Vestidos hechos con camisetas

>

Hace un tiempo os mostramos un proyecto para reutilizar viejas camisetas a las que les tenemos cariño y nos da pena tirar, y he aquí otra idea del mismo estilo. La hemos visto en adventuresinbabywearing. Steph, madre de dos niños y una niña, nos enseña cómo ha transformado sus camisetas preferidas en lindos vestidos para Ivy. Como ella misma cuenta, le cuesta deshacerse de ropa que tiene algún significado para ella: un camiseta comprada en un viaje, un regalo especial, una que tenga un bonito diseño… Pensó en una amiga que confecciona vestidos a partir de fundas de almohadas (otro proyecto interesante) y le envió sus camisetas para que se las transformara en vestiditos. Aquí tenéis el resultado, no parece nada complicado:

 

 

  

 

 

De ventana a panel decorativo

>

 Siempre me llama la atención cualquier elemento decorativo de pared que no sea un cuadro. No es que no me guste decorar con lienzos, ilustraciones, láminas, fotografías… todo lo contrario, pero en las casas hay muchas paredes y dedicar alguna a algo más fuera de lo común me parece un acierto.
Por eso me ha gustado este proyecto visto en craftynest, que recupera una ventana dañada y la convierte en un panel decorativo soporte de bonitos y variados papeles pintados.
En el enlace podéis ver el proceso completo, pero básicamente se trata de restaurar el marco, cortar cuadrados de cartón de la medida de cada hueco, colocarlos en la parte de atrás y pegar encima los papeles elegidos. 
 

 

 

         

 

La próxima vez que os déis una vuelta por un rastro acordaos de esta idea, no sólo para ventanas deterioradas, se me ocurren otros muebles a los que se les puede aplicar la misma técnica de empapelado: una mesa de centro, unos taburetes, una estanteria…

 

El país de las hadas

>

En el blog Filth Wizardry hemos encontrado estas ingeniosas casitas para hadas, hechas reciclando botellas de detergente y suavizante, y estas alas para las hadas que las habitan.

Visitad el blog para ver las fotos de todo el proceso y del resultado final, resulta una manualidad muy divertida y con un resultado muy bonito que, además, sirve para jugar.

 

 

 

 

 

 

 

Tarjetas hechas a mano

>

Revistas, folletos, pegamento, tijeras, cartón, cajas de cereales o similares… Esto es todo lo que vuestros hijos necesitarán para pasar una tarde entretenida creando tarjetas de felicitación para usar más adelante, cuando llegue la ocasión.
Un proyecto visto en craftzine que no necesita guiarlo ningún adulto. Aunque quizás sea tan divertido que os lancéis también vosotros a cortar, diseñar, planificar, pegar… como uno más.

 

 

 

Perrito de patchwork

>

Según cuenta la autora de este adorable perrito-cojín, hecho con la técnica patchwork y visto en ohdeedoh, este es el juguete más admirado y manoseado por las visitas a su casa, y la verdad es que no me extraña nada. A mí que me encantan los perros y también los muñecos de tela, esta monada también llamaría muchísimo mi atención. En el enlace encontraréis una plantilla para hacerlo. ¿Os animáis o tenéis miedo a perder el protagonismo en vuestras reuniones sociales?

 

 

 

Camino de mesa patchwork

>

Si os gusta el patchwork y tenéis retales por casa, este es vuestro proyecto, un precioso camino de mesa visto en craftleftovers. Si necesitáis medidas no dejéis de visitar el tutorial en este estupendo blog.