Casa de muñecas de tela

Mirad qué bonita casa de muñecas hemos encontrado. Su autora, Dawn, nos ha dado permiso para mostrarla en Kireei. En su blog, Uk lass in US, podéis encontrar más fotos y también imágenes de una granja de tela, y el patrón para hacer la casita.

 

 

 

Bordados Living at Home

Seguimos con Living at Home. ¿No os dije que era un descubrimiento? Aquí lo vais a seguir comprobando. En esta ocasión os enseñamos un reportaje sobre sencillos bordados, detalles que iluminan y embellecen. Combinando tonalidades que realcen esa manta, ese almohadón. A punto de bastilla, cadeneta… ¡Pensemos qué podemos bordar!

 

 

 

 

Museo de recortables

 

           
                      
 
¿Os acordáis de los recortables de nuestra infancia? A nosotras nos traen entrañables recuerdos. Ahora podéis volver a aquellos escenarios pero con mucha más elaboración y detalle. Esta idea de paper museum nos ha encantado. Además, se pueden bajar desde la pagina en formato pdf para poder recortar y montar, hay un sinfín de modelos: diversión y pasatiempo asegurado.

 

Libros de tela

En una entrada anterior os mostré una idea para un mural vista en Calico. Cally-Cruze, su propietaria, tiene cinco hijos y un talento especial para coser vestidos de niña  y bolsos . Ya le comenté cuanto me gustaban y aproveché para pedirle permiso para enseñaros sus otras obras de arte, los quiet books. Cuando vi los quiet books de Cally me conmovió cuanto amor se le puede poner a una manualidad, el tiempo, la paciencia, la voluntad de hacer un libro una misma para el sol de tu vida, tu niño.
 
Cally realiza sus libros de tela y las otras cosas por encargo, tiene una larga lista de espera pero, como ella dice en su blog, ahora mismo lo que quiere es disfrutar de sus hijos, de lo pequeño y cotidiano. Promete meterse en harina más adelante, pero ahora mismo “it’s not time for big things, I won’t always have little. But I’ll always have later”. No hace falta traducción ¿verdad?
Gracias Cally, por tanta inspiración.

 

             

 

 

 

Patchwork con viejas camisetas

Este es uno de los proyectos craft que más me ha entusiasmado últimamente: convertir viejas camisetas en una hermosa colcha patchwork. Cuantas y cuantas camisetas apreciadas han desaparecido y podría haberlas inmortalizado de esta manera: The Cure, The Smiths …

Pensándolo bien podría utilizar las camisetas de mi hijo y convertirlas en este collage de recuerdos. Ahora no me dará pena retirar camisetas que han quedado pequeñas.

Aquí y aquí podéis ver más imágenes del proceso. Conocer las técnicas básicas del patchwork es necesario. La autora de esta idea compró un trozo grande de tela de camiseta para la parte de atrás, y un material de relleno para darle grosor, formó el esquema de patchwork que deseaba en el suelo y lo unió con una cinta adhesiva especial. A partir de ahí lo que hizo fue coser a máquina todo a la vez formando zig-zags. Según ella, un proyecto sencillísimo. Habrá que probarlo.

 

         

 

Conejito Zakka

 

 

Un pantalón de uno de mis hijos y las mangas de una camiseta de otro. ¡Ah!, y una tela de hilo blanco muy bonita. Los tres materiales tenían un colorido muy zakka, de ahí su nombre. Menos mal que el retal de tela blanco, el del vestido, era grande, porque hice cinco modelos hasta que acerté. Y es que yo nunca había cosido un vestidito. El patrón de este conejo lo "copié" en mi mente mientras miraba tiendas, aunque queda bien poco de aquél, porque lo mío tampoco son los patrones. Aun así, al final ha merecido, y mucho, la pena. El conejito zakka fue un regalo de cumpleaños, ¿no ha quedado muy apañado?