Matt Bites

>

Desde que descubrí Matt Bites, no puedo dejar de visitar regularmente este blog. Su autor, Matt Armendariz, es un blogger que vive en Los Ángeles, desde donde nos regala recetas, fotografías maravillosas de comida, bebida, restaurantes y visitas a las cocinas de todo el mundo. Su bien ganado prestigio le ha llevado a aparecer en Martha Stewart (en la revista y en el programa de televisión) y en numerosas publicaciones online y en papel, tanto generalistas como especializadas en gastronomía.

 

 

Os recomiendo una visita a su blog, aunque sea simplemente por el placer de contemplar las bellísimas imágenes que nos muestra.

 

 

 

La casa de Aunty Cookie

Shannon Lamden es una crafter australiana bien conocida en el mundillo handmade por sus entrañables personajes de grandes orejas que imprime en telas y papel para convertirlos después en softies, cojines, tarjetas, mantas, y un sinfín de cosas más, todo bajo el nombre de Aunty Cookie. Aquí os enseño algunos ejemplos pero visitad su tienda etsy si queréis darle un vistazo más a fondo a su encantador rincón.

 

 

         

 

Además, Shannon nos ha abierto las puertas de su casa. Mirad qué acogedora y personal, sobre todo la habitación de sus hijas, Sadie y Lola.

 

 

 

Me ha llamado la atención este pequeño cuadro con unas palabras. Leyéndolo más de cerca me ha hecho sonreir y sentirme nostálgica. Si erais (y sois) fans de The Smiths os gustará. Dice así: ¿Recuerdas cuando a finales de los 80, principios de los 90, cuando escuchabas The Smiths a todas horas, y yo pensaba que eran unos bobos? Bien, tu tenías razón y yo estaba equivocada, y lo siento.

 

 

 También me ha gustado su maceto-huerto, con poco espacio pero bien aprovechado.

 

Apartamento en París

>

Muchas veces os hemos enseñado casas y apartamentos, de muy variados estilos, pero que normalmente tienen un denominador común: el espacio. Sí, es difícil encontrar pisos que se parezcan a los que algunos de tenemos, especialmente en las grandes ciudades. En Kireei no solemos mostrar casas de famosos al uso ni espacios habitados por personas con un poder adquisitivo extraordinario, pero aún así no hemos visto hasta el momento muchos pisos de 80 m2, ¿verdad? Así que, aunque queramos, muchos de nosotros a veces podemos encontrar las imágenes muy inspiradoras pero difíciles de reproducir en nuestras casas. Incluso hay quien puede deprimirse un poco… (a mi me pasa).

Pero hoy vamos a demostrar que con un espacio minúsculo y un presupuesto exiguo también se pueden conseguir resultados bonitos y personales. Cuando Cris me avisó de que había encontrado este apartamento de (¡atención!) solo 26 m2 en el blog de La méchante, casi salto de la alegría. (Por cierto, que el blog en si, es todo un descubrimiento).

 

             Estas son dos vistas generales del apartamento:

 

 

 

             Este rincón hace las veces de comedor, pero también es un despacho:

 

Las lámparas de papel son un recurso que ya habíamos visto en otros contextos. A mi me encantan:

 

 

Este es el salón. Otra lámpara de papel, diodos en forma de arbolito, un vinilo decorativo… son detalles que cambian completamente el aspecto de este espacio.

 

 

Y aquí la zona de dormitorio. Separándolo con una estantería baja no se pierde la luz de la ventana, que continúa iluminando el resto del apartamento. A destacar el papel pintado de la pared (que en realidad no es una pared sino la trasera de un armario) y la guirnalda de flamencos a juego con los del papel.

 

 

 

Un ejemplo más de cómo con muebles Ikea y de segunda mano reciclados, objetos únicos, detalles decorativos originales y una sabia ordenación de los diferentes elementos para aprovechar la luz y conseguir ambientes luminiosos, se puede obtener un resultado espectacular. 

 

La casa de Dos Family

Si me hubieran preguntado hace un tiempo cuales eran mis preferencias en decoración habría dicho que un estilo moderno (sin llegar al minimalismo), con textiles neutros y alguna concesión al color pero armónica y suave, en tonos cálidos. En definitiva, un estilo sin estridencias ni atrevimientos. Pinté una pared de color rojo en mi antiguo piso (aunque yo esperaba un color más apagado) y me arrepentí de no haber escogido un color menos llamativo.

