Desorden en el recibidor

 

Cuando decoré por primera vez mi propia casa, mi idea acerca de cómo debía ser un recibidor era bastante diferente de la que tengo ahora. Como el propio nombre indicaba, el recibidor era para recibir, así que debía aparecer inmaculado. El diseño era lo más importante, y en ningún momento me pregunté dónde iba a colocar las llaves al llegar ni qué pasaría con los abrigos (los de la gente de la casa y los de los invitados que tan estilosamente iba a recibir). Diez años y dos hijos después no creo que en la entrada de la casa debamos olvidar el aspecto estético, pero lo que seguro que no hay que dejar de lado es el aspecto funcional. Y, sobre todo, aceptar un cierto grado de desorden y planificar ese espacio para que ese desorden no resulte ofensivo sino natural y acogedor.

2 respuestas a Desorden en el recibidor

  1. 1
    Froumas dice:

    Me encanta el perchero! Sobre todo porque se parece a la bolita del final de nuestra escalera, donde siempre acaba colgada toooda la ropa.

  2. 2
    Meisi dice:

    Es que es un sitio que no falla :DDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>