Rosas para Sant Jordi

 

La tradición catalana de regalar rosas por Sant Jordi se remonta a la Edad Media, época en que las damas eran obsequiadas con rosas y flores en el marco de los torneos en honor al patrón de la caballería y la nobleza (Sant Jordi, también patrón de Cataluña). A lo largo de los siglos, esta costumbre se extendió a las clases populares hasta convertirse en una de las tradiciones más arraigadas.

La costumbre de corresponder con un libro es más moderna, data de principios del siglo XX, y ha pasado de ser una iniciativa catalana a convertirse en una celebración mundial, al ser declarado por la UNESCO Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor.

El 23 de abril, las calles catalanas estarán llenas de libros y de rosas. Aunque no estéis en Cataluña, no dejéis de celebrar esta fecha primaveral. Regalad un libro y una rosa, y si queréis darle un valor añadido a la flor, hacedla a mano. A falta de menos de una semana para el día señalado, aquí os dejo unas cuantas propuestas de rosas hechas a mano. Seguid los enlaces para ver el proceso al completo.

 

       

    Sortir amb nens.                                    Fem manuals.

 

   

         Pels nens.                                            El taller de Norizaki.

 

          

         imanualidades.                               Martha Stewart.

 

Cojín con rosas

 

A pesar de llevar más de un año buscando y hablando de lo mismo todos los días no me canso ni aburro. Se me cae la baba viendo cosas como el cojín hecho a mano que os voy a mostrar. Es del blog de Alisa Burke, una web llena de buenas ideas. Cómo cansarse de cosas tan lindas.

Está claro que lo material no es lo que nos trae la felicidad, pero rodearme de bellos y significativos detalles me aporta, en mi caso, una sucesión de pequeñas alegrías que ayudan a sobrellevar mejor las dificultades del día a día. 

 

Alisa explica que empieza cosiendo a máquina unos dibujos de tallos y hojas un poco al azar y cuando tiene la base acabada cose las flores a mano. Podéis ver cómo se hacen estas rosas aquí

 

 

 

 

Parece muy sencillo y apto para reciclar retales. Lo veo muy decorativo y alegre, no se puede pedir más.

 

 

Forrar marcos con lana

 

Sigo Censational girl desde hace un tiempo porque es una mina de proyectos para la casa. Estos marcos forrados con lana me han parecido una estupenda idea para tapar marcos que no nos gusten o, como es el caso de Kate, marcos hechos por uno mismo con tablas de madera en bruto. ¿Qué os parecen?

 

           

 

 

 

Pintar camisetas

 

A menudo compro materiales antes de decidir qué voy a hacer con ellos. Me gusta tener los instrumentos para que, cuando surja la idea, me pueda poner manos a la obra enseguida. Compré pintura para tela y camisetas lisas hace un par de meses y ya me llamaban a gritos. Este es el resultado:

Pintar camisetas con plantilla se puede hacer con papel freezer pero, como no lo he visto a la venta en ningún lado, se me ocurrió probar con papel adhesivo, del de forrar libros. Busqué en google una plantilla descargable de silueta de gato y la recorté. 

 

 

A continuación se perfila la plantilla elegida sobre la parte de plástico del adhesivo, hacedlo con rotulador permanente para evitar que se corra la tinta. 

 

 

Con un cutter se vacía la silueta. Cuidado con la parte de abajo, poned algo para no rallar la superficie. Esta es la parte más difícil, hay que ir con tiento para conseguir perfilar el dibujo de manera regular, yo me salí en algunos lados.

Se despega la hoja adhesiva y se pega en la parte central de la camiseta, de manera que os aparezcan los huecos donde irá la pintura. Aseguraos de que dejáis mucho plástico alrededor para que al pintar no vaya parte de la pintura a la camiseta.

 

 

 Y ya podéis comenzar a pintar el hueco. Poned una tela en la parte de dentro de la camiseta para que la pintura traspase a esa tela y no a la espalda de la camiseta.

 

Se deja secar unas horas y se despega el adhesivo.  

 

¡Voilà! 

 

             

Y aquí el modelo luciendo su flamante camiseta y merendando.             

 

             Y como quedó con ganas de pintar, se puso el también a hacer lo propio, con gato incluido, ¡pero esta vez de verdad! 

 

 

De guante a muñeco

 

Este ya es un tema recurrente en Kireei: hacer un softie a partir de una prenda de ropa. ¿Os acordáis de estos graciosos monstruos hechos con calcetines?, ¿o de esta serpiente de leotardos?, ¿o de nuestro sorteo de Sock un mitjó?

Hoy es el turno del típico guante desparejado. Ahora que vamos hacia el buen tiempo, al guardar la ropa de abrigo seguro que os encontráis alguno. Lo hemos visto en The Storque, el blog de Etsy, y aparece en el libro Happy gloves. Seguid el enlace que os lleva al tutorial completo. 

 

 

  

 

 

Huevos de Pascua

 

Hace casi un año os mostramos unos huevos de Pascua decorados con colorante alimentario (también otros con un collage de papel de seda). De los primeros os quiero hablar hoy. Si bien la técnica para teñirlos es muy sencilla y ya la explicamos sobradamente el año pasado, he visto en el blog de Abby, Abby Try Again, estas fotografías maravillosas que describen sin palabras todo el proceso y se recrean en las posibilidades estéticas de unos simples huevos pintados. Abby ha tenido la amabilidad de permitirnos compartirlas con vosotros.

 

 

Se trata de un proceso bien sencillo, al alcance de cualquiera, y con un resultado espectacular. Aunque hay formas mucho más laboriosas y sofisticadas de decorar un huevo, algunas de las cuales os sugerimos hace poco aquí, en Kireei seguimos apostando por teñir algunos huevos de la manera tradicional y más sencilla. ¡Os animamos a que nos enviéis imágenes de los vuestros!