Mural medidor

 

Tenía ganas de mostraros alguna habitación infantil. Esta que véis es de la hermana de I am momma hear me roar, de quien ya os mostramos hace poco su bote de los recuerdos.

Salta a la vista que el elemento central en la decoración de esta habitación es ese mural-árbol-medidor tan bonito y conseguido. Lo pintó ella misma. Además hay otro detalle hecho a mano, que si bien no se aprecia tanto no deja de ser una preciosidad. Las flores de el protector de la cuna, que son las mismas que cosió en la trasera de la colcha de la otra camita, consiguiendo así salvar una colcha que no encajaba en el conjunto. Nunca se me hubiera ocurrido lo de darle la vuelta y decorarla, qué ingenioso.

 

 

 

 

 

De camiseta a bolsa de tela

 

Cuando vi está idea para transformar una camiseta en un bolso de tela me decidí a hacerlo en el acto, de tan sencillo que me pareció. Y qué feliz idea para reciclar camisetas a las que, por lo que sea, no les damos ya uso. Yo tenía estas dos de rayas, una ya demasiado pequeña y la otra demasiado grande, así es que no lo pensé dos veces: tijeretazos en las mangas y en el cuello y repunte en la parte de abajo (dándole la vuelta, claro), y ya está, es todo lo que hay que hacer para conseguir una bonita bolsa de tela.  

 

 

   

 

Se me ocurre que puede ser una actividad atractiva y divertida para los chavales en la escuela o el instituto.

 

 

 

 

Sellos con gomas de lápiz

 

Maravillada me he quedado con esta idea de Creature comforts. De verdad, ¿cómo algo tan simple puede conseguir resultados tan lindos? y ¿cómo se le ocurren estas cosas a la gente? Cuando parece que la mayoría de tutoriales son variaciones de ideas ya vistas aparece una genialidad como esta. Seguid el enlace para ver el resto de fotos y lo que dan de sí estos pequeños triángulos. Además podéis descargaros las etiquetas de regalo.

 

 

 

 

 

 

 

 

De botellas de plástico a broches

 

Nunca hubiera dicho que estos divertidos y originales broches tenían su origen en botellas de detergente. De nuevo, una manualidad de reciclaje transforma material de desecho y lo convierte en algo lindo. Lo he visto en el estupendo blog de Karen Barbe, una diseñadora textil chilena. Os recomiendo visitar su interesante y creativa web.

 

 

 

 

 

 

Belleza matemática

 

Matemáticas y belleza son dos términos que pocas veces aparecen relacionados, aunque a veces están muy cerca, como se puede ver en los siguientes dos ejemplos.

Los fractales.

En 1975 el matemático Benoit Mandelbrot descubrió el llamado conjunto de Mandelbrot, un objeto geométrico con unas características muy especiales. Simplificando muchísimo: en cada ampliación de una zona del conjunto se reproducía de nuevo todo el conjunto completo, y esto se producía a cualquier escala, hasta el infinito. Cuando de acercas a un punto de un fractal y lo amplias obtienes de nuevo el fractal entero, sin pérdida de detalle.

De la fórmula del conjunto de Mandelbrot surgieron y siguen surgiendo miles de variaciones, cada una de las cuales forma figuras diferentes de detalle infinito. Podeis ver muchos ejemplos en Beautiful Fractals, de donde he extraído los siguientes:

 

 


La Rosa Kawasaki.

El matemático japonés Toshikazu Kawasaki, reconocido por sus estudios teóricos sobre la relación entre el arte del oragami y las matemáticas, ideó una forma de doblar un papel en espiral. A partir de ella creó una de las figuras más bellas que se pueden conseguir simplemente doblando un papel cuadrado, sin cortes ni pegamento, solo plegado. Kawasaki enseñó a su amigo Joseph Wu a formar la rosa, este a su vez regaló una a su amigo Winson Chan que, tras un cuidadoso proceso de desdoblado, creó un esquema. Al pie del mismo puso una nota que decía que era para uso personal y de amigos, pero no para hacer copias masivas. Como podéis imaginar el esquema llegó a la red y hoy está al alcance de cualquiera en google.

Como el plegado de esta rosa es relativamente complejo han surgido múltiples variantes más simples, pero ninguna iguala la belleza de la original, que tras varios intentos frustrados he conseguido por fin plegar este fin de semana. Aquí os dejo mi rosa, aunque al ser la primera que consigo, dista mucho de ser perfecta. Podeis encontrar muchos más ejemplos e incluso tutoriales en vídeo en youtube, por si os animais a intentarlo. Si es así os aconsejo empezar por alguna de las imitaciones salvo que tengais experiencia, porque intentar plegar la Kasawaki desde el esquema original no es nada fácil. Una vez creadas unas cuantas de las imitaciones ya se intuye cual es la intención de los pliegues del esquema y se pliega con más facilidad.

 

 

Collage con manzanas

 

Aquí tenéis una manera sencilla de hacer un collage con papeles variados, muchos de ellos reciclados de bolsas de tiendas o de envoltorios de regalos (¿No son preciosos algunos?, ¡Da pena tirarlos!).

El collage consiste en la repetición de un mismo detalle, en este caso manzanas, una idea que no es propia, la he visto en varios sitios, aunque yo me he decidido a hacerla reciclando papeles. Podéis acompañaros de los niños pues implica dibujar, recortar, pegar, planear, idear. Nosotros lo hemos pasado muy bien haciéndolo, y el resultado lo encuentro muy decorativo. Lo enmarcaré pronto.