La casa que os quiero enseñar hoy y que pertenece a Dos Family o, lo que es lo mismo, Jens, Jenny y la pequeña Viola, es lo opuesto a lo que comentaba arriba. Mirad qué ecléctica y vibrante mezcla de detalles, es totalmente inclasificable, y por eso mismo llena de encanto y carácter.

  

 

 

 

 

 

Si me preguntaran ahora diría que mis preferencias se encuentran en estos momentos a medio camino entre lo que me gustaba antes y esta fantástica casa. Ahora bien, cuanto más te alejas de la uniformidad más difícil es acertar. El eclecticismo no es un "todo vale" y la línea entre buen gusto y horterada es muy muy delgada.

Por cierto, ¿quién dijo que los nórdicos eran sosos y austeros? Visitad el blog de Dos Family y se os desmontará ese estereotipo completamente.

¡Gracias, Jenny!

 

Rincones favoritos

Hace poco uno de nuestros blogs favoritos, decor8, publicó una sección llamada favourite things donde algunos de los amigos y contactos de Holly mostraron sus rincones favoritos en casa. Estuve siguiéndolo porque lo encontraba muy entretenido e inspirador, y seleccioné unas cuantas para mostraros. ¡Mirad!

El propietario de este mueble de cajones, del blog ohhellofriend tuvo la genial idea de personalizarlos forrándolos de papel de sobres antiguos. ¿Os acordáis de esos sobres? Tampoco hace tanto tiempo que se utilizaban, aunque parezcan ya una antigüedad.

 

 

Esta preciosa tela que utiliza Englishmuse para cubrir un sofá es un antiguo y tradicional suzani de Uzbekistan. Este rincón de lectura se ha convertido en su favorito.

 

 

Este salón de matte stephens me ha encantado con ese maxiposter de la película del Gabinete del doctor Caligari.

 

 

La colección de CD mixes de parallel-botany. Cuenta Lisa que tuvo una época en la que se grababa recopilaciones de su música favorita en CDs y les hacía unas fundas artísticas con papel, collage, cartulinas, lazos, acuarelas… siempre encuentro inspirador el cariño y tiempo que le pone la gente a sus pequeños tesoros.

 

 

 

La colección de platitos de café de perfectbound, de quien ya hablamos aquí. Julie y Kathryn coleccionan platitos y tazas comprados en rastros o anticuarios. Se pueden colocar en cualquier rincón y realizar con ellos una composición de lo más decorativa.

 

 

¿Tenéis vosotros algún rincón favorito en vuestras casas, o algún objeto preciado con historia? Contadnos. 

 

Smitten Kitchen

A home cooking from a tiny kitchen in New York, with a focus on simplifying daunting recipes and being fearless in the kitchen.

 

Así se presenta Smitten Kitchen, uno de los blogs de cocina extranjeros que más me gusta, por no decir el que más. Por un lado, por el caramelo visual que representa, con esa sucesión de fotos cuya calidez te impregna de una sensación como de vuelta al hogar. Algunas fotos tienen una textura, color y luz tal, que se diría que son bodegones. Y por otro lado, porque comparto su filosofía culinaria de perderle el miedo a la cocina y simplificar las recetas enrevesadas que pueden desmoralizar hasta al más entusiata.

Como ellos mismos dicen: Huimos de las recetas complicadas o de los ingredientes pretenciosos, no hacemos aceite de trufa, ni cocinamos con sal rosa del Himalaya de 10$ el cuarto de onza. Y eso mismo pienso yo, el placer de cocinar solo es posible cuando el proceso es un paseo agradable y divertido, y no un campo plagado de minas o un dispendio excesivo. Y el resultado no hay más que verlo… Simplificar la cocina no significa desangelarla, más bien al contrario.

 

Coliflor con almendras, pasas y alcaparras.

 

 

 

 

Tarta de nectarinas

 

Pepita brittle (caramelo con pipas de calabaza).

 

Espárragos con chorizo y pan frito.

 

 

   

Espaguetis con tiras de calabacín.

  

Pastel rojo terciopelo