Cubiertos pintados

¿Se os hubiera ocurrido alguna vez pintar vuestros cubiertos? Una idea muy curiosa, ¿verdad? DIYorDon’t quiso probar a hacerlo después de ver los de Ladies and gentlemen, que por cierto ya mostramos en nuestro Facebook una vez. Cuenta que es sencillísimo. Se cubre la parte del cubierto que va a entrar en contacto con la comida con un trozo de plástico al que se le pega celo para que quede bien sujeto y aislado, y se procede a pintar los cubiertos con pintura en spray. Apuesto a que más de uno de vosotros prueba a hacerlo, yo no lo descarto, mi madre tiene toneladas de cubiertos desparejados y abandonados en cajones. !Quién guarda, halla!

 

 

 

Pulseras de tela y cuentas


 

Algunos de vosotros ya conocéis este proyecto craft, pues aparecía en el número 2 de Kireei Magazine. Es una idea que recogí de mi tía Candy (lo que no sepa hacer esta mujer… ) y que me pareció tan tan sencilla y lucidora que tuve que recrearla para nuestros lectores. Aquí va de nuevo:

 

 

MATERIALES Telas estampadas – Cuentas – Gomas pequeñitas,de colores o transparentes – Lanas -Tijeras

 

 

1 Cortamos una tira de tela. Para este trabajo yo prefiero el tejido de camiseta por ser más flexible, pero funciona perfectamente cualquier tela. Un ancho aproximadamente como el de la foto. De largo, como una pulsera o un collar.

2 Habrá que hacer un tubo para meter las cuentas, para ello, con la tela del reves, las envolvemos de esta forma y marcamos con un alfiler…

3 … y luego con lapiz por donde habrá que coser.

4 Cosemos la linea todo lo largo del retal.

5 Nos disponemos a dar la vuelta al tubo. Yo lo hago clavando una horquilla en la tela y haciendo que sea la guía que arrastra la tela por dentro de ella misma.

6 Vamos metiendo las cuentas. Una vez todas dentro (tantas como necesitemos) dejamos tela en los extremos para luego anudar.

7 y 8 Las centramos y vamos separándolas con las gomitas. Alternativamente se puede usar lana enrollándola entre las cuentas. Se puede hacer un nudo en cada separación o llevar la lana de una cuenta a otra sin cortarla.

9 ¡Ya está!

Calendario-diario con postales vintage

 

 

Design Sponge y sus ideas con estilo. ¿Qué os imagináis que puede ser esto? Pues nada menos que un calendario perpetuo para anotar una sola cosa que se hizo tal dia, de tal año. Solo una cosa cada día, memorable o sencilla. Para recordar, para regalar. Los meses los ha separado con una postal vintage. El tipo de tarjetas y el sello del día completan el caracter “recuerdo” del conjunto. Una caja de frutas o cualquier otro contenedor que nos parezca bonito y ya está. Para instrucciones precisas y más fotos bonitas, seguid el enlace.

 

Libro acordeón con bolsillos

Sarah Nielsen en la sección de su blog Tutorial Tuesdays nos enseña a hacer un cuaderno acordeón, en este caso para guardar de manera bonita pequeños posters con afirmaciones positivas, uno de tantos usos que le podemos dar, como por ejemplo guardar dibujos, recortes temáticos, recuerdos, postales, o como bonito contenedor de dibujos para regalar.

¡Es facilísimo!

El pequeño conejo blanco. Cuentos de piedra

En el blog Biblioabrazo hemos encontrado un trabajo minucioso y muy bonito: sobre una piedras de pizarra han pintado los personajes del cuento “El pequeño conejo blanco” de Xosé Ballesteros e ilustrado por Oscar Villán, con el objeto de representar la historia con ellos.  ¡Una idea genial!

 

 

Una colcha de patchwork en la acera

 

 

¡Qué imagen! Me parece que debe reunir prácticamente todo lo que considero vida de ensueño: campo suave, casitas, sol, atardecer, niños jugando en la calle… ¡Pintando en la calle! Ensimismados y absortos y haciendo algo creado por ellos, sin indicaciones de nadie.

La mamá de estos chicos, Anne Weil, de Flax and Twine, cuenta la reflexión que se hizo al ver lo espontáneo y lo auténtico de este momento. La foto es un tesoro.