De vestidos a bolsos

Hay vestiditos de niña que da mucha pena perder de vista por lo bonitos que son y el punto de cariño que acabas teniéndole a la ropa de tus niños. Con este tutorial de Fiskars los podéis transformar en bolsos. Genial idea. 

Banco de madera multicolor

¡Lo que se puede conseguir con unos botes de pintura de muchos colores! Este banco de madera lo hizo Christina Diaz, inspirándose en un collar. Pensar así, lateralmente, puede dar resultados de lo más especatulares e inesperados.


Linoleum prints

Cuando iba a la facultad aprendí a hacer grabados con linóleo, pero no recuerdo que me resultara atractivo… misterios de la vida, porque muchos años después he visto esta versión del tema en Ohdeedooh y lo encuentro irresistible, me gusta más este enfoque infantil que el sesudo y enrevesado de aquella profesora.

 

 

 

                   Como dice aquí: dibuja, graba, aprieta, repite.

 

Las planchas de linoleo se compran en tiendas de manualidades. Además, necesitamos una gubia para eliminar el linóleo allí donde hemos dibujado una línea. Es un material blandito y muy fácil de grabar. A continuación tinta y un rodillo. El resultado se puede repetir y repetir. Se me ocurre hacer pequeños sellitos con dibujos, o incluso con texto para marcar los libros o cuadernos.

 

Ojo de Dios

Crafts by Amanda nos enseña a hacer un ojo de Dios con unas maderas, lana y botones. Un ojo de Dios es un símbolo cultural de los indios Huichol de México. Las cuatro esquinas representan la tierra, el fuego, el agua y el aire.

 

De botellas de champú a barcos

 

En el estupendo blog cirkus hemos visto esta ingeniosa idea. Desde luego, cualquier cosa puede ser un barco, mientas flote.

Verduras de papel

 
Hace poco os mostrábamos una idea vista en Léon, pas sur les murs! para hacer barbapapás y hoy queremos que veáis este otro estupendo proyecto para realizar verduras de papel. Materiales necesarios: papel de seda, pegamento e imaginación. Resultado: verduritas tan delicadas y exquisitas como una joya.