Decorar con paneles forrados de tela

 

 

Si no encontramos un cuadro a nuestro gusto, ¿por qué no decorar las paredes con un panel forrado de tela?

Para forrar un panel se pueden utilizar varios soportes: una tabla de madera, un trozo de porexpan o un marco para lienzos. El recorte de tela debería ser unos cuantos centímetros más larga que el panel para poder sujetarla por detrás. Se puede sujetar de diferentes maneras: con máquina grapadora o con cola para pegar tela. Lo más complicado pueden ser las esquinas; hay que tener un poco más de maña para no apelotonar la tela y, antes de fijarla, hay que recortar el trozo sobrante. Ahora ya puedes utilizar esas telas tan bonitas que guardabas y no sabías en qué emplear.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>