Crema de calabaza

 

Es curioso como muchas veces la comida que más odiábamos de pequeños se convierte en nuestra preferida de adultos. A mi me ha pasado con varias (verduras sobre todo) y una de ellas es la calabaza. ¿Cómo he podido ignorar semejante tesoro culinario durante tanto tiempo? Es muy reciente mi aficción o, mejor dicho, mi pasión por la calabaza. ¡Qué pena no haberla descubierto antes! Pero bueno, nunca es tarde. Además, su versatilidad en cocina es considerable. Descubrid la calabaza si no tenéis el gusto de conocerla todavía.

 

 

Nada más básico, sencillo y rico que una crema de calabaza. El secreto de esta receta es asar la calabaza al horno, en vez de hervirla en el caldo, para extraer todo su dulzor y no aguarla; se nota muchísimo la diferencia. Normalmente compro una calabaza, de la variedad cacahuete (las alargadas) y uso media para la crema y la otra media la guardo para otro plato distinto al cabo de unos días, recetas que ya os iré contando. En mi casa somos pocos y es increíble el juego que me da una simple calabaza. A veces hago la calabaza entera en crema y congelo alguna ración. Asar una calabaza toma su tiempo, eso sí, mínimo una hora. Lo que yo hago es cortarla en trozos, no muy grandes, rebanadas circulares, y de esta manera en media hora la tengo lista. 

Una calabaza asada (o media) es la base, además, para preparar distintas versiones del mismo plato. Podéis poner unos cuadraditos en un plato, sin más, para el bebé que ya come sólidos, para que él mismo vaya cogiendo los cachitos, o machacarlo con un tenedor si prefiere la comida triturada. Podéis hacer la mitad de la crema versión suave/dulzona para ciertos paladares, y la otra mitad con especias más "subidas de tono" para quienes prefieran algo más picante. Hay para todos los gustos y necesidades.

 

 

Ingredientes: (2 raciones) 

Media calabaza alargada.

1 cebolla mediana.

Medio litro de caldo de verdura o pollo.

Sal, pimienta.

Nuez moscada.

Canela.

 

Proceso:

Mientras se asa la calabaza en el horno (180 grados) cortada a trozos, se sofríe la cebolla en una cazuela hasta que esté dorada. Cuando la calabaza está hecha (introducid un cuchillo para comprobar que está blanda) se separa la pulpa de la corteza y se agrega al sofrito, se añade la sal, pimienta y una pizca de nuez moscada y canela (opcional). Se vierte el caldo (hecho en casa o comprado) y se deja hervir unos minutos para que se incorporen todos los sabores. Trituradlo quitando un poco de caldo e incorporando poco a poco hasta conseguir vuestra consistencia preferida.

Para una versión más especiada podéis hacer el sofrito con ajo, guindilla, o una pizca de pimentón picante. Podéis probar con un poco de comino para darle un sabor distinto también.

 

Sugerencias: 

Como acompañamiento podéis poner unos trocitos de manzana (como en la foto) empapadas con un poco de limón para que no se oxiden rápidamente, o unos picatostes de pan frito, o unas migas de jamón serrano pasadas por la sartén.

Podéis hacer alguna variación en la crema, añadiendo zanahoria y apio alguna que otra vez. Si hacéis el caldo de verduras casero estas dos verduras las podéis aprovechar y triturar junto con la calabaza.

 

 

 

9 respuestas a Crema de calabaza

  1. 1
    Aretha dice:

    Es verdad, qué rica es la calabaza! Ahora no caigo en la variedad esa que dices que es alargada. Lo que más pereza me da de la calabaza es pelarla, eso sí, compro la redonda. Buscaré la que comentas y probaremos esa receta tan rica.

  2. 2
    criscamarena dice:

    lo bueno de esta receta es que no la tienes que pelar, la metes en el horno con piel, y luego quitarle la pulpa es bien fácil.
    son las que tienen forma de cacahuete, en los supermercados suelen tener esas solamente, incluso las venden por mitades.

  3. 3
    axeridantza dice:

    mmmmmmm. buenisimo. si le echas unos champiñones salteados y un chorrito de un buen aceite de oliba, tambien queda delicioso!

  4. 4
    baldufa dice:

    que delicia!!!!

  5. 5
    Somnis dice:

    En lugar de poner la manzana a daditos, prueba a ponerla en el horno junto con la calabaza y mezclarla con la cebolla en la sartén. Te quedará una crema de calabaza dulzona e irresistible. Y para condimentarla puedes poner las mismas pipas de la calabaza doradas a la sartén con sal, quedan crujientes y el contraste es genial. Otras ideas : ponerle pipas peladas de girasol, junto con algunas hojitas de salvia doraditas, o bien bolitas de queso gorgonzola con nueces. ¿No se os hace la boca agua? ;-)

  6. 6
    criscamarena dice:

    mmmmm, somnis, menos mal que ya he cenado, gracias por las ideas, suenan deliciosas, lo probaré.

  7. 7
    inesita dice:

    Si que es rica la calabaza,y yo también la he descubierto no hace mucho.
    En casa hacemos la crema de calabaza con patata y puerro. Los "pocheo" en la olla con aceite de oliva, y cuando estan blanditos le pongo caldo de gallina, comprado en el super, pero del bueno (Aneto se llama?)
    La próxima vez probaré a hacerla en el horno, como decís… Tiene que ser, además de más sabroso, más sencillo, por quitar la corteza ya blandita. Gracias por vuestro consejo.
    De todas formas aún es pronto para empezar con las cremas y los purés, que apetecen más cuando empieza a hacer frio. Esta semana no haré crema de calabaza. No sé, a lo mejor hago gazpacho….

  8. 8
    sheyzar dice:

    Gracias por compartir esta receta. La acabo de hacer y está buenísima. Creo que el secreto es meter la calabaza al horno, no tiene nada que ver. Estoy deseando que llegue esta noche para que la prueben mis nenitas…

  9. 9
    criscamarena dice:

    que bien sheyzar, la verdad es que es una crema que sabe a postre de buena que está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>