Calder para niños

 

 

Marta Espinach es especialista en plástica de la Escuela Lavínia, una escuela pública de educación infantil y primaria de Barcelona. En esta escuela, los padres han asumido el coste de tener una especialista en este campo y el esfuerzo ha dado sus frutos, solamente hace falta ver en su blog Artistes a les Corts el resultado: un nivel muy bueno conseguido a base de potenciar las habilidades y capacidades que los niños ya tienen. Marta decidió abrir el blog para que los padres pudieran seguir más de cerca todo el trabajo que se hace en el aula de plástica y también para compartir la experiencia con todo aquel que esté interesado. Os recomiendo que lo visitéis, hay muchos proyectos interesantes.

Por sus características, un artista excelente para trabajar con niños es Alexander Calder, e inspirado en Calder es el proyecto que os quiero mostrar hoy del blog de plástica de la Escuela Lavínia.

 

Calder en su estudio de París, otoño de 1931. Fotografía de Marc Vaux.
 

Las obras más famosas de Alexander Calder  se encuadran dentro del campo de la escultura, especialmente sus móviles, precursores de la escultura cinética, y sus stabiles (inmóviles). También son muy conocidas sus figuras hechas a partir de alambre y sus miniaturas circenses.

 

  

  Primavera, 1928                   Escena circense, 1929                          Acróbata, 1929        

 

En el aula de plástica, los alumnos conocen al escultor y su obra. Miran, piensan y entienden cómo Calder podía convertir una línea (el alambre) en un dibujo tridimensional que se transforma en un objeto. Así se dan cuenta de cómo el espacio vacío puede explicar tantas cosas del objeto representado.

Luego, estudian on objeto cotidiano. En este caso, una pinza de tender la ropa. Hay que mirar, tocar, desmontar, observar… Se dibuja desde diferentes ángulos. Finalmente, se recrea con alambre, aplicando lo aprendido sobre el espacio vacío. Este trabajo dura varias sesiones y este es el resultado:

 


Pero se trata solamente de un primer paso. Luego, inspirándose en el circo de Calder… 

 

 

 

… surgen unos personajes como estos:

 

     

 

Me parece maravilloso el trabajo que lleva a cabo Marta en su aula de plástica, y considero a sus alumnos unos privilegiados. Ojalá iniciativas como estas fueran comunes a todas las escuelas en los diferentes campos artísticos (plástica, música, danza, teatro…), a menudo olvidados y relegados a puestos secundarios en los currículos.

 

Relacionado con el tema que nos ocupa, el otro día descubrí este libro pop-up de la editorial Combel. El texto es bastante correcto, y las ilustraciones, desplegables y partes manipulables están muy bien. Resulta una buena introducción.

 

Alexander Calder

Ilustraciones y texto: Patricia Geis Conti.

En castellano.

En catalán.

 

Los colchones de la princesa y el guisante

En Fun In The Making hemos visto esta idea para convertir un simple banco en un mueble con sabor a cuento de hadas, cubriéndolo con múltiples capas de bonitos colchones.

 

 

            ¡Y no solamente sirve para princesas!

 

En el blog podéis encontrar la explicación acerca de cómo y de qué materiales se ha hecho cada uno de los colchones.

 

Inspiration boards

En diez años he vivido en tres casas distintas y uno de los objetos que siempre he empaquetado con cuidado y cariño ha sido mi panel de corcho con recuerdos, fotos, entradas, postales… Es lo que en inglés se llama inspiration board, y en español, a falta de un término consensuado, llamaré panel de recuerdos. Curiosamente, ahora mismo sigue empaquetado pues mi última mudanza es provisional. Cuando me instale de nuevo jubilaré el viejo corcho y me haré un panel más decorativo y personal. Para ir cogiendo ideas, si os apetece también tener una ventanita de bellos e inspiradores retales llenos de significado, aquí tenéis algunos ejemplos.

 

            El siempre inspirador estilo de Geninne, tres paneles hechos con telas neutras.

 

 

            Pinzas pequeñas de madera sobre cuerda.

 

Del photostream flickr de Small fox in a big world.

 

 

                Pinzas de metal sobre barra. 

Visto en modish

 

                          De corcho pero con un precioso marco.

Visto en decor8.

 

                          Con las fotos directamente en la pared.

Del photostream de dottieangel.

 

              Con cintas entrecruzadas.

Foto CC de mamichan

 

Un ejemplo de panel para niños, con elásticos entrecruzados para no usar ningún elemento punzante para sujetar los recuerdos.

 

Visto en Martha Stewart.

 

Podéis ver más en el grupo flickr inspiration boards.

 

Centro de flores con papel de seda

>

Este original centro de flores destaca por su simplicidad, delicadeza y belleza. Es de oncewed y está pensado, en principio, para las mesas de una boda, pero lo encuentro ideal para cualquier rincón, y totalmente adaptable al gusto de cada uno. Su autora los hizo para su propia boda en distintos colores y añadió en la base pequeños animales de papel con lo que acabaron pareciendo pequeños bosques.

 

 

Estos son los materiales necesarios: jarrón de cristal, musgo, ramita, pompones, tijeras, papel de seda, cola. Seguid el enlace para ver el tutorial completo y aquí podéis ver los originales.

 

 

Atención: Está prohibido recoger musgo del bosque. Se puede comprar en algunos bazares y en tiendas que vendan elementos y accesorios para pesebres.

 

 

Mini-álbumes de fotografía

Lo primero que he pensado al ver estos minilibros de fotografía ha sido: "esto lo voy a hacer yo, ¡cómo no se me ha ocurrido antes!". Molly Irwin tenía uno de estos libritos con fotos suyas, realizado como proyecto personal, pero cuando vió cuanto le gustaba toquetearlo a su hijo y como él mismo ya usaba su primera cámara, regalo de cumpleaños, decidió crearle uno. Enseguida se convirtió en el mejor pasatiempo para llevar en el coche, por ejemplo. Dice Molly que una vez has reunido los materiales este proyecto se acaba en menos de una hora.

 

            El álbum acabado, sujeto con un cordón de cuero. 

 

            Los materiales: regla, cutter, perforadora, pegamento y cartón donde pegar las fotos.

 

            El contenido del librito con anotaciones para cada foto. 

 

              Una delicia, no se puede decir menos. 

 

 

Escobas de hada

>

 Cuenta Lisa, la propietaria del blog 5 Orange Potatoes, que después de leer con sus hijas Sueño de una noche de verano, se les ocurrió salir al campo a recolectar los elementos necesarios para crear unas preciosas escobas de hada. Al final de la mágica comedia de Shakespeare, Oberon le pide a Puck y a los otros duendes que limpien el castillo real. Y estas pequeñas y delicadas ramitas naturales son las escobas que sus hijas han imaginado, de una belleza acorde con aquellas fascinantes criaturas: pétalos de rosa, tomillo, hierbabuena… Acabaron la actividad con esta frase: "estas escobas dejarán una aroma encantador con cada barrido".

 

         

  

 

 

Aquí podéis ver a Puck con un hada, en A Midsummer Night’s Dream, ilustrado por nuestro querido Arthur Rackham. Las escobas que han hecho las hijas de Lisa son, sin duda alguna, dignas de las hadas.