Crafts contra el aburrimiento

>

Aunque ahora lo que apetece es el aire libre, a menudo hay ocasiones (no solo una tarde de lluvia) en que nos quedamos en casa. Algunos niños casi nunca se aburren, siempre hay alguna construcción que montar, alguna película que ver, algún libro por leer… Sin embargo, en otros momentos viene bien tener alguna manualidad para entretenerse durante un buen rato.
Muchas manualidades se les proponen a los niños como proyectos casi cerrados, sobre los que pueden hacer variaciones. A veces es un punto de partida estupendo para estimular su creatividad pero algunos niños se ven limitados por la idea inicial. A mi me gusta sugerir a mis hijos “inventa algo”… y se van y vuelven con cualquier cachivache estrambótico. ¡Me encanta! Pero otros niños no se sueltan tan fácilmente. Es especialmente para estos casos que me parece buena la idea de hoy.

 

               

 

 

  

 


Es importante disponer de suficiente material en casa (ceras, rotuladores, papeles, fieltro, goma eva, cartones, cola, pintura y pinceles, tijeras, cuentas, plumas, material de reciclaje como tapones, envases, cajas…). A mi me gusta que esté al alcance de los niños, teniendo en cuenta su edad. Por ejemplo, a un niño pequeño quizá baste con dejarle plastidecor, pinturas lavables, algunas cartulinas y lápices, restringiendo el uso de materiales más “peligrosos” a la presencia de un adulto. Uno mayor puede tener a su alcance también cola, tijeras… etc. Recomiendo también olvidarse de la manía de decirles a los niños “tira eso”. A veces guardan cosas que parecen basura, pero que un día ellos mismos nos demuestran que no lo son. ¡Muchos niños vienen con el reciclaje de serie!

Una vez dispongamos del material variado puede que el niño se sienta abrumado por la cantidad de cosas que puede hacer, sobre todo si no está acostumbrado a disponer libremente del material, y empiece a usarlas todas a la vez y de manera descontrolada, o bien puede que se bloquee.

 

 Es para evitar esto que os proponemos la idea “¿Qué puedes hacer con esto?”. Seleccionemos un determinado conjunto de materiales y presentémoslo al niño. No hay que usarlo todo, ni tampoco está prohibido usar materiales no seleccionados que se le ocurran a lo largo del proyecto. Los resultados pueden ser sorprendentes, muy creativos.

Quizá no sea tan “presentable” y “espectacular” como una manualidad dirigida (que está muy bien para aprender diferentes técnicas pero que no puede ser el único tipo de manualidad que un niño realice), pero tiene la gran ventaja de que el resultado es íntegramente obra y mérito del niño. ¡Os lo recomiendo!
 

 

Imágenes 1, 2 y 3 vistas en Cookie Magazine.

Imágenes 5, 6, y 7, CC de Jek in the box.

El resto de imágenes, de Kireei.

 

2 respuestas a Crafts contra el aburrimiento

  1. 1
    Paula dice:

    yo quiero toooodo el set de manualidades de las fotos … para mi!!!
    muy buen post!
    buen fin de semana!

  2. 2
    Bego dice:

    Pues yo le estoy preparando a mi hijo una caja de lo más entretenida con un montón de cosas para hacer manualidades…le guardo hasta los rollos de papel del water jeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>