienta pedagógica usada en las escuelas de Francia de manera habitual. El juego ayuda a entender los conceptos básicos de la geometría, la física y la tecnología. Introduce también al niño en el mundo del arte, la forma y el volumen, ayuda a desarrollar la concentración y al equilibrio, fomenta la creatividad y la fantasía. Puede ser un juego individual o cooperativo. Esto es lo que cuentan en la web de Kapla, pero mi amiga Roser – que lo ha visto en acción con su propio hijo y en la escuela – asegura que los niños lo disfrutan de verdad.

Aquí podéis ver una sencilla construcción del hijo de Roser, porque las tablillas se pueden usar para casi cualquier cosa, y en combinación con otros juguetes:

 

 

 

También pueden realizarse construcciones espectaculares como estas:

 

Imagen Creative Commons de redfox.

 

      

    Imagen Creative Commons de ark.                   Imagen Creative Commons de lou.

 

Se trata, en definitiva, de una creación efímera. El destino final de las construcciones Kapla es su desaparición. Como afirman en la web de Kapla, "lo que cuenta no es crear algo sino el acto de la creatividad".

Algunas tiendas de juguetes españolas ofrecen los productos Kapla, no hemos encontrado ninguna virtual que lo haga, pero en esta tienda francesa sí los tienen: Le Loutin Rouge.

 

El portabebés más versátil

 

                             Visto en Storchenwiege.

 

Es cierto que hay otros portabebés más fáciles de usar. Algunos, como la bandolera, requieren un simple ajuste de las anillas. Otros, como el pouch, ni siquiera eso. Pero ninguno de ellos supera en versatilidad y ergonomía al clásico echarpe o fular. Sirve para llevar desde un recién nacido hasta un niño, desde la posición de cuna hasta a la espalda. Hace lo mismo que un pouch, una bandolera y una mochila, todo junto. Y más, porque hay quien lo usa incluso de hamaca.

 

 

 

                     Visto en Didymos.  

 

¡Que viene el lobo!

 

Y no es un lobo cualquiera, puede presentarse como peluche, caja de música, bolsa para guardar el pijama, marioneta, en forma de taza… El fabricante, Ebulobo, recibió el premio al juguete del año 2008/2009 por su colección "T’es fou louloup".